Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

Francesca Panfili100Por Francesca Panfili

“La Doctrina del sublime es semejante a un torrente impetuoso que supera en rapidez la atención de quien escucha y de quien habla. Esta doctrina es tan sublime que supera las facultades del intelecto humano. Si no lograseis aferrarla en la palabra del Maestro, se irá, se desvanecerá a través de la mente y retornará a su círculo”.

Finalmente llegó el momento de hacer nuestro viaje a la ciudad de Pordenone. Era un viaje muy esperado que nos emocionaba por la alegría de volver a ver a los hermanos y de compartir nuestro amor con ellos. Era una oportunidad única para estar junto al Cáliz Viviente de la Comunión Crística y sentarnos a Su mesa. Un grande y precioso don que el Padre nos ofrecía para que una vez más nuestros espíritus, que buscan encontrarse con Giorgio y que viven gracias a estos instantes de eternidad esculpidos en el tiempo, se despierten. Estos son momentos raros, únicos, dones muy preciosos que el Padre nos hace para impulsarnos a comprender cada vez más nuestros valores, nuestra misión y para comprender nuestra verdadera identidad.

Así fue que llegamos a Pordenone, junto a Claudia y a Gabriele. En el camino nos encontramos con los hermanos de Sant'Elpidio y de Ancona. Todos estábamos llenos de entusiasmo, como niños que corren al encuentro de su amado Padre. Al llegar al arca el aire se volvió ligero y comenzamos inmediatamente a respirar el Infinito. El Infinito que se manifiesta con su potencia y con su conmovedora humildad en un hombre con barba y cabello blanco, con un rostro marcado por los muchos compromisos de una vida dedicada completamente a servir al Eterno y a Su Verdad. Ni bien entramos en el arca Alea Lores vimos a Giorgio sentado con las Sagradas Señales de los Estigmas, descubiertos. Sus pies desnudos, manchados con la sangre fresca, estaban apoyados en el suelo en una pequeña toalla blanca. La mirada de Giorgio estaba todavía proyectada hacia otro lugar. Acababa de vivir una Sangración de los estigmas. Este prodigio de amor, de advertencia y de redención para las almas llamadas por Cristo se había vuelto a repetir, una vez más. Observé a Giorgio y me pregunté: “¿Qué es lo que están viendo mis ojos? ¿Hacia dónde se ha proyectado ahora su espíritu?”. Su mirada estaba más allá en el momento en que su espíritu regresaba a esta dimensión densa, después de que el cielo se desgarra y le muestra a Giorgio cuadros infinitos, perfumes indescriptibles, el encuentro con el Ser que ha puesto en práctica el amor pleno: el Cristo. Ante esta imagen que para todos nosotros es conmovedora uno se siente pequeño, desnudo, sediento de perdón y de deseo de servicio. Un servicio que querrías que te llevara hasta allí, a los pies de la cruz, a los pies del Cristo crucificado, para acariciarlos, para limpiarlos de Su Sangre, pare aliviar cualquier sufrimiento Suyo porque frente a este amor que quema no podemos esperar, ni tampoco podemos permanecer indiferentes.

Una vez superado este momento, en el que se puede intuir la profundidad del Cielo que se manifiesta en la Tierra, comenzaron a llegar los demás jóvenes del arca de Sant'Elpidio y del arca María Santísima de la ciudad de Ancona. Inmediatamente la vibración de la camaradería y del amor nos abrazó aún más por este sentimiento de amistad que va mucho más allá de esta vida y que sentimos que arde en nuestros corazones. Es la hermandad cósmica que se respira en estos casos. Un espacio de cielo que se hace concreto en medio de nosotros. Es la misma misión Del Cielo a la Tierra que se manifiesta en al ímpetu de los jóvenes que quieren servir a la Verdad Cósmica. Y esto quedó sellado por Giorgio cuando nos invitó a cada uno de nosotros a sentarnos a la mesa con un pedazo de pan. Una comunión de los espíritus que se alegran por haberse reencontrado, que como los amantes no ven la hora de poder estar juntos, siempre, para proyectar, renovarse, conocer, viajar, idear, reír, vivir el espíritu con la sacralidad y la alegría de Cristo. ¡Cómo querría que mi vida fuera así todos los días!

Después de haber cenado velozmente nos dirigimos hasta el lugar en el que se desarrollaría la reunión espiritual, lugar en el que nos estaban esperando muchos hermanos de la región del Triveneto, llegados desde Gorizia, Venecia, Buja y Pordenone. Los hermanos del Noreste, que tanto aman a Giorgio, y que le han donado todo lo que podían donarle a Él y a la Obra. Finalmente comenzó la reunión espiritual. Otros hermanos de las arcas se encontraban conectados a través de internet. En la sala también estaban presentes algunas almas nuevas, que por primera vez escuchaban a Giorgio.

“Ante todo me siento feliz” comenzó diciendo “Esta noche he venido aquí para hacer una reunión espiritual, pero sobre todo para presentaros a unos jóvenes extraordinarios. Tenía muchas ganas de hacerlo y le agradezco al arca de Pordenone, de Buja y a todos los hermanos del Triveneto, por haber venido hasta aquí y por haber respondido a la llamada, porque quería presentaros al futuro de nuestra Obra que son los chicos: los jóvenes. Estos chicos, a los que en parte ya conocéis, han emprendido desde hace dos meses una actividad muy humilde, simple que los hace mantenerse unidos. Una actividad cultural, profunda e iniciática: editar un periódico que nos pasaremos entre nosotros para hacernos sentir unidos, hermanos y para que sintamos el calor del amor. Son jóvenes muy preparados a nivel espiritual y han realizado este periódico con la foto de Adoniesis. Un periódico iniciático en el que se publican los mensajes de Eugenio Siragusa, los míos y también sus artículos. Os invito a tomarlo y a leerlo porque llena el corazón de amor y son todos conceptos puramente espirituales”.

De esta manera Giorgio presentó el opúsculo mensual denominado “Nueva Poseidonia”, nacido de una idea de Marco Marsili para difundir entre los hermanos y los amantes de la verdad cósmica las enseñanzas que los Gigantes del Cielo han brindado a la Tierra. “Porque la ciencia espiritual cósmica, revelada por nuestros hermanos del espacio, por los Señores de las estrellas, por los Señores de la llama, es un ofrecimiento, una posibilidad para el hombre de esta esfera de pasar de las frecuencias medias, que son las que estamos viviendo hoy en día, a las frecuencias superiores que son aquellas en las que viven los hermanos del espacio, el Reino de los Cielos. Y según nuestra opinión el conocimiento de esta muy elevada Teologia Cósmica y Ciencia Espiritual es el requisito para acceder a este Reino. El conocimiento es fundamental, sobre todo en este camino y en esta familia espiritual que se basa en la Gnosis, en la Sabiduría. El conocimiento transmitido por la familia de Juan no tiene iguales en el mundo y nosotros, que tenemos la enorme gracia de haber accedido al mismo en forma gratuita, a través de esta imponente capacidad mensajera divina y cósmica, tenemos el deber de difundirlo” explicó Marco.

Luego Giorgio presenta la nueva arca María Santísima de Ancona a todos los hermanos. “Este nombre me llegó por inspiración. Estos jóvenes chicos son un regalo que hemos recibido del cielo. Ellos nos han traído el amor, la alegría y el entusiasmo. Estoy muy contento. Ancona es la ciudad en la que nació mi hija, Sonia Tabita, por lo tanto para mi es un regalo de Sonia Tabita. Esta ciudad, maravillosa, después de muchos años de espera nos ha hecho conocer a estos hermosos seres”. Thomas, Alice, Paolo, Diego, Alessandra, Davide, Angelo, Elisabetta y todos los demás chicos del arca han inundado nuestras vidas de amor y de algarabía en estos meses que hace que los conocemos. Su disponibilidad y frescura son un ejemplo para todos nosotros. Luego Sonia Tabita tomó la palabra y comentó cuán bello ha sido encontrarse con los chicos de Ancona: “Quería agradecerle a estos chicos que me emocionaron desde el primer momento. He sentido una emoción muy fuerte porque desde la primera vez que los vi fue como si los hubiera conocido de toda la vida y estoy contenta porque hacía mucho que no llegaban jóvenes como vosotros y por lo tanto me siento feliz de estar con vosotros y de haberos conocido”.

En el marco de este hermoso momento de camaradería comenzaron las preguntas por parte de los presentes en la sala. A lo largo de toda la velada Giorgio tocó muchísimos temas de fundamental importancia para todos nosotros.

Sobre el Retorno de Cristo y la compasión

“Si hemos hecho obras tenemos que estar serenos, si hemos amado a nuestros hijos, a nuestra familia, a la gente, a los hermanos, a los justos, si no somos corruptos, si no hemos robado, odiado, si no le hemos deseado el mal a las buenas personas, si no nos hemos aliado con gente que es claramente corrupta, o fomentadora de guerras... Jesús no quiere héroes, sino que hagamos todo lo que podemos por el bien y será muy severo si no lo hemos hecho. Por lo tanto tenemos que estar serenos pero también tenemos que salir a la calle. Este es el tiempo en el que tenemos que dar la cara. Jesús no quiere que nos convirtamos en Jefes de Estado, o en personajes famosos, a menos que sea ese nuestro destino. Jesús quiere que demos la cara, que tomemos una posición, que digamos públicamente de qué lado estamos. Públicamente significa como yo, que tengo la posibilidad de hablarle a la gente, pero quienes no la tienen deben hacerlo con su familia, con sus amigos, en su trabajo. Yo estoy con Cristo, estoy con los justos, estoy con aquellos que quieren cambiar a esta sociedad, estoy en contra de la mafia. Por lo tanto tenemos que decidir de qué parte estar. Si esta noche, o la semana que viene llegara a regresar Cristo tiene que encontrarnos ocupados y entonces así obtendremos la misericordia, porque nos ha encontrado trabajando. Nosotros somos personas limitadas pero Jesús nos ha encontrado mientras estábamos trabajando en su viña. A pesar de trabajar con equivocaciones, o cometiendo estupideces, pero lo estábamos haciendo, estábamos dando todo lo que podíamos. Pero si Jesús nos encuentra en casa, mirando el programa 'Gran Hermano', o leyendo una revista para comprarnos un Rolex, o una Ferrari, o hasta incluso haciendo las cosas más simples y no estamos trabajando, entonces seremos juzgados severamente. Esto es en nuestro caso de gente común, pero en el caso de los poderosos que gobiernan el mundo, Jesús será muy severo, así como con los criminales, con los grandes obispos y cardenales que no han hecho lo que Él quería que se hiciera. Los cristianos seremos los primeros a los que Cristo someterá a juicio durante Su retorno, comenzando por el Papa hasta llegar al último cristiano y seremos juzgados en forma muy severa. Casi no obtendremos misericordia porque nosotros sabíamos la Verdad, sabíamos que Cristo fue crucificado para salvarnos. Nosotros habíamos recibido los consejos que encontramos en la catequesis y en el Evangelio: ama a tus hermanos, entrega todo a los pobres, ayuda a los miserables, acompaña a los que no tienen nada, oponte a los poderosos, siempre. Si llega hasta nosotros y se encuentra con una persona que tiene doscientos mil departamentos y que toma la comunión Él dirá: “¿Qué le has dado a los pobres?” Con ellos, con los ricos creyentes que no han dado todo a sus hermanos, es decir, con los grandes cardenales, con los grandes obispos, con los banqueros, con los personajes que dirigen el destino del mundo, será severo. Jesús utilizará el látigo y los proyectará hacia las tinieblas. Serán eliminados. Mientras que los humildes, los simples y los buenos serán perdonados pero con una única condición: tenemos que trabajar, de lo contrario terminaremos como los poderosos y como los ricos, porque Jesús no se fija mucho si uno es pobre o rico, claro está, se fija más en el pobre porque tiene menos posibilidades, pero Él mira las obras. Seremos juzgados por nuestras obras, por lo tanto, tenemos que hacer obras y así podremos estar tranquilos. No veo la hora de que regrese, pero a veces me pregunto ¿estamos listos? Preparémonos y estemos listos porque Él regresará pronto”.

Sobre el lenguaje Solex Mal

“La comunicación Solex Mal existe pero depende de los Seres de Luz que la entablan contigo y que la controlan. Cuando escribes ya lo dejas entrever al Solex Mal porque tomas del interior de tu espíritu y de tus vidas pasadas y lo pones en práctica. O bien, sin que te des cuenta, hay un ser que interviene y comunica y tú escribes. Puede ser consciente o inconsciente. En tu caso, por ahora, es inconsciente, pero está. Cuando se vuelve consciente tienen que ocurrir determinadas cosas: el contacto físico, el contacto astral y la comunicación P.E.S. Solex, pero aún es pronto. Por ahora conformate con lo que tienes que ya es más que suficiente. ¡Pero lo tienes, entonces tienes que ser feliz!”

Sobre el problema de adaptación juvenil

“A quien sea que nos pida ayuda nosotros lo ayudamos, pero no contamos con tantas posibilidades. Tendría que ocuparse la Iglesia, el Estado. ¿Cómo hacemos nosotros para ayudar a cientos de personas? En tu caso tienes nietos, parientes, tenemos que hacer lo posible, hacer el intento, explicarles que no tienen que formar parte indefectiblemente de nuestro circuito, sino que tienen que estar de acuerdo con nuestros valores, trabajar, no es necesario que ellos sigan a Giorgio, a Pier Giorgio o a Antimafia, hay cientos de asociaciones serias. Pero tú tienes que trabajar, porque si abandonas a tus hijos en la calle drogándose no hay vuelta atrás. Yo soy muy pesimista. Las escuelas han fracasado, al igual que las universidades, el catequismo dominical, porque la mayoría de los jóvenes de hoy en día, además de no tener trabajo, no saben qué hacer. Esto es algo que queda claro por el tráfico de droga, cuando arrestan a los grandes jefes mafiosos por tráfico internacional de estupefacientes dicen que tienen muchísima demanda. A mi me preocupa. Hay 300 millones de jóvenes en busca de droga. Me dan ganas de desmayarme. ¿Qué está sucediendo en nuestra sociedad? La mafia es diabólica, asesina y criminal pero hay 300 millones de personas que reclaman ese producto. 300 millones que todos los días pretenden obtener su dosis. ¡Haz un cálculo de cuánto dinero representa! Y de estos 300 millones 240, 250 millones son jóvenes, por lo tanto me desespero. Es por ello que digo que no tengáis hijos, a menos que ellos no pasen a formar parte de algún sistema en el que se esté trabajando por el bien porque la escuela no solo no hace nada, sino que crea las condiciones para que todo lo que ocurre en ese ambiente sea una tentación para drogarse y no para evitarlo. Es por ello que no es facil de decir qué hacer”.

Sobre el parto, el embarazo y el amor creativo

“La tercera dimensión se desvanece a partir del momento en el que tomas conciencia de la Verdad. Cuando te acercas a la cuarta dimensión. Existe un mensaje escrito en el mes en el que yo nací, en Septiembre de 1963, de Eugenio Siragusa, en el que los extraterrestres le hablan de la institución más importante para ellos: el Amor Creativo, concebir un niño. Le dan instrucciones al hombre y a la mujer sobre cómo vivir estos nueve meses pre-parto y luego durante y después del parto. Hoy es muy difícil hacerlo, pero en los límites de lo posible, la mujer tiene que vivir en un lugar en el que el aire sea muy oxigenado, lo más puro posible, cerca de las encinas, abrazarlas todas las semanas. La encina es un receptor y también transmite una energía extraordinaria. No tiene que fumar, en lo absoluto, ni beber alcohol, ni consumir productos excitantes. Tiene que utilizar inciensos especiales, que no sean químicos, sino que sean naturales, hacer una dieta lo más natural posible y sentir amor, armonía, y en los límites de sus posibilidades no tiene que sentir ningún miedo porque el niño percibe todo. Como estamos en guerra yo le aconsejo a las parejas que están aisladas que no tengan hijos porque los traumas son muy fuertes. Solos no estamos bien ni siquiera en el paraíso. En cambio a las personas que viven en comunidad si les aconsejo que tengan hijos. Que los tengan porque nosotros somos una familia, por lo tanto una mujer vive con sus otras hermanas, se ve, intercambia experiencias, lecturas, las prácticas naturales que te acabo de explicar... Pero a las parejas que están, ya sea por trabajo o por elección de vida, solas no les aconsejo que tengan hijos porque se corre el riesgo de que el niño reciba todo el bombardeo cotidiano de esta maldita sociedad, donde reina la guerra y la violencia. Al estar en grupo es mejor. Una madre que está en la dulce espera tiene que sentir armonías espirituales, tomar el agua más pura posible, en fin, son cosas simples pero importantes. Tiene que hablar con el niño y explicarle porque él tiene que vivir la espiritualidad dado que estos seres que están naciendo hoy en día son ángeles... Son los niños que vienen con la genética GNA, como decía Eugenio Siragusa. Ellos heredarán el futuro. Ellos ya están preparados, mientras que nosotros somos viejos. Por lo tanto tenemos que seguir estas instrucciones. El parto más aconsejable es aquel que se realiza en agua, es decir, en una pileta, o en una piscina, o hasta incluso en el mar, si éste es limpio. Cuanto menos médicos y hospitales ven mejor es. No queremos saber nada de los doctores ¿habéis oído hablar de estas madres que han muerto una detrás de otra? Esos no son hospitales, esos son campos de concentración. Hay algo que no está funcionando, además del hecho de que los médicos no están preparados. Eso que no funciona es que están muriendo madres hermosas, de treinta años y sus hermosos hijos, que rechazan la vida y que no quieren venir a este mundo y por lo tanto se llevan consigo a sus madres.

Entonces tened cuidado al momento de tener hijos. Tenedlos si les podéis garantizar una comunidad de personas que los amen. Una madre sola no es suficiente... Ellos quieren a su madre biológica que los amamanta pero hacen falta otras figuras con las cuales tienen que crecer, conversar... necesitan crecer con varias guías porque ellos son maestros y tienen que poner de manifiesto su personalidad y si nosotros no somos capaces de permitírselo se vuelven satánicos, violentos y comienzan a matar porque odian a esta sociedad. Se ven tentados y se pierden. ¿Habéis comprendido cuán grande es esta responsabilidad? No tenemos que tener hijos para que luego se conviertan en doctores o en magistrados. Estos niños tienen que heredar el Reino de Dios, o lo heredan o se convierten en soldados de Satanás. Es decir que cuando traemos hijos al mundo tenemos que pensarlo muy bien. Cuando llegan los hijos hay que seguirlos. Si después de los 21 o 22 años están con nosotros, o están en contra de nosotros, ya no podemos hacer más nada. Una vez que alcanzan los 21 años, el tercer ciclo (7-14-21), a ellos les toca afrontar las decisiones y siempre tenemos que ayudarlos y seguirlos, pero tienen que elegir ellos. De los 21 a los 28 años es el momento de la elección... porque si no eligen no serán nada... es decir que el riesgo de nuestros jóvenes es éste. Es por ello que cuando me encuentro con estos jóvenes que tienen 25, 27, 24 años y que siguen a Cristo me conmuevo, porque ellos tienen la fuerza capaz de arrastrar a cientos de jóvenes. De la misma forma que pueden hacer mucho mal pueden hacer mucho bien. Vosotros, jóvenes, tenéis que arrastrar a muchos chicos porque los jóvenes de hoy en día o eligen nuestro camino o se vuelven violentos, se convierten en aliados de Satanás y no es su culpa. La culpa es nuestra porque nosotros no les hemos dado el futuro que ellos esperaban. Cuando se piensa en un niño hay que pensar en el futuro de un hombre. ¿Qué futuro le estamos dando? La educación tiene que ser muy, pero muy cuidadosa. Si estáis solos, cualquier pareja que sea, os aconsejo que no tengáis hijos. Si algún día decidís acceder a una comunidad, sea cual sea, allí si podéis tener todos los hijos que queráis”.

Sobre el Evangelio

“El Evangelio es más importante que la misa y la Eucarestía, si bien los demás no son menos importantes. ¿Qué es lo que te dice el Evangelio? El Evangelio es duro: “Deja todo y sígueme”. “Si no odias a tu padre y a tu madre no eres digno de mi”. Odiar no en el sentido de odiar, sino de desapego. Cristo desea que ser amado más que a nadie. Cristo dice en el Evangelio: “Toma tu cruz y sígueme”. Cristo le dice a aquél que quiere ir a enterrar a su padre que se ha muerto “no vayas a enterrar a tu padre, deja que los muertos entierren a los muertos, sígueme”. Cristo dice en el Evangelio que está en contra de los hombres de poder. Cristo les dice a los apóstoles, cuando el rico se va todo desconsolado. “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el Reino de los Cielos”. Es un Cristo duro. Cristo dice: “Ay de vosotros escribas y fariseos hipócritas”. Cristo dice que regresará y juzgará severamente. Cristo dice: “no acumuléis tesoros en la tierra, porque donde está tu tesoro, ahí estará tu corazón”... No es fácil y es necesario de verdad, como ha dicho Pier Giorgio, creer en ello con todo el corazón y con toda el alma, de lo contrario se cae en tentación. Nuestros cardenales y obispos mismos y la historia de la Iglesia está llena de sangre, muertes, traiciones y perversiones”.

Sobre la pareja

“La pareja es lo más bonito que un hombre o una mujer pueden tener. Entonces a los novios, a las parejas jóvenes que se aman, yo les doy este consejo... Si en la pareja los dos jóvenes se sienten llamados a cumplir una misión crística la tienen que vivir juntos, tienen que ser el uno para el otro... Las parejas, si Cristo las llama, tienen que vivir juntos esta llamada. Las tareas pueden ser diferentes. Si tienen que hacer lo mismo es lo más bonito que puede suceder. Cuando las tareas son quizás en el mismo camino, pero diferentes... uno tiene que hacer el panadero y el otro el doctor, por  la mañana uno va al hospital y el otro al horno, pero son siempre llamados por el Cristo. Pero tienen que sentir un amor, un respeto y una armonía tan grande que ninguno de los dos pueda ser un obstáculo para la obra del otro. Entonces estad atentos a no caer en la desarmonía, porque el diablo intenta dividiros, haciendoos exaltar, ser arrogantes o con el miedo... Sobre todo cuando es una llamada del Padre y del Cielo os ha puesto juntos, ¿porque tenéis que dudar de vuestro amor? Éste es el consejo que doy a las parejas: la pareja en general tiene que estar en armonía.

Ahora hablo de forma individual, de lo contrario caigo en el juicio y yo no puedo juzgar. Si Cristo me ha llamado para anunciar Su Retorno, para atacar al anticristo y tengo mi pareja que es un obstáculo yo la repudio, la alejo de mi, no intento buscar la armonía, porque para mi Satanás está entrando en juego a través suyo para alejarme de mi Señor. Yo soy muy claro y despiadado sobre este tema. Mi compañera de vida tiene que ser una consolación y un apoyo en mi misión. Tiene que servir mi misión. Si no es un apoyo ni una consolación yo me separo. También esto tiene que quedar claro. Pero si la misión es de los dos ¿quien tiene razón y quien no? Es decir, ¿quién tiene que seguir a quién? En ese caso hay que seguir al que en ese momento está sirviendo la parte más importante de la Obra, ¿y quién lo establece? En mi caso yo, en el caso de otros el que sea el máximo punto de referencia en ese momento, aunque al final la decisión tiene que ser la vuestra, porque tiene que ganar el amor, no el temor. Es el amor el que tienen que vencer por consiguiente uno de los dos se pondrá al servicio del otro gracias al profundo amor que siente... es el amor de Cristo el que tenéis que seguir, porque si existe el choque, está el diablo en medio de vosotros y ahí hay problemas...

Por esta razón los apóstoles dejaron a sus mujeres. No porque no amaban a sus familias. Las dejaron porque Jesús dijo “Dejad todo”. No porque Jesús no quería que estuvieran, hasta el punto que la mujer de Pedro le siguió hasta el último momento. Jesús dormía en la casa de Pedro y tenía una pequeña habitación en Cafarnaún. El hijo de Dios tenía una habitación en la casa de Pedro y de su mujer, la cual le siguió a Pedro hasta un cierto punto, pero después, cuando ellos entraron a Jerusalén, las mujeres no pudieron seguir ya más a los Apóstoles. Hoy, os lo digo claro sin reservas, si Jesús tuviese que volver para repetir Su misión, los 12 apóstoles serían mujeres y no hombres, porque nosotros los hombres hemos fracasado. Elegiría 12 mujeres, estoy convencido de ello y nosotros tendríamos que ser siervos de las mujeres que sirven a Cristo. Para evitar que Cristo tenga que intervenir con la fuerza para echarlas, dijo: “Chicos seguidme, a las mujeres dejadlas a casa”.

Por lo tanto en la pareja tiene que haber sintonía y cuando uno de los dos es llamado, cuando uno tiene que seguir al otro, tiene que ser un acto de amor maravilloso. Si es forzado es porque está el diablo. Si se hace con mala voluntad, está el diablo. En pocas palabras ¡el amor es la prueba de que Cristo está con vosotros!”.

Después de este encuentro, hemos vuelto al arca donde nos esperaba Giorgio que estaba tocando el órgano con la pureza de un niño que desea hacer felices e sus semejantes. Nuestros espíritus se pierden entre las antiguas melodías. Se conmueven entre las notas de un tiempo que coexiste también en esta dimensión. Músicas que hacen evocar y soñar horizontes infinitos, amaneceres y ocasos anelados, paisajes fantásticos de colores etéreos y sutiles.

Una vez más la mirada de Giorgio se proyecta hacia ese infinito del cual podemos solo percibir intuiciones eternas. ¡Ninguno de los que estábamos ahí hubiera querido que la música terminara! Durante esta reunión íntima entre nosotros, almas que son amantes de la Divina Sabiduría, Giorgio nos ha deleitado con nuevas perlas de sabiduría y de conocimiento y en esta ocasión ha regalado el Sagrado Rubí a Paolo, hermano querido del arca María Santísima de Ancona.

Al día siguiente fuimos de nuevo al arca. El cielo de este domingo especial estaba adornado por la presencia del Padre Sol. El aire cálido y sereno endulzaba nuestros espíritus ansiosos por ver a Giorgio y sentarse a la mesa del Conocimiento. Mientras esperábamos fuera del arca Pier Giorgio nos deleitaba con relatos de civilizaciones y seres que viven en otros puntos del universo. Poblaciones que perseguían ideales comunes bajo la egidia de la misión crística que plasma sus existencias.

Una misión que si nosotros, almas que se han despertado a la Luz divina, comprenden plenamente podría conducirnos a desarrollar una lucha más dura para despertar la mayor cantidad de almas que el Padre ha designado al Hijo. Una misión que podría llevarnos a la reconquista de Saras y a la instauración en la tierra de un nuevo reino basado sobre el trípode sagrado: justicia, paz y amor. Un reino de hombres que interaccionan con las Inteligencias cósmicas y nutren la verdadera esencia del Inmanifestado que se converitrà en Manifestado. Estamos seguros de que en un tiempo no lejano sucederá esto también aquí en este planeta y queremos luchar cada vez más para que suceda lo antes posible para suscitar la atención del Padre y acelerar los tiempos del Retorno de Su Hijo.

Con este sueño que nos emocionaba a cada uno de nosotros, nos acercamos a la Mesa Sagrada junto a Giorgio. Han venido también hermanos de Austria.

Después de comer empezamos a saborear el verdadero alimento que nutre el alma y que quita la sed a los espíritus haciendo feliz cada una de nuestras células: el Conocimiento. Giorgio nos animaba a hacer preguntas y a sanar nuestras cuestiones espirituales. Las respuestas de Giorgio nos saciaban. Ser conscientes de que no estamos solos nos iluminaba de esperanza. Nos transmitía los mecanismos de la Ley que guía los movimientos de los planetas y que marca nuestra cotidianidad espiritual y física, con claridad. Por encima de nuestra conjetura mental, el Yo Soy se manifiesta a través del mensaje Crístico, la via del Maestro, la enseñanza iniciática que nos llega de los Hermanos del Cielo, las advertencias reiteradas de la Madre Santísima. Si no somos como niños no podemos disfrutar del Reino prometido. Si no servimos a Cristo con la pasión de un amante que sirve a su amada y le dona toda su vida, no somos dignos de poder sentarnos a la Mesa del Consolador Prometido. Si no encomendamos nuestras vidas a Cristo como un bebé la encomienda a su amada madre que le nutre y le cura, no podremos comprender la Conciencia Cósmica.

Si no dejamos todo para seguir al Amado Maestro no somos dignos de los dones maravillosos que la vida nos está ofreciendo, Giorgio el primero de todos.

En este periodo de pruebas que la voz de Uno que grita en el desierto árido del mundo ha preanunciado, los dones que manifiestan la alianza entre la tribu de Juan y el Padre Adonay queda representada también por la belleza rara de jóvenes que se acercan con el ímpetu de la sagrada llama de la Verdad que arde en el pecho. Los hermanos amados del arca Maria Santísima de Ancona con quienes hemos hecho este viaje de dos días, un viaje al infinito, son un don y un impulso para cualquier amante de la Verdad y de la vida. Un ejemplo raro de dedicación y amor sincero y puro.

Os doy las gracias a todos vosotros, hermanos de mi espíritu, por compartir con nosotros los frutos de esta Obra imponente, de este proyecto de la mente de Dios. Un nuevo inicio en la Obra de Juan en la tierra. Amémonos siempre como el Maestro nos ama. Busquémonos siempre como amantes que no pueden aplazar su sueño de amor. El Padre nos ha hecho el don de ser el futuro de esta inmensa y extraordinaria Obra.

Comprendamos siempre los dones misericordiosos y apreciemos siempre el calor del abrazo profundo en el que el espíritu se refugia, disfruta y respira. Respira porque siente el perfume del amor puro, el perfume de la rosa que florece sobre la cruz alquimizando los errores de la humana naturaleza y haciendo resurgir nuestros espíritus eternamente devotos a Cristo.

Señor, no te olvides nunca de nosotros. De nosotros que te buscamos y que nos buscamos entre nosotros. De nosotros, pobres hombres que han caído en este limbo de perdición para preparar Tu Retorno, para adornar Tu Mesa. Nosotros, con todos nuestros defectos, con todas nuestras miserias. Nosotros que vivimos para verte de nuevo un día no lejano y mientras esperamos que esto ocurra, Te buscamos en los hermanos que nos has dado para cultivar juntos el sueño de Tu presencia, el sabor del pan que nos ofreces cada vez que Tu siervo predilecto nos hace partícipes de esta gracia. ¡Nosotros Te amamos y Te esperamos! Vuelve pronto y dónanos de nuevo tus sonrisas de amor. En la espera de Tu venida concédenos la Gracia de encontrarnos con Giorgio, con los hermanos y ayúdanos a alimentar en nosotros la alegría y el amor de los niños, la grandeza de la comprensión de los iniciados y la fuerza de los guerreros angelicales.

Para ti Giorgio

“Y sola y sin nido volará el águila hacia el sol.

Ya cuando alcanzó el pie de la colina, se dirigió otra vez al mar, y vio su nave acercándose al puerto y en la proa a los marineros, los hombres de su propia tierra.

Y su alma los llamó diciendo:

Hijos de mi anciana madre, jinetes de las mareas,

Cuántas veces habéis surcado mis sueños. Y ahora venís en mi vigilia, que es mi sueño más profundo.

Estoy preparado para partir, y mis ansias, con las velas desplegadas, aguardan el viento.

Una vez más respiraré este aire calmo, mirarè solo una vez hacia atrás amorosamente.

Y luego estaré junto a vosotros, marino entre marinos.

Y tú, inmenso mar, madre sin sueño,

Tú que eres la paz y la libertad para el río y el arroyo,

Permite un rodeo más a esta corriente, un murmullo más a esta cañada,

Y luego iré a tu encuentro, como gota sin límites a un océano sin límites.

Así, caminando, vio a lo lejos hombres y mujeres que abandonaban sus campos y sus viñas y se encaminaban apresuradamente hacia las puertas de la ciudad.

Y oyó sus voces gritando su nombre de lugar en lugar, contándose el uno al otro que su barco había llegado.

Y se dijo a sí mismo:

¿Será el día de la partida el día del encuentro?

¿Y será mi crepúscolo mi verdadero amanecer?

¿Y que ofreceré al que dejó su arado en la mitad del surco o al que ha detenido la rueda de su lagar?

¿Se volverá mi corazón un árbol cargado de frutos que yo recoja para regalárselos?

¿Fluirán mis deseos como una fuente para colmar sus copas?

¿Seré yo quizás esa arpa bajo los dedos del Poderoso, o una flauta a través de la cual fluya su aliento?

Un buscador de silencios soy yo, y ¿qué tesoros he hallado en los silencios, que puedo repartir con confianza?

Si éste es mi día de cosecha, ¿en qué campos he sembrado la semilla, y en cuáles estaciones olvidadas?

Si ésta es, en verdad, la hora en que he de levantar mi antorcha, no es mi llama la que arderá en ella.

Oscura y vacía levantaré mi antorcha.

Y el guardián de la noche la llenará con aceite y la encenderá.

En palabras decía estas cosas. Pero mucho quedaba sin decir en su corazón. Porque él mismo no podía expresar su más profundo secreto (Kalil Gibran).

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139