Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
claudiorojasguerra100Por Claudio Rojas G.

Había dejado de escribir crónicas, porque un tiempo mandé varias y empecé a cuestionarme si no sería mi ego y mi arrogancia quienes me hacían escribir; entonces me preguntaba qué tan necesario era que lo hiciera.  Sin embargo, ahora he sentido la necesidad de hacerlo.

Ha pasado ya más de un mes de haber abrazado a Giorgio, Sonia y los hermanos en Argentina; entonces después de haber meditado bien lo allí vivido, nuevamente sentí la casi urgencia de escribir, es como si algo del interior del pecho me impulsara llenándome de inquietud la que sólo se aplaca cuando me dispongo a  hacerlo.

Al principio no había asimilado totalmente la experiencia, pero ahora la he masticado, regurgitado y creo entonces haberla entendido un poco más.

¡Cuántas veces se nos dijo que Cristo nos pediría seguirle!?….¡cuántas veces se nos dijo que Cristo nos visitaría a cada uno de nosotros !?,…. ¡cuántas veces se nos dijo que Cristo nos mediría nuestra disponibilidad!?

Cuando el Consolador prometido, nos compartía su impresionante y emotiva experiencia con Jesucristo, no sólo nos estaba contando lo experimentado, sino que estaba dándonos una vez más un ejemplo de disponibilidad total, para que nosotros la asimilemos y comprendamos; y así con el cabal conocimiento de ello también nosotros podemos o debiéramos poder seguir la huella dejada por él, nuestro guía, nuestro referente, nuestro amado Giorgio.   

Cuando él decía varias veces:… “yo estoy”, no sólo nos estaba diciendo que Giorgio estaba al frente y no dejaría la misión, sin antes dar la vida por Cristo, sino que Cristo nos estaba consolando con su presencia entre nosotros (“No os dejaré huérfanos” Juan 14:18).

Cuando nos hablaba y luego en silencio nos miraba a todos, era Cristo que nos miraba y nos hacía un diagnóstico de la disponibilidad individual de cada una de nuestras almas para resistir, pues él necesita saber con quién puede contar para llegar hasta el final del camino o cuán preparados estamos para la justicia que ya llega. Aquí se me viene a la mente una frase dicha por Sonia Alea en el chat hace unos 2 meses atrás; ella dijo: “escucho a muchos hermanos pedir que llegue pronto la justicia divina para terminar con las injusticias,… pero, saben lo que están pidiendo?...están o estamos realmente preparados para ella”?

Es importante creemos, para poder estar preparados a esa justicia que sabemos que todos añoramos, porque ya no toleramos este mundo; es hacernos conscientes de todo lo que estamos próximos a vivir, y para ello nos basta retrotraer a nuestra mente todo lo que nos ha dicho Giorgio a lo largo de los años, no sólo en los últimos dos años o en la última charla. Son muchos años hablándonos y es ahora que tenemos que sacar el jugo a esas enseñanzas, pues ellas nos podrán ayudar a sostenernos y resistir. Nos ha dicho que viviremos catástrofes que nos darán mucho miedo, viviremos el caos social extremo es decir estaremos igual que los países en guerra, veremos muertes y sangre delante de nuestras narices, veremos gente matarse y comerse unos a otros, nuestra necesidad de hablar en público que nos pedirá respuestas, y en esta labor encontraremos grandes opositores especialmente dentro de los fariseos de este tiempo, al hablarles de la eternidad del espíritu y la reencarnación como la única forma que entiendan lo que sucede y la justicia de Dios; la fe que tenemos que tener ante la persecución y cuando estén marcando con el chip a toda la población. También en esta etapa que nos ha hablado de ser más místicos, la importancia de la oración permanente, no para cambiar al mundo, sino para no salirnos de la senda y mantenernos fortalecidos en la fe (recordemos que hasta el mismísimo Jesús oraba); pero lo más importante creemos, es hacer la voluntad divina, es decir seguir los mandamientos y sobretodo las enseñanzas de Jesús como la única forma de entrar en verdadera comunión con él, y así sentirnos protegidos, listos, fortalecidos para enfrentar cualquier cosa.

Giorgio ha sido muy claro (muchas veces), después de nuestro trabajo (mientras lo necesitemos), la prioridad debe ser la Obra; si no lo es, con seguridad creo que no lo lograremos.  Nos ha dicho con gran claridad que la obra debe ser la novia de la cual estamos locamente enamorados y apenas terminamos nuestra jornada de trabajo, corremos a sus brazos.  Quien diga que no tiene tiempo, no está enamorado de esa novia, porque el verdadero enamorado se hace el tiempo para la novia, lo inventa…!!!
Claudio Rojas G.

17.01.2016

LOS ESCASOS SACERDOTES DE CRISTO: http://www.unpuntoenelinfinito.com/cronicas-de-las-arcas-2015/7159-los-escasos-sacerdotes-de-cristo-.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139