Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
giampietro100
Querida Francesca:
Este simpático intercambio me estimula porque me obliga a remontarme al origen de las palabras y de sus significados.
Ahora haces esta observación:
“No soy nadie para juzgar y de hecho no he juzgado...”
Pero cuando afirmas que los Griegos están pagando un karma porque eran pedófilos, pederastas y homosexuales, francamente me parecen dos juicios, uno de karma y el otro de costumbres. Sobre el karma, materia bastante compleja, me pregunto cómo podemos estar tan seguros, en cuanto a las costumbres entramos en el terreno de la relatividad, hoy puede ser un delito algo que en algún tiempo era lícito y viceversa.
Sobre la decadencia de las civilizaciones no estaría tan seguro de afirmar que siempre caen por la inmoralidad, porque entonces no podría encontrar una explicación para la desaparición de las civilizaciones de los nativos americanos, o de los araucanos, o de los aborígenes australianos, por dar algunos ejemplos.  
Con respecto a Sodoma y Gomorra no fuimos nosotros quienes las juzgamos, sino que sabemos por la Biblia que quien lo hizo fue Dios.   
“De lo contrario tampoco tendríamos que estar aquí rogando que Dios nos mande una serie de tornados...”
Francamente no me gustaría que llegaran tornados, terremotos, aluviones, puedo decirte que deseo que llegue la justicia de Cristo, cómo, dónde y cuándo, lo decidirá Él.   
“¿Quiénes somos nosotros para juzgar a la sociedad actual que está llena de mafiosos, de personas corruptas, de pedófilos, de políticos que se dejan corromper para enriquecerse?...”
No estamos en condiciones de juzgar, si somos testigos atentos y agudos de un delito tenemos que denunciarlo, pero para juzgar como mínimo tendríamos que ser jueces.   
Para cerrar este intercambio, hay que decir que estamos en el ámbito de las opiniones y eso no es materia de fe en nuestro maestro Cristo, por lo tanto querida hermana sigamos caminando hacia nuestra amada utopía.
Giampietro Mondin
20 de Julio de 2015

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139