Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
GiovanniPor Giovanna Mazzucco

31 de Agosto de 2018

Y aquí estamos, después de haber hecho mil kilómetros... tal vez... no se..., llegamos a Sant’Elpidio después de un cansador viaje de 12 horas.

Fuimos recibidos en la simple y cálida casa de Valeria y Daniele, quien nos estaba esperando era además el pequeño Giosuè, que nos dio la bienvenida con todos sus gestos y ademanes graciosos.

Es muy fuerte el impacto ante el sentimiento de aquellos que te ofrecen todo, aún más de lo que poseen sin pedir nada a cambio, es algo conmovedor.

Sale el sol y llegan dos días intensos, con una fuerte lluvia que de todos modos no asusta ni dispersa la unión y la armonía.

Aquí estamos, en el Arca, un lugar humilde en el que se siente muy fuerte el esfuerzo conjunto de todos aquellos que la sostienen con gran fervor. Me encuentro rodeada por mucha gente, personas que, como hormigas incansables, trabajan, cada una en lo que mejor sabe hacer y con grandes sonrisas sinceras.

Las sensaciones se agolpan, me aturde un poco la espontaneidad de algunos, yo también me siento una minúscula parte de un gran conjunto, la dulzura de Vanesa y Georgina, la jovialidad de Flavio, la sencilléz de Pier Giorgio, un hombre humilde pero con gran conocimiento con quien siento tener una fuerte conexión de amistad, el calor maternal de Pina y luego el cariño de muchos otros de a los que les pido disculpas pero no recuerdo sus nombres.

Mi corazón late fuerte, tengo un escalofríos constante en todo el cuerpo, y llega Giorgio, en medio del silencio reinante en señal de reverencia, intento hacerme cargo de algo de su dolor, veo sus heridas con sangre fresca a causa de su reciente sanguinacion.

Mientras estoy allí, con mil pensamientos y miles de “por qué”, Giorgio nos saluda: “Hola Giovanni... Hola Giovanna”, saludándonos como si nos fundiéramos en un interminable abrazo.

Allí estoy, en la ansiosa espera por conocer a aquel que ha recibido la tarea que le ha sido confiada con gran responsabilidad y me nutro con la palabra de Dios que a través de Giorgio me ha sido ofrecida y, como dijeran Flavio y Pier Giorgio, siento que ese pan se está disolviendo en mi boca... se está volviendo una sola cosa con mi saliva y se ha transformado en mi... ¡ahora es parte de mi!

Las sensaciones se entremezclan, veo la mirada de Sonietta hacia su padre y mi corazón se sobresalta, ésta emana amor, respeto, agradecimiento por la sabiduría, confianza total, me emociona porque es lo que cada uno de nosotros tendría que sentir por Aquel que nos ha creado.

GRACIAS..., GRACIAS..., soy apenas una niña en mi camino pero tengo una gran certeza sobre la llamada, regreso más fortalecida que nunca y voy a dormir con los brazos que me duelen por haberlos tenido tensos con tal de lograr contener lo que cada uno de los hermanos me ha dado en forma espontánea.

Y sueño, veo mucha gente reunida que habla, que se abraza, que ayuda, y en un momento una voz... de repente dice dulcemente: “¡YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA!”

Me despierto confundida, me cuesta comprender, intento recordar el rostro de Aquel que en sueño me ha hablado, el hilo es sutil, pero luego mi corazón habla y agradezco emocionada... ¡era un nuevo regalo que el Padre quiso hacerme, una gran enseñanza!

A veces queremos tener experiencias fuertes, otras veces queremos que Él se nos aparezca, o que haga grandes milagros pero me dio a entender que Él estaba allí, con nosotros, mientras compartíamos la hermandad, en los ojos de quienes estaban a mi lado, en la sonrisa de los niños, en la lluvia que nos mojaba... ¡pequeños fragmentos de amor para formar un único Corazón que late con Él!

Él estaba allí por mi... y por nosotros.

Giovanna Mazzucco

5 de Septiembre de 2018

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139