Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
cronicaarteon100
Por Inés Lépori
Crónica de la Conferencia en el Cine Arteón “La Revelación de Fátima”
Rosario, Santa Fe, Argentina, 13 de mayo del 2015
Ego sum via, veritas et vita. Nemo venit ad Patrem nisi per me
Juan 14:6

Es imposible llegar a la verdad desde fuera de la luz del evangelio. Fue el propio Jesús quien dijo: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí (Juan 14:6). Y con esas palabras que suenan a despedida abrió la puerta a la incertidumbre y a la ansiedad que su partida provocó en sus discípulos y que aún hoy sigue provocando en todos nosotros. Pero también ese anuncio es la apertura de la gloriosa transición que su visita inició y que su regreso consumará. Así, la palabra de Jesús en el evangelio nos muestra una nueva manera de entender la presencia de Dios en nuestras vidas, desde el Padre hacia el mundo y desde el mundo hacia el Padre. El vínculo entre ambos movimientos es el nexo que nos debe aproximar a la comprensión de sus enseñanzas.

cronicaarteon2Esas palabras del Salvador recogidas por Juan, expresan una verdad profunda y primordial. Resumen casi en su totalidad las enseñanzas del evangelio. Nos dicen también que es preciso superar todas limitaciones inherentes a los sentimientos y a las creencias humanas, para buscar sólo en el Cristo nuestro destino. Al Padre, a la unidad de la cual procede toda manifestación y diferenciación, se puede llegar sólo por Él, y no de cualquier forma sino de la manera que Él nos enseñó.   

Tal era la pena y el vacío que la partida del Cristo al Padre iba a dejar, que Jesús debió consolar a sus discípulos exhortándolos a que sus corazones no se turben, pues partía a fin de preparar un lugar para ellos en la casa de Su Padre, donde hay muchas moradas, tantas como sean necesarias para ubicar a los que lleguen después de recorrer el camino que Él les señaló. Y con esa promesa nos encendió la esperanza, porque ahora sabemos que no importa cuán pequeños seamos, si tenemos la voluntad y el amor para permanecer en el camino, habrá un lugar en la casa del Padre para nosotros, adecuada a las dimensiones de nuestro espíritu.

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. Pero ese camino no es otro que Él mismo. Entonces la meta y el camino se confunden, forman una unidad, una larga trayectoria hacia la plenitud, hacia la verdad que descubre lo que estaba escondido y hacia quien nos da la vida verdadera.

Tal vez porque nos es tan difícil comprender esta realidad, el Maestro insiste en decir que el que lo ha visto a Él, ha visto al Padre, que Él está en el Padre y el Padre en Él. Es el Padre, lo Inmanifestado, Dios mismo, quien está presente en las obras y en las palabras de Jesús-Cristo, aunque esto muchas veces no sea directamente perceptible por quien desanda el camino, menos por quien se queda en la orilla.  

Él, se iba al Padre, pero el desconsuelo que su partida produjo quedó mitigado por una dulce promesa, la de hacer lo que se pida en su nombre, una forma amorosa de decirnos que por amor a Él debemos cumplir sus mandamientos y, si los cumplimos, Él nos dará lo que pidamos.

Pero nuestra debilidad es grande, necesitaba más, y viene entonces la promesa del Paráclito, el consolador prometido, el espíritu de la verdad, para que esté siempre con nosotros, para que more con nosotros. Porque Él no nos dejó huérfanos, como muchas veces nos sentimos, sino que nos acompañó siempre y volverá pronto. Hasta tanto, el Paráclito nos recuerda todo lo que Él nos dijo.

Hoy, la civilización del planeta Tierra, nuestra doliente casa, Saras, el de la repetición de las equivocaciones, está próxima a cosechar el fruto de lo sembrado. Hoy, sólo muerte y desolación hay en su superficie y en el corazón de sus hijos. Hoy, la esperanza encendida hace 2.000 años agoniza como casi todo lo demás. Hoy, los asesinos de la vida reinan sobre todo lo que antes era bueno y puro. Hoy, el espíritu de la verdad, el paráclito prometido, grita en el desierto y se desangra día a día para mantener viva la promesa hecha por su Señor en aquél entonces.

Hoy, nuestra Madre Santísima, llora lágrimas de sangre por sus hijos, pero nadie la escucha. Hoy el fin ha llegado. Hoy los cuatro jinetes del apocalipsis galopan esperando la orden final, la que iniciará la inevitable purificación de la faz de la Tierra.

Hoy la justicia del Padre se acerca inexorablemente, y es preciso estar preparados para aceptarla, tal como el ángel solar, el espíritu de la verdad, nos enseña.

Hoy, la hora del Cristo, nuestro rey, suena cercana y nuestros espíritus ya escuchan las primeras campanas que anuncian su regreso. Hoy la promesa de justicia, de paz y de amor hecha por el Hijo será cumplida por el Padre.

Porque así lo dijo el Cristo en el evangelio, porque así nos lo recordó nuestra Santísima Madre en el año 1917 en Fátima y lo repitió en la visión dada a Sor Lucía en 1944, y porque creemos firmemente en sus promesas, y en el reino prometido, al que aspiramos a llegar algún día.  

Y hay que creer firmemente en Él, porque como dice Dante: “A este reino nunca accedió quien no creyera en Cristo, antes o después de que fuera crucificado. Pero muchos gritan ¡Cristo, Cristo! aunque en el juicio estarán mucho menos cerca de Él, que aquellos que no lo han conocido” (Paraíso, XIX, 103-108).

cronicaarteon1El miércoles 13 de mayo del año 2015, más de 150 personas colmaban la pequeña sala del Cine Arteón de la ciudad de Rosario, respondiendo al llamado hecho desde los programas radiales Tierra Viva y Frecuencia Joven. Se habían congregado para escuchar, con amor y devoción, las palabras de alguien muy querido por esta ciudad: Giorgio Bongiovanni. Llegaron hombres y mujeres de todas las edades, desde niños hasta ancianos, de la mano de nuestra Madre, la Virgen de Fátima, quien los guió hasta su hijo tan amado. Llegaron cargados de donaciones para la Fundación Los Niños de San Juan, que trabaja con pequeños carenciados de la puna salteña, en plena Cordillera de los Andes al Noroeste de Argentina, asistiéndolos con ropas, calzados, juguetes, alimentos y todo tipo de ayuda que pudieren necesitar.

El acto empezó con la impecable presentación de Juan Carlos Paolini y un emocionante video, hecho por los jóvenes que trabajan como voluntarios para Funima Internacional, la Asociación Tierra Viva y la Fundación Los Niños de San Juan, en el cual se muestra la labor de esta última en los lugares donde presta asistencia. Su fundador y presidente, Ramón Gómez, agradeció las generosas donaciones que ese mismo día partieron hacia su destino.

Luego subió al escenario el Dr. Juan Alberto Rambaldo, quien hizo un breve y perfecto resumen de la vida, obra y mensaje de Giorgio Bongiovanni, al que acompaña hace casi 30 años. El público retribuyó sus palabras con un vibrante aplauso.

Cuando se anunció que la conexión vía Skype con Italia estaba lista, el emocionado silencio del público se convirtió en un aplauso enorme, largo y ensordecedor, una mezcla de amor, devoción y agradecimiento por el esfuerzo realizado por Giorgio Bongiovanni, quien a pesar de la hora y el cansancio, restó minutos a su tiempo para compartir su evangelio con todos nosotros.  

cronicaarteon

Juan Alberto Rambaldo: Hola Giorgio, buenas noches.

Giorgio:Hola Juan Alberto, buenas noches (aplausos interminables). Gracias, muchas gracias aquí estoy para servir, adelante.

Juan Alberto Rambaldo: Te agradecemos tu presencia, Giorgio, este es un evento que se hace en conmemoración de la manifestación de la  Virgen de Fátima en 1917, y a mí no me caben dudas que tu rol es muy importante en lo que la Virgen pronosticó, indicó y dijo que debe realizarse en este tiempo.

Giorgio:Si, Juan Alberto, gracias un abrazo grande a todo el público y a los hermanos y amigos que están ahí contigo (siguen los aplausos).

Sobre el Mensaje de Fátima

La aparición de Fátima es de la Virgen Santísima, es el punto de referencia más importante de mi vida, yo siempre dije que soy un hijo de Fátima, ahí empezó mi historia, en ese lugar sagrado y ahí terminará. Creo. Digo creo, porque no lo sé con certeza, pero es posible y el mensaje de Fátima, el secreto de Fátima que no es más secreto porque lo hemos difundido en todo el mundo, a pesar que las autoridades del Vaticano sigan teniendo escondida una parte importante del mismo.

Su importancia

Yo creo que es el mensaje más importante del siglo XX y quizás del XXI, porque no han habido apariciones tan impactantes como aquellas de Fátima en 1917. Hemos tenido apariciones, eso sí, apariciones de la Virgen en todo el mundo, pero Fátima es la aparición central, la más importante, porque ahí la Virgen manifestó un milagro que todo el mundo vio.

El primer milagro de Fátima

Mejor dicho, humildemente debo decir que nuestra Madre manifestó dos milagros en Fátima que todo el mundo pudo y puede ver, uno fue el 13 de octubre de 1917. El 13  de mayo fue la primera aparición, pero el 13 de octubre la Virgen manifestó una señal visible para 80.000 personas, entre las que estaban incluidos ateos, comunistas, marxistas, agnósticos, gente de todos los niveles fue testigo de este milagro, me refiero al famoso doble sol. Todos recordarán que cayó una gran lluvia y luego, el sol que cae sobre la tierra y que seca instantáneamente toda la ropa y a las personas que estaban mojadas por la lluvia. En quince o veinte segundos se secó todo. En realidad sabemos que no era el sol, era un sol, un aparato de luz de seres que no pertenecen a este mundo y que nosotros llamamos seres de luz  y/o ángeles. Entonces, estamos ante un milagro que hasta los más escépticos de ese entonces aceptaron, y hasta lo defendieron. Los más escépticos no cambiaron su posición ideológica, siguieron siendo ateos, pero defendieron el milagro porque ellos mismos fueron testigos. Defendieron y defienden la aparición de Fátima, es una ironía, una paradoja. Los intelectuales, agnósticos, ateos de ese entonces que fueron para burlarse del milagro de Fátima, no se convirtieron necesariamente, algunos sí, pero otros no, pero todos fueron defensores de la aparición de Fátima por un suceso extraordinario, real, que ellos vieron.

El segundo milagro de Fátima

Luego, más de cincuenta años después, en Fátima se manifiesta otro milagro visible, el 2 de septiembre de 1989 cuando, 72 años después, la Virgen manifiesta en una persona sencilla que es vuestro servidor y quien les habla, otro milagro y ésta vez también visible. Ahora todo el mundo, no solamente 70.000, creo que 1.500.000 o más personas en todo el mundo han podido ver este milagro, que sigue presentándose en mi cuerpo casi todos los días con el fenómeno de los estigmas.

Fátima, la Segunda Venida del Cristo y el Reino de Dios

Entonces Fátima se convierte en la más importante, y sin por ello restarle ninguna importancia a las otras apariciones, porque la Virgen es siempre la misma y es única, y me refiero a las de Garabandal, de Medjugorje, de la Salette, de Peñablanca en Chile y las apariciones en Argentina de la Virgen del Rosario, como también a otras apariciones en Alemania, hasta en Rusia o en África, los jóvenes que vieron el genocidio de Ruanda, en fin, todas las apariciones son importantes, pero insisto Fátima manifiesta dos señales visibles a millones de personas y anuncia algo grave, un anuncio extraordinario: la Segunda Venida de Cristo y finalmente el Reino de Dios que se establecerá en la Tierra.

Catástrofes y sufrimientos

No va a haber un fin del mundo, pero el mensaje sí hace también un anuncio catastrófico de un gran sufrimiento, el más grande de la historia humana, porque involucrará a miles de millones de personas. Entonces, se puede decir que la Virgen anuncia el Juicio y la que lo anuncia es la Virgen de Fátima.

Sobre el 13 de mayo y el valor de la aparición

Entonces, el 13 de mayo es una fecha quizás todavía no muy exaltada por la Iglesia, porque el valor de esta aparición seguramente la vamos a apreciar profunda y totalmente, sólo cuando Cristo regrese a la Tierra.

La actualidad del mensaje

Entonces, yo creo que Fátima está viva, que su mensaje tiene total actualidad en el presente, que no es un mensaje obsoleto, viejo, es un mensaje hasta podría decirse nuevo, sigue siendo moderno, sigue siendo un aviso absolutamente para los días de hoy y para los días del futuro próximo.

Lo que falta de Fátima

Por eso pienso que esta aparición, la de Fátima, no se ha terminado, estamos en medio de un paréntesis del milagro o del mensaje de Fátima que se va a cerrar pronto. Y creo que la Virgen nos va a sorprender a todos con el último milagro que va a manifestar y estoy totalmente seguro que el último milagro será uno que todo el mundo va a ver, siete mil millones de personas, será una cruz que se va a manifestar en el Cielo de alguna manera, de qué manera todavía no lo sé, en alguna forma que todavía no conozco, pero se va a presentar en el nombre de la Virgen de Fátima, esto es seguro.

Juan Alberto Rambaldo: Giorgio me interesaría que expliques la vinculación de lo que es el tercer mensaje de Fátima, el posterior informe que dio la Madre Superiora del Convento de las Carmelitas descalzas con respecto a la visión que tuvo Lucía y tu libro que publica los mensajes de los Hermanos del Cosmos respecto de la Ira de Dios.

Giorgio: entonces, para ser sintéticos y no aburrir, es preciso hacer un pequeño prólogo.

La historia oficial de la Iglesia

Quiero recordar al público que la tercera parte del mensaje de Fátima fue oficialmente revelado por la Iglesia Católica en junio del año 2001, por el Papa Juan Pablo II, el cual dio la orden al cardenal Ratzinger, el futuro Benedicto XVI, de revelar, leer y explicar el tercer secreto de Fátima.

Sobre la visión y la explicación de la Virgen

Así fue entonces que en la conferencia de prensa mundialmente transmitida, a través de todas las televisiones del mundo, se presentó como el tercer secreto de Fátima a la visión de la hermana Lucia. Y acá debemos decir que la visión que se reveló fue correcta, pero se escondió, hubo una omertá, un pacto o código de silencio acerca de la explicación de la visión misma, que la Virgen dio a la hermana Lucia. Pero que en aquella misma conferencia de prensa el Vaticano omitió la explicación de esa visión, es más, dijo que no hay una explicación de la Virgen. La visión sintéticamente explicada del tercer secreto de Fátima ahora es pública, sigue siendo pública en la página del Vaticano, y sigue sin publicarse el mensaje que dio la Virgen.

La omisión del Vaticano

En suma nos dicen: la Virgen manifiesta una visión a los niños de Fátima pero no dice nada. Esto es falso, es cierto que la Virgen se aparece y da una visión a los niños de Fátima a la hermana Lucia, en particular donde se ve un Papa que es asesinado violentamente con balazos y flechas. Un Papa que, antes de ser asesinado, pasa por una ciudad totalmente destruida y lógicamente una ciudad destruida es una ciudad a la cual le sucedió algo destructivo o capaz de destruir a nivel masivo, que puede ser una bomba atómica. Entonces, un Papa sube una colina, llega a lo alto, encuentra una cruz y luego lo matan.

La visión extraterrestre

Posteriormente la visión sigue desde fuera de la Tierra. Desde allí Lucía y sus primos ven a los ángeles, ven a dos ángeles que derraman sangre en la Tierra y uno de estos ángeles tiene una espada en llamas,  como si quisiera lanzar esta llama y aniquilar a la tierra como un castigo.

La mano de la Virgen y la falta de explicación

En ese momento la mano de la Virgen detiene temporariamente la llama del ángel de la justicia. Ahí termina la visión, y nos dice el Papa: no hay más, no hay más nada. La pregunta es ¿Pero si la Virgen explicó el primer secreto y el segundo, por qué en el tercero, el más importante, se calla? No lo sabemos, no hay ninguna explicación. Es una mentira porque es muy probable que la Virgen haya dado la explicación.

El mensaje de la Virgen

Para mí es una certeza porque yo recibí el mensaje de la Virgen de Fátima, mi propio mensaje, pero no lo puedo demostrar, es una verdad mía y de todos aquellos que creen en lo que yo he visto, pero hay evidencias que en esta visión la Virgen nos habla de una guerra mundial, la Virgen nos habla de un Papa asesinado y que no es el Papa Juan Pablo II porque se salvó. La visión es una visión profética, de un Papa que es asesinado, no sabemos quién puede ser, tal vez el Papa argentino, que corre el riesgo de ser asesinado por miembros de la misma Iglesia, no lo sabemos. Lo cierto es que hay una explicación, y la que yo tengo es la siguiente: la Virgen habla de una catástrofe, de un sacrificio, de varios profetas, no solamente de uno, habla de la segunda venida de Cristo y habla de otros mundos. De hecho, la visión de Lucía, proviene de otro lugar del universo, porque ve el planeta desde afuera.

La importancia del mensaje de Fátima

El Mensaje de Fátima, la tercera parte que fue mantenida en secreto, es el más brillante, el más extraordinario porque habla del universo.

El tesoro escondido

Ahora bien, una es la explicación que dio el Vaticano y la otra mi propia explicación. El Vaticano no dijo nada, y yo pienso que la verdad es ésta. Ahora contesto a la pregunta tuya Juan Alberto: la hermana Lucía murió en el año 2005; resulta que en el 2014 se abre un archivo de un mueble de la habitación pequeñita y humilde del convento, en la que vivía la hermana Lucía, y adentro de este mueble hay una caja fuerte donde aparentemente y, según el testimonio de la secretaria personal de Lucia, la hermana Sofía que yo conocí personalmente, hay 10.000 cartas de la hermana Lucía, que todavía siguen ahí dentro, con sus visiones, sus interpretaciones del evangelio y sus propias visiones con la Virgen de Fátima.

Las 10.000 cartas

Entonces yo pregunté: ¿hermana Sofía, entendí bien, son 10.000 cartas o es una forma de decir? No, no, me respondió Sofía, son más de 70 años que la hermana Lucía relató sus visiones y creemos que existen más de 10.000 cartas, una enciclopedia, algo asombroso

La carta publicada

Ahora bien, resulta que en una de esas cartas la visión es distinta. Una sola, no mil, una, respecto a la cual la hermana Sofía obtiene el permiso del Papa Francisco para publicarla, y si bien esta es una especulación mía es muy probable que lo haya tenido, porque de hecho la publicó en un libro donde se cuenta la historia de la hermana Lucía y en ésta, una sola carta de las 9.999 o más que existen, ella habla de la visión de Fátima con un cambio importante: el ángel que tiene la espada de Dios en la mano, con llamas, la lanza a la Tierra y destruye a la humanidad, salvando solamente a los buenos. Yo le dije a la hermana Sofía: pero esto no es lo que difundió el Papa. Y me respondió: no, no lo es, pero nosotros tenemos que obedecer lo que escribió la hermana Lucía y el Papa aclarará el tema, si es que quiere aclararlo, pero nosotros tenemos la obligación de hacer conocer lo que la hermana Lucía escribió luego del tercer secreto de Fátima.

El regalo del Cielo

Esto para mí fue un regalo del Cielo, porque lo recibí el 2 de septiembre del 2014, en el aniversario de mi estigmatización, 25 años con los estigmas. Y está todo publicado, el Vaticano lo publicó, el Papa lo publicó, el otro Papa lo publicó o dio el permiso para hacerlo, entonces pienso que una mano del Cielo hizo que esta carta de la hermana Lucía que permaneció escondida durante 70 años, porque la escribió en 1944, saliera a la luz.

Fátima: precursora de la Segunda Venida del Cristo

No sabemos lo que está escrito en las nueve mil y pico restantes, pero creo que debe haber en ellas cosas extraordinariamente importantes para la historia del mundo. Por eso insisto en que el mensaje de Fátima es el precursor de la Segunda Venida del Cristo.

Juan Alberto Rambaldo: Giorgio, yo te había pedido si podías vincular, la profecía de Fátima con lo que se publicó en tu libro, el que contiene los mensajes de nuestros hermanos sobre la Ira de Dios.

Giorgio:Yo no quiero ser un fanático, ni un exaltado, pero para mí, personalmente, esta carta de la hermana Lucía, me alude. Obviamente, no está escrito mi nombre, claro que no, pero el mensaje es casi igual, es exactamente el mensaje que yo recibí y, lamentablemente, es la antítesis de lo que nos dieron a conocer. Es nuestro mensaje, Juan Alberto, salido de la propia mano de la hermana Lucía, y lo escribió en el mes de enero de 1944, cuando yo ni siquiera había nacido. Permaneció escondido hasta los primeros meses del año 2014 y, para nosotros, significa un aval a nuestra experiencia, a nuestro mensaje, a nuestro maestro común que fue Eugenio Siragusa, uno de los primeros en gritar en el desierto diciendo que había algo escondido en el mensaje de Fátima. Yo creo que ha sido una señal grande, enorme, para nuestra Obra.

Juan Alberto Rambaldo:parecería ser que esa reunión del 2 de septiembre del 2014 fue una especie de regalo a tus 25 años de estigmatización.

Giorgio:creo que sí, porque la hermana Sofía, que fue la secretaria por muchos años de la hermana Lucía, la vidente de Fátima, no me conocía, no sabía ni siquiera quién era yo. Un amigo y hermano de España, Emanuel Mouriño, le dijo que una delegación quería visitarla, a lo cual la hermana Sofía respondió que era muy difícil pero que volviera a llamar. Al día siguiente, fue ella misma quien fijó la fecha del encuentro, diciendo: bueno, tengo el permiso de hablar, que venga el 2 de septiembre. Y en esa fecha, el 2 de septiembre de 1989, recibí los primeros estigmas de la Virgen de Fátima.  

Despedida

El emocionado y reverencial silencio que acompañó toda la exposición hizo innecesaria cualquier otra cosa. Nadie tenía preguntas, sólo amor y agradecimiento para Giorgio Bongiovanni. Fue así que se despidió:

Giorgio: lo comprendo (a la no formulación de preguntas). Entonces invito al público a la reflexión y a que le hagan preguntas al doctor Juan Alberto Rambaldo que tiene la capacidad y la palabra mucho mejor que yo. Él puede satisfacer vuestras cuestiones, vuestras críticas o dudas, porque me doy cuenta que es difícil creer en algo tan impresionante pero a la vez tan interesante. Estamos hablando de señales importantes y creo que tenemos que tener la mente abierta para profundizar en el tema. Gracias Juan Alberto, un abrazo al pueblo argentino, espero regresar pronto y compartir con ustedes momentos felices, gracias.

Los corazones estaban rebosantes de energía crística, que a esa altura era casi física y podía sentirse en todo el cine. Los conmovidos y a la vez agradecidos espíritus de los asistentes solo pudieron concluir en un interminable y cerrado aplauso, muchos de pie.

La celebración había llegado a su fin. Gracias a la Santísima Madre de Fátima, al Cristo y a su eterno servidor, el ungido precursor que nos enseña a amar a nuestro Señor como no sabemos hacerlo.

Otros agradecimientos

Nuestra gratitud y reconocimiento a:

•    Las autoridades del Cine Arteón, siempre generosas con nosotros.

•    Al equipo técnico del Cine Arteón.

•    Al Dr. Juan Alberto Rambaldo.

•    A los asistentes al acto, que respondieron a nuestra invitación.

•    A los que donaron para la Fundación Los Niños de San Juan.

•    A los que con su aporte voluntario nos ayudaron a solventar el evento.

•    A los colegas de la FM AZ, 92.7, que generosamente publicitaron el evento.

•    A los colegas de la FM AZ, 92.7, que asistieron a la conferencia

•    Al Sr. Víctor Pasteri, conductor del programa Buscando en tu Interior

•    A los colegas de la AM 1090 Libertad, Carlos Avellaneda, Alberto Seoane y Daniel Berón, del programa Contacto con la Creación.

•    A Guillermo Aldunati, del programa Mas allá del Límite, AM 1090 Libertad, que nos entrevistó, publicitó la conferencia y asistió a la misma.

•    Al periodista Claudio Fandiño, conductor del programa Nuevo Paradigma, de la FM 89.5, Fisherton, afiliada a la cadena CNN.

•    A la Sra. Nora Kowalczyk, del programa La Buena Vida, LT 2, AM 1230, Radio 2,

•    A los amigos y hermanos que llegaron desde distintos puntos de Argentina.

•    A los amigos y hermanos que nos escucharon por Internet desde distintos lugares del mundo, y nos dieron fuerza acompañándonos a la distancia.

•    A Ramón Gómez, Fundador y Presidente de la Fundación Los Niños de San Juan, Salta, que vino expresamente a compartir el acto y gracias al cual las donaciones partieron a destino ese mismo día.

•    A todos los voluntarios de la Asociación Del Cielo a la Tierra, Funima Internacional, Asociación Tierra Viva y Fundación Los Niños de San Juan, sin cuyo trabajo desinteresado no hubiéramos podido realizar el evento.

Inés Lépori
22 de mayo del 2015
Arca Lily Mariposa
Rosario - Santa Fe - Argentina

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139