Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

equivocada200Por Claudio Rojas G.

En Chile todo el mundo católico se mueve en torno a la Virgen del Carmen este fin de semana, y nosotros que tenemos actividades los fines de semana relacionadas con ese mundo, nos enteramos de ello; sin embargo creemos que es una forma equivocada de adorar a la Virgen, en una procesión con ritos y rezos, sin compromisos en cuanto a conversión o cambiando nuestra conducta, nuestras actividades, nuestros valores, es decir nuestra vida, y, con la más absoluta ignorancia de que lo que quiere, siente y dice la Santísima Virgen hoy día, especialmente en los tiempos que estamos viviendo. En definitiva esa forma de adoración constituye una forma de espiritualidad primitiva, rudimentaria y cómoda.

La verdadera Virgen es aquella que nos amonesta, nos revela nuestro comportamiento y que sin embargo nos da un mensaje de esperanza para la humanidad con el anuncio del retorno de su divino hijo próximamente, y ésa es la Virgen de Peñablanca (en Chile) y aquella que se apareció en lugares emblemáticos dando mensaje con gran contenido, justamente en estos tópicos (La Salette, Lourdes, Fátima, Garabandal, Medjugorje, y otras). Esa Virgen es la que no se reconoce, se oculta y se difama para no tener que comprometernos con su tremenda verdad.

Además creemos que tras la Virgen del Carmen, particularmente en Chile se esconde un gran engaño…

La bicentenaria procesión de la Virgen del Carmen recorrerá este domingo las calles céntricas de Santiago

A las 15:30 horas se iniciará el homenaje religioso, que tendrá homenajes con cantos y bailes, bajo el lema "Nacer de nuevo".

Sábado 29 de septiembre de 2018, a las 11:41

equivocada

Bajo el lema “Nacer de Nuevo”, este domingo a las 15:30 horas, la comunidad religiosa de Santiago realizará la tradicional procesión de la Virgen del Carmen, reina y madre de Chile y patrona de las Fuerzas Armadas.

La procesión que se realiza todos los años el último domingo de septiembre en el Día de la Oración por Chile, se viene efectuando desde 1778.

A partir de esa fecha se ha realizado ininterrumpidamente, con lluvia o con sol, y en las más diversas situaciones políticas y sociales que ha vivido nuestro país, convocando año a año a miles de personas que manifiestan en forma abierta y espontánea su encuentro con la madre de Jesús y de Chile.

Antes de su salida a las 14:30 horas en las puertas de la Catedral, la Virgen recibirá un especial homenaje con cantos y bailes religiosos.

Luego comenzará el recorrido desde Plaza de Armas por las calles Catedral, Amunátegui y Alameda Bernardo O´Higgins, culminando con la Liturgia de la Palabra y bendición final en la Plaza de la Ciudadanía, frente al Palacio de la Moneda.

La imagen de Nuestra Señora del Carmen volverá a la Catedral Metropolitana por las calles Amunátegui y Catedral, donde a las 19:00 horas se celebrará la misa.

https://www.publimetro.cl/cl/noticias/2018/09/29/la-bicentenaria-procesion-la-virgen-del-carmen-recorrera-este-domingo-las-calles-centricas-santiago.html

Origen de la Virgen del Carmen: Sobre sus orígenes, en el Primer Libro de los Reyes, se habla del profeta Elías, de la gran sequía que sufría el país y de los sacrificios ofrecidos en el Monte Carmelo. Fue entonces que Elías prometió a Dios que el rey Ajaab y el pueblo abandonarían al dios Baal para que El terminara con la sequía que asolaba a la región. Después de varias veces que Elías subió al momento, apareció una gran señal: “Cuando volvió la séptima vez, subía desde el mar una nubecita no más grande que la palma de la mano” (1 Rey 18, 44).

A partir de entonces el Monte Carmelo –ubicado al oeste del lago Galileo y cuyo nombre significa jardín- se convirtió en un lugar sagrado, hasta donde llegaron a vivir ermitaños que se dedicaban a rezar y que con el paso de los siglos fueron llamados carmelitas.

Estos hombres que se entregaron a la oración y a la penitencia en el desierto, comenzaron con los años a invocar a María con el nombre de “Santísima Virgen del Monte Carmelo”.

En el siglo XIII, el Patriarca Latino de Jerusalén, delegado papal en Tierra Santa, les pidió a los ermitaños del Monte Carmelo que ordenaran su estilo de vida, lo cual se concretó gracias a los Papas Honorio III e Inocencio IV. De esta manera, nació la orden religiosa de los Padres Carmelitas, que se extendió por el mundo tanto en su rama masculina como femenina.

Posteriormente en el S. XVI Santa Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia es la reformadora del Carmelo descalzo reimpulsando la fuerza de su regla original, de oración y clausura. Y es así como se difunde a América.

En 1690, la rama femenina carmelita se extendió a Chile, fundando el primer monasterio chileno “El Carmen Alto de San José” en Santiago.

HISTORIA EN CHILE: La Santísima Virgen del Carmen es invocada en nuestra Patria como Reina y Madre de Chile, Patrona y Generala Jurada de las Fuerzas Armadas y de Orden, títulos que son fruto del reconocimiento especial de la protección de la Madre de Dios a lo largo de nuestra historia.

La historia comienza en 1595, cuando los misioneros agustinos venidos de España llegaron a Chile enseñado el Evangelio junto con dar a conocer y honrar a la Santísima Virgen María, bajo la advocación del Carmen. Esta devoción se extendió rápidamente en el pueblo. Se crea la primera Cofradía del Carmen en Concepción en 1648 para dar a conocer su devoción. Así cada 16 de julio (día en que la Iglesia celebra la Fiesta de Nuestra Señora del Carmen) los padres agustinos sacaban en procesión la imagen por las principales calles de la ciudad.

Desde los inicios de nuestra Patria La Virgen del Carmen aparece vinculada como un símbolo cívico-religioso.

En 1817 los generales José de San Martín y Bernardo O´Higgins se acogen a la Virgen del Carmen como Patrona, jurándole fidelidad, mientras estaban en Mendoza, años después del “desastre de Rancagua”. También prometen esta fidelidad todos los oficiales y las tropas del ejército Libertador. Los patriotas, llenos de coraje, invocan a su Patrona en la travesía de Los Andes y en la Batalla de Chacabuco, logrando la victoria gracias a su intercesión el 12 de febrero de 1817.

Posteriormente el pueblo entero junto a las autoridades civiles, religiosas y militares, se reunieron el 14 de marzo de 1818 en la Catedral de Santiago e hicieron un juramento que tuvo su fruto en la Batalla de Maipú, el 5 de abril de 1818. El General Bernardo O´Higgins puso la primera piedra del que sería el Templo Votivo de Maipú, actualmente Santuario Nacional y Basílica del Carmen.

El segundo gran momento de devoción nacional a la Patrona fue durante la Guerra del Pacífico, donde se destaca el hecho que Arturo Prat, al instante de morir en la rada de Iquique, llevaba puesto el Escapulario del Carmen al igual que toda su tripulación.

Además, después de la Guerra del Pacífico, el 14 de marzo de 1881, el General Manuel Baquedano concurrió ante la imagen de la Virgen del Carmen y colocó su espada victoriosa en sus manos, ante las aclamaciones de una gran multitud diciendo “A Ella le debemos todos nuestros triunfos”. Con este gesto, hizo entrega solemne de su espada de la victoria a la Patrona Jurada del Ejército de Chile.

Poco tiempo después, en el año 1887, Monseñor don Ramón Ángel Jara -autor de la tradicional Oración a la Virgen del Carmen por Chile- concibió la idea de levantar un monumento de gratitud a la Virgen, en el propio Monte Carmelo. Con el bronce de cañones del Ejército chileno hizo fundir una imagen de la Virgen, la que -colocada en un monumento de granito- permanece hasta hoy a la vista de los peregrinos que llegan a rezar al monte santo.

Luego de la Guerra del Pacífico el pueblo de Chile solicita oficialmente a la Santa Sede la proclamación de la Virgen del Carmen como Patrona de Chile y luego su coronación como Reina, lo cual se obtiene en 1923 gracias al decreto Vaticano emitido por el Papa Pío XI.

Cómo y dónde se genera el engaño:

Al otorgarle a la santísima Virgen su intercesión en el ganar guerras, en apoyar a los ejércitos, en ser monumento y estandarte de regimientos, en bendecir nuevos armamentos y equipos; y hacerla patrona y protectora de Chile, pidiéndole entre otras cosas que además nos libre de terremotos y otros desastres naturales.

Con esto la hemos transformado en discípula de Yahvé (el Dios de la materia y un falso Dios) y de paso hemos rechazado a la madre de Jesús que vino a visitarnos durante 5 años (1983-1988) quien es discípula del verdadero Dios: Adonai Arat-ra.

Claudio Rojas G.

30.09.2018

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139