Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
umiltàPor Adriana Gnani
Soy una humilde mujer, ni siquiera digna de definirme humilde, porque la humildad es una prerrogativa de nuestro Señor Jesús Cristo.
Soy una simple mujer que escucha sus latidos del corazón, dando forma y testimonio de aquello en lo que cree y por lo que querría luchar. Dando serenidad, amor y sonrisas a quienes no poseen todo eso, o que no llegan a verlo porque está oculto detrás de un velo negro de miedos.
Estar junto a los pobres, escuchar lo que les atormenta tendiéndoles una mano, una caricia, una sonrisa. Parece absurdo y paradójico pero no os podéis imaginar la alegría de poder llorar junto a ellos mientras te abrazan y te acarician con esas manos que sienten el peso de la vida que llevan.
Es una experiencia humana inolvidable, casi como si fuera un regalo, poner a disposición el tiempo que uno tiene, no como un sacrificio, sino como un deseo. Para mi no es correcto decir: “sacrifico mi tiempo por...” No tiene que ser un sacrificio, sino un deseo, trabajar por las causas en las que creemos.
Cuando estoy con ellos mi espíritu se siente libre, es como cuando uno va a las montañas rusas donde una vez que el carrito llega a la cima el pecho se sobresalta por el rápido descenso. Así me siento cuando estoy con ellos.
Algunos me consideran una persona simple y especial, pero no es así. Todos somos especiales, es el camino de nuestra vida el que nos forja para volvernos tales.
Amar y ayudar a estas personas no tiene que ser una prerrogativa de pocas personas sino que tiene que ser compartida por toda la comunidad.
Es un amor instintivo que se lleva dentro. Es un amor que se mueve y se traslada casi sin control, es como si al caminar por la calle un soplo de viento hiciera llegar frente a ti una hoja, casi instintivamente te dan ganas de correr detrás de ella para tomarla como lo haría un niño.
Éste es el amor y es así como quisiera poder amar siempre.
Soy una pequeña mujer, que ofrece su corazón por la vida.

Adriana Gnani
26 de Marzo de 2015



DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139