Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

marcom2

DEL CIELO A LA TIERRA


HE ESCRITO EL 14 DE SEPTIEMBRE DE 2016:

LA CRÓNICA ADJUNTA QUE LEERÉIS NO ES FRUTO DE LA EXALTACIÓN O DEL FANATISMO, ES LA CONSTATACIÓN DE LOS HECHOS, EL JUICIO IMPLACABLE Y DIVINO DE LA MADRE NATURALEZA Y DE DIOS.
NOSOTROS, SERES HUMANOS ADULTOS Y CONSUMIDOS POR LA MATERIA, POR EL EGO, VAMOS HACIA EL OCASO DE NUESTROS DIAS. ELLOS, LAS JOYAS DE DIOS, SON LOS NIÑOS QUE LLEGAN COMO EL AMANECER DE UN NUEVO DÍA.
NOSOTROS DISMINUIMOS Y ELLOS CRECEN.
¡ÉSTA ES LA VERDAD! ¡NADA MÁS QUE LA VERDAD!
EN FE
G. B.

Palermo (Italia)
14 de Septiembre de 2016

LOS NIÑOS SON DIOS
Crónica de la reunión del 4 de Septiembre 2016
Por Marco Marsili

El 4 de Septiembre de 2016, al día siguiente de la Conferencia titulada “La presencia de los Seres de Luz en el Evangelio”, nos hemos reencontrado con amigos y hermanos espirituales que venían de toda Italia y de Austria en el Arca de Sant'Elpidio a Mare para pasar una jornada juntos y participar de la Lección Espiritual de nuestro amado Giorgio Bongiovanni.

A la mañana pudimos saborear la maravillosa y envolvente energía de la gran Encina: sentados a sus pies fuimos besados por el Sol mientras la vibración de la Tierra purificaba y vivificaba nuestras almas. Luego, después de haber almorzado con personas especiales, comenzó la reunión espiritual en si.

Partiendo de un discurso general sobre los niños y la importancia fundamental de educarlos de la mejor manera, Giorgio repitió el traumático concepto que ya había afrontado hace poco tiempo en el Arca “Alea Lores”: los niños pasarán a formar parte de la Nueva Sociedad, los adultos no. Este argumento, concerniente a todos los presentes en forma directa, provocó el inmediato planteo de varias interrogantes pero la franqueza con la cual Giorgio suele exponer las Comunicaciones que el Cielo le pide que transmita no da lugar a dudas. En resumen: ¡los niños pueden ser salvados, hasta incluso físicamente, en cambio los adultos tendremos que agradecer a Dios si logramos evitar la Segunda Muerte! Esto se debe al hecho de que, según la situación actual que es evidente a todos nosotros, no estamos poniendo en práctica completamente la Enseñanza de Cristo.

Al respecto Giorgio dijo lo siguiente:

“Los niños son Dios... la manifestación física de Dios... ellos son puros, son transparentes, son sinceros... nosotros no le interesamos a Jesús, os lo digo en Nombre de Cristo, es un Mensaje que tengo que daros: Jesús cuenta con los niños. Tenemos que comprender el concepto de que nosotros no nos salvaremos porque no merecemos el Reino de Dios... nuestros hijos son quienes se merecen el Reino de Dios... nosotros tenemos que trabajar por nuestros hijos sabiendo que no entraremos en el Reino de los Cielos... por lo tanto, si os digo que tenéis que traer a los niños al Arca os estoy diciendo que los traigáis vosotros mismos... si por alguna razón nosotros no podemos estar juntos, hagamos un sacrificio, no vengamos, pero mandemos a nuestros niños porque nosotros no nos salvaremos, no iremos al Reino de Dios, porque Dios no nos quiere a nosotros, quiere a nuestros hijos, es por ello que hace que nazcan hijos. Si luego el Señor, con Su Misericordia, nos deja entrar también a nosotros en el Reino, tenemos que estarle agradecidos pero el Proyecto es que nosotros no entramos. Pero Dios nos ha llamado y nos ha dado una Gracia, un Milagro, diciendo: 'Educad a vuestros hijos y a los hijos de vuestros hijos, porque los llevaré al Reino'. Entonces en los próximos años tenemos que preparar a nuestros hijos, no tanto sobre la Verdad (¡porque ellos son quienes nos enseñan la Verdad a nosotros!), sino a adaptarse a esta Dimensión, porque son niños que vienen de otras Dimensiones y para ellos es difícil adaptarse a la nuestra. Hay que dejar todo: mujer, hijos, marido, tía, abuela, Arca, Giorgio, Antimafia, todo, para dedicarse a ellos. Después hay quienes tienen que hacer Antimafia, hay quienes tienen que ser predicadores, quienes tienen que difundir, es decir, son aquellos que por Misión tienen que hacer otros trabajos y por lo tanto no pueden dedicarse directamente a la educación de los niños y es por este motivo que tenemos almas que se encargan exclusivamente de ellos... Os he dicho que nosotros no nos salvaremos, es decir, nos salvaremos en el alma ¿os basta con la Salvación del alma?... Es probable que no vayamos al Reino de Dios, que vayamos a otro lugar, habiendo sido salvados en el alma. Por lo tanto nosotros tenemos que dedicarnos a los niños”.

En este marco se inserta un proyecto muy importante y Giorgio lo presentó durante esta reunión. Existe un Programa Divino que prevé que nuestros hijos crezcan juntos, porque son los hijos de la Nueva Genética G.N.A. y serán llevados por nuestros Hermanos Superiores, porque son dignos de entrar en el Reino. Por este motivo, es decir, para educarlos y para permitirles estar juntos, el Cielo quiere que en nuestra Obra se instituya un programa de formación, una “Escuela Educativa de la Cultura del Infinito”.

En relación a todo esto Giorgio dijo lo siguiente:

“Haremos una Escuela... espero que todos los niños puedan asistir a ella, incluso los que viven lejos... una Escuela legal, con un estatuto, a la que cualquiera pueda inscribirse, para escuchar varias materias (Educación a la Legalidad, Educación Espiritual, Educación Cívica, Arte, Música, Historia, Filosofía, Historia de las Religiones, Física Astronómica, Deporte, etc...), a partir de los tres años de edad... ya hemos comenzado, con los niños que están aquí y con los que están llegando y que tenemos que criarlos hablándoles de todo, de Cristo, del mundo, de la Cultura, de los grandes genios de la Historia... tienen que crecer, ellos quieren que así sea. Yo estaré presente, porque cuando me retire quiero dedicarme solo a los niños. Haremos un pequeño congreso de dos días con los padres de los hijos de todas las Arcas de Italia, desde los recién nacidos hasta los que tienen quince años, para presentar el proyecto de lo que podría llamarse 'Escuela Educativa de la Cultura del Infinito con los niños de las Arcas, le daremos también la posibilidad a los niños 'externos' de inscribirse, de forma tal que todos puedan encontrarse...
La Misión de todos los padres que frecuentan las Arcas tendrá que ser la de permitirle a los hijos que asistan a esta Escuela (los que se encuentren más lejos al menos una vez por mes y los más cercanos al menos una vez por semana), para prepararlos y convertirlos en candidatos para el Nuevo Reino. Para los padres esto podría significar hacer algunos sacrificios pero si se llegaran a negar a hacerlo querrá decir que se niegan a acompañar a sus hijos en su Misión, querrá decir que son padres egoístas y materialistas: ¿para quién han nacido vuestros hijos? ¿Para Dios o para vosotros mismos? Por lo tanto, esta será una forma de prueba para los padres. Este también es un proyecto audaz, es una Voluntad del Padre. ¿Acaso cuando la Virgen me encomendó la Misión de ir a Rusia para mi, que era un joven que trabajaba en el ámbito del calzado, no se trataba de una Misión audaz? Claro que sí, pero yo obedecí y fui...
Es un proyecto ambicioso pero nuestros hijos tienen que frecuentarse desde pequeños... luego, cuando ya sean grandes obviamente serán libres de dejar este ambiente y las amistades instauradas al crecer juntos, pero nosotros habremos cumplido con nuestro deber de educadores porque les habremos dado las bases interiores que les servirán para la vida.
De todas formas incluso si los padres pertenecientes a las Arcas de Italia se llegaran a negar el proyecto seguiría adelante igualmente con los niños del Arca de Sant'Elpidio y con otros. Pero a esos padres de las Arcas que se hayan negado les diré: 'Sois como aquellos a los que Jesús invitó y le respondisteis que estabais ocupados, que no teníais tiempo, entonces Jesús salió a la calle a invitar a los lisiados, a los ciegos y os dejó afuera de la boda cerrando las puertas'...
Este proyecto es lo que le ofrezco a la Virgen, si luego los acontecimientos nos lo llegaran a impedir no soy tan necio como para empecinarme con el mismo pero creo que el Cielo nos dará la posibilidad de desarrollarlo, de lo contrario significaría que somos nosotros quienes no queremos hacerlo, es decir, si no llegáramos a hacerlo será porque no hemos querido, no porque no hemos podido”.

Retomando el tema relativo al hecho de que nosotros los adultos no estamos destinados a entrar en la Nueva Sociedad que será instaurada en la Tierra con el Retorno de Jesús Cristo, querría proponer a continuación las importantes palabras de Giorgio que empezó diciendo:

“OS DOY UNA NOVEDAD...: Nosotros somos un poco como el pueblo de Israel... hemos sido elegidos, pero todavía estamos aquí. Jesús ha regresado, pero no se ha manifestado. Los acontecimientos que esperamos que ocurran desde hace años todavía no todos se han producido... desde que tenía trece años, mi padre espiritual Eugenio Siragusa ya anunciaba que faltaba poco... unos pocos años. Por lo tanto ¿qué es lo que ha ocurrido? ¿Por qué? Yo no puedo juzgar vuestro accionar porque quien tiene que hacerlo es Cristo, pero tengo que ser honesto, inteligente, tengo que comprender los signos de los tiempos. Nosotros ya no somos la misma generación, nosotros somos otra generación. A nosotros que conocemos la Obra desde hace veinte, o treinta años, Dios no nos ha quitado la mano de la cabeza, pero al mismo tiempo nos ha abandonado, porque no somos merecedores, por más que nos esforcemos, de entrar en Su Reino. Porque entrar en Su Reino significa que tenemos que amarnos recíprocamente por encima de nosotros mismos y dejar todo. Como Dios ve que no sabemos hacerlo, pero al mismo tiempo ve que somos Sus servidores, nos hace recorrer el desierto de este mundo como nómades esperando que muramos todos y quienes queden serán nuestros hijos y nuestros nietos. Él los salvará, hará que los Extraterrestres aterricen masivamente, hará regresar a Jesús, pero antes tenemos que morir todos nosotros.
Pero luego si Él decidiera cambiar los Programas puede hacerlo, Él todo lo puede, Jesús podría regresar esta noche misma... pero si los Programas no cambian serán quienes hoy tienen treinta años los que guiarán a las Arcas... pero nosotros tenemos que peregrinar en el desierto por cuarenta años (simbólicos) y cuando todos hayamos muerto el Padre finalmente establecerá Su Reino en la Tierra. - El planteo de Giorgio pretende ser simbólico ya que la prioridad es la salvación espiritual de los niños - Si tomarais conciencia de esta verdad traeréis a vuestros niños al Arca, si en cambio os sentís tentados por Satanás pensando que, dentro de dos, o tres años Jesús regresará, no los traeréis. Jesús no regresará dentro de dos, o tres años, lo hará pronto, pero nosotros ya no tendremos que estar, porque no nos lo merecemos.
El Nuevo Reino son los niños, así que tenemos que criarlos, educarlos, hacer que estén juntos, tenemos que hacer que estén en paz, nosotros que somos padres y hermanos tenemos que amarnos, construir escuelas, pagarle a profesores quitándonos el pan de la boca, hacer que se adapten a esta Dimensión.
Yo seguiré gritando en el desierto y diciendo que Jesús regresará pronto porque Él me ha enseñado a cambiar los Programas cada cinco minutos... Él me ha dicho esto que os estoy comunicando, pero luego tal vez, dentro de un año regresa y nos encuentra junto a nuestros hijos. Porque si se encuentra con que hemos dejado a nuestros hijos a si mismos en las tentaciones de este mundo Él nos eliminará, con algo mucho más grave que un terremoto...
Leed el Éxodo: Moisés peregrina durante cuarenta años en el desierto porque Dios ha castigado a su pueblo, no lo hace entrar en la Tierra Prometida porque el pueblo era belicoso y tenía otros problemas...
Sé que soy despiadado, pero para mí los adultos son carne muerta. Claro que, si viene un hermano, aunque sea anciano me hace feliz poder recibirlo, pero el punto central de mi atención son los niños: nuestra Misión son ellos. Nuestra Misión es la de difundir el Mensaje del Cielo y estar con ellos. No hay otra Misión: allí termina la Misión...
Estoy convencido de que no participaremos de la Segunda Venida de Cristo que se presentará ante el mundo y hablará en todas las televisiones, pero igual podremos verla desde el otro lado, desde el más allá, porque este es el castigo que merecemos ya que nosotros no estamos haciendo todo lo que Él quiere que hagamos, yo soy el primero que no lo hago.
Como nos ha enviado a los niños nosotros tenemos que dedicarles a ellos todo lo que sabemos, todos los conocimientos que tenemos, todos los Valores Crísticos, porque ellos Lo verán, incluso físicamente, porque se lo merecen...
Esta es una especie de advertencia, no es una afirmación irreversible, porque si a partir de mañana cada uno de nosotros, en nuestra conversación íntima con Dios, le decimos: 'Señor, quiero entrar en la Nueva Sociedad ¿qué tengo que hacer?'... Ésta es una hermosa ambición y recibiremos señales, respuestas, indicios que nos dirán lo que tenemos que hacer, que no hayamos hecho hasta ahora, para entrar. Por lo tanto, no es un castigo realmente, es un impulso para que actuemos mejor. Pero los niños son la señal clara de que tenemos que dedicarnos sobre todo a ellos...
Claro está que si alguno de nosotros da la vida será la excepción. Y si todos lo hacemos todos seremos la excepción... nosotros no podemos dormir tranquilos, tenemos que vivir en alerta las 24 horas y no dormir, tenemos que sacrificar horas de sueño, horas de nuestra vida, sacrificar nuestro dinero, nuestros bienes, nuestra vida, para intentar ser dignos de entrar en el Reino de Dios porque es absolutamente natural, ya sea desde el punto de vista espiritual que desde el punto de vista humano, luchar con todas nuestras fuerzas para entrar en el Reino y disfrutar de la compañía de nuestros hijos”...

En el marco de este planteo surgió una pregunta más que lógica:

“¿Quienes ya hace treinta años que dedican su existencia a la Obra, a la educación de los niños (niños que hoy son los jóvenes hombres de las Arcas) no han puesto en práctica los Dictámenes Crísticos? ¿Ellos también necesitan este nuevo impulso? ¿En qué se han equivocado? ¿Cuáles son sus errores?”

Giorgio contesta:

“Nos hemos equivocado porque no hemos cambiado el mundo, no hemos tenido esa Fe que mueve las montañas, porque si hubiésemos tenido una Fe grande como un grano de mostaza habríamos transformado Italia en un país democrático, no habrían bombas atómicas, habría paz; no hemos sido capaces porque somos hombres de poca Fe. Porque si yo hubiese dicho: ‘En el Nombre de Cristo, ¡basta con las bomas atómicas!’, si hubiese tenido una Fe grande como un grano de mostaza, se habrían reunido en la ONU y habrían dicho: ‘Destruyamos todas las bombas atómicas, no sabemos el porque lo hacemos, una Fuerza misteriosa nos está convenciendo a hacerlo’.
Por lo tanto nosotros no nos merecemos el Reino de Dios. Pero somos hombres de buena voluntad, amamos con locura a Cristo, hemos sacrificado toda nuestra vida, hemos dado todo nuestro dinero, hemos ofrecido nuestros hijos, pero el mundo no ha cambiado porque no hemos tenido Fe, esa Fe que mueve las montañas.
O somos humildes y lo admitimos, o somos fanáticos... Tenemos que ser humildes: no hemos movido las montañas. Pero somos servidores de Jesús, hacemos la lucha en contra de la mafia, tenemos el Signo de los Estigmas. Jesús no nos ha quitado los Estigmas, es más, nos empuja a seguir adelante, a gritar; yo podría decir: ‘Señor, pero yo no he sido capaz de atrasar las manecillas del reloj de la medianoche de la guerra nuclear, ¿pero por qué? Y Él contestaría: ‘Porque no has tenido Fe, hijo, pero sigue adelante con la Misión que te ha sido encomendada’, ¿y yo como puedo contradecirlo? ¿Puedo decir que no es verdad? Él nos dijo: ‘Cualquier cosa que vosotros pidáis en Mi nombre os será dada’. ¿Yo cuántas veces he pedido algo que después no se ha cumplido? ¿Y qué tendría que hacer, tomármelas con Cristo porque no es justo? ¡Me las tengo que tomar conmigo mismo que no tengo Fe!
Es sencillo: ‘Cualquier cosa que pidáis en Mi nombre, Yo os la daré’...
La Iglesia misma no ha cambiado el mundo porque no ha tenido Fe... los Apóstoles tenían Fe y dieron la vida, pero los sucesores de los Apóstoles, hasta el día de hoy, no han tenido Fe...
Tenemos que alimentar nuestra Fe, trabajar para nuestros hijos, estar unidos y lo lograremos, yo estoy convencido de que lo lograremos, pero tenemos que ser humildes, aceptar lo que somos...
Ampliando el concepto, nosotros no entraremos en el Reino de los Dios, todos nosotros los cristianos católicos, porque no hemos tenido la Fe de cambiar el mundo: mil millones de cristianos, seguidores del Hijo de Dios, del Ùnico Dios, a la cabeza de los cuales está el Papa, no han logrado cambiar el mundo: el mundo se encuentra en plena catástrofe. Nosotros no hemos tenido Fe. Entonces sólo nuestros hijos, los hijos de la verdadera Iglesia Cristiana heredarán la Nueva Sociedad. Cuando hablo de los niños que heredarán el Reino no me refiero a las pocas decenas de niños de las Arcas, sino a todos los hijos de los cristianos indignos que sin embargo han dado una educación ejemplar a sus niños”.

Todos los varios temas tratados durante el encuentro han sido focalizados sobre la preeminencia de la atención hacia los niños, como, por ejemplo, la utopica propuesta de Giorgio de impedir el aborto legal y constituir una fundación que se ocupe en todo y por todo de acoger a las mujeres embarazadas hasta que den a luz, para después ocuparse de criar y educar a los niños que los padres han rechazado, niños que pasarían a ser a todos los efectos “Hijos del Estado”. Y esto podría hacerlo pero muy bien el Estado del Vaticano, porque sabemos que tiene todas las posibilidades económicas y logísticas para preparar clínicas quirúrgicas de nivel muy alto y salas de maternidad y estructuras de apoyo psicológico de la máxima cualidad. Siendo la Iglesia Católica la primera que apunta el dedo en contra de los abortos, podría organizar esto y más todavía para impedir el asesinato legal de millones de niños cada año.

Después ha llegado el momento de profundizar un concepto de Ciencia Espiritual relacionado con un hecho evangélico que a mi en particular me gusta mucho y que considero oportuno transcribir por entero lo que se ha dicho:

Pregunta:
‘¿Cómo tenemos que interpretar las siguientes palabras del libro ‘El Anunciador’?:
‘Jesús al recibir el bautismo en el Jordán, murió ahogado. Entonces Cristo advino y el espíritu de Jesús pasó a Juan el Evangelista, que estaba presente. Entonces Cristo tomó el cuerpo de Jesús. Por eso en la cruz dijo: ‘MUJER, HE AHÍ A TU HIJO’, refiriéndose a Juan, que tenía el espíritu de Jesús, que le había sido transferido’.
¿Este procedimiento tiene que ver solo con la parte astral?

Respuesta de Giorgio:

“Es un discurso simbólico, no hay que tomarlo a la letra. No es que el espíritu de Jesús pasa a Juan, el espíritu de Jesús se queda en Jesús y Cristo le personifica. Lo que pasa a Juan es la Misión de Jesús: pasa a Juan la Misión de redimir el mundo, de continuar el camino de la Redención del mundo, porque Cristo se va llevándose consigo a Jesús, por lo tanto, Juan se convierte en el Jesús de la Humanidad y en el precursor de la Obra de Cristo. Porque Cristo elije a Pedro como Su representante, vicario en la Tierra, pero le elije por todo el pueblo que tiene que entrar en la Iglesia de Cristo, mientras como Maestro Iniciático que habría tenido que guiar a los 144.000 Elegidos y a todos los Llamados, elije a Juan, el Predilecto. ¿Por qué el Predilecto? Si elije a Pedro, ¿por qué el Predilecto es Juan? Cuando Cristo le dice a Pedro: ‘¿Si yo quiero que él (Juan) se quede hasta que yo vuelva, a ti qué te importa?’, quería decirle: ‘Tú serás el vicario de la Iglesia global, mientras Juan será el precurosr de Mi Obra, porque él tiene que tutelar a los Elegidos y a los Llamados’.
 En lo que se refiere a Jesús y a Juan el Apóstol Evangelista, lo que está escrito en el libro citado sucedió simbólicamente. Sin embargo, lo mismo sucediò de verdad a Juan el Bautista, porque Juan el Evangelista recibió realmente dentro de su ser el espíritu de Juan el Bautista en las últimas 12 horas de vida de Jesús (incluso más).
Juan el Bautista y Juan el Apóstol Evangelista están muy unidos entre ellos porque son los Precursores y los continuadores de la Obra de Jesús de Nazaret, que ya no es más Jesús de Nararet: Jesús de Nazaret es Jesús Cristificado. Es decir: Jesús en el espíritu, en el astral y en el cuerpo (los tres aspectos que completan una persona) ya no está solo: tuvo la Gracia Divina de ser Cristificado. Por lo que Jesús ya no es Jesús, sino Jesús Cristo. Jesús era solo Jesús, el Maestro, hasta que Juan el Bautiste le sumergió en las aguas del Río Jordán, pero detrás de Él estaba Cristo que le seguía, le acompañaba, le educaba (incluso el cuerpo físico de Jesús fue Cristo quien lo construyó en el seno de la Madre, porque Cristo es el Genio Solar, la máxima expresión de Dios). Después Cristo se convierte en Jesús cuando en el Río Jordán le personifica: ‘... El cielo se abrió y descendió sobre Él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma’: éste es el momento en el que Cristo está compenetrando a Jesús. Y Juan el Bautista ve toda esta escena del Genio Solar, del Ser de Luz que entra en Jesús por la parte superior de la cabeza. Es decir que, en el Jordán Jesús, simbólicamente, muere: Jesús ya no está más, a partir de ese momento está Jesús Cristo”.
Al final de está explicación magistral, Giorgio nos ofreció un consejo de gran Aristocracia Espiritual, un consejo muy fuerte que, si lo ponemos en práctica en nuestras vidas, puede ayudar enormemente a nuestra evolución:

“Satanás es muy listo en este mundo y muy sutil y te gana fácilmente. Para escapar de sus armas tan sutiles y muy inteligentes tú tienes que hacer la Alquimia. Y entonces el Señor Jesús Cristo manda un Mensajero (como Giorgio Bongiovanni) para ayudar a Sus hijos a superar la tentación.
Un modo rápido, eficiente para superar la tentación (puede ser que te pierdas, pero es mucho más fácil que superes la tentación) es hacer creer al maligno, CON HECHOS, NO DICIENDO MENTIRAS, que tú no vales para nada, que eres un indigno, para que ponga en acto una tentación que no sea sutil, potente y facilmente accesible para tu espíritu, sino  una tentación en la que él tenga que trabajar mucho y le sea difícil vencerte.
Porque si Cristo te ha dicho que eres indigno, que no entrarás en el Reino de los Cielos, tú no tendrás ese ego, esa arrogancia, ese sentirte poderoso, ese ser vanidoso, ese ser luciferiano que te hace pensar que eres un Elegido y que enseguida permite a la tentación de vencerte, entonces dí a satanás: ‘Yo soy un miserable, pero amo a Cristo, no te sirvo para nada. ¿Qué quieres de mi? Yo sirvo a Cristo humildemente, educo a los niños, búscate algún otro Elegido’. De esta manera le pones a satanás en serias dificultades.
Y después agradeces a Jesús y a Su Mensajero que te han dado la clave para ganar al demonio... Mi grande riqueza sois vosotros, mis Hermanos, y haría cualquier cosa con tal de arrancaros de las manos del maligno. Espero conseguirlo. Pero es verdad que tenemos que sentirnos indignos, no es un juego, es la verdad. Después, si el Señor decide premiarnos se lo agradeceremos, pero de esta forma no hemos tenido la arrogancia de pretender nada de Él... Porque si nos sentimos Elegidos somos arrogantes con nuestros Hermanos, no perdonamos, no ponemos la otra mejilla, no nos humillamos, no lavamos los pies a nuestros Hermanos, no desempeñamos las tareas más humildes, al contrario, queremos ser servidos y reverenciados, esto es típico del demonio”.

Después de estas Perlas de Sabiduría, Giorgio llamó a su lado a Eugenio Riganello, maestro Yoga y un querido amigo, el cual, después de un bonito discurso introductorio sobre la importancia de la introspección, del autoanálisis y de la Meditación, como método para relacionarse con Cristo, elevó nuestras almas leyendo algunas palabras del gran Paramhansa Yogananda dirigidas al Amado Dios que transcribo por entero:

“Enséñame a adorarte, amado Padre, revélame el misterio de mi existencia.
Enseñame a adorarte en la ausencia de respiro, en la ausencia de la muerte.
En el fuego de la devoción disuelve mi ignorancia,
¡En la silenciosa calma de mi alma, ven, ¡Espíritu, ven!
Poséeme y enséñame a percibir Tu Presencia Inmortal dentro de mi y en todo mi alrededor.
En la soledad de mi mente mi devoción arde de deseo de escuchar Tu Voz.
Aleja lo sueños de los sonidos terrenos que todavía se anidan en mi mente.
Quiero escuchar Tu Voz silenciosa que perennemente canta en el silencio de mi alma.
Líbrame de toda memoria fugaz de sonidos terrenos que todavía zumban por mi mente.
Quiero escuchar sólo Tu Voz que sin ningún otro sonido canta en eterno en el silencio de mi alma”.
Palabras maravillosas que con su elevada vibración han quedado impresas en las almas de todos los presentes.

Después Giorgio expresó su punto de vista en lo que se refiere a muchos Videntes que aún habiendo visto realmente a la Santísima Madre no hacen públicos los Mensajes más “incómodos”, y sobre los Videntes que han sido tentados y han cedido, valiéndose de su prestigio para enriquecerse económicamente. Referido a ellos dijo que, si quieren servir de verdad a la Virgen, tienen que despojarse de sus bienes y dedicarse a los pobres como hizo Madre Teresa de Calcuta.

Y finalmente refiero las palabras de Giorgio sobre las Civilizaziones Superiores y la Nueva Sociedad:

“Nosotros no podemos entrar en la Nueva Sociedad, podemos ver a los Extraterrestres, ver a Jesús, si nos despojamos completamente, no parcialmente, de algunos sentimientos que no son adecuados y que están absolutamente prohibidos en una Super Civilización: el deseo de poseer y los celos. ‘Yo soy celoso de mi mujer’, no existe en el Nuevo Reino, así que no puedo entrar. ‘Yo soy celoso de mi colega que es mejor que yo’, no puedo entrar en el Reino de los Cielos. Yo entro solo si soy capaz de transformar (Alquimia) estos sentimientos en espíritu de Servicio. Por ejemplo, si alguien se enamora de mi hija y este alguien es un enviado de Dios, yo tengo que servirle. ¿Estamos listos para esto? ‘Éste vaso es mío’, ‘Esta tierra es mía’, éste concepto no existe en la Confederación, no existe; ¿cómo podemos entrar nosotros?, si nosotros nos apegamos incluso a esos veinte euros que tenemos en el bolsillo ‘¿porque si no cómo hago mañana?’ Ellos no conocen este concepto. Así que, ¿estamos preparados? Seamos honrados, ¡no lo estamos! Estamos trabajando en ello, pero no estamos listos...
Deseo de posesión, celos y envidia son nuestros destructores. Cuando nosotros somos generosos, cuando no somos envidiosos y cuando no somos celosos, entonces somos como niños...”
La reunión terminó hablando del Apocalipsis, de como será el Juicio y del Reino de los Mil Años, repasando enseñanzas fundamentales para comprender cada vez mejor la dinámica de todo lo que tendrá que suceder en un tiempo que sentimos que está cerca, un tiempo que todavía ignoramos, pero que podría ser incluso esta noche.
Damos gracias por el Don que tenemos, Giorgio, siempre dedicado a los Hermanos y siempre disponible a darse con todo su ser.

Con profunda gratitud
)+( Marco अरिहन्त Marsili
13 de Septiembre 2016           

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139