Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
Corpus Domini1 100Por Flavio Ciucani
Premisa.
Una chica de 16 años de la ciudad de Liegi, llamada Giuliana, una joven monja, huérfana y educada por otra monja, tuvo una visión. Una luna llena, blanca y brillante, que tiene una mancha negra, como una estela, una cicatriz que corrompe el esplendor lunar. No entiende.  Años más tarde, mientras rezaba, cayó en un profundo éxtasis. Se le apareció Jesús y le explicó que esa mancha representa a los cristianos porque ellos han dejado de considerar la “comunión” como un momento central de la predicación de Jesús, sino que es como un ritual vacío, sin ningún valor. La joven monja le escribió a un cura llamado Jacques Pantaléon, quien tomó en consideración las inquietudes de Sor Giuliana y dándole crédito a su visión habló con el obispo de Liegi. En la ciudad y en la diócesis de Liegi se instituyó una nueva fiesta para recordar a todos que Jesús había entregado su cuerpo y su sangre por la humanidad. Se llamó la fiesta del “Corpus Domini”.
En 1261 dicho cura, Jacques Pantaléon, fue proclamado Papa bajo el nombre de Urbano IV. Él no fue casi nunca a Roma, prefirió establecerse en Viterbo y otras veces en Orvieto. En agosto de 1263, mientras se encontraba en Orvieto, un joven sacerdote originario de Boemia que había llegado hasta Roma en peregrinaje le pidió una audiencia urgente. Cuando el cura llegó a su encuentro, temblando y llorando, le contó que mientras daba la misa en una ciudad cercana a Orvieto (Bolsena), durante el momento de la consagración eucarística, la hostia se convirtió en un pedazo de carne que sangraba manchando de sangre el altar. Al año siguiente Urbano IV declaró la festividad del “Corpus Domini” como una fiesta de toda la Iglesia Católica.
Han pasado dos mil años de aquella noche en la que Jesús “habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De la misma manera tomó la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros” (Lucas 22, 19-20). Cabe aclarar que Jesús tomó el pan y el vino y no el trigo y la uva, es cierto que se hace referencia a la tierra, a sus frutos por los cuales siempre tenemos que agradecer, “dar gracias”; pero en el pan y en el vino está también el trabajo del hombre, su sudor, su amor por la naturaleza y su capacidad de transformarlos en comida y por lo tanto su cultura, sus tradiciones.
Es decir que Jesús da todo de si mismo a la humanidad: la Creación, lo creado y el Creador. Es una entrega total sin pedir nada; no, pide una cosa: “haced esto en memoria de mí”. Jesús agradece a Adonay por el don de los frutos de la Tierra. Él, Dios, agradece. En Mateo todo esto parece más claro. “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: 'Tomad, comed; esto es mi cuerpo'. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: 'Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre'.” (Mateo 26, 26-29). Parecería ser una orden “tomad y comed”, pero los suyos lo comprendieron luego de algunas horas, cuando estaba colgado en la cruz y dio toda su sangre “para remisión de los pecados”. Habría tenido que ser suficiente ese sacrificio, esa sangre habría tenido que ser el pasaporte para un nuevo Reino. Sin embargo la sangre de Cristo aún sigue cayendo en los altares de la justicia. ¿Por qué sigue siendo necesario que el cuerpo de Cristo sea colgado horrendamente en esa cruz? ¿Por qué sigue siendo necesario que inocentes, mujeres y niños, ancianos y jóvenes, sean martirizados a causa del egoismo, del dios dinero, de la falsa democracia, del engaño de las ideologías? ¿Acaso no había sido dicho que ya no quedaban corderos para sacrificar? ¿Qué está ocurriendo? ¿Qué significado tiene hoy en día la eucaristía? ¿Acaso sigue siendo un don que nos hace parecidos a Él, que nos reconoce como parte de la humanidad, de la naturaleza, de la madre Tierra?
Le pedí a Adonay que respondiera. No se si lo hizo, pero encontré estas dos señales.
“Dar gracias” no es simplemente un agradecimiento, decir gracias: del Evangelio se tradujo la frase “dar gracias” del griego “εὐχαρίστω” (eucharisto), εὐ significa “bien, gracia”, mientras que χαρίσ significa belleza, don, favor, amor gratuito. Por lo tanto se dice gracias con la boca pero Jesús pide una actitud de amor que nace del corazón, de agradecimiento del don que da alegría, que hace que el corazón se vuelva eucarístico, es decir agradecimiento del don y nos une a los hermanos en una comunión crística con el Cáliz de la Comunión viviente.
La segunda señal la tuve al abrir el Evangelio. “Y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios (Hechos 14, 21-22).
El domingo se festeja el Corpus Domini, estar debajo de la cruz del mártir de los mártires y tener un corazón en armonía con toda la naturaleza y empapado de un sentimiento de agradecimiento. Aceptar, defender, honrar a los muchos Cristos que son martirizados porque las tribulaciones son necesarias “para entrar en el reino de Dios”.
Realmente deseo que esta sea la verdadera respuesta de Adonay, de lo contrario creo que estamos perdidos.
¡Ven Señor! ¡Maranatha!

22 de Mayo de 2016
Flavio Ciucani

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139