Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

GesunonabbiatePor Sandra De Marco

“¿Por qué teméis, hombres de poca fe?” (Mt 8, 26).

El miedo es el verdadero antónimo del amor. Es tremendo, excava lentamente y se lleva el alma. Impulsa al hombre a atrincherarse detrás de miles de medidas de seguridad para no afrontar el riesgo, hasta convertirlas en su dios personal.
¿Si el amor verdadero es entregarse incondicionalmente, cómo puede verse obstaculizado por miedo a perder algo? Amar es arriesgarse. Y quienes no se arriesgan no viven, jamás podrán saborear el gusto de soñar, de aprender, de crecer, de realizar grandes obras. Quienes no arriesgan no aman y quienes no aman han perdido su libertad, el regalo más grande, en lo absoluto, que Dios ha hecho a todas las criaturas del Universo.

26 DE JUNIO DE 2015 - PORDENONE

P.: Las profecías del Apocalípsis se cumplirán. ¿Qué tenemos que hacer nosotros?
Giorgio: Nosotros tenemos el deber de despertar las conciencias y no tenemos que tener miedo. Si nos dejamos invadir por el miedo nos quedaremos afuera, nos perderemos. Esta será la próxima tentación. A aquellas sobre las cuales os he advertido en el pasado, es decir, la salud, los sentimientos y el dinero (situaciones económicas), agrego otra, la más poderosa: el miedo. Será esta la próxima tentación que os atacará. El miedo tiene que existir, de lo contrario seríamos autómatas: tenemos que trabajarlo, controlarlo y superarlo. Paolo Borsellino decía: “Es normal que exista el miedo, en todo hombre, lo importante es que esté acompañado por el valor. No hay que dejarse avasallar por el miedo de lo contrario se convierte en un obstáculo que nos impide seguir adelante”. No tenemos que tener miedo porque un tal Jesús de Nazaret está presente y también están sus amigos, colaboradores, los Seres de Luz. Ahora más que nunca la fe tiene que ser fuerte, preponderante, presente, activa y tenemos que ser conscientes de que nosotros, con toda humildad, sin fanatismos, podemos hacer y hacemos la diferencia. Nosotros podemos darle la Luz a las personas, despertarlas, ser instrumentos de salvación para los demás. Si nos dejamos llevar por el miedo y no superamos la tentación no tendremos perdón porque nosotros tenemos la Verdad, la conocemos así como conocemos a Cristo, que se reveló ante cada uno de nosotros, nos ha llamado personalmente. Todo aquel que tiene la suerte de ver las Señales divinas ha sido llamado por Dios. En las conferencias afirmo que he visto a Jesús, estoy seguro de ello, por lo tanto no puedo volver atrás. Si lo hiciera cuando Jesús regresara me diría: “¡Tú me has visto, te he tocado! ¡No tienes ninguna justificación!” Siento que tengo una enorme responsabilidad pero es algo que no puede reducirse a la experiencia personal sino que hay que extenderlo a todos nosotros. Como dice el Evangelio, hemos visto y oído la Verdad y tenemos que hacer que las personas vean y escuchen, acercándolas hacia la Verdad, es lo único que nos ha quedado por hacer. Obviamente en las conferencias laicas no podemos invitar a la gente a que luche por cambiar la sociedad, en cambio cuando nos metemos en un tema espiritual tenemos la tarea de despertar a las almas, porque no podemos hacer absolutamente nada para detener el destino del mundo. La razón de nuestra vida es despertar a las personas a la Verdad. Esta es la misión que tiene cada uno de nosotros pero no significa que tengamos que convertirlos en nuestros seguidores, ni siquiera tenemos que insistir y mucho menos tenemos que preguntarnos quién tiene “sed”. Es importante hablarle a las masas, quienes luego digan: “Quiero saber”, serán recibidos. Nosotros no tenemos que hacer proselitismo como lo hacen nuestros hermanos Testigos de Geová que todos los días llaman a las puertas de las casas, es una decisión suya que no comparto pero que respeto absolutamente. Nosotros nos presentamos ante el público, aquellos que manifiesten interés serán recibidos en nuestras comunidades para trabajar a favor de la sociedad. El hecho de que no podamos cambiar el destino del mundo no justifica que no hagamos nada. Nosotros actuamos en la sociedad para despertar a las personas. Alguno podría preguntarse por qué llevo a cabo la lucha en contra de la mafia, si en realidad se que no puedo cambiar nada. Sin embargo lo hago porque quiero que la gente sepa la verdad, nada más. Para descubrir la Verdad en la lucha en contra de la mafia tienes que dar la vida. Una vez que la descubres y se la transmites a las personas éstas ya no podrán decir que no sabían qué hacer. Tendrán que elegir si esta verdad pesa cien quintales sobre los hombros, o en cambio es agua fresca que da esperanza, en el sentido de justicia. Tenemos que tener cuidado y permanecer unidos, frecuentándonos, trabajando juntos como lo estamos haciendo. Yo estoy dando todo, como habréis visto a través de las crónicas y de los artículos que publicamos. Ya ni siquiera recuerdo dónde vivo, ya no tenemos tiempo, no tengo tiempo y estoy presente las 24 horas para que mis hermanos no se pierdan. Cada uno tiene sus propios miedos. Yo tengo dos. El primero es de que pueda ocurrirle algo a mis hijos, pero el Señor me prometió que los asistiría, el segundo es el de perder a mis hermanos, a los de todas las Arcas: para mi sería como morir, es más, la muerte sería una liberación. Por lo tanto estoy aquí, a disposición, para mantener esta unión: no somos perfectos, ni santos, no hemos alcanzado el éxtasis de la beatificación, pero estamos presentes. Somos amigos, con nuestros problemas, pero por lo menos tenemos que estar unidos como ahora y seguir adelante sin detenernos. Tenéis que apoyaros unos a otros y apoyarnos a nosotros, nunca como en este momento ha sido tan importante la presencia de los hermanos de las Arcas, sobre todo en Sicilia. Tened cuidado porque vosotros sois mi prueba. Si este movimiento espiritual que hemos creado, con todos nuestros límites y errores, llegara a desarmarse, o a perderse, me retiraría, me faltarían fuerzas y ya no me sentiría motivado para hacer lo que hago. Si no estuvieran estos jóvenes, las familias espirituales que tengo frente a mí, las Arcas, los niños que veo corretear alrededor nuestro, todo esto que en cierto sentido está relacionado con nuestra hermandad, más allá de los credos de cada uno, ya no tendría ningún interés. Tenéis que prestar atención a lo que os digo: nadie, o casi nadie, quiere realmente llevar a cabo la lucha en contra de la mafia. No me refiero solo a los malos. Ni siquiera los buenos y los honestos quieren hacerlo. El demonio sabe que nadie me detendrá, ni siquiera frente a la muerte y que no puede tocar a mis hijos porque el Padre me lo ha prometido, pero hay algo que puede hacer: dividiros. Si lo lograra ganaría en mi contra porque no podría seguir adelante. Le diría: “Felicitaciones. Me has ganado sin matar a nadie”. Entonces os lo pido con el corazón, por amor a mi, sigamos adelante, juntos, unidos, como lo estamos haciendo, no nos perdamos.

P.: Hay muchos tipos de miedos, entre ellos está el miedo a la muerte, a perderse, etc.
Giorgio: El mayor de los miedos es el de perder algo que te pertenece: el trabajo, la familia, o los bienes materiales, así como el miedo a que todo haya sido una ilusión. Judas llegó a traicionar porque quería anteponer su voluntad a la de Cristo. Él quería conquistar el Sanedrín, es decir el Reino, según su política, su cultura, con arrogancia y quería que Cristo le hiciera caso. Judas deseaba conquistar incluso políticamente el Gobierno de Palestina, pero a Jesús lo único que le interesaba conquistar eran las almas. En cambio Pedro traicionó porque tuvo miedo de morir, o de ser procesado junto a Jesús. Fue cobarde, pero luego se redimió: fue capturado y condenado a muerte, ya que se consideraba indigno de morir como su Señor, pidió que lo crucificaran cabeza abajo. También hay otros miedos: a ser burlados, a perder los clientes que uno tiene, el trabajo, la mujer, los hijos, los vecinos, a perder algo. Es por ello que tenemos que tener cuidado: solo si estamos unidos podremos vencer el miedo porque no es un problema a nivel económico, material, sino que es un problema interior.

P.: El señor instituyó nuestra Iglesia. Humanamente hablando ¿qué necesitad tenía? ¿Qué quiere decir Iglesia?
Giorgio: La necesidad de Cristo no era la de instituir una Iglesia que fuera una institución material. Cuando dijo: “Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16, 18), se refería a una iglesia absolutamente espiritual. En lo que se convirtió en el curso de los siguientes dos mil años es un plan orquestado por el anticristo. La Iglesia nació como un gran instituto espiritual y se mantuvo como tal, en contra del poder, durante tres siglos, ayudando a los débiles (los primeros cristianos fueron perseguidos y asesinados en las arenas y los primeros obispos vivían como mendigos). Con el Emperador Constantino, Satanás entró en las comunidades cristianas que formaron la Iglesia material y se adueñó de la misma. Yo no es que estoy en desacuerdo con la necesidad de crear una institución, pero Jesús quería que fuera pobre y que estuviera al servicio de los pobres, no que representara un gran imperio a nivel mundial. El anticristo mismo es católico, Satanás, como lo revela el Tercer Secreto de Fátima, logrará infiltrarse hasta la cúpula de la Iglesia: si está Cristo también está Satanás. Cristo fundó Su Iglesia en la Tierra para separar el trigo de la cizaña. Él sabía que se convertiría en el hombre más famoso de la historia del mundo, que todo el mundo occidental sería cristiano y que Su Iglesia pasaría a ser la Institución más poderosa del mundo. Cuando regrese hará entrar al Reino a aquellos que hayan trabajado en el bien y echará a aquellos que hayan hecho el mal. Ocurrirá lo que el Señor explicó con la parábola de la cizaña: “Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero” (Mateo 13, 24-30). Dentro de la Iglesia está la cizaña y si Cristo cortara todo, podría correr el riesgo de cortar incluso el trigo bueno. Cuando la instituyó sabía que el mundo no cambiaría hasta Su Regreso, que la Iglesia sería perseguida, burlada, y que en su interior habrían infiltrados y personajes maléficos, sin embargo dijo que el infierno no prevalecería sobre ella. Como siempre he dicho Cristo liberará del mal a la Iglesia católica de Pedro, jamás afirmé que se hundirá, sería una blasfemia. La Iglesia espiritual de Juan está dentro de la Iglesia, no es paralela, ni tampoco está en antítesis a ella, entre nosotros hay muy pocos no-católicos. Nosotros somos los iniciados de la Iglesia de Cristo que está dentro de la Iglesia de Pedro porque hablamos de la Verdad que la Iglesia católica no solo no quiere decir, sino que hasta incluso la ha omitido. ¡Nuestras verdades parecen ser diferentes pero no es así! Cristo también habló de los Extraterrestres, de los Ángeles, de la reencarnación y de la lucha en contra de las injusticias. Nosotros reconocemos algunos de los dogmas, como por ejemplo la comunión, el bautismo, pero no la confesión porque es un invento. Cuando Jesús dijo: “Perdonad y seréis perdonados” (Lucas 6, 37), no nos pide que le confesemos a cualquiera nuestros más íntimos pecados, sino que perdonemos al hermano que comete un pecado con nosotros. Como mucho la confesión tiene que ser espontánea, si en el confesor se reconoce a un ministro de Dios, pero no tiene que ser un dogma. ¡No se puede negar la comunión a quien no se haya confesado antes! ¡Jesús nunca obligó a nadie a seguirlo, ni mucho menos a confesarnos! Si yo veo en Don Ciotti a un ministro de Dios y quiero liberar mis pecados le diría: “Reza por mi, hermano. Pídele al Padre que sea perdonado”. Si lo hacéis conmigo os escucho, rezo y digo una buena palabra por vosotros. Pero yo no os absuelvo, ni mucho menos os condeno. Cristo fue muy astuto, cuando regrese, antes de juzgar a todos, juzgará a los cristianos, es decir, a Su pueblo. Después juzgará a los que están fuera y muchos serán absueltos. Casi todos los que están dentro de Su iglesia serán condenados.

P.: Hay personas comunes que intentan hacer el bien y hasta lo imposible por ayudar al prójimo. No hace falta ir muy lejos. También en nuestras ciudades hay familias que no tienen nada, pero la situación está empeorando y más que la ayuda alimentaria también hay que afrontar los desalojos. A veces me siento sin fuerzas y no se dar una respuesta. Me siento impotente. Quería saber cómo se puede actuar en estas situaciones que te hacen estallar el corazón. Porque uno querría ayudar a todos pero no es posible. Quería saber cuál es tu opinión al respecto.
Giorgio: Quisiera decir algo primero, porque mi respuesta no tiene que provocar malentendidos. Como tú sabes a través de “FUNIMA International” realizamos nuestro aporte y ayudamos a los niños de los Andes argentinos, y no solo de allí, que viven en condiciones dramáticas. Afrontamos este problema ayudando sobre todo a los menores y al mismo tiempo comparto lo que sientes con respecto al señor de la puerta de al lado, que corre el riesgo de no tener para comer. Habiendo hecho esta salvedad, nosotros tenemos que estar serenos y hacer lo que podemos, si no se puede intervenir, no tenemos que desesperarnos. En cambio lo que si tenemos que hacer, cada vez más, hasta el punto de entregar la vida, es dar la Verdad. Si tenemos dos pedazos de pan regalamos uno, pero si no lo tenemos no hay que tirarse de los pelos. Tenemos que preocuparnos mucho y hacer todo lo posible por ofrecerles la Verdad, porque la Verdad será lo que los salvará. Podrán correr el riesgo de morir de hambre pero podrán salvar su alma. Esta es la preocupación que no tendría que dejarnos dormir de noche: evaluar si hemos dado todo para hacer conocer la Verdad. Cuando yo era joven iba a la escuela secundaria y frecuentaba a Eugenio Siragusa. Por la noche, cuando rezaba decía: “Señor, hoy fui al entrenamiento, baloncesto, fui a la escuela, hablé de Ti, de los Hermanos del Cielo... Señor, pero ¿hice todo lo que debía para hacer conocer la Verdad?” Nunca estaba satisfecho, por lo tanto al día siguiente hacía algo más y nuevamente al otro día aún más y así sucesivamente, hasta llegar al lugar en el que me encuentro hoy. El sentirnos satisfechos es una tentación: si uno piensa que ha hecho todo en la Obra está siendo tentado. Incluso sentirte atormentado por no lograr ayudar a tus hermanos en forma material es una tentación porque te tienes que sentir atormentado si posees diez millones de euros y das solo un pedazo de pan. Pero si no tienes nada, o estás casi en las mismas condiciones de quienes te piden ayuda tienes que luchar por hacer saber la Verdad. También dar todo y luego quedarte sin nada es una tentación porque así no podrás ofrecer la Verdad a los demás. Si no tienes más que cien euros y tu hermano te los pide tienes que decirle: “Escúchame hermano, lo único que tengo son cien euros pero me hacen falta para hablar de la Verdad a aquellos que no la conocen. Ahora te la estoy diciendo, ten fe que no morirás de hambre, trataremos de que alguien te ayude”. Nosotros tenemos que regalar la riqueza de la Verdad que nos ha sido ofrecida gratuitamente y de la misma forma la tenemos que ofrecer nosotros.

P.: ¿El miedo puede ser también falta de fe?
Giorgio: Claro que si, pero yo me refiero a miedos externos, no internos. Si dices: “No estoy a la altura, tal vez no lo logre...” pero al final si lo haces, eso es un incentivo a seguir haciendo, no es miedo a caer. En todo caso se podría tratar de un exceso de humildad tenemos que ser humildes, pero no nos tenemos que destruir. Yo tengo miedo por vosotros cuando pensáis que os falta algo, o que no es justo lo que estáis viviendo, cuando tenéis dudas sobre si Jesús regresará, o miedo de perder algo que luego os impide hacer cosas. Si tengo miedo y digo: “no se si podré hacer esto, pero me esforzaré y al final lo lograré”... no es miedo es algo que te lleva a conocer tus propios límites. Prefiero a quienes reconocen sus límites, pero que se esfuerzan en hacer cosas, en lugar de quienes en cambio son arrogantes, se sienten demasiado seguros de si mismos y luego se equivocan. Desconfío de quienes se hacen los superados y dicen: “Soy bueno, quédate tranquilo, verás que ganaré, tienes que estar seguro de que si estás  conmigo no habrá ningún problema....” y luego tiene un desliz. En cambio confío en quienes afirman: “Haré todo lo que esté a mi alcance, no se si alcanzaré el objetivo, pero lo intentaré. Me esforzaré, de eso no tengas dudas, pondré todo de mi”... El Mesías fue asesinado por miedo a la Verdad, no por odio. Jesús era simpático, hermoso, pero estaba planteando un sistema político nuevo, anárquico. Era muy conservador con la tradición: reformó algunas cosas de la Ley de Moisés, pero a grandes rasgos era tradicionalista. Los hombres de la Iglesia católica tienen miedo de la Verdad y saben perfectamente que serán destruidos, todos, cuando Cristo regrese. Solo algunos curas, como el Padre Pio, pusieron en práctica lo que Él nos pidió: que ayudemos a los pobres y que luchemos en contra de los poderosos, pero permaneciendo siempre humildes y soportando las persecuciones.

P.: ¿Hace dos mil años podía ser más fácil creer en la palabra del Mesías, con respecto a hoy en día que nos vemos tocados por las señales evidentes que llevas en tu cuerpo?
Giorgio: Hace dos mil años el Mesías se presentó de carne y hueso, no era una visión, Él estaba presente: comía, bebía, hacía milagros, sin embargo fue asesinado. La humanidad rica no cambió en lo más mínimo, sea cual sea la señal que manifieste, seguirá siendo incrédula. No cree porque tiene miedo de perder la materia, las propiedades, el dinero, el bienestar. La gente pobre no tiene nada que perder y la mayoría vive en la miseria y espera a Cristo, recibirá el Reino de Dios, en cambio una minoría será castigada porque tiene la ambición de enriquecerse robando, etc... Imaginemos que hoy regresara Jesús y, como hace dos mil años, creciera, construyera hospitales y curara a todos con las manos, con la energía solar, hasta incluso a los hijos de los criminales y de los asesinos, que fuera a la televisión al programa de Santoro, de Bruno Vespa, a los noticieros y comenzara a hablar en contra del Gobierno, de los poderosos, de los vendedores de armas, etc. y que además anunciara la existencia de otros mundos en el Universo, y que ha sido enviado por el Padre, revelando que es Jesús y que podría demostrarlo, y que cuando Le pidieran que demuestre que lo es atravesara un muro, resucitara a una momia egipcia, volara, caminara sobre las aguas mientras lo filman todas las televisiones del mundo y, levantando las manos, calmara un huracán. Os aseguro que lo matarían nuevamente. Si me lo permitís, en calidad de miserable e insignificante ser que Lo sirve, querría hacer una pequeña sugerencia: “Padre, cuando Tu Hijo regrese dale todo el poder. Es más, me quedaría más tranquilo si bajaras con Él”. Imaginad que luego el Señor hiciera justicia, que interviniera con la fuerza, y que fuera acompañado por las flotas celestes, declarando ser Jesús. En fin, os aseguro que no Le creerían: habría un intento de despreciarlo, dirían que es falso, que se trata de una flota extraterrestre camuflada de Jesús que quiere destruirnos. Tendría que intervenir en forma forzada para hacerse escuchar. Nosotros tenemos que tener la humildad de reconocer que la humanidad es como la mafia: niega la evidencia. ¡Mirad a todos estos payasos que aparecen en televisión! ¡Hay 4.000 millones de personas que mueren de hambre, entre la desocupación, las enfermedades, las guerras, etc. y nos dicen que está todo bien, que hay crecimiento! ¿Os hacéis una idea? ¿Acaso esto no es negar la evidencia?... Durante un interrogatorio, cuando el abogado le pregunta al jefe de todos los jefes si sabe qué es Cosa Nostra, hasta Totò Riina niega que es un mafioso, así como niega ser un asesino, o el ideólogo de los atentados, niega saber algunas cosas de la llamada Cosa Nostra, y hasta incluso dice jamás haber oído hablar de ella en la televisión o en los periódicos. Y así como Riina están los Renzi, Draghi, Obama, a veces también los Papas, pero espero que no sea el Papa Francisco. La humanidad niega la evidencia: treinta mil niños mueren de hambre todos los días mientras que Unicef declara que la situación está mejorando (http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4553-150-millones-de-ninos-aniquilados.html). Hasta el protocolo de Kioto fue un fracaso. No solo no lo firmaron todas las Naciones, incluídos los Estados Unidos, sino que con sus estadísticas y cifras irreales no pone remedio en lo más mínimo al cambio climático. Esta es la humanidad: si Jesús llegara a resucitar una momia egipcia frente a un grupo de científicos al servicio del poder Lo asesinarían igual. Hace dos mil años el Padre Le concedió un acto de amor para salvarnos a nosotros, los miserables, pero hoy no permitirá que Su Hijo se deje crucificar. Hoy es un sediento de justicia, yo Lo he visto y es muy severo. Es bueno con Sus hijos, perdona a los pecadores que se arrepienten, a los que no lo hacen no los perdona.

P.: Volviendo a la parábola de la cizaña, si arrancas la cizaña cuando el trigo aún es pequeño, corres el riesgo de arrancar ambos, pero también es cierto que, creciendo, la cizaña sofoca al trigo.
Giorgio: Si el trigo es fuerte de todos modos logrará emerger. Si es débil caerá, y es mejor que sea sofocado por la cizaña de lo contrario la harina y el pan serán incomibles.

P.: ¿Quién es el diablo y qué hace?
Giorgio: Satanás es un ángel caído, el espíritu negativo que en este momento gobierna y condiciona al mundo. Como sabes no solo hay mundos físicos, el Reino de los Cielos es un Reino espiritual, una parte es de luz, pero también hay una de tinieblas. Lucifer es una entidad negativa porque ha desobedecido. Si Dios se lo permite se encarna y tiene el poder de condicionar físicamente y de poseer a las personas. La posesión no siempre es evidente: muchos endemoniados hoy en día son presidentes, abogados, etc. Cumple una función en el mal, así como Cristo cumple una función en el bien. Cristo se encarnó en Jesús, hoy Satanás se encarnó en un hombre al que yo conozco, pero que aún no puedo revelar su identidad. Muy pronto lo veréis, se convertirá en alguien famoso. Yo lo conozco porque tengo que luchar en su contra, el Padre mismo fue quien le ordenó que se presentara ante mí. El anticristo me invitó a una reunión y en dicha ocasión me ofreció 66 millones de dólares para que hiciera todo lo que yo quisiera, incluida la lucha en contra de la mafia, ayudar a los niños y difundir la realidad extraterrestre. Hasta incluso podía hablar de Cristo, pero no de Su Segunda Venida. En el pasado su espíritu personificó a Judas y a Hitler: se hizo carne al igual que Jesús, que es el instrumento perfecto de Cristo. Cristo no nació, se personificó en Jesús cuando fue bautizado. Y Hitler nació para hacer de diablo: cuando llegó al poder en Alemania Satanás lo personificó. Y al igual que él hubo muchos otros grandes exterminadores de pueblos, iniciados, que en un determinado momento fueron personificados por el diablo, o por uno de sus alfiles. De la misma forma que ocurre en el bien ocurre en el mal. Cuando los hombres se vuelven misioneros están siendo personificados por ángeles, por seres superiores, reciben un beneficio como almas y evolucionan.

P.: Los discípulos de Emaus reconocieron a Jesús por la forma en la que dividió el pan (Lucas 24, 13). ¿Cómo es posible? ¿Qué significa dividir el pan y comer el pan que ha sido dividido?
Giorgio: Los discípulos de Emaus se encontraron con un joven “mendigo”. Jesús resucitado, que tenía el poder de controlar Su astral, se transfiguró para que no lo reconocieran: no tenía treinta años, tenía dieciocho o diecinueve, era muy joven y no tenía barba. Él puede controlar la estructura molecular del cuerpo humano, de hecho atravesó el muro y se le apareció a los discípulos para comer con ellos. Esta noche podría entrar por la puerta con Su cuerpo resucitado y, modificando las estructuras somáticas de su rostro, ser irreconocible. Jesús hacía a menudo la comunión con Sus discípulos y dividía el pan. Lo que hacía era una iniciación, bendecía el pan y decía en arameo: “Padre Adonay transforma este pan en el pan de la vida”, lo mismo que me dijo cuando me visitó en mi casa. Los discípulos que habían asistido a decenas de comuniones con el Maestro no tenían dudas. Cuando Jesús decía: “Dividir el pan” le atribuía un significado simbólico, es decir, compartir el pan de la Vida que es la Verdad con nuestros hermanos, no tenerlo para nosotros mismos. Jesús es un maestro de la Verdad, a Él no le importan mucho nuestros límites y nuestros pecados, porque sabe que somos humanos, que nos equivocamos. Lo que le interesa es que seamos libres al conocer la Verdad y que por la Verdad lleguemos incluso a dejarnos matar. Solamente defendiendo y divulgando la Verdad podrás heredar el Reino de los Cielos, por más que seas un pecador. El ladrón, que podía ser Totò Riina que estaba en la cru,z que había exterminado, asesinado y había sido un degenerado toda la vida, se dirigió a Jesús diciendo: “Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu Reino”. A diferencia de todos esos “salvajes” que sintieron un orgasmo al ver al Hijo de Dios en la cruz, el ladrón testifica públicamente a favor de la Verdad: se arrepiente, se convierte en un colaborador de la justicia y defiende la Verdad yendo en contra de si mismo. Jesús lo premió y le dijo: “Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso”. ¡Lo que pretende de nosotros que somos pecadores, que no hemos cometido crímenes similares, es que defendamos la Verdad, de lo contrario iremos al infierno, mientras que el arrepentido que la defiende obtiene el Paraíso! Siempre tenéis que recordar la enseñanza del Maestro: ¡al Señor le interesa que conozcas la verdad y que la defiendas! ¿Es cierto que Jesús es inocente? ¡Si! Es verdad que ese jefe es el anticristo?¿Es cierto que el poder se ha corrompido con la mafia?¡Si! Si respondes defendiendo la Verdad Jesús te perdonará por más que hayas robado. Quienes no lo hagan, por más que estén bien vestidos y vayan a misa todos los domingos, que paguen los impuestos y que tengan a sus hijos bien acomodados, irán al infierno porque son hipócritas y rechazan la Verdad para no comprometerse.

P.: En la crónica publicada el 23 de Mayo: “En Italia y en el mundo triunfan los indolentes dantescos”, afirmas que nosotros estamos aquí por karma, en lugar de que por misión, que al máximo nos cargaremos de karma si no la cumplimos. ¿Por qué no tenemos karma? ¿Es mejor estar aquí por karma o por misión? Y eventualmente, de ambas opciones ¿cuáles son las ventajas y desventajas?
Giorgio: Nosotros estamos aquí por misión. El hecho de estar por karma, o por misión no es un mérito, es una cuestión de evolución. Si eres un hermano que viene de una dimensión superior, por ejemplo de la cuarta, estás aquí por misión. Incluso puedes ser un hermano de la Tierra que tiene un karma y que ha dicho si a la llamada de Cristo. Solo Jesús Cristo, el Hijo de Dios, el Amor purísimo, tiene el privilegio de cambiar el karma. ¡A cambio no te pide dinero, ni tu vida, solo que creas! Te dice: “Yo cambio tu destino, incluidos tus sufrimientos, con un bienestar absoluto, solo si Me crees”. ¡Es absurdo, lo único que tienes que hacer es creer! ¡No existe un amor más grande que este! Por lo tanto nosotros estamos aquí por misión, o por karma: en ambos casos si respondes que “Si” a Su llamada, tu destino cambia, quizás habrías tenido que padecer hambre, o ser condenado a no ver a tus hijos, a ser perseguido. Es importante saberlo para nuestro conocimiento, pero desde el momento en que le decimos que “Si” a Cristo, somos todos misioneros. Lo es Giorgio que viene de las estrellas, lo es el pobre desgraciado que tiene cientos de karma que descontar pero, al encarnarse, responde que “Si” ante la llamada. A partir de ese momento ambos pasan a ser hermanos. Como máximo Giorgio, que tiene más experiencia, guiará a sus hermanos, no decidirá por ellos. ¡No hay ninguna diferencia! ¡Cristo ofreció la salvación, de todas las salvaciones, en forma gratuita, con Su muerte! Y nosotros indignos y miserables Le escupimos la cara. Esta humanidad no Lo merece es por ello que quiero que venga Su Padre.

P.: ¿Estar aquí por misión es un mérito de existencias anteriores?
Giorgio: Es mérito de la evolución, por lo tanto de experiencias anteriores. Si he vivido muchas reencarnaciones y viajes por el Universo tengo más ventaja con respecto a quienes se encuentran en su primera experiencia de vida, pero cuando nos encontramos frente a Cristo que nos ha llamado somos hermanos.

P.: La misión “mínima” es seguir a un justo y es la misión que seguimos, que es tuya pero también nuestra. ¿Si es solo tuya, ¿de qué manera estamos aquí por misión? ¿Si no lo es, es suficiente con seguir tu misión?
Giorgio: La misión es mía, pero en el momento que crees en el Mensaje de las Señales pasa a ser tuya. Tú también te conviertes en un misionero, en un estigmatizado y tienes los estigmas. No hace falta que todos los tengan, con uno es suficiente, pero todos somos estigmatizados, es decir, consagrados. Al conocerme dijiste que “Si” y a partir de ese momento llevas las señales espirituales de Cristo: mi misión pasa a ser tuya también, cada uno con sus responsabilidades, pero somos Hermanos en Cristo. Por lo tanto la misión no es ni tuya ni mía: es de Cristo, tenemos que responder ante Él. Él puede nombrarte y decirte: “Escúchame. Arrastra a estos chicos, tráelos hasta Mi porque no recuerdan el sendero”, entonces los guiarás y les darás indicaciones para su camino. Yo soy como un navegador GPS: el que conduce el coche es Cristo. Si el Señor se llegara a irritar me apagaría el navegador GPS y yo me quedaría callado, Cristo hablaría directamente. No veo la hora de que así sea. Si no escuchas el navegador GPS te advertirá varias veces diciendo: “¡Apenas puedas da la vuelta!” pero no te apuntará con la pistola porque cuentas con el libre albedrío. En cambio el Piloto te obligará a descender del coche.

P.: ¿Cómo podemos alejar al demonio cuando nos ataca físicamente con dolores físicos?
Giorgio: El demonio no provoca dolores físicos. Si tienes este tipo de dolores es porque eres débil. Entonces tienes que imitar a tu hermano Giorgio: yo convivo con el dolor y de todos modos hago todo, es difícil que me pueda derribar. Como mucho tienes que tener cuidado con el dolor interior, más que con el físico. Pero, como dije antes, no tienes que tener miedo de nada.

P.: Para todas las generaciones del Universo el partido entre el bien y el mal es sobre el despertar de las almas. Si cuando el anticristo te hizo su oferta te permitía que hablaras de todo excepto de la Segunda Venida de Cristo significa que es el elemento fundamental para despertar y salvar a las almas. ¿El impacto es para quien anuncia la Segunda Venida, para quien escucha y se despierta, o para ambos?
Giorgio: Quien escucha tiene que despertar. Aquel que lo anuncia ya ha despertado: ha sido llamado, ha dicho que “Si” y ha sido gracias a Cristo, a través de Sus intermediarios, ha recibido el mandato de hablar. Quien anuncia tiene que salvarse de lo contrario se pierde, si acepta el mandato y luego se retira habría sido mejor que no hubiera aceptado. Encontrar a Cristo es un arma de doble filo: puede ser la ruina de tu existencia, o la salvación, porque encontrarlo es un gesto extremo, no es una mediación, ni tampoco una negociación. Si dices que “Si” te salvas. Si dices que “No”, o si dices que “Si” y luego no lo haces te vas al infierno. En la materia eres libre de hacer lo que quieres, aparentemente, pero en el momento que tu espíritu tenga que rendir cuentas se te hará la pregunta: “¿Por qué no lo has hecho? ¡Dios, a través de Su Hijo, Tu Creador, se reveló ante ti y permaneciste indiferente!”

P.: ¿Anunciar la Segunda Venida de Cristo es el arma más poderosa que tenemos para combatir a Satanás?
Giorgio: Si, absolutamente. Es el arma ganadora en su contra. La Venida de Cristo es su final, en un Reino no puede haber dos reyes. Ahora Satanás reina en la Tierra e intenta por todos los medios que Cristo no regrese pero cuando Él llegue se tendrá que ir. No se cómo puede llegar a pensar que podría llegar a detenerlo, tiene una gran confusión en la mente. Sabe que el Hijo de Dios es el que manda y por todos los medios trata de hacer que no regrese. Anunciar a los demás la Segunda Venida de Cristo significa arrancar, por lo tanto salvar, a las almas que están en sus manos.

P.: ¿Tenemos que hablar constantemente de la Segunda Venida?
Giorgio: Yo hablo con un sentido de responsabilidad, sin fanatismo, pero hablo. Si el Señor te da la responsabilidad de hacerlo lo tienes que hacer. Entre quienes lo hacen con poca delicadeza y quienes se mantienen en silencio porque no lo saben hacer seriamente me quedo con los primeros, por más que lo hagan mal. Para mi no tiene ninguna importancia la seriedad: quienes no lo logran hablarán como mejor les salga, Jesús los ayudará. No es importante con quién lo haces. Yo siempre he dicho que nosotros no tenemos que ponernos en la plaza a gritar: “¡Cristo regresa!” tenemos que ver si se nos presenta la oportunidad de decirlo. Y la oportunidad te puede llegar solo si tienes un conocimiento: podrías hacerlo en público, como yo, organizando conferencias específicas. Por ejemplo a vosotros, que no estáis acostumbrados a presentaros ante el público, Él os dará la oportunidad. Si estáis hablando con un amigo, tendréis que decirle que estáis anunciando la Segunda Venida de Cristo. No tenéis que impresionar, ni imponerle nada, pero de alguna forma lo tenéis que hacer.
Un abrazo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

12 DE JULIO DE 2015 - PORDENONE

Giorgio: Nuestro querido hermano Fortunato me envió una bonita fotografía de Plutón que corresponde a las que tomó la sonda espacial a 8 millones de kilómetros de distancia del Planeta enano. Una distancia relativamente pequeña, considerando que Plutón está a cinco mil quinientos millones de kilómetros, y por lo tanto también de nosotros, que estamos a 150 millones de distancia del Sol. Esta noche publicaré un mensaje con la imagen de Plutón en la que, a la derecha, aparece una amplia y brillante mancha en forma de corazón. Hasta ahora nadie ha sido capaz de dar una explicación, y nadie podrá hacerlo a menos que haya una iluminación por parte de los Extraterrestres. Ese Planeta, por más pequeño que sea y sea cual sea la distancia que lo separa del Sol, albergará la vida junto a los doce satélites (la ciencia reconoce solo nueve, pero en realidad son doce, así como doce es el número de los Apóstoles y el número de la cábala universal en lo que respecta al Cosmos). Muy pronto nacerá una civilización que estará en los primeros estados de la evolución, de la tercera dimensión. Al igual que para todas las civilizaciones individuales formadas por humanoides, como la nuestra, los genios cósmicos elegirán un primate, probablemente con dos sexos diferentes. El Planeta recibirá la energía Crística de nuestro Sol, mientras que la energía necesaria para crear la vida y para crear el Reino mineral, vegetal y animal llegará de Júpiter. Entonces Júpiter se iluminará y dará luz y vida a Plutón, a Urano, a Neptuno y a los demás Planetas. La energía de nuestro Sol llegará a todo el Sistema Solar. A nivel de sabiduría Júpiter es el Padre de nuestro Sol, su hijo más grande, cien veces más grande. Cuando Cristo dice: “Mi padre y yo somos una misma cosa” se refiere al espíritu de Júpiter que convive con Cristo. Júpiter no ha quedado abandonado, ha estado adormecido. De hecho, si bien es gigantesco, los genios cósmicos lo han transformado, sigue siendo un Planeta de plasma solar porque después de que Cristo haya instaurado el Nuevo Reino en la Tierra será útil a nuestro Sistema Solar. Marte y Venus ya están en la cuarta dimensión mientras que algunos Planetas que ahora no albergan la vida llegarán a hacerlo. Quienes heredarán el Reino de Dios en la Tierra, junto a los Elegidos, a los Justos y a los hermanos Extraterrestres se convertirán en hermanos mayores y tendrán la función de ayudar a las nuevas civilizaciones que se establecerán en nuestro Sistema Solar, sobre todo en los planetas lejanos, que han vivido miles de millones de años en el frío (a -200 ºC) y en la oscuridad porque no les llegaba la energía solar. Júpiter se volverá diez o veinte veces más grande, su masa se encenderá y al cuadruplicarse dará luz a otros planetas. El corazón es una señal de que los tiempos están por llegar. El corazón anuncia: “Pronto albergaré la vida”, significa que el Reino de Dios en la Tierra es inminente, de lo contrario en el planeta no podrá existir la vida. El programa divino de este Sistema Solar, en el momento que en la Tierra haya una nueva civilización, es decir, en la Nueva Era, se dará un cambio positivo para todos los demás sistemas solares. (http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2015/6769-iel-corazon-de-pluton.html).
Hoy escribí otro mensaje. Yo soy muy respetuoso en cuanto a lo que dice el Papa Francisco, pero quando no estoy de acuerdo se lo digo en la cara. El Papa estuvo visitando el Paraguay, la tierra de nuestros hermanos y se reunió con los poderosos, con los Jefes de Estado narcotraficantes.


DEL CIELO A LA TIERRA

LOS POLÍTICOS NARCOS DE PARAGUAY SE ENCUENTRAN CON EL PAPA


LOS POLÍTICOS NARCOS DE PARAGUAY SE ENCUENTRAN CON EL PAPA.
¡QUE ALGUIEN LO DIGA!
QUE ALGUIEN SE LO DIGA A FRANCISCO QUE LA MAFIA NO SOLO ESTÁ PRESENTE EN ITALIA SINO TAMBIÉN, Y QUIZÁS EN ESTE CASO SOBRE TODO, EN LATINOAMÉRICA: EN COLOMBIA, EN MÉJICO, EN SU TIERRA ARGENTINA Y TAMBIÉN EN PARAGUAY, DONDE EN ESTOS DÍAS SE ENCUENTRA DE VISITA Y DONDE LAS ORGANIZACIONES CRIMINALES DE DICHO PAÍS, EL 16 DE OCTUBRE DE 2014, DELIBERARON Y PERPETRARON UN ASESINATO POLÍTICO MASACRANDO A NUESTRO AMIGO PABLO MEDINA, PERIODISTA DEL PERIÓDICO ABC COLOR Y COLABORADOR DE ANTIMAFIADUEMILA, Y A SU JOVEN SECRETARIA ANTONIA ALMADA.
QUE ALGUIEN SE LO DIGA AL PAPA QUE LA DIPUTADA DEL PARTIDO COLORADO, CRISTINA VILLALBA, ES AMIGA PERSONAL DEL BOSS MAFIOSO NENECO ACOSTA, ESTE ÚLTIMO ES EL IDEÓLOGO DEL HOMICIDIO MEDINA Y SUPUESTAMENTE ELLA TAMBIÉN HA SIDO INVESTIGADA POR LA MAGISTRATURA PARAGUAYA POR SU COMPLICIDAD EN LA FUGA DEL BOSS. NO SE LE PUEDE NEGAR AL PAPA FRANCISCO EL CONSUELO A UNA MADRE QUE HA PERDIDO RECIENTEMENTE UN HIJO A CAUSA DE UN ACCIDENTE DE TRÁNSITO, PERO DE TODOS MODOS NO TENDRÍA QUE NEGARLE AL MISMO TIEMPO SU CONSUELO A LOS HIJOS, A LOS HERMANOS, Y A LOS PADRES DEL PERIODISTA ASESINADO EN UNA EMBOSCADA MAFIOSA. ELLOS SON VÍCTIMAS DE LA MAFIA, CIUDADANOS DE LA MISMA PATRIA A LOS QUE LES FUE ARRANCADO UN PADRE, UN HERMANO, UN HIJO NO POR MOTIVOS NATURALES, O “CASUALES”, SINO PORQUE RESPETANDO PLENAMENTE LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO, PABLO MEDINA MOLESTABA A LAS SUCIAS REDES DEL PODER POLÍTICO ENTRELAZADAS CON LA CRIMINALIDAD ORGANIZADA.
QUE ALGUIEN SE LO DIGA AL PAPA QUE EL PRESIDENTE DE PARAGUAY, HORACIO CARTES, QUIEN LO HA ACOMPAÑADO CONSTANTEMENTE DURANTE TODAS LAS ETAPAS DE SU VISITA AL PAÍS, ES EL FUNDADOR DE LA MAYOR MULTINACIONAL DE TABACO DE ASUNCIÓN, ASÍ COMO TAMBIÉN UN EMPRESARIO MULTIMILLONARIO Y AMIGO PERSONAL DE LOS MAYORES NARCOS DE PARAGUAY.
QUE ALGUIEN SE LO DIGA AL PAPA QUE SUS ENEMIGOS NO SOLO ESTÁN ADENTRO DEL VATICANO, SINO QUE ADEMÁS SON LOS MAFIOSOS DE SU TIERRA LATINOAMERICANA.
QUE ALGUIEN SE LO DIGA AL PAPA QUE FUE BONITO ESCUCHARLO EN SICILIA Y EN ROMA, DE LA MANO DE DON CIOTTI, ACUSAR A LA MAFIA Y EXCOMULGAR A LOS HOMBRES QUE PERTENECEN A ELLA, PERO ES MUY TRISTE Y HASTA INCLUSO UNA LÁSTIMA TENER QUE VERLO ABRAZAR Y BENDECIR A LOS ASESINOS, DELINCUENTES Y PODEROSOS HOMBRES DE ESTADO QUE SE HAN MANCHADO CON TERRIBLES DELITOS Y CON SANGRE.
¡QUE ALGUIEN SE LO DIGA AL PAPA! POR FAVOR.
¡NOSOTROS SE LO DECIMOS!
GIORGIO BONGIOVANNI

Pordenone (Italia)
12 de Julio de 2015

Giorgio: El Presidente de la República, Horacio Cartes, a quien conozco, acompañó a la diputada Cristina Villalba para que saludara al Papa, para que él la consolara. No tengo nada que decir, por más que sea una madre delincuente si pierde a un hijo el Papa tiene el deber de hacerlo. Pero yo le pido al Papa que también consuele a las víctimas de la mafia, como son los hijos de Pablo Medina, su mujer, sus padres. ¿Por qué el Pontífice no los llamó a ellos también, además de a la señora Villalba, política corrupta y narcotraficante? El Presidente es multimillonario, amigo personal de los mayores narcos de Paraguay, fundador de la más grande multinacional tabacalera, y acompañó al Santo Padre durante toda su visita. ¡No entiendo por qué los Papas aún no han abandonado el vicio de mostrarse junto a los delincuentes! El Papa Francisco es realmente bueno y lo estimo, al punto tal que los hermanos de las Arcas no siempre están de acuerdo conmigo y me lo dicen. Pero cuando tengo que decir que no comparto sus acciones lo hago. No comprendo por qué durante 2.000 años la Iglesia se ha prostituido, y lo sigue haciendo, con los poderosos, no lo digiero. ¡Si realmente eres un Papa reformador no tienes que acercarte a ellos! Tienes que decir: “¡Gracias por haberme recibido tan bien, soy un invitado vuestro pero ahora sigo por mis propios medios! Como tú eres el Jefe de Estado antes de que yo me vaya tendremos una linda reunión pero no te quiero cerca mío porque se habla de ti y eres un corrupto. ¡Tengo que ir a visitar a los pobres y tú no tienes nada que ver con ellos!” Papa Francisco ¿podrás llegar a decir algo así? En el peor de los casos el Presidente habría respondido: “Querido Papa, usted no es bienvenido, regrese a Roma”. Un Presidente jamás le diría al Papa que se volviera a su casa, al máximo se quedaría con la cola entre las piernas y volvería al Palacio Presidencial. Además el Papa habría tenido que pedir para acompañarle, como representante del Estado, el último de sus secretarios, el que menos gana. Lamentablemente en la Tierra nuestra 'Ndrangheta cuenta con el monopolio del tráfico internacional de estupefacientes. Que alguien le diga al Papa que fue muy lindo escucharlo en Sicilia y en Roma, tomado de la mano con Don Ciotti, acusando a la mafia y a los hombres que forman parte de ella. Pero es muy triste, hasta penoso, verlo abrazar y bendecir a asesinos, delincuentes y poderosos hombres de Estado que se han manchado con delitos terribles. Espero que alguien se lo diga al Papa, yo se lo he dicho. Me habría gustado en cambio que hubiera abrazado a Dyrsen, la hija de Pablo Medina, y no solo a la madre de este chico fallecido en un accidente de tránsito. Es un acto de grave injusticia por el que el Papa Francisco tendrá que dar respuesta. El Papa se ha equivocado porque es débil y, como todos los hombres buenos y débiles, perderá la protección de Dios y lo matarán. Tenemos que tener discernimiento: entre los grandes, están quienes terminan siendo asesinados porque son mártires y quienes en cambio son abandonados por Dios porque son débiles. Aquellos que afirman que Cristo fue débil cometen un grave error: Él era enemigo de los poderosos, de los fariseos y de los ricos. A los ricos les decía: “Si quieres ser perfecto vende todo lo que posees, dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo, luego sígueme”. Cristo era así: todo o nada. El Papa es bueno, inteligente, extraordinario pero quiero que sea capaz y valiente, que grite y que le pise los pies a los tiranos y a todos los que especulan con la vida de los demás. No puedo soportar a quienes le estrechan la mano a los asesinos de mi amigo, Pablo Medina.

P.: En el Evangelio leemos: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuera posible, aun a los escogidos” (Mateo 24, 24). Será un ataque muy duro para todos. ¿Cómo podrán defenderse aquellos que no estén informados?
Giorgio: Los falsos profetas ya están haciendo muchos, tantos que el único milagro que les queda por hacer, pero no lo lograrán, es el de resucitar a los muertos. Excepto esto pueden hacer todo. Lamentablemente no queda nada por hacer y nosotros lo único que podemos hacer es informar a las personas, con las obras. Cito algunos de estos milagros. Han creado objetos que miden 8-10 cm que contienen un microchip y que tú te lo acercas con la mano al oído y puedes ser controlado por el anticristo: son los teléfonos celulares. En el Apocalípsis (13:16) “Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha”... Nos han puesto el microchip ya desde 1992, lo tenemos en la mano, lo llevamos a todas partes, incluso al baño, o cuando vamos a dormir. Ese es uno de los milagros pero hay muchos otros. Hoy ya no se puede distinguir si un video es real o falso, todo se puede manipular y todo es discutible. Han creado las imágenes virtuales y te hacen creer lo que quieren. Hoy en día para creer en algo tienes que verlo y sentirlo interiormente. Otro extraordinario milagro es la redacción de novelas como “50 sombras de Grey”, la saga erótica de la escritora inglesa James, que ha vendido más de 125 millones de copias en todo el mundo y ha sido traducida en 52 idiomas. La novela contiene rituales particulares que entran en las neuronas del cerebro y que te hacen vivir esa historia como si fueras el protagonista, no puedes evitarlo y crean adicción. Todavía hay más pero no hacen falta otros milagros. La estadística de las almas que están en manos de Satanás es todo el mundo, excepto 10 millones de personas.
¿Qué otro milagro tiene que hacer si tiene a todos en su poder? En cambio el milagro es otro. Hay alguien que nos observa desde lo Alto y que hará milagros a través de los cuales esos ocho, o diez millones puedan convertirse en veinte, o cincuenta. Cuando os digan: “Tened cuidado con los falsos profetas”, no esperéis nada, es un engaño, una gran astucia, una inteligencia sibilina y diabólica. Los mensajeros de amor, que tienen una gran espiritualidad y que dicen: “Tened cuidado, llegará el gran engaño” son cómplices porque el gran engaño, el gran falso profeta ya está presente desde hace años. ¡El microchip ya lo tenemos desde hace años y nosotros todavía esperamos al anticristo! El anticristo vive, su sangre es el dinero, ya os lo he explicado y nosotros lo tenemos en el bolsillo. Sería estúpido si él hiciera milagros, ya tiene a todos en sus manos. Depende de nosotros hacer la alquimia. He conocido a grandes alquimistas como Cagliostro y el Conde de Saint Germain, de quien fui alumno, que tenía el gran don de transformar el plomo en oro. Eso significa que, si tienes la enorme capacidad crística de ser un alquimista transformas la materia negativa que tienes encima, como el microchip y el dinero, en positividad a favor de Cristo, por lo tanto en contra de tu enemigo. Es difícil. Los grandes alquimistas del espíritu son todos los discípulos de la estirpe de Juan (Cagliostro era el Apóstol Juan) pero todos los que actúan a favor de la vida son alquimistas.
También la música es otro gran milagro. A excepción hecha de alguna canción bonita los millones de discos que se venden en todo el mundo son grandes milagros artísticos diabólicos. ¡Hoy cientos de millones de jóvenes escuchan canciones que contienen una nota, dos notas, es todo ruido y eso los destruye! Ni siquiera hace falta que consumen pastillas, o LSD, porque han sido superados. El genio del anticristo ha inventado los decibeles de la música diabólica que es peor y además es gratis. Satanás no quiere que se hable de la Segunda Venida de Cristo, ni que amemos a la Tierra, quiere que seamos degenerados a nivel sexual, con las drogas, o hasta incluso mentalmente, que seamos materialistas, egoístas, racistas. Todo esto no es solidaridad, cualquier política, ambición, querer hacer una gran carrera, viene de él, incluso todo lo que obstaculiza a los Justos. Por lo tanto tenemos que formar parte de la masa pero igualmente tenemos que ser únicos y tener fe en Cristo. Depende de nosotros.

P.: Como Bill Gates y Jobs...
Giorgio: Jobs dijo: “Esto es para los locos, para los inadaptados, los rebeldes, los alborotadores, las clavijas redondas en agujeros cuadrados, aquellos que ven las cosas de forma diferente. Ellos no son aficionados a las reglas y no tienen respeto por el status quo. Los puedes citar, puedes estar de acuerdo con ellos, puedes glorificarlos o vilipendiarlos, pero lo que seguro que no puedes hacer es ignorarlos. Porque son los que cambian las cosas, los que impulsan a la raza humana. Aunque algunos puedan verlos como unos locos, nosotros vemos genialidad. Porque quienes están tan locos para pensar que pueden cambiar el mundo, son aquellos que lo consiguen”. Era un genio y era muy espiritual, según mi teoría fue asesinado por el anticristo porque quería cambiar y revelar determinadas cuestiones que tenían que ver con el poder mundial. Así fue que lo hicieron enfermar de cáncer de páncreas. Bill Gates creó una fundación, la más grande del mundo, que se ocupa de la investigación médica y de colaborar con la reducción del hambre y de la pobreza en los Países en vías de desarrollo. Gates dona miles de millones de dólares, cada año, y hasta me caería bien si realmente fuera así: Yo no se a dónde termina ese dinero, creo que se trata de lavado de dinero “extraño” de organizaciones criminales, o en todo caso hay un gran despilfarro y a los pobres no le llegan más que migajas. ¡Porque yo, Giorgio Bongiovanni, cambiaría el mundo, derribaría todas las fronteras si tuviera ese dinero! ¡El anticristo me ofreció 66 millones de dólares porque sabía que con eso yo haría una revolución, y ni hablar si contara con miles de millones de euros por año! ¡Provocaría un enorme descontrol en todo el planeta! Bill Gates está vivo porque responde al anticristo. En cambio Jobs era un loco, primero estaba al servicio del mal, luego quería cambiar y hacer lo que había iniciado el líder de los Beatles, John Lennon, a quien asesinaron porqué, por si solo, había creado un movimiento de jóvenes y había detenido la guerra de Vietnam.

P.: El Señor nos dijo que fueramos por el mundo, de dos en dos, para llevar la palabra de Dios y la Verdad. En el Evangelio de Lucas y de Mateo dice que llevemos solo una túnica, en el Evangelio de Marcos que llevemos un bastón. ¿Qué significa?
Giorgio: Nosotros tenemos que llevar el bastón de la justicia.

P.: En el mensaje titulado: “EL CONTACTO” (Primera parte), Setun Shenar comunica: “...EL CONTACTO ENTRE NOSOTROS, SERES DE LUZ, Y EL SER HUMANO QUE SE CONVIERTE EN NUESTRO MENSAJERO SOBRE LA TIERRA NO ES UNA EXPERIENCIA TRANS-MEDIÚMNICA, COMO VOSOTROS LA LLAMÁIS, SINO UN DIÁLOGO ENTRE ESPÍRITU Y ESPÍRITU. COMO YA OS HEMOS DICHO OTRAS VECES LA INTELIGENCIA Y EL ESPÍRITU SON LO MISMO...” ¿Cómo recibes Tú, u otros Avatares, estos mensajes?
Giorgio: Yo no soy un Avatar, soy un Mensajero de Dios. El contacto de espíritu a espíritu es algo extraordinario, que dificilmente ocurre al inicio de un contacto. Ocurre cuando el contactado-contactista ha establecido una “conexión” con las frecuencias superiores al punto tal que ya no tiene un verdadero contacto sino que éste pasa a ser una convivencia. En mí caso, y lo digo sin exaltación porque para mí es algo natural, el contacto es una convivencia: yo vivo junto con ellos. Si llamo por teléfono a Graziano lo estoy contactando, pero si le digo a Graziano que venga a vivir a mí casa él absorverá completamente mi status familiar y ya no será un contactado. Si los hermanos le preguntaran: “-Graziano ¿qué haces? Estás en contacto con Giorgio?” Graziano responderá: “-Yo vivo con Giorgio, con su familia”. Bien, así es como yo vivo con estos Seres, ya no estoy en contacto: vivo, pienso y como como ellos, a pesar de que aparentemente como lo que veis vosotros. Mi verdadero alimento no es la pasta, o el café, es otro. Soy sensible como ellos y hago lo que ellos hacen, a pesar de vivir aquí. Cuando escribo: “DEL CIELO A LA TIERRA, SETUN SHENAR, LOS SERES DE LUZ, ETC. COMUNICAN”... lo hago porque si uno escribe es habitual poner una firma y asumir la responsabilidad. En cambio para mi firmar Setun Shenar, Giorgio Bongiovanni, o Adoniesis no cambia nada. Esa es la familia. Tenéis que saber, sois libres de creerme, que lo que hago en mi vida es una expresión de mi convivencia con los Extraterrestres. Tened cuidado de no caer en la exaltación, ni en el fanatismo: no os estoy diciendo que soy Dios y que lo que hago es perfecto, esto lo dejo al juicio del Padre y a vuestro discernimiento. Si no estáis de acuerdo no me afecta, pero yo elijo vivir como mis Hermanos. Es más, ellos están sorprendidos porque logro vivir en la Tierra de la misma forma que ellos viven allá arriba, me ayudan cuando me equivoco y os puedo garantizar que es casi imposible. Ven mi esfuerzo y si tengo un deslíz me corrigen y me dicen: “Hermano, mira que allí no es como aquí, por lo tanto no hagas esto porque en la Tierra no son como nosotros”. Os aseguro que cualquier tipo de error que pueda llegar a cometer es por exceso de amor, o por no haber evaluado totalmente la situación. Incluso en este último caso, mi espíritu, que ya había tomado una decisión, partía de una elección de amor, porque yo vivo con ellos. Ellos no sienten odio hacia los demás, no tienen ambiciones y no le dan ninguna importancia al dinero. Si os explicara el sistema de vida que tienen no querríais volver a vivir en este mundo y caeríais en la depresión, porque aquí no se puede hacer. Nosotros podemos amar como aman nuestros Hermanos, tener su sentido de justicia y yo lo logro hacer porque vivo aquí desde hace 14.000 años. En cambio muchos jóvenes que los han conocido terminaron suicidándose porque al regresar a la Tierra sentían que vivían en el infierno. Los chicos que se suicidan con 13, 14 años lo hacen por este motivo. Son jóvenes que vienen de dimensiones en las que la vida es algo completamente diferente, es belleza, es amor... y prefieren arrojarse del balcón. Si un niño tan joven comete un gesto tan extremo no es porque está endemoniado. Los niños son la manifestación de Dios y si lo hacen es porque no quieren vivir en este infierno, entonces tenemos que mantenerlos muy cerca nuestro y darles la esperanza de que este mundo puede llegar a cambiar. Si nuestros hijos ven que no hacemos nada por el mundo se suicidarán. Os he advertido. Os abrazo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

El Señor dijo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. No hay forma, o belleza que hayan sido creadas que puedan compararse con la luz de la Sabiduría y de la Verdad, un Dios que se revela en el Hombre, en el Mensaje y en el mensajero.
Los que tengan ojos que vean y los que tengan oídos que oigan.

Una servidora de los servidores de Dios
Sandra De Marco
26 de Febrero de 2016

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139