Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

2018 12 26 giorgio e pier200Por Agustín Saiz

(Monte Urano, Italia – 26/12/2018)

Esta navidad no fue “una más”, muchas cosas han pasado y la misión avanza… siempre! Un nuevo capítulo en el evangelio del final de los tiempos inicia y estamos listos para formar parte de esta historia que se abre como en un fractal con cada uno de nosotros, según el lugar donde estamos. Nuestra misión es planetaria y mientras en Italia se siguen desarrollando eventos cruciales que nos marcaran por siempre, en todas partes del mundo las circunstancias nos imponen ser protagonistas de diferentes formas. A no quedarnos de brazos cruzados! Las transformaciones políticas, sociales y climáticas avanzan y cambian el mapa del mundo día a día. Podemos pasar por el portal de los tiempos solo si transformamos nuestro proyecto de vida en uno a favor del prójimo. Para ello debemos ser protagonista de nuestra historia sin esperar nada a cambio, ni especular un instante. Haciendo lo que el corazón manda llegaremos a nuestro destino como un barco que se atrevió a cruzar el océano confiando solo en los vientos y en el mar. No estamos esperando el retorno de Cristo, sino que la historia converge en la reinstauración de Su reino. Tenemos nuestro ejemplo a seguir en Giorgio, su cruz nos ha guiado por casi 30 años como un faro en la oscuridad y sabemos que formamos parte junto a Él de esta odisea.

“..Les deseo a todos una feliz navidad queridos amigos, también a aquellos que me están escuchando. Nosotros no tenemos nada, a nosotros no nos interesa la riqueza de la materia. Somos felices de vivir como lo hacemos. No nos falta nada. No nos falta la calefacción, el teléfono...Pero no tenemos riquezas, no las deseamos. Porque nuestra familia y todos nuestros amigos que nos honran de ayudarnos no somos de este mundo. No nos sentimos de pertenecer a este planeta. No me disgusta el planeta. Al planeta lo adoramos. Lo sentimos como una Madre.

Amamos a los animales, las plantas, todo lo que esta Madre Tierra nos dona. Pero no estamos de acuerdo y reaccionamos con fuerza y hasta con violencia intelectual cuando atacan a esta Tierra y la quieren destruir con la contaminación, con los homicidios, la violencia. Mis hijos y mis amigos aman a los niños porque los niños son la representación física del Dios viviente, son Dios......cuando vemos una beba en medio a nosotros, como aquí, aquello es Dios que se manifiesta, en la inocencia, en la pureza, en el amor incondicionado que los niños te dan. Entonces nosotros estamos aquí en la espera de la venida de este Hijo de Dios que nosotros hemos reconocido en Jesucristo. Y hacemos obras. Y nuestras obras están a la vista de todos. Nos odian, algunos, nos detestan pero no tienen ningún interés en hacer lo que hacemos. Porque no entienden ni soportan que puedan existan seres que convocan a otros… Quien me puede decir algo a mi? Yo estoy acá en La Marche desde hace 30 años. Soy siempre el mismo y no he cambiado nunca. Ni siquiera la ropa que llevo es mía. Como se puede pensar que por 30 años uno se burla de los otros, sin acumular riquezas, ni tener algún interés? La riqueza que he acumulado en el mundo son los amigos. Y esto puede provocar envidia. Muchas y bellas personas me quieren de verdad, nos aman y aman a mi familia. Una familia unida. Tanto que el papa predica la familia unida… la mía es una familia unida, somos indisolubles. Nos queremos de verdad con mis hijos, con mi compañera, con la mama de Giovanni, con las personas que me asisten todos los días. Tratamos de hacer nuestro deber que es incluso hacer la lucha contra la mafia. Esto da fastidio y envidia. Yo vivo también en Palermo y alterno con La Marche. Precisamente porque quiero dar mi apoyo, contra la organización criminal que se ha infiltrado hasta dentro del estado. Hasta adentro de aquellos que nos gobiernan. Esto es lo que hacemos. Después somos un poco visionarios, un poco "locos"… de otros mundos. Esta conferencia en la que Pier Giorgio les ha hablado la hemos titulado:"Navidad con Cristo y con el cosmos". Nosotros estamos dentro del cosmos. Nosotros estamos viajando, con nuestra astronave "Tierra" en torno al sol. En este momento en el que estamos hablando, estamos viajando. Estamos finalizando un enésimo giro que hemos realizado alrededor del sol. En365 días hemos realizado otra vuelta alrededor del sol. Y mientras giramos alrededor del sol, los planetas giran alrededor del sol y la vía láctea... se mueve hacia el centro. Este gran sistema solar camina y se mueve hacia el centro que está compuesta por mil millones de estrellas. La vía láctea que es una especie de serpiente, a su vez, camina en el universo. Entonces nosotros somos viajeros del universo y no nos damos cuenta. Dentro de esta galaxia y del universo existen billones de billones de billones de otros seres como nosotros y diferentes y más evolucionados que nosotros. Nosotros los hemos conocidos. Los hemos conocidos porque estos seres han visto en nosotros, en nuestra familia y en mi algo diferente a las demás. Nosotros no queremos formar parte, ni nos queremos casar, ni participar de las tradiciones de esta sociedad enferma por el dinero, el materialismo. Entonces estos seres que se acercaron a nosotros nos han hablado y nos han dicho que conocen el Cristo. Que aman al Cristo y que están cerca de Cristo como lo estamos nosotros. Entonces nos hemos convertido en amigos de estos seres. Y divulgamos su mensaje de paz, de hermandad… y de justicia. Porque atención el Dios que ustedes imaginan el que la iglesia católica y otras religiones les han presentado es un Dios que no existe. Dios es justo. Es misericordioso pero también es justo. Entonces si nosotros continuamos tirando la cuerda, tratando de destruir el mundo con una guerra nuclear por ejemplo, esta cuerda se rompe Dios intervendrá con toda su justicia. Lean la biblia… Cristo mismo habla de la justicia de Dios. Está el diluvio universal, la historia de Sodoma y Gomorra, Dios interviene en cada vuelta de la historia con su autoridad. Y este es el tiempo que puede intervenir con su autoridad y hacer justicia. Los instrumentos de Dios no son carros armados. Ni menos los aviones. Son las fuerzas de la naturaleza. Y cuando Dios desencadena las fuerzas de la naturaleza no hay más esperanzas de que el hombre pueda derrotarlas. Entonces hagamos las buenas acciones. Estemos cerca de la justicia. No pensemos en cosas materiales siempre. Mejor pensemos en la persona que está al lado, en el niño que nos necesita, al que trabaja en el sector de la justicia y busca la verdad. Debemos ser sembradores del bien porque cuando retorne Cristo juzgara nuestras obras. No nuestra Fe. Juzgara nuestras obras. Entonces debemos ser todos obreros de la viña del Señor. Les deseo todo el bien que Dios les pueda conceder. Yo me estoy ocupando de los jóvenes. Ya tengo algunos años y sigo a un grupo de jóvenes a nivel nacional e internacional. Es un grupo de cientos de jóvenes que me siguen. Yo los guio, los coordino. Para mi han sido inspirados por Dios. Han creado una compañía teatral y quieren dar un mensaje de Amor, de Justicia, de protesta, de denuncia, de transformar con el arte...”

No hay manera más sencilla de expresarlo, mientras el mundo avanza en su locura, un “personaje” estigmatizado junto a su familia y amigos, resguardan un tesoro de manera abierta y disponible a todos quienes buscan la verdad. Los que intenten escribir la historia de estos días sin considerarlo protagonista, simplemente no podrán hacerlo. Porque alrededor de ellos y de los pasos que dan se construyen los cambios definitivos que marcan la humanidad. De esta versión distorsionada de la realidad de hoy, suministrada a cuenta gotas por los medios al servicio del poder, no quedara nada. Los grandes hechos están ocurriendo frente a nuestros ojos y el plan planetario sigue en pleno desarrollo. Regidos por el gran monarca solar, sus Hijos hoy están trabajando a la par nuestra por el amanecer de nuevo mundo. Y lo hacen solo por amor a nosotros. Y esa es también la cruz que vemos, tocamos y que nos acompaña, siempre.


Agustín Saiz
10 de Enero 2019

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139