Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

ninioPor Saro Pavone

Una historia que hace algunos días desgarró nuestros corazones por su dramatismo y por su increíble epílogo: se trata del caso del niño inglés Alfie. He querido dedicar mi atención, dentro de este marco, adjuntando un sintético pero exhaustivo artículo de un joven y fraternal amigo, Daniele Manca, oriundo de Cerdeña, profesor de artes marciales e investigador de temáticas relacionadas con la espiritualidad seria y auténtica.

El caso de Alfie, aunque no es el primero, suena como una nueva alarma sobre el efímero valor de la vida humana en este endemoniado Planeta y sobre una determinada ideología falsamente sponsoreada como conquista social y jurídica que en realidad parece constituir a nivel embrional un propedéutico escalón que lleva hacia la famosa y bíblica “abominación desalodora” que será uno de los horribles rasgos que caracterizarán el ascenso del Reino del Anticristo.

“Alfie ha muerto como un Mártir

Leed su increíble historia:

¿Quién es Alfie Evans?

Es un niño de 21 meses que sufre de una enfermedad neuro degenerativa que actualmente no cuenta con un diagnóstico certero:

Algunos afirman que el niño nació sano y que luego contrajo la enfermedad a causa de una vacuna, pero sus padres nunca publicaron documentos al respecto.

Más que nada la patología del pequeño parecería ser que lo dejó mudo, sordo y ciego; y las repetidas convulsiones provocaron daños permanentes en el tejido cerebral. Sus padres difundieron fotos y videos en los que el niño se mueve y sonríe pero los expertos afirman que se trata de coincidencias, o hasta incluso de parálisis faciales a causa de la misma epilepsia.

Las autoridades del hospital ‘Alder Hey’ de Liverpool, donde estuvo internado, declararon que su enfermedad era ‘incurable’ y hace algunos días decidieron desconectar el respirador artificial para que muriera ‘naturalmente’.

El hospital Mambin Gesù de Roma había dado su disponibilidad para asistir a Alfie y para acompañarlo con su patología sin tesón terapéutico pero también sin caer en la trampa de la eutanasia infantil, por intercesión del Papa quien había pedido a su directora Enoc que hiciera ‘lo posible y hasta lo imposible para salvarlo’.

Incluso el Gobierno italiano se movió diplomaticamente con el fin de darle una posibilidad ante las rígidas leyes inglesas, dándole la ciudadanía italiana a Alfie...

A pesar de ello el hospital de Liverpool inició una causa en contra de los padres y el miércoles 11 de Abril la Corte Suprema de Lóndres dictaminó que había que desconectar todos los equipos que mantenían con vida a Alfie.

La muerte de Alfie Evans fue ‘programada’ para el viernes 13 de Abril:

Era Jueves 12 y Thom Evans intentó llevarse a su hijo del Alder Hey Hospital para trasladarlo hasta Italia (ya que sus abogados le habían confirmado que el permiso de los jueces ingleses para desconectarlo no impedía que sus padres se hicieran cargo de asistirlo en otro hospital).

Para impedir el traslado el Alder Hey Hospital alertó a las fuerzas del orden:

Los padres denunciaron la violación de sus derechos (ya que la Policía los detuvo sin tener una orden judicial) pero... en pocas horas el Juez a cargo de la causa de Alfie emitió una ordenanza con la cual le quita la patria potestad a Thom y a Kate, acusando además a Thom de agresión en el caso de que se acercara nuevamente a su hijo.

El sábado 14 de Abril la jefe de enfermería del Alder Hey Hospital incluso echó a la madre de Alfie de su habitación, amenazándola con impedirle completamente que asista a su hijo enfermo.

Mientras tanto había sido convocada una audiencia ante la Corte de Apelación para el lunes 16 de Abril, en la que se tenía que decidir si los padres de Alfie tenían derecho a trasladar a su hijo a otro hospital. La decisión tendría que haber sido tomada el martes 17 de Abril: como todos sabemos, nuevamente se dijo que NO a su traslado.

El domingo 15 de Abril el Papa Francisco citó nuevamente a Alfie Evans, durante la oración Regina Coeli en la Plaza San Pedro, pidiendo que se lo siguiera asistiendo respetando su vida y su dignidad humana.

El miércoles 17 de Abril el Papa Francisco recibió en Santa Marta a Thom Evans en el marco de una audiencia privada. Más tarde, frente a decenas de miles de personas reunidas en la Plaza San Pedro para la Audiencia general volvió a pedir que se respetara la vida de Alfie.

El viernes 20 de Abril la Corte Suprema rechazó el recurso de la familia Evans en el que apelaban con su última esperanza a la Corte Europea de Derechos Humanos... Que lamentablemente, como en el caso de Charlie Gard, dio la razón a los médicos.

‘Espero de corazón que se haga todo lo necesario para poder seguir acompañando compasivamente al pequeño Alfie Evans, y que el profundo sufrimiento de sus padres sea escuchado. Estoy rezando por Alfie, por su familia y por todos los que están involucrados’ (Papa Francisco, 4 de Abril de 2018).

Al final, después de muchos días de batallas e incluso de respiración natural (sin máquinas) el niño murió, a las 02:30 hs. de la madrugada.

Su padre escribió lo siguiente en las redes sociales:

‘Mi gladiador dejó su escudo y ganó sus alas’.

Bergoglio se declaró ‘profundamente afectado’ mientras que hace unas horas se conoció la noticia de que el sacerdote que le había dado la unción de los enfermos al pequeño misteriosamente fue echado del hospital inglés.

Y de esta forma Alfie se convirtió en un nuevo mártir. No solo inglés, ni italiano... sino un mártir del mundo y un símbolo universal de la locura humana y del cinismo de esta época demente.

En su momento los cónyugues Evans, Thom y Kate, habían confiado en otras numerosas y calificadas opiniones médicas que les sugerían que probaran con otro tipo de terapia, pero que ahora ya no podremos saber si habrían podido llegar a mejorar sus condiciones. Además habían pedido insistentemente una operación urgente de traqueotomía para permitirle a Alfie que respirara con menos dificultad.

Pero el hospital se negó, como ya hemos dicho, a permitir el traslado del niño hacia otra estructura para satisfacer aunque sea algunas de sus solicitudes.

La pregunta sigue siendo ¿Por qué?

¿Por qué se ha dado este encarnizamiento burocrático y tan cínico con tal de hacer prevalecer la ley?

En lugar de escuchar los sacrosantos pedidos de los padres de Alfie el hospital se dirigió a los magistrados para quitarles la patria potestad y para entregarle la representación legal del niño a un extraño que estuviera de acuerdo con la decisión de interrumpir la asistencia respiratoria para el pequeño enfermo.

Se ha sabido que quien se pronunció por la desconexión del respirador y falta de alimentación es un juez pro-eutanasia. ¿Será una casualidad? No creo que así sea.

Esta vez, al igual que con el caso del pequeño Gard, los directivos de varias instalaciones hospitalarias europeas de todo el mundo se declararon dispuestos a recibir al niño (y de intentar asistirlo con tratamientos que podrían darle un poco de esperanza de mejoría)... Pero las autoridades inglesas rechazaron ideológicamente todo tipo de solicitud, con la justificación de que cualquier tipo de traslado podría llegar a empeorar las condiciones del pequeño...

¿Queda claro? Empeorar para darle una esperanza no se podía porque era ‘riesgoso’ mientras que matarlo inescrupulosamente fue ‘por su bien’.

¿Dónde estaban los Reyes de Inglaterra en todo esto? No emitieron ni una sola palabra de esperanza, ni una citación, ni un comunicado de piedad humana... De los cínicos salones de Buckingham Palace no salió nada de nada, no hay nada que ocurra en Grand Bretaña que pase inadvertido allí.

Tal vez, quién sabe, con la reverencia que las autoridades le rinden a la Corona Inglesa, se podría haber movido algo a favor de la vida.

Nadie escuchó al Papa de la Iglesia Católica... pero tal vez Elisabeth habría sido escuchada ¿no os parece?

Hay algo que es seguro:

Estamos frente al tercer caso de eutanasia infantil, en pocos meses, todos en Inglaterra y todos con la complicidad de la Corte Europea de Derechos Humanos que le da la razón a la medicina y no a los padres biológicos, a los burócratas y no a quienes trajeron al mundo a ese niño.

Algunos pueden decir que se trata de ‘un caso delicado’ del que quienes no son médicos no están calificados para hablar, alguien más podrá decir que la Constitución Europea no cita las raíces cristianas y que por consiguiente la ética del Papado de los ingleses y la Unión Europea la pueden regresar a patadas hacia el continente italiano, sin embargo...

Hay algo que no cierra.

Y que es muy, pero muy extraño.

Si el Papa se pronunció varias veces en público y nadie le prestó atención (porque no hubo la voluntad de hacerlo), significa que los poderes fuertes, aquellos que realmente toman las decisiones detrás de los gobiernos, tenían el firme deseo de que el niño muriera.

Esta vez volvieron a ganar ellos:

Matando al niño y hablando con un lenguaje estríctamente médico, negaron de hecho, la posibilidad de la existencia de un alma presente en un cuerpo biológico (considerado inservible porque no es consciente de si mismo y no tiene raciocinio) y ofendieron la movilización de la iglesia Vaticana.

Pero no solo eso... Al quitarle a sus padres la posibilidad de decidir sobre la vida de su hijo el Estado se autoproclama poseedor de un bien-objeto (como en una corporacion privada), adjudicándose la posibilidad de eliminarlo físicamente ante la eventualidad de que el objeto en cuestión sea ‘defectuoso’, costoso de mantener, o improductivo para el interés y la lógica naziliberal del nace-produce-muere.

¿En qué mundo de asesinos estamos viviendo?

Y sobre todo ¿en quién tenemos que confiar si este caso ha demostrado que según es o no necesario las casacas blancas (los médicos), los uniformados (la policía), y las túnicas (los jueces) pueden aliarse todos con tal de defender a los más fuertes y a los asesinos de la vida?

Qué buena pregunta.

Y ahora oremos.

Pero estando seguros de que algo parecido puede volver a ocurrir... ¡¡¡Es más, ocurrirá, porque los antecedentes le han dado la razón a los grandes señores!!!...

(Daniele)”

(Publicado el 28 de Abril de 2018 en el blog de Daniele que os invito a visitar https://proeliumlucis.wordpress.com/)

Saro Pavone

4 de Mayo de 2018

Extraído de eschatusblog

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139