Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

armi2Por Giovanni Bongiovanni

Quisiera compartir algunas consideraciones que he expresado a raiz de un intercambio de opiniones con un amigo en Facebook, principalmente sobre el tema ARMAS, después de haber visto y escuchado a la nieta de Martin Luther King en un video durante la manifestación por el control de armas en Washington. Si bien se trata de una tema muy amplio quiero expresar brevemente algunas ideas.

La manifestación en cuestión donde esta niña ha hablado es la marcha por el CONTROL de armas (de fuego). Afirmar a priori que estamos en contra del USO de armas en un determinado país o en el mundo yo creo que es una utopía (considerando el mundo en el que vivimos).

Creo que todos están de acuerdo con esto.

En una sociedad diferente seguramente sería posible, no necesitaríamos seguridad, fuerzas del orden, defendernos o hacer respetar la justicia porque cada individuo viviría respetando plenamente al prójimo y a toda la sociedad, libre de egoismos y de valores primitivos que en cambio hoy prevalecen; y que se suman a la locura y a la violencia de las que somos todos esclavos por estrés, contaminación y por alimentar valores no espirituales que hacen enfermar lentamente nuestro cuerpo y nuestra psiquis.

Creo que el problema está siempre en el hombre y no en lo que tiene en las manos.

Pero en una sociedad como la nuestra, justamente, creo que es necesario más control para que las armas no sean vendidas (a menudo en el mercado negro) a menores de edad, a los que no son profesionales del sector, a personas que no forman parte de las fuerzas del orden o de los cuerpos especiales de seguridad o a ejércitos que no están reconocidos. Y de todas formas habría que aclarar con qué criterios se reconoce a un ejército, independientemente de si le conviene o no a la coalición occidental u oriental de turno.

Sobre todo las armas no tendrían que ser vendidas a los países en guerra donde se han demostrado graves violaciones a los derechos humanos.

En los Estados Unidos, lugar donde tuvo lugar la marcha, las armas de fuego en circulación superan ampliamente la cantidad de habitantes... y no me refiero a la policía y a los servicios de seguridad. Los estragos que llevados a cabo por jóvenes, con armas automáticas, han quitado la vida a miles de personas en actos de locura pura.

Al hombre degenerado de esta generación no se le tendría que permitir que tenga una arma de fuego en la mano si no es por motivos de seguridad, con una previa visita psicológica, exámenes, contrato de trabajo, o de todas formas una razón válida para utilizar una arma. Por lo que el mensaje que se quiere difundir es: ¡¡un mayor control de las armas!!

Que después la manifestación de Washington haya sido instrumentalizada porque estaba también Barack Obama eso no me sorprende. El Presidente que ha recibido el premio Nobel de la paz en el 2009 y que sin embargo ha sido uno de los presidentes que más fondos ha destinado para la “defensa”, lo dice todo sobre la hipocresía de ciertos personajes de poder y de toda la política. Ya de por sí usar el término “defensa” y quizás “defensa en contra del terrorismo” es una ofensa contra la inteligencia visto que los principales países “depredadores”, que han sembrado el terror en el mundo contra poblaciones que a menudo están casi indefensos, con una tecnología militar muy inferior a la nuestra, son precisamente Estados Unidos y Europa. Desde hace siglos. Basta con que se estudie un poco la situación geopolítica del último siglo para darse cuenta cuan verdadera es esta afirmación, e incluso antes durante los distintos periodos de la colonización de España, Francia, Inglaterra...

Estoy absolutamente de acuerdo en cambio con la abolición de la PRODUCIÓN de armas de destrucción masiva como los mísiles atómicos y las armas químicas. Las decisiones dementes de pocas personas no pueden poner en riesgo la vida de millones o de todo el planeta.

Se sabe bien, para quien me conoce, que estimo al Che Guevara, consciente de que su ejército no estaba reconocido (aludiendo a lo que afirmaba al principio), comparto los motivos que llevaron a constituirlo y las razones por las que aquellos hombres dieron su vida. La libertad de un país esclavo bajo la dictadura de Batista dirigida por los Estados Unidos, como muchísimas otras en toda la América Latina. Como me encanta la historia de Thomas Sankara en Burkina Faso, África.

A pesar de todo creo que el uso de las armas incluso para auto-defensa es extrema ratio para un hombre o un país que no es capaz de llegar de otra manera, a través del diálogo, a liberarse de torturas y humillaciones. Las mismas razones que puede tener un padre que quiere defender a sus hijos si ve que sufren violencias.

En realidad aprecio estas historias y a estos hombres más por los conceptos éticos y humanos que expresan y por sus ideales de país y de mundo, que de hecho por el uso de las armas. Independientemente de las ideas políticas que una persona pueda tener, creo que sería necesario anteponer los valores a las ideas políticas. De valore éticos positivos pueden nacer sólo buenas ideas políticas por una sociedad equa donde el respeto por la humanidad esté por encima de la ganancia.

No creo que soy un hombre con ideas que pertenecen a formaciones de izquierda, de derecha o de centro. Hombres iluminados han dado vida a ideas políticas maravillosas, pero al final ningún partido ha logrado jamás no ser esclavo al servicio del poder de una minoría de personas en perjuicio de la mayoría… prefiero anteponer palabras como Igualdad, Libertad, Fraternidad y reconocerme en ellas. La política está siempre en el centro de cualquier cosa que concierne nuestro mundo, el futuro de nuestros hijos y de toda la humanidad. Todos los días hacemos política, hablando con la gente, también manifestando nuestras ideas sobre estos temas, pero una política sana y no ese teatro al que estamos asistiendo.

Concluyo, con un concepto en el que creo profundamente: nuestra arma más fuerte es siempre el CONOCIMIENTO, no es sólo un arma para defensa, sino también de ataque. Difundir, divulgar, denunciar, son acciones que dan conocimiento a quien no lo tiene, a quien vive envuelto en las en mentiras, a quien vive en la falsedad y no logra salir de ello. Armarnos con estas herramientas creo que sería la revolución más fuerte de la que podemos tomar parte. ¡Ya no hay más tiempo… si lo ha habido alguna vez, de abrazar las armas! No ganaría nadie, ni en la brevedad ni a largo plazo, contra este sistema. El sistema que impone los ritmos de nuestra vida, que impone las reglas de nuestra economía, finanza, instrucción, salud, que propone falsos ídolos y falsos valores. Qué también defiende todo eso con el uso incluso de las armas, y con el control de nuestras mentes a través de los medios de comunicación.

¡Sin embargo creo que para vivir en una sociedad que tenga valores honestos y auténticos sería necesario empezar por la reeducación del hombre hacia estos valores!

En lo que se refiere a qué decisiones tomar

Creo que es muy difícil encontrar una solución perfecta en un mundo imperfecto

Respecto a cuáles decisiones apoyar o no en lo que se refiere a las armas, si ser favorables a un desarme completo o "limitarnos" a adoptar un buen control, creo que es muy difícil encontrar una solución perfecta en un mundo imperfecto... sólo podemos esperar que se tomen las decisiones más justas con respecto a la situación que nos toca afrontar para intentar cambiar poco a poco las cosas y mientras tanto reeducar al hombre a la paz, al diálogo que nos lleve a una convivencia recíproca de hombres y mujeres con culturas muy diferentes entre ellos.

Paz

Giovanni Bongiovanni

3 de abril de 2018

P. S. Siguiendo con el tema de las ARMAS aconsejo la lectura de este libro "Armi, un affare di stato" (Armas, un asunto de estado), escrito por Duccio Facchini, Francesco Vignarca y Michele Sasso. El argumento es siempre sobre las armas pero aquí veremos como la cuestión es más amplia. Negocios, Gobiernos, PIB, Empresas, Lobbies…

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139