Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
diogene200Por Sandra De Marco
... Y le preguntaron: “¿Qué buscas con esa lámpara Diógenes?” Y él les respondió: “¡Busco al hombre!”...
¡He escuchado a un amigo del Hombre!
El Espíritu Paráclito ha descendido en medio de nosotros para enseñarnos, con el ejemplo de una vida, que “al camino de la verdad y a la plenitud del espíritu se llega a través del proceso de la Cruz”. Él es el Mensaje, el mensajero, el Evangelio que precede nuestros pasos.
 
7 DE MAYO DE 2017 – PORDENONE
 
Giorgio: Buenas noches a todos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Jesús me perdonará si estoy un poco cansado, siempre hay que decir la verdad. Él sabe que no vivo la Sangración como lo hacía cuando era joven porque estoy cansado y también se lo digo a mis hermanos, pero tengo que “afrontarla” y darme fuerza, es mucho más difícil que en los años anteriores y no me da vergüenza decirlo.
Cuando comienzo a sangrar mi pensamiento siempre se dirige a los más necesitados: a mis hermanos, a mis hermanas, a las personas a las que quiero mucho y a quienes no conozco tanto, además incluyo todos los pedidos por quienes sufren, y también los que hago directamente, os dejo imaginar cuántos son. Luego entro en el corazón de la Sangración, me siento inspirado, tengo visiones pero antes le pido ayuda al Cielo y digo: “Señor ¿qué tengo que decir hoy?” Cuando sangro siempre tengo un Mensaje y efectivamente, en ese momento, no tenía nada en mi corazón. Y esta tarde, mientras me encontraba en la cama, disponible, con alegría, para “afrontarla” (en sentido físico) fue cuando Jesús se me apareció, tal cual y como yo Lo conozco y como muchas veces he contado que es, creo que descendió del techo.
Estando inmerso en Su luz me dijo: “Hijo, tienes que decirle esto a Mis hermanos [...]”; luego se fue, sin ni siquiera darme tiempo para agradecerle. Habría querido arrodillarme y abrazarlo. Llevado por un acto de amor, deseaba decir: “Señor, quédate aquí esta noche. ¡Te hospedamos!” ¡Al igual que vosotros he sido educado para dar hospitalidad y por lo tanto me surge de manera espontánea ofrecer todo lo que tengo a nivel material en ese momento! No se trató de una visión espiritual. Todo ocurrió en pocas fracciones de segundo. Esto nunca me había ocurrido en este Arca: ¡Él vino directamente!
Ahora me pregunto ¿por qué se fue así? Ni siquiera me dio tiempo de besar Sus pies. O quizás si lo se: Lo habría arrastrado hasta el piso de abajo, aquí donde estáis vosotros. Como soy un servidor Suyo y Le estoy dando la vida le habría dicho: “¡Ve a ver a mis hermanos! Por una vez, hazme feliz, baja hasta donde están ellos”.
Antes de transmitiros Sus palabras, a todos mis hermanos, a vosotros que estáis aquí presentes y a quienes escuchan por internet, os pido que agradezcamos al Señor para que siga dándonos la gracia, a nosotros, que no somos nada. No entiendo el motivo por el cual Él nos visita, por qué nos quiere, y no es poco. El Señor nos llama hermanos, a nosotros que somos miserables, no Lo entiendo. Y digo: “Señor, me cargas con pesos que parecen piedras, porque el hecho de haberte visto, incluso con los ojos de mi cuerpo y de mi espíritu, no me da ninguna posibilidad de elección. Tu, Señor, Jesús Cristo me quitas toda chance de aplicar el libre albedrío, me quitas la libertad porque te he visto, no puedo optar por otro camino, porque me lo impones con Tu presencia Omnipotente y con la del Hijo del Hombre”. No soy el único que ve a Cristo, somos muchos: vosotros también Lo veis, soñáis con Él. También hay médiums y videntes que tienen visiones espirituales del Señor, yo creo que es así. Ver al Hijo del Hombre significa ver a Jesús de Nazarét cristificado por Cristo, resucitado de entre los muertos: es una prueba física, no solo humana, que hasta incluso quita la fe porque la fe es creer sin ver. La Ley de Dios me ha quitado la libertad y la fe porque en el momento que uno ve a Su Hijo ya no puede ocultarlo. Yo digo: “¡Señor, eres la causa de la pérdida de mi libertad porque te has dejado ver y tocar!” ¡Pero me siento feliz por ello! ¡Aumenta y pesa sobre mis hombros una gran responsabilidad, que no le deseo a nadie pero, al mismo tiempo, deseo que podáis ver a Jesús! Pronto podréis verlo, así como yo Lo he visto. Y lo primero que diréis será: “Nuestro hermano Giorgio nos ha dicho la verdad, Jesús de Nazarét está aquí, con Su cuerpo resucitado. Nosotros creíamos en sus palabras por fe, porque es nuestro amigo, a pesar de que a veces teníamos algunas dudas”. Hoy Jesús quiere que os de Su Mensaje a través de una parábola ya que quienes tienen su corazón abierto y disponible a servirlo totalmente, trabajando en Su Viña, lo entenderán: “El Reino de Dios es similar al propietario de un gran campo que necesita de obreros para arar la tierra para que allí puedan crecer frutos maravillosos. En este jardín Él tendrá que llevar a cabo Su proyecto para que Sus hijos puedan ir a vivir allí. Al llamar a los trabajadores de Su campo les dijo: ‘-Venid a trabajar para mi, tengo que preparar el terreno que heredarán todos mis hijos’. Algunos de ellos dijeron: ‘-Si, Señor, enseguida vamos’ y Él estaba muy feliz. Otros le dijeron: ‘-No, Señor, no llegamos, no podemos ir’. Como Su Proyecto necesita que haya un número bien preciso de obreros, el Dueño del campo se ve obligado a buscar a otros, ajenos a Su empresa, prometiéndoles a cambio el doble, o el triple de lo que le pagaría a Sus empleados. Después de haber convocado a los viejos y a los nuevos obreros disponibles el Dueño echó a los que se encontraban en el campo y que no trabajaban. Entonces ellos protestaron diciendo: ‘-Pero ¿cómo? ¡Siempre te hemos ayudado! ¡Estamos trabajando!’ Y el Dueño, que sabe todo, les respondió: ‘-¡Habéis dicho que si, estáis en el campo pero no estáis trabajando!’ entonces quedaron desenmascarados y enviados allí donde habrá llanto y crujir de dientes. Aquellos que dijeron: ‘-Si, Señor, enseguida vamos’ y no se quejaron por recibir una paga menor, son las personas elegidas, quienes saben que el Dueño paga más a quienes vienen de afuera porque, al haberlos recibido en Su empresa, Él hizo una conquista. Quienes habían estado siempre a Su servicio no necesitaban ser conquistados, siempre habían estado con Él. Quien tenga oidos que oiga”. Esto es lo que Jesús me dijo que os dijera e inmediatamente después se fue.
Nosotros somos los obreros, la empresa representa a las Arcas, el campo es el Reino de Dios, y Sus hijos esparcidos por el mundo lo heredarán. La retribución económica es el símbolo del Conocimiento que nos ha salvado (la cultura, el arte, la espiritualidad). Los obreros que dicen que si en forma inmediata son Sus Ángeles que están en misión en la Tierra. En cambio aquellos que van al campo y no trabajan son los aduladores de los demonios. Los ajenos a los que Él llama somos nosotros, que estábamos esparcidos por el mundo. Hemos visto a un Dueño bueno, que paga bien, nos enamoramos y permanecimos fieles. Nosotros recibimos el triple de todos los que Le dijeron que si enseguida, porque ellos son Suyos, Lo tienen siempre. Nosotros somos los pecadores y el Señor nos ha conquistado, pagándonos más.

P.: Yo creía que nosotros éramos los primeros.

Giorgio: Nosotros somos los últimos, si así lo queremos pasaremos a ser los primeros. Entre nosotros tambíen están aquellos que dicen que si, pero que luego no lo hacen, no soy yo quien tiene que juzgar. Jesús me ha dicho que os diga esto y lo he hecho. Os amo a todos pero cada uno de nosotros sabe si está simplemente calentando la silla o no. Y si no lo sabe ¡que haga algo para saberlo! El mensaje de hoy es además que: los últimos serán los primeros pero no hay un mensaje más grande que el hecho de que Él haya venido aquí. ¡Es algo conmovedor!

Ahora os hablaré de algo que tiene relación con las enseñanzas que he recibido de los Hermanos Extraterrestres, los Ángeles de Jesús y en base a las cuales intentaré explicar el mensaje que hoy le dije al Señor. Yo tengo una responsabilidad mayor con respecto a todos vosotros: no puedo ser libre. Pero, queridos hermanos, vosotros también tenéis una gran responsabilidad, junto a mi. Vosotros no estáis aquí por simpatía, sino porque os he llamado. Habéis oído el llamado de Cristo, más allá de mi persona. Vosotros amáis a Jesús y tenéis que amarlo mucho más que a mi. Reconocéis al Hijo de Dios en Cristo y tenéis que confiar únicamente en Él, no en mi. Me habéis elegido como un hermano mayor vuestro, como vuestro guía, como un intermediario y está bien que así sea, pero vosotros tenéis una relación “mística” con Jesús. Es una relación que no es menor a la mía: lo es en cuanto a la visión física, con los ojos de mi cuerpo y con la visión espiritual; vosotros no tenéis visiones como las que tenemos nosotros, los videntes, sino que tenéis una comunicación directa con Cristo. No siempre el Oyente Silencioso os responde inmediatamente, o quizás no percibís la respuesta, pero claramente Él os escucha. ¡No tenéis que creer que estáis hablando al vacío cuando rezáis, porque Él escucha hasta incluso las comas! Vosotros, que sois adultos espiritualmente hablando, tenéis que saber que Jesús cuenta con miles de millones de Ángeles y si no os está escuchando en vivo y en directo llegará a saber aquello que deseais y la razón por la que estáis orando. Tenéis que saber que Él os escucha y os ha elegido, no he sido yo. Seguís colaborando conmigo, estáis cerca mío, me reconocéis como maestro, pero en realidad queréis seguir a Cristo, creer en Él, ser Sus servidores y discípulos. ¡Y está bien que así sea! Tenéis que vivir hasta el último de vuestros días, en todas vuestras próximas vidas, con esta ambición: conquistar en el Universo un lugar al servicio de Cristo. A pesar de que Jesús haya descendido del techo y no haya bajado por las escaleras para llegar hasta aquí, vosotros estáis en contacto con Cristo y habéis dicho que si ante su llamado. Muchos de nosotros, simbólicamente, llevan una estrella colgada en el cuello. No adoramos los símbolos pero la estrella tiene un significado: el llamado. Hemos sido llamados por Cristo y la respuesta ha sido: si. Para servirlo hemos elegido un Arca pero, como he dicho miles de veces, habríamos podido elegir la obra de la Madre Teresa, la de Don Ciotti, etc. El cuerpo místico de Cristo es inmenso, probablemente nosotros estamos en la uña de Su pie, pero estamos. Hay quienes están en el corazón de Jesús pero nosotros todavía estamos lejos de allí. Yo le pregunté: “-Señor ¿cuán grande es Tu cuerpo místico?” Y él me respondió: “-¡Es inmenso! Ve en misión, reúne a tus hermanos y haz que entren en mi cuerpo”. “-Si, Señor, voy, pero no me mandes al corazón de Tu cuerpo porque me aburro: allí están todos los bienaventurados y los Ángeles. Déjame estar en la uña de Tu Santo pie porque allí podré trabajar mucho para que mis hermanos formen parte de Ti, luego entrarán en Tu pie, luego en Tu pantorrilla, más tarde en Tu muslo hasta llegar finalmente a Tu Corazón.

P.: ¿Tú vienes del Corazón de Cristo?

Giorgio: No se, no se responder a esta pregunta. Lo que os puedo decir es que siempre Lo he seguido y que jamás lo dejaré, el único que sabe de dónde vengo es Jesús, claramente no pertenezco a esta dimensión. Si os encontráis en el Cuerpo Santo de Cristo, no podéis volver hacia atrás, nosotros tenemos que ser Sus servidores. Con la parábola de hoy Jesús nos dice que seamos obreros en el campo que el Padre dejará como herencia a Sus hijos. Tenemos que participar con una alegría infinita en esta construcción. ¡Nosotros no somos aquellos que van a trabajar blasfemando, insultando y rezando para que las horas pasen más velozmente, para poder volver a casa finalmente! En cambio nosotros queremos quedarnos, al punto tal que el Dueño tiene que echarnos a patadas cuando son las ocho de la noche para mandarnos a descansar: “-¡Vete a tu casa! Se que te gusta estar aquí, trabajando, pero ahora vete a casa a descansar y regresa mañana. ¡Es una orden!”. Si nosotros no somos así, o si no llegamos a serlo, pasaremos del lado de quienes están en el campo, que han dicho que si pero que no están trabajando. Al principio el Señor no intervendrá, dejará pasar un tiempo, dos, tres tiempos y luego, al final nos dirá: “-Lo siento, contrataré a otro obrero, tengo que echarte, vete a otro lado porque yo no puedo pagar sueldos inmerecidos”.
Muchas veces el Señor afirmó: “-Estamos en guerra”. No dijo: “-Estáis en guerra”, Jesús el Hijo de Dios está en guerra en la Tierra. No está en contra de Satanás, ese soldado rebelde que él usa para el proyecto de Su Padre, para poner a prueba nuestra fe. Satanás ya ha conquistado a la mayoría de los hombres del Planeta, por lo tanto Cristo está en guerra en contra del hombre, porque está deteriorando la Creación de Dios. Él tiene que “purificar”, redimir a este hombre que se ha convertido en un demonio rebelde. Nosotros no somos únicamente los obreros de la Viña de Cristo, también somos Sus soldados, este llamado a las armas es voluntario, no es obligatorio. Sus soldados recibirán el premio de no ser juzgados, el premio de la beatitud. En el Evangelio Jesús dice: “... Seréis tentados, encarcelados, torturados y asesinados, como han hecho conmigo”. Como premio recibiremos el Paraíso en la Tierra. ¡Es mucho más que ganarse la lotería! Nosotros somos un pequeño ejército en guerra, la vida ordinaria, todo lo que se hace en la cotidianidad, cambia radicalmente. ¡Solo tenemos que apuntar a ganar! Nosotros formamos parte de las legiones de Cristo, si así lo queremos, que están llevando a cabo la guerra en contra del Mal: esto corresponde con la parábola de la construcción del terreno y de las casas, para los herederos de los Hijos del Padre. Por lo tanto, vosotros que sois los llamados, tenéis una gran responsabilidad: tenéis que ser Sus soldados. Creer en Cristo no es suficiente: hay que entregar todo de si mismos por Su Obra. Nuestras tentaciones ya no son la incomprensión, los celos, ni la envidia, aunque a veces aparecen entre nosotros y tenemos que luchar para superarlas, discutir pero al final tenemos que seguir adelante. Nuestra tentación es otra, es: no tener la capacidad de superar la cotidianidad, las aflicciones que surgen de los problemas que todos los días nos presenta este mundo, porque esto es algo que ocurre. Tenemos que superar interiormente nuestra tentación, con fe. Mi vida es un pequeño ejemplo de todo esto: desde 1990 hasta el día de hoy he seguido hacia adelante, sin nada, solo con vosotros, que sois mis hermanos. Nunca programé matemáticamente mi vida, si no tengo nada igual lo hago. ¡Hay que creer que se puede! La fe nos tiene que mantener unidos, hacernos superar nuestras dificultades pero si pensamos en el niño Moses, el Jesús de Nairobi, si nos comparamos con él somos Rockefeller, somos unos príncipes, unos reyes feudales. Es una historia terrible, ya lo se pero sirve para que las almas despierten. Moses ya está en el Paraíso, en cambio nosotros probablemente iremos al infierno. Nosotros, que comemos, que bebemos, que dormimos, que tenemos una casa, calefacción, teléfono, aunque a veces tambíen tenemos algunas deudas pero de todas formas vivimos, no sabemos si nos salvaremos. A veces quisiera ser Moses. No se si me salvaré: Dios me arrojó al infierno de la materia, de la ilusión, del velo de Maya, mientras que Moses está en el Gólgota, crucificado, él, que aspira pegamento, pobrecito, ya está salvado. Podría parecer algo cínico pero es un concepto profundamente espiritual. En el momento que la “codicia” de la materia nos supera el plan B que nos queda para salvarnos es el de dejar todo e ir hasta donde está Moses. Si estás mal, si ya no crees en nada, si estás deprimido y no quieres estar en el Arca, si tienes muchos problemas y no puedes salir de ellos, porque crees que todo está mal y que estás con un pie en la fosa espiritual, yo te diría: “-Toma un avión, viaja hasta donde vive Moses y quédate tres años con él, o toda la vida. Yo te pago el pasaje pero al menos estarás a salvo. Nosotros, los hermanos de las Arcas aún no lo sabemos...”
Esta es la Ley de Cristo. Si en cambio somos correctos, fieles, no tenemos que ir hasta donde está Moses, no hay necesidad de hacerlo, él está a salvo. Tenemos que estar con nosotros mismos y con aquellos que necesitan la salvación. Como sabéis he estado en África, cumpliendo con mi deber, pero no me dedico a ser un misionero porque todos los niños ya están salvos: quienes aspiran cocaína, quienes se prostituyen, que se cortan las venas, quienes se ahorcan. Yo tengo que ir hasta donde nadie está a salvo y que ya tienen un pie en el infierno porque están en peligro de perdición total: el Occidente, Europa, Latinoamérica.

P.: Tuve un sueño. Estábamos todos reunidos contigo. Tenías una mano apoyada en la estatua de la Virgen, que de repente se hizo enorme: brillaba con una luz maravillosa y tenía una rosa en los pies. Tu estabas en oración y tus manos sangraban. En un momento la Madre dio un mensaje: “La Virgen ha dejado libre el brazo de Su Hijo y si tenemos fe no se nos tocará ni un solo cabello. Si la perdemos moriremos con el resto de la humanidad”. Además agregó que Su hijo maldito desencadenará una guerra y ocurrirá algo que la humanidad no espera. Pensé que tenía que contarlo.

Giorgio: ¡Tienes que decirlo! No tiene nada de nuevo, son cosas que vengo diciendo hace años pero de todos modos has hecho bien en contarlo. Pero ahora te respondo con un concepto muy importante porque la Virgen, a través tuyo, nos quiere dar una enseñanza: no somos indispensables. Y, siempre a través tuyo, me advierte: si no hago lo que tengo que hacer Ella hablará, de todos modos, recurrirá a las personas más simples. Me lo ha demostrado. Te lo agradezco hermano porque me recuerdas que soy un servidor y por ahora ni siquiera soy indispensable, necesario. Todos tenemos que recordarlo.

P.: He vivido treinta y cuatro años de vida católica “clásica”, sin fundamentalismos. Luego conocí a Mauro Biglino, que me hizo creer que no existe nada, me consumió el alma. Sufrí mucho, pero ahora estoy aquí y siento que Jesús me quiso ayudar.

Giorgio: Jamás juzgo a las personas, pero si sus obras. No tengo nada personal en contra de Biglino pero él no puede poner en tela de juicio dos mil años de historia. Esto es inaudito. Tu puedes creer que Jesús no era el Hijo de Dios, porque eso es un acto de fe, pero hace dos mil años Jesús no solo hizo una revolución en Palestina, no solo fue amigo de los más débiles y por lo tanto fue asesinado sino que: Él hizo milagros, resucitó a los muertos, demostró capacidades científicas inexplicables. Soy periodista, en este momento te hablo como ateo. Muchos textos históricos narran cómo Jesús hizo salir de su tumba y revivió a un hombre, que había muerto hacía tres días. Si Biglino es tan bueno ¿por qué no intenta hacer algo así? ¡En lugar de afirmar que es una invensión de la Iglesia! Existen pruebas, testimonios de los científicos. Yo soy muy crítico con la Institución eclesíastica, como tu sabes, pero tiene dos mil años de historia. La Iglesia cree que Cristo es el Hijo de Dios y durante dos mil años ha buscado las pruebas de la existencia del Padre. Precisamente por esta razón la Iglesia usa a Cristo y usa la verdad para engañar, para conquistar y para oprimir a las almas. Si tuviera dudas sobre la existencia de Cristo no se habría convertido en una organización tan poderosa, criminal (salvo raras excepciones). Este imperio ha usado a un personaje que realmente vivió: nadie ha logrado negar la existencia, ni la obra de Jesús. Hasta incluso Marx, que no creía en nada, Lo exaltaba como un gran revolucionario (mientras que sobre los milagros no decía nada porque, según mi opinión, el marxismo es fanático como la Iglesia católica). Esta última usa a Cristo para abusar de los más débiles, inclusive ha llegado a matar inocentes en Su nombre, como ocurrió en el pasado, mientras que gente como Biglino te quita el alma porque destruye a Cristo para tratar de dejarte vacío. Luego tenemos que tener en cuenta otras situaciones inexplicables: la vida de San Francisco también podría ser discutida, o la del Padre Pio, aunque el mismo fue estudiado, fotografiado, analizado y, por obediencia a la Iglesia, se sometió a estudios atroces de sus estigmas, realizados por los expertos más escépticos que luego se tuvieron que rendir ante su característica sobrenatural. ¡Y el Padre Pio no era Jesús! Uno puede ser crítico, o hasta podría intentar demostrar su credo con documentos en la mano, pero no se puede negar la evidencia frente a las pruebas. Para concluir, mi opinión definitiva es que tenemos que ver qué se esconde detrás de este personaje. Giorgio Gaber cantaba “Il tutto è falso, il falso è tutto, soprattutto quando questo è mescolato con un po’ di vero” (Todo es falso, lo falso es todo, sobre todo cuando está mezclado con algo de verdad). Biglino afirma cosas que son ciertas, estoy de acuerdo con él en cuanto al hecho de que la Biblia está llena de intervenciones de fuerzas negativas. No se puede decir lo mismo con respecto al Nuevo Testamento. Cristo es una imposición a la no violencia ¿cómo se puede afirmar que es una invención? Aquellos que no contemplan la paz, ni la hermandad, creen que Cristo es una fantasía porque no cuentan con estos valores en su interior, por consiguiente tampoco pueden concebir que tuviera poderes extraordinarios, no aceptan la posibilidad de que alguien los tenga.

P.: ¿Por qué Jesús nos sigue hablando en parábolas?

Giorgio: Jesús nos sigue hablando en parábolas porque sabe que luego os las explico.

P.: ¿Porque no estamos listos para comprenderlo?

Giorgio: No, para que Lo reconozcamos, también lo hace a través de un perfume, de un rostro, de una palabra. El Señor me ha enseñado a discernir con quién estoy hablando, si una persona se me aparece físicamente. En las visiones espirituales no lo necesito, luego de veintiocho años que las tengo ya no tengo dudas. Hoy fue algo especial, como cuando vino a mi casa y descendió del techo, o bien cuando Lo vi mientras me encontraba manejando en la autopista que va hasta Venecia. Vi a un hombre en el medio del camino, tenía barba y cabello largo, usaba una túnica y estaba descalzo, a pesar de que la temperatura fuera bajo cero. Si no era un loco el único que podía ser era Jesús. Cada tanto el diablo me hace dudar y creo que tal vez me he inventado todo. Que, como todos los cerebros humanos, el mío tiene la capacidad de hacer milagros, tiene una fuerza mediánica tal que puede llegar a provocar los estigmas. ¡Es una tentación! Luego miro a mis hijos, a mis hermanos y veo físicamente a Jesús, Lo toco con la mano. Veo las Marcas, las vivo y veo las astronaves que, gracias a Dios, se dejan ver además por miles de personas en todo el mundo, por científicos, por astronautas. Es allí donde aparece la fe y le digo al diablo que se vaya. Espero poder mantenerme así y no perderme.

P.: ¿Shila y Tabita son seres femeninos? ¿Acompañarán a los dos Testigos hasta el fin de su misión, incluida su muerte?

Giorgio: Si, son dos mujeres, las almas gemelas de los dos Testigos, los cuales han descendido a la Tierra con toda su personalidad, se han encarnado en hombre y mujer. Shila y Tabita no tienen que acompañarlos porque son los dos Testigos, forman parte de su identidad. La muerte, que no existe, está en manos del padre. ¡En la Profecía del Cap. 11 del Apocalípsis, los dos Testigos serán asesinados, pero no olvidemos que luego de tres días resucitarán frente a todos!

2 DE JULIO DE 2017 - SANT’ELPIDIO A MARE

Giorgio: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Me siento muy feliz por encontrarme con vosotros: hoy os daré un mensaje. Os quiero presentar a un querido amigo que se llama Carmelo. ¡Carmelo es la manifestación de la alegría de la vida: es una persona que sufre pero que afronta sus dolores como si no pasara nada ya que frente a la Verdad ya no hay sufrimientos! Tenemos que aprender de él todo lo que aún no hemos comprendido. A veces tenemos pequeñas dolencias, que no siempre son reales y que no tienen comparación con el dolor que él experimenta todos los días. Nos desesperamos por nimiedades, por nuestras pequeñas dificultades y carencias, pero en realidad solo somos víctimas de nosotros mismos. ¡A Jesús no le gusta el victimismo! ¡Después de haberlo escuchado regresaréis tristes a vuestros hogares pero también felices por haber descubierto un nuevo ejemplo para seguir!

Carmelo: Buenas noches a todos. Hace veintidos años sufrí un accidente. Cuando me dijeron que quedaría paralizado para siempre se me derrumbó todo. Al mismo tiempo recibí una segunda oportunidad: que fue la de comprobar que en el hospital habían personas que estaban peor que yo, algunas estaban entubadas, con un respirador, otras estaban llenas de llagas y muchas tenían necesidades superiores a las mías. En cambio yo todavía podía usar las manos que me permitían trasladarme a todos lados, estuve internado en el hospital durante nueve años y ocho meses, sufría aproximadamente cuarenta y dos operaciones y estuve en coma dos veces. Mis parientes y amigos creen que estoy loco, que me han lavado el cerebro. Y en realidad estaba loco cuando me hacía esos tratamientos, cuando tomaba esas medicinas y me sometía a esas “torturas” que no sirvieron para nada. Ahora he conocido a Dios, a Jesús y claramente no quiero perderlos por nada en el mundo. ¡Todas las mañanas me despierto sin pensar en mis dolores y me siento feliz porque he descubierto la Verdad! ¡Chicos, si tenéis un problema moral, o espiritual, no tenéis que ir al médico, tenéis que encomendaros a Jesús! Desde el año 2004 no he vuelto a un hospital, gracias a Dios.

P.: ¿Cuál es hoy en día la función del Papa?

Giorgio: ¡Hay que limpiar un poco la Iglesia, liberarla de la peor podredumbre que existe en el Universo! Cuando el Papa diga cosas que son ciertas lo defenderemos, cuando no lo haga expresaremos nuestro desacuerdo. Nosotros no seguimos el dogma de la obediencia, ni de la infalibilidad papal. Él es un hermano nuestro, no es nuestro guía: ha sido designado el jefe de la Iglesia de Cristo, pero lamentablemente la tradición y los herederos de San Pedro han fracasado, en el 99% de los casos. Nosotros no confiamos en la Iglesia de Pedro pero reconocemos que ha sido fundada por Cristo. En su interior sabemos identificar a los mensajeros, a los beatos, a los Santos y distinguirlos de los criminales. Si el Papa me llegara a llamar estaré dispuesto a visitarlo porque sigue siendo el jefe de la Iglesia Católica. ¡Escucharía lo que me tenga que decir pero si me pidiera que me dejara someter aceptaría únicamente si proclamara y difundiera a todo el mundo la Segunda Venida de Cristo! Al principio yo le reclamaba a la Iglesia que enunciara por completo el mensaje de Fátima, eso ocurrió pero solo en parte, ahora quiero que el Papa declare que la Venida de Cristo es próxima y que invite a los fieles a prepararse y a recibirlo. Recién allí aceptaríamos quedar absorbidos por la Iglesia Católica, pero a esa altura quedaríamos muy pocos, todos se irían. Nadie quiere que ocurra la Segunda Venida de Cristo porque significa que hay que darle todo a los pobres, hay que abandonar todo, hay que dedicarse a los demás y morir en la gloria de Cristo. Me pregunto: ¿cuántos, de los miles de millones de fieles, están dispuestos a hacerlo? ¡Con una declaración de ese tipo el Papa perdería 950 millones de almas!

P.: ¿Uno nace humilde, o puede serlo con el tiempo? ¿La humildad es una virtud que se adquiere en el transcurso de la vida?

Giorgio: La humildad es el termómetro que marca la temperatura de la evolución de un espíritu. Según el grado de humildad que posee se puede establecer de qué dimensión proviene. Cuanto más humilde es la persona, pero al mismo tiempo profunda a nivel espiritual, más se puede comprender a qué dimensión pertenece. Si el grado de humildad es de un 90% forma parte de la cuarta dimensión, si toca los más altos niveles es un Genio Solar. Si luego se confunde con el Amor Incondicional es un Ser Crístico. ¡La persona poco humilde es de este mundo y pertenece a la segunda dimensión, al reino animal, a pesar de que sea un científico, o el hombre más preparado del mundo en cuanto el Evangelio! Aquel que es humilde realmente lo demuestra, está al servicio de sus hermanos, entonces es un discípulo de Cristo. Cuando una persona ha sido elegida por el Señor y por lo tanto es discípula Suya, capaz de compartir su humildad con sus hermanos, comienza a cambiar y se vuelve autoritaria, sin conservar la humildad original, significa que ha sido tentada. Uno nace humilde y el coeficiente de humildad que posee no depende de la evolución. Uno se puede esforzar para mejorar, eso lo ayudará para que evolucione, aunque permanezca en ese grado de evolución específico al que pertenece. Las personas humildes, profundas te dan a entender quiénes son, de dónde vienen y por qué están aquí. Prestad atención a quienes son humildes, a pesar de que sean sabios, cultos y poderosos. No son de aquí, pertenecen a otra legión. Excepto algunas excepciones: a veces hay personas que no son humildes y que trabajan por el bien pero normalmente el Cielo las aisla.

P.: ¿Qué ocurre en el momento de la concepción a nivel anímico-espiritual?

Giorgio: Si la concepción ocurre por una casualidad, la criatura tendrá un espíritu individual, entonces hay dos situaciones posibles. En la primera nacerá un espíritu común que tendrá que pagar su karma. En el segundo caso nacerá un genio que se aprovecha de esta relación tan intensa para llevar a cabo un proyecto de Dios que nosotros desconocemos. Luego está la relación programada por Seres Angélicos que deciden nacer de dos personas que tienen características especiales, o hasta incluso su genética es la G.N.A. Si uno de los dos padres posee la genética G.N.A. es un Ser de la Confederación Interestelar. Aquí, en las Arcas, hay muchos niños que pertenecen a la Confederación, es más, creo que todos los niños y jóvenes de nuestras Arcas poseen la genética G.N.A.

P.: ¿Cuándo, en medio de una relación sexual entre un hombre y una mujer, se pasa del amor crístico a la perversión?

Giorgio: Si uno bebe un buen vaso de vino, durante una buena cena, es algo absolutamente saludable. En cambio bebiendo un litro uno se emborracha. Esta es la perversión alcohólica. Entonces la relación sexual es un buen vaso de vino durante una buena cena, que lo único que hace es bien. El Amor Crístico es algo totalmente distinto y puede coincidir con la relación sexual en el momento en el cual dos Seres, almas gemelas que se aman (pero aunque no lo sean igualmente se aman), tienen un intenso deseo de tener relaciones físicamente y sienten un gran amor recíproco (que nace en el plexo solar). En este caso ese buen vaso de vino quedará superado por el amor crístico: si eso ocurre lo que nacerá será un Ángel, con total seguridad. De lo contrario si uno bebe un vaso de vino por día pasa a ser un borracho, se enferma y puede incluso llegar a morir. Esta comparación, llevada al ámbito espiritual sirve para explicar que la perversión sexual conduce a la muerte del alma y del espíritu. La línea es muy sutil, la degeneración erótica ocurre cuando hay una exageración. Esto vale para todas las cosas.

La Iglesia Católica, en medio de muchos otros errores demoníacos, ha cometido el de transformar la relación sexual en algo diabólico, en lugar es una exigencia física, como el hecho de comer, de dormir, de reproducirse. Nosotros somos mamíferos y la relación sexual es una exigencia del instinto procreador en pos de la salvación de la especie. Esta última no considera los dogmas de la Iglesia y sigue el mandamiento de la Inteligencia Divina Omnicreante: el instinto de preservación de la especie. Como somos seres inteligentes y racionales nosotros usamos la sexualidad para tener placer. Alimentarnos es una exigencia del instinto para la preservación de la especie, que nosotros transformamos en arte, es un instinto de placer con miles de recetas. Cuando un perro come no elabora su experiencia convirtiéndola en una cuestión de gusto, de preferencias. En cambio nosotros, ya sea en cuanto a la comida como al sexo, experimentamos muchas variantes, aplicamos un instinto procreador en pos de la salvación de la especie pero para sentir placer, pero no tiene que caer en la degeneración. ¡Si luego una pareja sigue un camino espiritual profundo y ha superado la fase de la necesidad sexual con fines placenteros entonces utilizará este instrumento para procrear Ángeles! No hay nada de malo en el hecho de que dos jóvenes que tienen una verdadera historia de amor tengan relaciones sexuales. Yo soy un provocador, como Giordano Bruno, y os digo que Jesús tenía un instinto sexual. Claramente, como era un Ser Crístico, no tenía la exigencia, como legítimamente la podemos tener nosotros, de tener relaciones y de sentir placer. Sin embargo desearía que Jesús lo haya hecho con la Magdalena. Podría repetir, ante cualquier tribunal eclesiástico, obviamente con palabras políticamente más hipócritas, mi esperanza en el hecho de que Jesús le haya dado alegría a una mujer de la Tierra con Su amor infinito, cósmico y con Su semen universal. ¡No tenemos que sentir culpa, es la naturaleza, es lo más hermoso que puede ocurrir! Todo sin emborracharnos. Seguramente Jesús no concibió hijos: Cristo no tenía la misión de procrear y de dejar Su genética física ya que Él transmitió la genética astral. Nosotros somos hijos de Cristo y de la Virgen que fue concebida por Cristo y que procreó hijos astrales. Todas las historias sobre los hijos de Jesús y de la Magdalena no son ciertas. María Magdalena era una mujer hermosa y muy adinerada, los pobladores la llamaban prostituta pero no porque estaba en la calle sino porque tenía muchas relaciones con varios hombres que la adoraban y que le hacían regalos, hoy podría recibir el apodo de “escort”. Pero María Magdalena, a su modo, realmente amaba a los hombres con los que tenía relaciones. En parte estos hechos aparecen mencionados en los Evangelios apócrifos, además Jesús me los ha contado en mis experiencias espirituales, obviamente me tenéis que creer por fe. cuando Jesús la vio por primera vez le explicó que esa forma de amar era errónea ya que habría tenido que amar en el espíritu: “Mujer, todos tus pecados han sido perdonados, vete y no peques más”. Jesús había ido varias veces a visitar a la Magdalena en su casa, donde recibía a los hombres. Las primeras veces que se vieron María Magdalena, al reconocer en ese hombre a Jesús de Nazarét, quedó muy sorprendida, y no sabía qué hacer. Entonces Jesús le dijo: “Aquí estoy, el amor que siento por ti es el amor que siento por tí misma. Yo te amo por Mi, para que me hagas feliz como tu haces con todos los demás hombres, te amo por ti misma”. Luego Jesús se fue, sin tener ninguna relación sexual. Este hecho provocó en ella un cambio radical, fue a visitar a Jesús y se “convirtió”. Él alquimizó el amor de María Magdalena en amor espiritual y a partir de allí ella se convirtió en Su Mujer. Jesús no condenaba las relaciones de la Magdalena; su amor era una forma de amor físico que los hombres no entendía porque lo único que querían de ella era su cuerpo. No hay que condenar la relación física sino la perversión, la degeneración, esto tiene que ver con todas las cosas, no solo con la sexualidad.

P.: ¿Qué piensas del banco de semen y de la inseminación artificial en el útero de otra mujer?

Giorgio: No estoy de acuerdo con el banco de semen, ni con el de sangre. Es mi opinión. Si un amigo necesita sangre se la dono sin problemas. Pero me opongo si, a través de este banco, mi sangre llega a Totò Riina. Yo, que soy un mensajero de Dios, os digo que desde el punto de vista espiritual no está bien trasladar la sangre de un cuerpo a otro. Esta es la demostración de que nuestra ciencia ha fracasado al considerar al cuerpo humano como una máquina de carne. ¡No es así! ¡No se hay que vivir a toda costa! Si necesitara atención querría recibir una cura pero no convertirme en un conejillo de India. Cuando mi cuerpo (y el vuestro también, aunque yo soy un mutante) deje de vivir inmediatamente me reencarnaré. No hay un problema de Eternidad.

P.: ¿Qué ocurre con la fecundación in vitro?

Giorgio: Si la fecundación ocurre a través de in vitro nace un niño híbrido, es decir, un espíritu de baja frecuencia, que siempre es un niños de Dios. Claramente no nacerá un espíritu de la quinta dimensión, por más que los Extraterrestres podrían llegar a hacerlo. Si este tipo de fecundación estuviera a cargo de los alienígenas sería diferente porque los humanos no inoculan su carga astral, solo carnal, material. En cambio los grises pueden tomar el semen de una persona que posee el G.N.A. y ponerlo en el útero de una mujer que se encuentra del otro lado del mundo. Entonces nacerá un Ángel ya que ese embrión también tendrá algo de mi energía, de mi aura, de mi astral. ¡Todo esto se puede hacer solo a través de una ciencia que cuenta con una evolución de miles de millones de años, no con la de los humanos que aún se encuentra en el estado salvaje, demoníaco!

10 DE JULIO – PORDENONE

Giorgio: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Esta noche he sangrado y he tenido varias sangraciones seguidas, nada ocurre por casualidad: ¡hágase la voluntad de Dios! Cuando vivo esta experiencia siento siempre que es la primera vez, desde que me dirigí a Fátima, el 2 de Septiembre de 1989, lo digo de corazón y no por simple retórica. El Signo ha caracterizado treinta años de mi vida. Durante más de veinte años he vivido la sangración todos los días, se de qué se trata, pero me había desacostumbrado a vivirla con una frecuencia tan cercana. Hoy Jesús me inspiró a hablaros de esto. Hay dos tipos de sufrimiento: el que es por dolor y el que es por alegría, por honor, por amos, por disponibilidad y servicio. El sufrimiento por dolor es realmente dramático ya que quienes lo viven sufren, sobre todo cuando no comprenden por qué lo están padeciendo, o no lo entienden. También me refiero al sufrimiento causado por el hecho de dar, o recibir dolor, tal vez removiendo las causas, entonces surge la confusión y uno se desahoga con los demás, con Dios, o con uno mismo. No le deseo este tipo de sufrimiento a ninguno de vosotros, hermanos míos, no tenéis que sufrir por dolor. Nosotros, que conocemos la Verdad, seguimos a Cristo y estamos en la Obra, tenemos que sufrir a causa del segundo tipo de sufrimiento. Tenemos que comprender el motivo y por lo tanto ofrecérselo a la Causa. Generalmente nosotros, hermanos, estoy hablando de todos, sufrimos a causa de una motivación. No por casualidad Jesús dijo: “Bendecid a quien os hace sufrir”. Cuando Él pronunciaba estas palabras era considerado loco, la gente se preguntaba cómo era posible bendecir a un enemigo, es decir, a quien nos hace daño, sobre todo en ese tiempo, cuando regía la ley del talión: ojo por ojo, diente por diente. Si sufres es porque tiene que comprender la Verdad, los valores espirituales, el Amor. Nosotros sufrimos porque Dios nos habla. No tenéis que creer que es algo absurdo: cuando sufrimos y cuando nos alegramos, Dios nos está dando un mensaje. ¡La condición para comprender si el mensaje es de alegría es sentir amor y felicidad por los demás! ¡Cuando nos alegramos y gozamos en la materia, por más que sea legítimo y humano, Dios no se está comunicando con nosotros, en este caso es la vida la que lo está haciendo y la vida es una expresión de Dios, pero no es Dios! en cambio cuando nosotros, los hermanos, sufrimos en la Obra significa que Dios quiere darnos una misión, quizás nos está diciendo lo que tenemos que hacer o no, o bien nos pide que sigamos con lo que estamos haciendo.

P.: ¿Por qué Dios tiene que comunicar Sus intenciones a través del dolor físico, o moral?

Giorgio: Esto ocurrirá porque Jesús no regresará en la gloria, desde ese momento todos seremos felices y ya no habrá sufrimiento pero el camino de la verdad y la comprensión del Espíritu ocurrirá a través del proceso de la Cruz. Cuando Jesús dijo: “Toma tu cruz y sígueme” no se dirigía a todos sino a Sus Apóstoles, a los amigos que creían en Él. ¡Es por ello que me siento feliz cuando sangro! ¡Claramente es difícil! Cuando me llega un sufrimiento me dirijo a Dios y le digo: “-Señor ¿qué haces, estás mirando hacia otro lado?” pero inmediatamente agrego: “-Hágase tu voluntad, porque cuando me haces sufrir haces que persevere en la Obra que tanto amo y a la que realmente le he entregado toda mi vida”. ¡Incluso le he dedicado mis hijos a esta Obra! Queridos hermanos, cuando sufrimos nos tenemos que sentir felices interiormente. Claro está, si el sufrimiento me impide hacer la Obra quiere decir que éste no viene de Dios. Al contrario, si el dolor me impulsa y me convence aumentando mi fe quiere decir que es Dios quien me está hablando, por lo tanto se lo agradezco. Cuando era joven quería mucho a una joven, tenía 16 años y ya estaba en la Obra. La vida no me dio la posibilidad de estar con ella, de acompañarla, o de que ella me acompañara. ¡Sufrí mucho por ello pero también le agradecí mucho a ella, a mi padre espiritual Eugenio y, sobre todo, a Dios porque ese sufrimiento hizo que aumentara mi fuerza, mi alegría y mi fe para servir esta Verdad! Entonces tenemos que seguir adelante, nuestro camino es y será lleno de sufrimiento pero no nos tocarán ni un solo cabello de nuestra cabeza. Cuando nos enfermamos y estamos mal física, psicológica o espiritualmente es porque estamos siendo puestos a prueba, por lo tanto tenemos que perseverar y seguir adelante. A veces, tenéis que creerme, ni siquiera me logro levantar de la cama. En estas últimas semanas me ha costado mucho todo, a veces creo que no puedo continuar, luego algo en mi interior me impulsa y pienso en Jesús de Nazarét y me convierto en Speedy Gonzáles. ¡Entonces, queridos hermanos y amigos, sigamos adelante con la cruz sobre nuestros hombros! Cuando pese demasiado nos podemos consolar unos a otros. En el momento en el que nuestra cruz se vuelve más liviana significa que tenemos que consolar a nuestro hermano porque lleva una más pesada que la nuestra, o, hasta incluso hacer como aquel que ayudó a Cristo a llevar la cruz. ¡Hasta el Señor se dejó ayudar para poder llevarla! Claramente no lo hizo porque necesitara ayuda.

P.: Necesitaría una aclaración. No entiendo lo que acabas de decir en cuanto al sufrimiento, además porque soy un poco limitado y no llego a comprender, por ejemplo, el hecho de bendecir a quienes nos están haciendo daño. Hay diferentes formas de amor y creo que es necesario discernir. No tenemos que transformarnos en un grupo de masoquistas que adoran a sus torturadores. ¿Me podrías ayudar a entender de qué forma tenemos que amar a quienes nos hacen daño? Sufro mucho al ver a quienes hacen sufrir a los niños y entonces ¿cómo puedo bendecir a estas personas? Podría llegar a no ser vengativo pero no creo que pueda bendecir a estas personas.

Giorgio: Puedo volverme muy violento, hasta inclusive llegar a matar a una persona que le esté haciendo daño a un niño. Creo que en la historia de la humanidad nunca hubo un estigmatizado que le haya pedido al Padre que haga justicia más que yo, para detener a los asesinos de la vida. ¡Ni siquiera San Francisco, o el Padre Pio lo hicieron! ¡Después de Jesús he sido yo quien más justicia ha pedido! Ni los Santos lo han hecho. Una vez dicho esto yo podría llegar a bendecir a Totò Riina si me escupiera la cara, o si me condenara a muerte. Le pediría al Padre que perdone a quien me está matando, ya que no sabe lo que hace. Pero cuando Jesús decía que tenemos que bendecir a quienes nos hacen sufrir se dirigía a nosotros, es decir, a todos aquellos que Lo siguen. Ese es el secreto. No podemos heredar el Reino de Dios si pedimos justicia para nosotros mismos. Jesús gritaba en contra de los poderosos, los atacaba, los acusaba, pero cuando lo tocaron a Él y a Sus hermanos, les ordenó que bendijeran a sus torturadores y asesinos que sonrieran mientras les hacían daño, que no reaccionaran. Al contrario, cuando veía que los niños, los pobres, los leprosos eran atacados Jesús se dirigía a los poderosos, a los responsables y despotricaba en su contra: “¡Ay de vosotros, seréis juzgados por Dios!” Quiere decir que tenemos que bendecir a quienes nos hacen daño pero además tenemos que denunciar, amonestar, amenazar a quienes lo hacen a las personas que amamos, a nuestros hermanos, a los niños, a los inocentes. Si una persona ejerce la violencia en nuestra contra tenemos que bendecirla porque es un instrumento de Dios para que nosotros evolucionemos. ¡Si alguien os quiere matar, dejad que lo haga! ¡Este es el camino que os conducirá al Reino de los Cielos! Al máximo, mientras vuestro torturador os está golpeando le podéis preguntar cuál es el motivo por el cual os está maltratando, le podéis decir que irá a la segunda muerte y que vosotros iréis al Cielo, pero al final tendréis que aceptar la situación.

P.: Gracias a los mensajes de los Extraterrestres sabemos que más de las tres cuartas partes de la humanidad se encuentra condicionada por Lucifer. Entonces me dio que pensar en un paralelismo, las personas que representan a esta mayoría están compuestas de las tres cuartas partes de materia y de una sola de astral.

Giorgio: No es cuestión de la relación entre lo físico y lo astral ya que hay Ángeles Extraterrestres que tienen cuatro partes de materia y una muy pequeña de astral. ¡El problema es decidir cómo aplicar el libre albedrío! Nosotros somos una civilización más evolucionada que algunas razas alienígenas que vienen hasta la Tierra, pero éstas son más obedientes y serviciales. Nosotros contamos con la tecnología que se acerca a la de la cuarta dimensión pero somos desobedientes y malos. Por lo tanto nos dejan estar en este Planeta, nos controlan y si no tenemos cuidado nos destruirán!

¡En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que Dios os bendiga!

El Cielo sigue dando perlas de conocimiento para la iniciación de nuestros espíritus. Solo la comprensión y la puesta en práctica de las sagradas enseñanzas nos convertirá en candidatos para el Nuevo Reino. No hay atajos, ni otros caminos. Este es el único, solo uno, es el Maestro.

El que tenga ojos que vea el que tenga oído escuche.

Con amor y devoción

Sandra De Marco
08 de Enero de 2018
San Giovanni di Polcenigo

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139