Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
giovaniCuando menos lo pensábamos, cuando podíamos pensar que una obra tan grande y al mismo tiempo sencilla, como el agua clara de una cascada que desciende por las rocas se podía ir entre los dedos de nuestras manos…

Cuando la desolación golpeaba las puertas y se llenaban de sombras nuestras ventanas, mientras una tormenta tapaba el sol de nuestro mediodía y nos creíamos que había llegado la noche…

Cuando decíamos, ha llegado el tiempo, ese tiempo tan anunciado. Cuando gritábamos con rabia, Cristo, por favor vuelve pronto… vuelve antes de que nos perdamos. Retorna esta misma noche….

Fue en ese mismo momento inesperado que el Padre, el Monarca, el Dueño de todas las cosas, el Arquitecto Eterno, inspiración magistral del Espíritu Omnicreante. Nuestro querido Padre Adonay, que junto a Cristo son una sola cosa, de ellos es lo creado y lo increado, de ellos es el eterno presente.

En esencia el Padre nos dijo a todos: "Esta obra de hoy se transforma en una obra renovada, en una obra donde el protagonismo lo tienen los jóvenes. Jóvenes que han nacido y se han formado en la obra de los Juanes, y niños que hoy nacen y que son verdaderos ángeles, niños que vienen al mundo a través de estos jóvenes”. Y es a través de ellos que el padre se manifiesta.

Entonces si ayudamos a los jóvenes de todas las formas posibles, con la mayor disponibilidad y con total entrega, podremos enfrentar junto a ellos los acontecimientos que vendrán. Haciendo de esta forma, estaremos más unidos al Padre. Porque es a través de los ojos de estos jóvenes y de estos niños que el Padre todo lo ve.

Hoy los jóvenes tienen en sus manos y en sus corazones la revolución, la verdadera revolución cultural.

Su voz llegará más lejos de lo que podamos imaginar. Ellos harán realidad mucho de lo que nosotros soñábamos de jóvenes, muchos de nuestros anhelos, todos aquellos pensamientos de libertad, de democracia, de revolución, que poco a poco se fueron apagando por el engaño y la traición de los políticos y sindicalistas de turno, que día tras día fueron matando nuestra esperanza, esa verdadera esperanza que aspirábamos para cambiar la sociedad.

Ahora en este mundo, la izquierda y la derecha se confunden y se entrelazan porque no han dado una verdadera respuesta, porque la corrupción se ha instalado de un lado y del otro, porque los poderosos que gobiernan el mundo están por encima de los presidentes de turno… mejor dicho de los títeres de turno.

Los jóvenes de hoy saben todo esto, los jóvenes con conciencia ya no creen en las falsas promesas ni en las ilusiones sin un verdadero contenido.

Ahora ellos gritan en las plazas, en las calles, en los centros educativos, en los teatros. Gritan a través del arte, la música, la danza, el teatro y todas las formas de creatividad. También a través de la comunicación, utilizando distintas herramientas, programas de radio, artículos de denuncia a través de internet, etc., etc.

Poco a poco van pasando de ser invisibles a ser visibles. Y casi sin darse cuenta donde quiera que van, contagian, llaman la atención y eso lleva al despertar de otros jóvenes y de muchos adultos.

En ellos está la esperanza, pero más que la esperanza, está la certeza del Cielo.

Es el mismo Padre manifestado que nos dice: "Ahora soy Yo el que prepara el terreno para el retorno de Mi Hijo. Ahora soy Yo el que lleva adelante todo el plan divino. Y nada ni nadie puede detener a estos jóvenes".

Ellos son la sal y la levadura, ellos son el motor que mueve esta obra, ellos son la expresión de Mi Luz en el mundo.

Hay jóvenes dentro y fuera de esta obra, porque la obra del Padre está en todas partes.

Una de las herramientas más útiles en estos momentos es el discernimiento y la acción constante.

Y en el caso de los jóvenes dentro de esta obra, son fundamentales las enseñanzas prolíferas de dos grandes contactados: Eugenio Siragusa desde la mitad del siglo XX, y de Giorgio Bongiovanni desde hace más de treinta años hasta el día de hoy. Gracias a ellos y su obra llegamos al umbral de este tiempo.

Tiempo donde la fruta madura que es la enseñanza, da nuevos frutos. Frutos que se multiplican y que hacen y harán la mejor parte que es, en síntesis, poder decir la verdad, gritando Justicia de la mano de la Paz y con toda la fuerza del Amor.

Doy gracias al Padre por su inspiración.

Daniel Amaral,

6 de agosto de 2018.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139