Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

ezecchiele100Por Inés Lépori y María Belén Paolini

Prólogo a la transcripción de las palabras de Antonio Urzi en el programa Frecuencia Joven

Detrás del tema extraterrestre se esconden preguntas que desde siempre inquietaron a la humanidad. Si bien sabemos que los escritores de la Biblia manifestaron con mucha claridad su sentir respecto a lo insignificante que es el hombre en comparación con el Cosmos, aun así, hay interrogantes que resuenan en la mente de muchos, por no decir de la mayoría: ¿Hay alguien más allá de nuestro mundo? ¿Existen los Ovnis? ¿Hay vida inteligente además del ser humano? Para encontrar la respuesta, nos propusimos releer esas páginas llenas de memoria, de testimonios, de sentimientos. Allí, encontramos algunos párrafos que nos hacen meditar.  

Uno de los fragmentos más oportunos al tema lo encontramos en Éxodo 13, 21-22: "E iba Yahvé al frente de ellos. De día en una columna de nube para guiarlos en el camino y de noche en una columna de fuego para alumbrarlos".

A continuación, en Éxodo 14,19-20, leemos: "Se levantó el Ángel de Yahvé que marchaba al frente del ejército de Israel, y se puso detrás de ellos. Se levantó también la columna de nube de delante de ellos y se colocó a la espalda, intercalándose así entre el campamento de los egipcios y el campamento de los israelíes".

Aquí empezamos a ver  cómo, para describir la presencia de ovnis, se utilizan las palabras: columna de nube, columna de fuego, a las que en otros versículos se agregan torbellino, carro de fuego, nube, rueda llameante, estrella, gloria, entre otras. Teniendo en cuenta la época referida es lógico que se utilizaran esas palabras.  

Vemos otro ejemplo. En II Reyes 2,11-12 se puede leer lo siguiente: “Mientras seguían andando y hablando, he aquí que un carro de fuego y caballos de fuego separaron al uno del otro y subió Elías en un torbellino al cielo. Eliseo miraba y clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su caballería! Y no lo vio mas”.  Más adelante ampliaremos esta cita.

La búsqueda de ovnis, extraterrestres y vida inteligente en otros planetas, se ha hecho muy popular. El ser humano está de a poco entendiendo que sería muy egoísta pensar que existimos sólo nosotros en este inmenso Universo. Pero para que esta creencia se haga carne, son muchos los que necesitan encontrar en los libros sagrados un aval, una garantía, una señal.  Para ello, son muchísimos los episodios bíblicos en donde se relata acerca de presencias identificables con los signos buscados. Demás está decir que las Iglesias, principalmente la Católica, se han esmerado en mantener a sus fieles lejos de la realidad, ocultando la Verdad y condenando al mundo a las tinieblas de la ignorancia.

Pero las evidencias existen. Una de las más polémicas es la siguiente. En Mateo 2,1-10 podemos leer: "Cuando hubo nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos del Oriente llegaron a Jerusalén, y preguntaron: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo"… Más adelante dice: “Con estas palabras del rey, se pusieron en marcha, y he aquí que la estrella, que habían visto en el Oriente, iba delante de ellos, hasta que llegando se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver de nuevo la estrella experimentaron un gozo muy grande”.  

Notemos que aquella “estrella” se movía, caminaba, los guiaba, y luego se detuvo sobre el área donde estaba el niño. Un niño más que especial, y que había concitado la atención de los visitantes de la Tierra y del Cielo. Aún el más escéptico no podría negar que, tal como está escrito, la estrella se apareció de repente, se movió y se detuvo evidentemente en el lugar exacto del nacimiento donde estaba Jesús.

Detengámonos ahora en otro ejemplo: "Miré, y vi como venía del norte un torbellino, una gran nube y un fuego que se revolvía dentro de sí mismo. Alrededor de ello había un resplandor y en su centro algo semejante a un metal brillante que salía del medio del fuego. En el medio había la figura de cuatro seres vivientes. … El resplandor que lo rodeaba todo en torno era como el arco que aparece en las nubes en día de lluvia. Esta era la apariencia de la imagen de la gloria de Yahvé. A tal vista caí rostro a tierra, pero oí la voz de uno que hablaba...". Eso escribía Ezequiel, 1. 15-27. Aquí encontramos nuevamente la alusión a algo "extraño", con terminología propia de la época: torbellino, nube y fuego, resplandor, metal brillante y resplandeciente.

Veamos un ejemplo más. “Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo”, Éxodo 40:34. Lo encontramos ampliado en Números 9, 15.

En otras citas de los textos sagrados encontramos lo siguiente: “De nuevo alcé mis ojos y miré, y he aquí un rollo que volaba. Y me dijo: ¿Qué ves? Y respondí: Veo un rollo que vuela, de veinte codos de largo, y diez codos de ancho” Zacarías 5: 1-3

En Jonás 2,1 descubrimos lo siguiente: “Entonces Yahvé hizo venir un pez grande para que se tragara a Jonás; y estuvo Jonás en las entrañas del pez tres días y tres noches”. Este “pez” podría tranquilamente ser  un Ovni en el fondo del mar, también llamado por algunos investigadores Osni (Objeto Submarino No Identificado). Actualmente hay muchos testimonios de personas que aseguran ver salir y entrar del mar a objetos no identificados, inclusive, afirmando de existencia de bases submarinas de estas naves debajo de muchos mares.  

Existe otro excelente ejemplo de permanencia “dentro” de lo que podríamos denominar “cuerpos u objetos infrecuentes”. En Éxodo 24,15-18: “Subió Moisés al monte, y la nube cubrió el monte. La gloria de Yahvé reposó sobre el monte Sinaí y la nube lo cubrió por seis días. Al sétimo día, llamó Yahvé a Moisés de en medio de la nube. La gloria de Yahvé aparecía a la vista de los hijos de Israel como fuego devorador sobre la cumbre del monte. Moisés entró en la nube y subió al monte. Y permaneció Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches”.

Una de las citas más importantes de la Biblia respecto al tema “extraterrestre”, sucede en el nuevo testamento, cuando Jesús sube con tres de sus apóstoles más fieles (Pedro, Juan y Santiago) al monte Tabor, lugar en el cual mostró su gloria.  Narra el Evangelio (Lucas 9, Marcos. 6, Mateo 10) que unas semanas antes de su Pasión y Muerte, subió Jesús a este monte a orar. Y mientras oraba, su cuerpo se transfiguró. Sus vestidos se volvieron más blancos que la nieve y su rostro más resplandeciente que el sol. Y se aparecieron Moisés y Elías y hablaban con Él acerca de lo que le iba a suceder próximamente en Jerusalén. Este episodio se  lo conoce popularmente como “la transfiguración de Jesús”. Entonces nos preguntamos: ¿cómo podían estar ahí si Moisés tenía siglos de muerto y Elías jamás murió en la Tierra ya que fue transportado por el carro de fuego a los Cielos? Quizá no sea descabellado pensar que fue el mismo Ovni de la transfiguración de Jesús los que llevó a Moisés y a Elías a ese lugar.

Uno de los casos más contundentes, y en el cual voy a detenerme, lo refleja la vida y “muerte” del Patriarca Henoc. Vayamos mucho tiempo atrás, viajemos al comienzo de los textos sagrados, a Génesis 5, 18-24. El primer personaje bíblico citado por el fenómeno OVNI fue un descendiente directo de Abraham, y de características muy particulares. Puntualicemos algunas. De todos los Patriarcas, Henoc fue el que menos tiempo vivió. Solo vivió 365 años, número que corresponde exactamente a la cantidad de días del ciclo anual terrestre. Aquí encontramos una particularidad que se relaciona con la astronomía. Otra característica peculiar, es que se dice de él que “anduvo con Dios”. Cuando la Biblia quiere decir que alguien es muy bueno, muchas veces dice que anduvo “delante de Dios” (como Abraham, Isaac, David), o que anduvo “cerca de Dios” (como ciertos reyes de Israel). Pero decir que anduvo “con Dios” implica una santidad y una cercanía a Él extraordinarias. Finalmente, se narra que Henoc no murió, sino que “desapareció, pues Dios se lo llevó”. Una afirmación realmente sorprendente para las Sagradas Escrituras, las cuales dan a entender que nadie pueda ir solo hasta donde Dios está.  

Como anunciamos al comienzo de este texto, y siguiendo con el relato sobre esta gran aventura bíblica, no podemos dejar de mencionar un caso semejante al descripto anteriormente. Es el caso de “Elías”. Lo que le pasó al profeta Elías es aún más extraordinario. La Biblia refiere cómo éste, cuando presintió que su muerte estaba cerca, salió a caminar por las orillas del río Jordán en compañía de su discípulo Eliseo. De pronto bajó del Cielo un carro con caballos de fuego que lo arrebató y lo hizo desaparecer en el aire, ante el asombro de Eliseo y de otros discípulos que contemplaban la escena. Nunca más regresó. Ahora bien: ¿quién se llevó a Elías? ¿Dónde está? ¿Dónde fue? ¿Qué fue ese carro de fuego? Innegable es que, la tradición judía sigue actualmente esperando el regreso de Elías para el final de los tiempos. Apareció de la nada y desapareció de la misma forma: sin dejar huellas. II Reyes 2,11-12.

Otras pruebas bíblicas en donde podemos encontrar testimonios poco usuales con repertorios profanos se dan en Isaías 19 “La Profecía sobre Egipto”; en Mateo 26:64 en donde dijo Jesús: “Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo”; asimismo en Mateo 24:30 se puede leer: “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”.

En estas citas anteriores, se refleja claramente lo que la Biblia dice sobre el Segundo Regreso de Jesús-Cristo a la Tierra. Y en este punto me gustaría particularmente detenerme en algo que mucho tiene que ver con el tema tratado aquí. La esperanza más grande que tiene la humanidad acaricia el límite con lo espacial, cósmico y universal. Veamos los siguientes ejemplos que señalan el Regreso.

Apocalipsis 1, 7: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.”

Apocalipsis 19, 11: “Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos".

Y seguimos: Lucas 21:27: "Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria". Mateo 24:27: "Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre". Hechos 1:10-11: "Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo".

Dejamos señaladas aquí algunas de las tantas citas que hacen referencia a los Ovnis, seres extraterrestres y su misión en la Tierra, vínculos interplanetarios y crónicas siderales.

Los ángeles de ayer, extraterrestres de hoy, son los que van y vienen por “...una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y los… ángeles de Dios subían y descendían por ella”.(Génesis 28,12).  

A la luz de todo lo expuesto es preciso que los hombres abran su mente y su corazón a nuevas ideas, a una mayor conciencia y a un futuro encuentro con los visitantes de las estrellas. Quien tenga ojos, que vea, quien tenga oídos, que oiga, porque los ángeles de ayer aguardan hoy, en sus naves venidas de sutiles mundos de luz, que el hombre los llame.

María Belén Paolini

21 de octubre del 2015
Arca Lily Mariposa
Rosario, Santa Fe, Argentina

 

TRANSCRIPCIÓN DE LOS PRINCIPALES CONCEPTOS DE LA ENTREVISTA REALIZADA
AL CONTACTADO ITALIANO ANTONIO URZI

Programa Frecuencia Joven, FM AZ, 92.7, Rosario Argentina

Sus orígenes

Soy un italiano de 42 años, mi madre nació y no por casualidad en Argentina y amo mucho a este país donde filmé naves en diferentes oportunidades.

Su experiencia

Desde siempre tengo experiencias con seres extraterrestres. Las naves que veo hoy son las mismas que veía de pequeño. Por suerte hoy tengo la oportunidad de filmar naves con gran facilidad, en todos los lugares del mundo a los que voy, por eso considero que es una experiencia importante, porque así todos pueden saber que no estamos solos, que somos visitados por seres inteligentes de otros lados del universo.

La razón de esa experiencia

Pero no se trata solamente de filmar naves, todos estos años han sido para mí una experiencia de vida. Es importante comprender por qué sucede el fenómeno, por qué nos visitan estos seres y el aspecto más importante es que esos seres hablan del regreso de Jesucristo. Y esto lo entendí gracias al encuentro con Giorgio Bongiovanni, que es mi padre espiritual.

El llamado  telepático antes y después del 2007

Al principio no sentía nada antes de filmar. Luego del encuentro con Giorgio Bongiovanni tuve la oportunidad de profundizar este tema, sobre todo en el aspecto espiritual. Y al ahondar en el aspecto espiritual, que está en la base de la visita extraterrestre, mi espíritu y mi conciencia se ampliaron y, en consecuencia, mi visión del fenómeno. Es por eso que desde septiembre del 2007, dos años después de haber conocido a Giorgio Bongiovanni y gracias al trato frecuente que teníamos, los seres empezaron a llamarme. Yo soy un hombre normal, como cualquier otro. Cuando uno se encuentra en un estado de percepción alterada y no tiene preparación adecuada, la experiencia se vuelve muy traumática. Antes del 2007 yo grababa naves con facilidad. Me ponía a mirar el cielo, sentía el contacto telepático y luego de 5 o 10 minutos, a lo sumo una hora, los seres se manifestaban. Pero no era fácil, mi visión se alteraba, las cosas que miraba se alteraban, sentía que me faltaba el aire, todas cosas que se pueden confundir con la locura, que no entendía por qué me pasaban. A partir del 2007, gracias a Giorgio y a una mayor comprensión del mensaje que estos seres traen y que está en la base del mismo, pude modificar la relación. Hoy tengo la alteración psicofísica pero estoy bien, muy bien, porque siento que es energía pura, la verdadera. Y si durante algunos días me falta la experiencia, los empiezo a extrañar y la naturaleza humana hace que empiece a hacer preguntas acerca de por qué no aparecen. Así los siento.

La primera gran señal

Los seres que me contactan lo hacen, como ya dije, desde que era niño. Aparecían por la noche en mi habitación. La experiencia que me hizo acercarme a Giorgio fue la aparición de una cruz luminosa en mi habitación, de aproximadamente 2.50 por 1.80 metros. Fue muy importante, impresionante, mi madre siempre lo recuerda porque ella también la vio. Yo tenía mucho miedo en ese momento, pero gracias a esa cruz pude comprender que el aspecto mesiánico está en la base del fenómeno extraterrestre, Cristo está en la base de la visita. Pero yo era pequeño, no entendía nada de naves, de cruces o de Cristo. Pero las manifestaciones ahí estaban. Creo que esa cruz fue la que me llevó muchos años después a encontrar a Giorgio, que es el único que habla del Cristo en relación al fenómeno extraterrestre. A lo mejor no el único, pero sí el que lo hace de la manera más completa, podríamos decir que lo hace con una amplitud de 360º.  

El contacto astral

Yo he hablado con estos seres en sueños, que para ser más preciso debería decir que son viajes astrales, en los cuales ellos han contactado conmigo. Me hablan siempre. No recuerdo las experiencias que tuve de pequeño. En el año 1995 conozco la historia de Giorgio Bongiovanni y de Eugenio Siragusa, y se abren de nuevo todas las experiencias que había tenido de niño. El día anterior a encontrar la revista con el relato de Eugenio y Giorgio, yo tuve una experiencia muy fuerte. Desde ese día de 1995 hasta el año 2000 en que conocí a Simona Sibila, hoy mi mujer, tuve muchos encuentros nocturnos a nivel astral con estos seres, que me hablaron de muchas cosas, me mostraron naves, diversos lugares de la Tierra. Años después me hablan de la importancia de Giorgio Bongiovanni y de manifestación en el mundo del maestro Jesucristo.

Viajes astrales

De los viajes astrales realizados recuerdo en especial dos experiencias. La primera en la luna, donde vi las bases que los seres extraterrestres tienen y la segunda en Marte, donde vi muchos humanos de la Tierra. Había estructuras cilíndricas y cúpulas de vidrio; yo hablaba con la gente como ahora hablo contigo. El cielo de Marte es azul, como el nuestro, no rojo como pretenden decirnos los científicos que engañan al hombre. He viajado en nave muchas veces, pero esas son las más importantes.

Los seres del contacto

Los seres que veo a nivel astral y que una vez encontré en forma física, son similares a nosotros, tal vez más altos y más lindos, de 1.80 o 1.90 metros aproximadamente. También ha encontrado a mujeres, muchas de ellas manejan las naves. La mayoría viene de Las Pléyades y otros de Orión, de la estrella que está en el centro del cinturón de Orión. Tienen una organización social similar a la nuestra, tienen familias, arte, teatros, como nosotros. Hacen un enorme sacrificio al dejar todo para venir a ayudar a nuestro planeta, eso es algo en lo que nadie piensa. Los que nos visitan pueden considerarse militares a todos los efectos, militares de Cristo.

La Confederación

Cuando surge un problema en cualquier lugar de la Galaxia, la Confederación se hace presente para, en nombre del amor, ayudar a los que lo necesitan. Son siempre procesos milenarios, según nuestro tiempo. No es que los extraterrestres aparecieron ahora, están en la misma misión por la cual vino Jesús hace 2000 años, y en la que lo matamos. Los seres que me contactan hablan de esto.

Seres negativos

No es cierto todo lo que se dice de las abducciones, secuestros y otras cosas negativas. Existen seres negativos, pero no vienen en naves. Son los demonios, que tienen tecnología, porque la misma está en el Universo, en el bien y en el mal. Pero, para viajar por la galaxia no se puede ser negativo ni destructivo, porque el Ser Macrocósmico no lo autoriza. Si la ciencia tiene conciencia se evoluciona, pero si se permanece apegado a los valores materiales no se puede viajar por el Universo. La prueba somos nosotros, que tenemos mucha tecnología pero no nos sirve para nada, no podemos viajar como lo hacen ellos. La propulsión que conocemos no sirve para grandes distancias y menos para cambiar de dimensión como hacen estos seres.

Por qué no se acercan a cualquiera

Si los hombres sienten temor los seres extraterrestres no se acercan porque respetan nuestros sentimientos y nuestras creencias. Nunca van a romper nuestra armonía psicofísica, cosa que sucedería si se aparecen a los que les temen. Pero como no son negativos nos respetan. Si el temor no existiera ellos se manifestarían sin problemas a todos, a cualquiera. La llave para entrar en contacto con ellos es una alta vibración espiritual.

La energía de las naves

Las naves que se acercan tienen una energía tan fuerte que pueden molestar o dañar al cuerpo físico. Pero ellos pueden todo, si quieren pueden bajar o reducir la emisión de energía. Cuando yo las filmo suelen estar a una distancia de 300 o 400 metros.

Tipos de naves

Hay naves, las naves que todos conocemos, con la típica forma de platillo. Pero he visto pequeñas esferas a 3 o 4 metros, incluso adentro de mi habitación. Estas esferas, a las que se les dan distintos nombres, tienen la función de monitorear toda la vida, toda la actividad humana. Son computadoras que viajan. Hay otras que pueden parecer una pequeña esfera a nuestros ojos, pero su interior está en otra dimensión y puede tener cientos de metros de diámetro.

La visibilidad

Así como los rayos ultravioletas existen pero no se ven, al igual que los rayos láser, alrededor del mundo hay una enorme cantidad de naves que están en una frecuencia tan alta que el ojo humano no las ve. Las naves que se me manifiestan a mí son físicas, entran a nuestra dimensión. Un Observador del Cielo de México, Pedro Ávila, coloca una cámara común al lado de otra infrarroja, que capta todo lo que la primera no muestra.

Aumento del fenómeno

La visualización y filmación de naves extraterrestres es un fenómeno en crecimiento. A eso se suma que antes no existía la difusión que hoy se tiene y que pone la información a disposición de todos. La gente no mira el cielo, la información se la dan los medios de comunicación. Los seres se suelen manifestar en lugares donde hay mucha gente, pero las naves están siempre. Mucha información de la que circula es mentira, pero lo importante es que cada vez se habla más del fenómeno.

Contacto masivo

No estamos preparados para un contacto masivo. Esto es así porque la gente no tiene el necesario estado de conciencia ni el nivel espiritual requerido. Ni yo estoy preparado. Yo miro y filmo las naves, pero otra cosa es estar preparado para un contacto con millones de seres cósmicos. La gente se volvería loca debido a la publicidad negativa a que los gobiernos han hecho durante tantos años. Los negativos somos los seres humanos, ellos son hermosos, llenos de amor y quieren ayudarnos. De eso hablan todo los mensajes de Giorgio Bongiovanni. Y yo lo creo. Creo que los seres se van a manifestar después de la segunda bomba nuclear que caiga sobre una gran ciudad. Creo que esto sucederá. Como a suceder el contacto, sí o sí, aunque la gente no esté preparada espiritualmente.

El por qué de que lo hayan elegido a él

Yo no sé por qué los seres extraterrestres me eligieron a mí para el contacto. Tal vez por mi buena voluntad, porque estoy disponible y porque me dedico con toda responsabilidad a esta tarea que es para el bien de todos.

Por qué la gente no cree

Antes, en años anteriores, me preocupaba que a pesar de las miles de filmaciones y evidencias que filmé y que hay en el mundo la gente siguiera sin creer en la realidad extraterrestre. Hoy puedo decir que ya no me importa. Me importa que el mensaje llegue a la gente, si el que lo recibe no cree es su responsabilidad, no mía. Yo tengo la responsabilidad de difundir y que el mensaje llegue a ciertas personas. El mensaje no es para todos.

Calidad no cantidad

El mensaje es para aquellos que están preparados. El Cielo busca calidad no cantidad.  No podría comenzar un nuevo mundo con toda la locura de hoy, por eso debe darse una selección natural de aquellos que estén preparados, a los que tienen el espíritu apto para recibir esta verdad. No es un tema simple, parece una locura pero es así, nos guste o no. Si es hombre está disponible y con buena voluntad, estos seres lo van a ayudar. Pero tal como está hoy el mundo, solamente una pequeña parte de los humanos está atenta a estos signos tan grandes e importantes para nosotros.

El regreso de Cristo

Lo más importante de todo es el regreso de Cristo. Las naves son sólo un anticipo, lo más importante del tema extraterrestre es el regreso del Cristo, porque es una misión mesiánica. A la gente le gusta hablar de naves, seres, cómo son, de dónde vienen, y nada más. ¿Cómo podemos pedirles que se presenten ante nosotros si no queremos saber nada de lo que realmente importa? Ellos quieren hablarnos, que sepamos quiénes son, para qué vienen y qué quieren de nosotros. Recién después viene la posibilidad del contacto, porque no pueden manifestarse sin esos presupuestos. Antes que nada debemos tener informaciones precisas y recién después vendrá la manifestación y el contacto.

El espíritu

La parte espiritual es la más importante del ser humano. Pero nosotros trabajamos a diario solamente con el cerebro y no con el corazón. No nos conectamos con el espíritu y así es imposible llegar al contacto.

La ufología

La ufología mundial es una vergüenza. Mira exclusivamente a la parte externa o material del fenómeno, no le interesa el mensaje. No se preguntan lo esencial, muchos piensan que son ejércitos o estructuras militares. Por eso son tan importantes los mensajes de Giorgio Bongiovanni, la gente debería escucharlo. Él tiene experiencias en Rusia desde el año 1990, por dar un ejemplo, que todos deberían conocer. Como también todos deberían conocer las experiencias de Pier Giorgio Caria, uno de los más importantes expositores mundiales de la realidad extraterrestre. Pero no obtienen difusión masiva porque molestan al sistema político y al económico, es decir al gobierno mundial.  

La difusión del material

Gracias a Giorgio Bongiovanni conocí a Jaume Maussan, el periodista más reconocido en el tema Ovni, la mayoría del material que yo he filmado fue difundido por la televisión mundial. Fue el único que profundizó verdaderamente en mi experiencia. Junto a Giorgio Bongiovanni y a Pier Giorgio Caria ha expuesto, desde hace varios años, todo mi material, con análisis serios de expertos reconocidos mundialmente, como Giuseppe Garofalo en Italia. Gracias a estos análisis realizados sobre el material que obtuve se disipan las posibilidades de engaño o fraude. El fraude es algo que está en la mente de muchas personas que, por ignorancia, así lo creen. Pero lo afirman sin pruebas, y si quieren obtener pruebas necesitan expertos y análisis serios, no solamente opiniones.

La verdad no se compra ni se vende

Todo lo que yo hago es en forma gratuita. De las enseñanzas de Eugenio Siragusa aprendí que la verdad no se compra ni se vende.  Y esta conducta trae enormes sacrificios pero uno se siente muy bien. Cuando las apariciones de naves se fueron incrementando, cuando se mostraron de forma cada vez más seguida, yo obtuve miles de filmaciones que exhibí en carácter absolutamente gratuito. La historia enseña que los filman naves son considerados locos por la mayoría. El fin es solamente uno: que la verdad se conozca. Yo soy un instrumento del Cielo, guste o no guste esta afirmación.

El cambio necesario para el contacto

Para que la humanidad pueda llegar al contacto masivo debe ampliar su conciencia, renunciar al uso de la energía nuclear, ya sea en sus aspectos bélicos pero también en los llamados pacíficos, renunciar al uso de las armas. Hacer eso sería una demostración de colaboración muy importante para los seres extraterrestres y nos convertiría en candidatos a entrar en la familia cósmica. Este sería, para mí, un aspecto importante e interesantísimo de la cuestión, pero no sé si es suficiente para el Cielo. Hay otros aspectos como el hambre en el mundo, la riqueza solamente para algunos y todas las demás formas de egoísmo que al Cielo no le gustan. Si se llega al equilibrio en los temas sociales, probablemente más gente llegue al contacto. Hoy hay muchos candidatos, muchas personas que tienen el potencial para vivirlo, pero no tenemos todavía la conciencia de ser operadores de la vida, somos miserables en ese sentido.

Mensaje final

El mensaje que tengo para todos es simple, es el que me dieron los seres de luz, ama al prójimo como a ti mismo, la enseñanza de Jesús. Ese es el mensaje, esa es la llave para acceder al Cielo. También les digo a todos que deben estar preparados porque pronto sucederán muchas cosas, catástrofes que afectarán a toda la humanidad. Es el mensaje de Giorgio Bongiovanni y era también el de Eugenio Siragusa, al igual que el de otros contactados. También la Virgen nos habla en sus mensajes de catástrofes para toda la humanidad, este es el tiempo, los signos están. La gente no los ve, porque se interesa solamente en cosas como el fútbol, el dinero o tener zapatos nuevos para el sábado o el domingo. Y eso pasa porque la gente no entiende que el fenómeno Ovni es una verdad, no un fenómeno. Y es una verdad de todos, no solo un fenómeno que algunos ven como muchos pretenden. Por eso hay que seguir adelante, esperar el regreso del Cristo, que se hará presente entre esta humanidad loca, ciega y sorda.   

Inés Lépori

21 de octubre del 2015
Arca Lily Mariposa
Rosario, Santa Fe, Argentina

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139