Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
brasilinesPorto Alegre, Brasil, del 12 al 14 del 2015

PRIMERA PARTE

El camino: apuntes de nuestro destino.

El Estado de Río Grande do Sul parece un inmenso mar de suaves colinas y sierras bajas, un curso permanente de cerros que semejan olas, cubiertos de distintos tipos de vegetación, a veces agreste, otras más generosa y muchos cultivos. En las laderas hay bosques que crecen al amparo del clima húmedo de la región y extensos viñedos anticipan que más adelante dará comienzo la ruta del vino, con paisajes de un gran encanto natural. Es una zona donde la cultura dibuja una relación muy íntima con la forma de vida de las llanuras del Uruguay y de la Argentina. Tal vez así sea porque este territorio alguna vez formó parte del Virreinato del Río de la Plata, conformando el centro y norte de la gran Banda Oriental.

Es el Estado más meridional del país. Tiene una superficie de casi 300 mil km² y su capital es Porto Alegre. Es un país que atesora parte de la historia americana y de la conquista española. Las ciudades de São Miguel das Missões y Santo Ângelo aún conservan las ruinas de las Misiones Jesuíticas del siglo XVIII, levantadas al este del río Uruguay.

La región se muestra apacible a la vista del viajero, nueva como ilusoriamente suelen parecer las cosas de nuestra América, pero que tiene en su interior secretos que pocos conocen. El Geoparque Paleorrota tiene 83.000 km², y guarda numerosos fósiles del período Pérmico y Triásico, con edades comprendidas entre 210 y 290 millones de años, cuando se descubrió el continente Pangea. El territorio ha dado origen a historias fascinantes originadas en las formaciones geológicas de la zona, recorridas por la BR-287, llamada la Ruta de los Dinosaurios, que atraviesa el Parque Nacional.

La economía se basa en la agricultura, en la ganadería y en la industria. Actualmente, Rio Grande do Sul está en cuarto lugar en la lista de los estados más ricos del Brasil. Es una tierra en la cual los hijos de América se encontraron con los hijos de África, los de Asia y los de Europa, que aportó inmigrantes de casi todos los países.

Para llegar desde Argentina a la  "Leal y Valerosa Ciudad de Porto Alegre", como dice su lema, por el puente que une a las ciudades de Paso de los Libres y Uruguaiana, hay que recorrer casi en su totalidad la BR-290, 700 km de Oeste a Este por una carretera federal que atraviesa las suaves colinas del Sur. Porto Alegre es una de las ciudades más importantes de Brasil, tiene una población de 1.5 millones de habitantes, los que llegan a aproximadamente 4 millones en su área metropolitana. La ciudad está ubicada en la unión de cinco ríos afluentes del Guaíba, que desemboca en la inmensa laguna de los Patos. Es el gran centro industrial del sur de Brasil y está situado en una zona estratégica para el Mercosur, debido a su ubicación con respecto a las ciudades de Buenos Aires, Montevideo, Rosario y Córdoba. Cuenta con importantes universidades y es la capital de la región sur con mayor PIB per cápita.

Ubicada en una región habitada por el hombre desde hace 11 mil años, Porto Alegre se estableció como ciudad recién en el siglo XVIII. La vegetación le da un pintoresco paisaje a la ciudad, son frecuentes los lapachos y los jacarandás que florecen durante toda la primavera. Es una de las capitales con más árboles en Brasil, casi todos autóctonos, lo que proporciona a sus barrios la apariencia de enormes jardines naturales. La ciudad equivale a un museo arquitectónico a cielo abierto, donde se encuentran edificios de los diferentes estilos de los últimos 200 años, casi todos en el centro de la ciudad. Por las calles centrales pueden verse predios históricos como la Catedral, la Curia Metropolitana, el Palacio Piratini y el Teatro de São Pedro, compartiendo espacio con la arquitectura moderna del Palacio Farroupilha, donde funciona la Asamblea Legislativa. De corazón generoso, a través de los años Porto Alegre se ha ido hermanando con diversas urbes y capitales de todo el mundo, entre ellas nuestra ciudad de Rosario. 

Un dato que pocos conocen es que es una ciudad que adquirió fama y prestigio por ser la primera en el mundo en implementar con éxito el presupuesto participativo, que opera desde 1989, y que ha sido copiado por al menos otras 70 ciudades de Brasil, y muchas más de otros países. Detrás de su transformación hay una interesante historia. Al principio, Porto Alegre parecía estar condenada al fracaso, como suele suceder con las ciudades que crecen demasiado rápido y sin ningún tipo de plan urbano. Basta decir que entre 1960 y 1980 casi cuadruplicó su tamaño, lo que hizo que las infraestructuras de la ciudad no pudieran seguir el ritmo de la población. Ello originó grandes áreas desfavorecidas que carecían de todos los servicios básicos. En 1980, casi 1 millón de personas vivía en asentamientos precarios o favelas, sin agua potable ni recolección de residuos. En 1989, ni siquiera la mitad de la población tenía acceso al sistema de alcantarillado. Los recursos, además, se repartían en forma desigual, y el gobierno de la ciudad era acusado de corrupción e incompetencia.

Ante tal situación los ciudadanos de Porto Alegre iniciaron un experimento al que llamaron presupuesto participativo. Decidieron auto gobernarse, en vez de seguir dependiendo de los políticos electos. Ellos decidirían cómo gastar el dinero de los contribuyentes, porque eran los que padecían los problemas. Las 16 regiones de la ciudad empezaron a celebrar, anualmente, asambleas generales en las que se analizaban las inversiones del año anterior y se encaraban nuevos proyectos. Los fondos que se empezaron a asignar a cada región se basaron en dos criterios primordiales: la población total y la calidad de infraestructuras y recursos de los que dispone la comunidad en ese momento. Cuanto más pobre es la región, mayor será su porción del presupuesto anual.

Los resultados fueron sorprendentes. En 7 años la corrupción se había reducido a un nivel mínimo y el 95 % de la ciudad tenía acceso al sistema de alcantarillado. Las favelas incrementaron su calidad de vida. Hasta 1989, solo se asfaltaban al año 4 km. de carreteras nuevas; a partir del nuevo sistema la cifra ascendió a casi 20 km. al año. Esta clase de organización basada en presupuestos participativos tuvo tanto éxito que se empezó a usar en muchos otros gobiernos de todo el mundo. De 2000 a 2005, en Europa los presupuestos participativos pasaron de 6 a 55. A modo de ejemplo, hoy aproximadamente el 10 % de los presupuestos municipales de España se reparten siguiendo el modelo introducido por Porto Alegre.

Los recuerdos de la capital a la que regresaba después de muchos años se seguían sucediendo y se mezclaban con otra realidad que es innegable, la ciudad no ha eliminado las desigualdades ni la pobreza que azota desde hace 500 años a Latinoamérica y que se ve a diario en sus calles, pero hay que reconocer que sus habitantes han realizado un valiente esfuerzo para mejorar su calidad de vida.

SEGUNDA PARTE

La llegada y el encuentro.

Mientras pienso distraídamente en todo ello, en las agudas contradicciones de nuestro continente y en los dolores antiguos y nuevos de nuestra gente, miro el camino ya casi íntegramente recorrido.

Oscurece lentamente. Hemos viajado todo el día y los carteles indicadores de la ruta nos dicen que estamos a pocos kilómetros del destino. Es difícil creerlo, porque seguimos atravesando la misma vegetación, sobre extensos cursos de agua. Llegar a Porto Alegre desde el Oeste es como aparecer repentinamente sobre la ciudad. El huso horario de Brasil determina que en invierno oscurezca muy temprano. El crepúsculo nos recibió al entrar al casco antiguo de la ciudad y minutos después ya era de noche.

No sabíamos qué íbamos a encontrar en esos días, pero la magia ya se hacía sentir en el aire fresco de los últimos días del otoño. Estábamos en Porto Alegre para esperar la llegada de Giorgio, para acompañarlo durante su permanencia en la ciudad y para vivir una experiencia inolvidable, como todas las que suceden a su lado.

Partimos desde Rosario en 3 autos, 15 viajeros ansiosos por ver nuevamente a Giorgio y a Sonia. Joel Heredia y Delia Iannone, venidos desde el frío de Neuquén y Bahía Blanca respectivamente, Jorge Pracilio y Pilar Daza Torres, incansables seguidores de todas las actividades de la Obra, llegados desde La Pampa, Raúl Blázquez desde Córdoba, Matías Guffanti, Emilia Cardoso, Patricio Alod, Daniel Rodrigo, Graciela Recla, Susana Luvino, Andrés Volpe, Eugenia Martínez y Daniel Torreggiani de Rosario. En Concordia, Entre Ríos, se nos unió Cristina Collino quien había cruzado el río Uruguay para ir hasta la ciudad de Salto a buscar a Erika Pais y Georges Almendras. Un total de 18 hermanos que habíamos hecho del viaje a Brasil una cuestión de fe. 

No estábamos en terreno conocido. El “Tercer Foro Mundial de Contactados”, dedicado in memorian a Daniela Elisa Fontoura Gevaerd, la trágicamente fallecida hija del organizador A. J. Gevaerd, alma preciosa y amigo personal de Giorgio Bongiovanni, fue un evento realizado para reunir y relatar la historia de personas que habían tenido una experiencia directa con seres extraterrestres, según el programa oficial del mismo. Los temas a tratar iban desde la necesidad de darle un tratamiento científico al fenómeno UFO, pasando por el chamanismo y las abducciones, los extraterrestres en el nordeste de Brasil, la interferencia de los mismos en nuestras vidas y en nuestros actos, viajes a bordo de naves extraterrestres, hipnosis regresivas, tipología de los aliens, el posible origen extraterrestre de la humanidad, proyectos extraterrestres en el Planeta Tierra y naves en bases aéreas inglesas.

Así las cosas, todo hacía suponer que íbamos a encontrarnos con un público interesado en las cuestiones ufológicas específicas, buscando respuestas a las acostumbradas preguntas sobre el tema desde un análisis científico, empírico y documentado. ¿Y cómo iba a responder este público al discurso de Giorgio Bongiovanni que, si bien incluye los temas ufológicos es desde todo punto de vista integrador, ecuménico y mesiánico? 

Es justo destacar que la calidez del pueblo brasilero se hizo sentir fuertemente desde el principio. Tal vez porque nací en una provincia que limita con ese país, o acaso por haber pasado las vacaciones de mi infancia en sus playas, lo cierto es que siempre me sentí conmovida con su forma de ser tan abierta, alegre y generosa. Todo le debo a la tierra en que nací, pero una de las cosas que siempre agradezco es haberme ayudado a comprender a los países hermanos, a respetarlos, a reconocer sus virtudes. Quizás por eso puedo verme reflejada en la alegría de este pueblo, admirar su coraje que lo lleva a querer siempre más, pero también percibo el dolor de los niños marginados que son tan parecidos a los de mi país, siento en mis manos el cansancio infinito de los sin tierra y sin futuro, guardo en el pecho el sufrimiento de las madres de la pobreza, veo en mis ojos el desamparo de los adolescentes excluidos y siento en mis huesos el frío de los cuerpos que duermen en la calle. 

Ese es el pueblo al cual el Cielo le concedió la palabra del Verbo encarnado, el que iba a tener el honor de recibirlo y alojarlo durante 3 días. El inmenso aplauso que surgió en forma espontánea cuando se anunció que Giorgio ya había llegado e iba a participar del Foro, fue un claro indicador que los asistentes esperaban algo más que un discurso orientado solamente hacia el tema ufológico. Fueron casi 700 las personas que el día de la sesión inaugural llenaban el auditorio del Hotel San Rafael y que recibieron emocionadas la mención de su presencia.

La presentación de A. J. Gevaerd fue un claro testimonio del amor que le tiene a su amigo y hermano Giorgio Bongiovanni, así como la admiración que le profesa por el coraje de establecerse en Palermo para denunciar y luchar contra la mafia. Sus palabras, en la breve y exacta presentación que hizo, ponen de manifiesto la claridad y grandeza de su espíritu al mencionar la importancia del mensaje que Giorgio tiene que transmitir a la humanidad y dar testimonio de él.

Y una vez más la emoción se hizo presente. Ahí estaba el cáliz de la comunión crística dando su mensaje a los hombres, gritando en el desierto. Aunque esta vez el desierto era menos árido y los corazones presentes estaban abiertos y dispuestos a recibir las palabras que como gotas de rocío divino humedecían nuestros ojos y espíritus.

Allí estábamos nosotros, junto al pueblo de Porto Alegre, con el júbilo de escuchar una vez más al Cáliz de la Comunión Crística, el que anticipa la promesa de un nuevo Cielo y una nueva Tierra, cuando Él regrese para hacer nuevas todas las cosas, porque las viejas ya pasaron. Cuando todo lo perecedero, lo movible, sea removido, para que permanezca lo inconmovible. Para que los que estén en Cristo, sean criaturas nuevas. Lo que sigue es una síntesis no textual de la magnífica exposición de Porto Alegre que comenzó haciendo alusión al mensaje divino que tenía para compartir con todos.

Estoy emocionado de estar aquí para compartir con todos ustedes el mensaje que yo he recibido del Cielo, de la Virgen de Fátima, del Cristo y de seres que yo llamo seres de luz, ángeles. Nuestro Señor Jesucristo se me apareció para indicarme el camino que tenía que recorrer en el mundo y yo lo hice. Yo soy un testigo ocular y no puedo callarme.

Se refirió luego al regreso del Cristo, y aquí debemos recordar que en su primera visita, el Hijo del Hombre entró en nuestro planeta como ser humano, humildemente y sin imponer su presencia a nadie que no estuviese interesado. Antes de partir se encargó de anunciar su regreso, pero en circunstancias totalmente distintas. Todos lo veremos aparecer desde las nubes del Cielo y seremos afectados en forma directa. La historia y el mundo, tal como los conocemos, terminarán abruptamente para dar paso a la purificación y consiguientes nuevos cielos y nuevas tierras.

Jesús prometió hace 2000 años que iba a regresar una segunda vez al Planeta Tierra. Y prometió que no lo iba a hacer solo, que iba a regresar con seres, con ángeles. Significa que Jesús regresará con seres de otros mundos, de otras dimensiones. Jesús de Nazaret insiste en que yo le cuente al mundo que Él está aquí, personalmente, aquél que resucitó hace 2000 años, está aquí, presente en el mundo, pero invisible. Me pide que diga que un día Él se va a presentar personalmente delante de todos ustedes. Que toda la humanidad lo verá, lo mirará y lo escuchará en persona.

El discurso siguió con la alusión a la bellísima e imponderable Creación del Padre, a semejanza de las palabras de evangelio de Juan, cuando nos dice que en Su casa muchas moradas hay, y que allí a dónde Él esté estarán también los que le hayan creído y observado sus preceptos.

Me dijo también: dile a la gente que el universo, la creación de mi Padre, tiene muchos mundos habitados con seres vivos, y el número de los planetas que tienen vida, que tienen civilizaciones adelantadas física, ética y espiritualmente, es igual al número de los granos de arena que tienen todos los desiertos y todas las playas de la Tierra. Una Confederación que forma parte de estas civilizaciones, visita hoy la Tierra, así como lo vienen haciendo desde miles de años atrás. Son seres que respetan a Dios, son seres que respetan la vida, son seres que aman a la vida y a los demás, y que viajan por el Universo para ayudar al desarrollo de las civilizaciones.

La esperanza estuvo presente en el discurso, con el recordatorio de que no debemos temer que el mundo se termine, y que la Nueva Era está a las puertas.

El mensaje hermoso que me dieron el Cristo y la Virgen de Fátima es que no habrá un fin del mundo, nuestra civilización pasará a una nueva era de paz y amor.

Su mensaje a los contactados fue particularmente enérgico; todo aquél que ha tenido contactos tiene obligaciones. Debe luchar, apoyar a los justos, defender a los débiles y hasta dar la vida para ayudar a los hermanos de la Tierra. De tal modo, el contacto dejó de ser una experiencia sin fundamento ni razón aparente, un hecho para relatar en libros y congresos, para pasar a convertirse en un compromiso que debe ser asumido seriamente. Porque no hay azar ni casualidad en el contacto, los seres extraterrestres que nos visitan obedecen órdenes superiores precisas, y contactan a los hombres para que éstos difundan un mensaje y ayuden a sus hermanos. Si no lo hacen el contacto es falso.

Nosotros los contactados tenemos una obligación. Uno de los mensajes más importantes que recibí del Cielo fue éste: tú -me dijeron- eres nuestro contactado y tienes la obligación de luchar dentro de la sociedad y apoyar a las personas justas. Tienes la obligación de dar la cara y defender a los débiles, tienes la obligación de denunciar los crímenes, tienes que denunciar al Anticristo, porque has tenido el privilegio, el honor, el don de vernos. Entonces todos nosotros tenemos esta obligación. Cada uno de aquellos que tienen contactos, hoy, en un momento tan terrible de la humanidad, tiene la obligación de dar la cara, hasta dar la vida para liberar a nuestros hermanos de la Tierra de la ignorancia y de la manipulación. Porque si es cierto nuestro contacto sabemos que somos eternos, si es cierto nuestro contacto sabemos que no tenemos que tener bienes materiales, si es cierto nuestro contacto tenemos que amar al prójimo y dar la vida como nuestro maestro, el Cristo. Si no lo hacemos nuestro contacto es falso, es mentira, es un engaño.

Su mensaje a la gente de Brasil fue claro, un mensaje de amor y también un llamado a la lucha, a la unidad, a la participación para liberar a la Tierra del mal.

Nuestra misión es la lucha, la lucha para liberar a nuestros amigos de la Tierra, que en este momento están sufriendo. Este es el mensaje que les quería dar, queridos amigos del Brasil. Yo amo mucho a Brasil, soy un enamorado de Brasil. Tenemos que ser más amigos, más hermanos, si conocemos la verdad tenemos que difundirla, tenemos que denunciar todo lo que es deshonesto y participar en la sociedad en todos los lugares posibles, para dar una aportación para liberar a nuestra Tierra del mal.

Más adelante se refirió al tiempo que estamos viviendo, el inicio del tercer milenio, aquél en que se cumplirán todas las profecías, cuando el Cristo regrese y traiga con él la recompensas que dará a cada uno por sus obras. 

Yo creo que este es el siglo más importante en la historia de la humanidad, porque es el siglo del contacto y, cuando una civilización contacta con otra extraterrestre que la visita, invariablemente evoluciona. Tal vez nosotros no lo veamos pero sí estarán nuestros hijos.

Inés Lépori
25 de junio del 2015
Arca Lily Mariposa
Rosario - Santa Fe - Argentina



DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139