Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
palermoPor Sonia Alea
Conferencia Hotel Addaura
Palermo 18 de Noviembre de 2012
 "En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -'En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte'." (Marcos 13, 24-32)
 
LA GRACIA DE LA FE
Intentas organizar, administrar, controlar todo para estar tranquilo. Todo bajo control. Por fin te sientes seguro por algo que posees... una casa... un coche... algo de dinero en el banco... el futuro de tus hijos asegurado a través de la posesión de un inmueble... un cargo operativo... un rol... el ejercicio de un poder, ya sea pequeño o grande, que ejercer sobre los demás... el liderazgo de un grupo... la responsabilidad de un sector... Luego un acontecimiento, no calculado, imprevisto, repentino como un relámpago en cielo sereno echa por tierra todas tus certezas, tu posición tambalea, aquella visión de ti mismo que te daba seguridad comienza a nublarse y te das cuenta de que no puedes con ello, porque la vida no se deja encadenar por ti. Y cuando el viento de la duda, de la incertidumbre, echa por tierra cada una de tus conquistas se lleva consigo toda tu arrogancia, tu soberbia, tu egoísmo. Y nuevamante te sientes una nada. Y en ese momento cuando eres tú quien se encuentra encadenado a la vida, encarcelado, vencido, por tus propios miedos, te parece haber perdido todo. Crees derrumbarte, se te cae el mundo encima. Todo tu mundo. Piensas que estás terminado. Pero no es así.
No es el fin, es el principio. Es el principio de la verdadera vida. De un nuevo renacimiento. El viento repentino ha borrado toda tu seguridad recóndita en un valor material, en un valor egoísta. Has resbalado sin darte cuenta porque estabas demasiado seguro de ti mismo para mirar en tu interior, demasiado seguro para ponerte en tela de juicio, demasiado seguro para notar la viga que tenías en tu ojo, demasiado ocupado en fijarte en la paja en el ojo del hermano, demasiado seguro de lo que eras, de lo que sabías, de lo que poseías. Ahora que ese viento helado ha echado por tierra todas tus certezas, te sientes morir por dentro y ya no estás seguro de nada, de quien eres, del sentido de tu vida, de tus elecciones. Pero Morir significa Renacer, son dos caras de la misma moneda. Cuando mueres por dentro se derrumba toda tu estructura de superioridad pero es de esas cenizas que brota el supremo valor de la humildad. Si así lo quieres. Solo si así lo quieres. Porque sólo cuando derribas tu grandeza puede nacer y crecer la pequeña perla que se esconde en ti, sólo cuando pierdes lo que posees conquistas tu libertad, tu verdadera riqueza. Y de nuevo la gracia de la Fe se adueña de ti, mágicamente la vida retoma color, el día resplandece nuevamente, con una luz especial, vívida, el corazón vuelve a latir fuerte, la alegría de existir explota dentro tuyo y el deseo irrefrenable de donar, de servir al hermano te arrastra hacia un estado de total beatitud. Es la gracia de la Fe que enciende el corazón de los humildes y los simples, es ella que te acaricia, que te da calor si vuelves a poner tus certezas en el valor que el Cristo nos ha enseñado, que el Cristo nos ha pedido que vivamos. “Deja todo, incluso a ti mismo. Todo lo que tienes dáselo a los pobres y luego sígueme”.
La sala del Hotel Addaura de la ciudad Palermo alberga un centenar de personas que han venido a escuchar a un Hombre que habla de Verdad. Son numerosos también los que están conectados a través de livestreaming que siguen la conferencia en directo desde distintas partes de Italia. Al lado de la pequeña y confortable sala del Hotel se encuentra el stand informativo con los  coloridos objetos realizados por nuestra querida Adriana y Monica para recaudar fondos para la Asociación Funima International. Angelo y nuestros queridos hermanos de Catania puntuales como siempre coordinan la conexión de internet y la parte técnica del evento. Giovanni, responsable del arca de Palermo da inicio a la reunión con el saludo al público y con la presentación de Giorgio Bongiovanni y su obra. En estos tiempos oscuros en los que todo parece ser relativo, posible, lícito, en este tiempo en el que ya no estás seguro de nada, ya no estás seguro de quién es realmente el que está a tu lado y la mayor parte de las cosas que escuchas son mentiras, en este tiempo cargado de tristeza y sufrimiento se respira una desesperada necesidad de certeza. Palabras de Verdad brotan de la boca de un siervo de Dios que ha venido a dar esperanza al hombre debilitado por la vida, como una llama ardiente su verbo enciende el corazón de los hombres de buena voluntad despertándolos a una nueva conciencia. La persistente lluvia lava la ciudad de Palermo envuelta por un vil, condescendiente silencio, pero la sangre de los mártires no se borra, está impregnada en las entrañas de esta desgraciada capital italiana, que tiene mucho del África del Medio Oriente. Sólo la Verdad podrá devolver paz a los caídos y a sus afectos a quienes ya no les quedan lágrimas para llorarlos. Sólo la Verdad podrá devolvernos, a los indignos, la dignidad de vivir.   
La grave crisis mundial está conduciendo a la sociedad hacia su triste epílogo, especialmente el conflicto abierto en estos últimos días entre israelíes y palestinos preocupa al mundo entero. “En estos días se están manifestando señales muy claras y precisas que tienen que ver con una profecía de Jesús” dice Giorgio a los presentes “quiero partir de la tapa de este libro 'Il Ritorno' (El Retorno) que muestra a Jesús sobre el Lago de Tiberíades donde caminó hace dos mil años. En aquel tiempo Él dijo que regresaría, leedlo en el capítulo 24 de Mateo. Allí encontraréis a un Jesucristo que habla con mucha determinación, con mucha ira, dice que regresará con potencia y gloria para el juicio universal y nos da ciertas indicaciones precisas que tienen que ver con nuestros días: -Estad atentos, nadie conoce el día ni la hora pero os daré indicaciones para que podáis entender cuáles serán mis días. Cuando Jerusalén esté rodeada de ejércitos, cuando el hermano esté contra el hermano, cuando los lugares santos sean pisoteados, aquellos serán los días próximos a mi regreso-. Volvamos a hoy” continúa Giorgio seguido por la atención del público “¿qué está ocurriendo en Palestina? Lo que está ocurriendo en estos días en estos lugares santos es una señal. Lugares santos para el mundo árabe, santos para el mundo cristiano y santos para el mundo judío. En esas tierras reside el lugar santo para las tres religiones más grandes del mundo occidental porque en Oriente hay otras dos grandes religiones, el Budismo y el Hinduismo. Precisamente allí en el lugar en el que todos deberían respetarse y amarse, en cambio se matan. Sobre la tumba del patriarca Abraham que fue el padre de Ismael por lo tanto de los árabes y también era el padre de los judíos, es decir de los hebreos, se disparan unos contra otros. Ahora este no es sólo un problema político, como nos dicen todos los periódicos del mundo, no es un problema de convivencia o tolerancia, es un problema espiritual grave, es un problema religioso grave, y para mí, que leo las señales de los tiempos, que leo las profecías, es una gran señal. Una señal que anuncia la Venida de Cristo”. Sus palabras son un fresco viento de primavera que acaricia el espíritu de los que lo escuchan, una lumbre encendida en la noche de estos días. “Otra señal que leo en este tiempo son las señales que llevo en mi cuerpo, la sangre vertida por los estigmatizados, la sangre vertida por los cuadros sagrados, la manifestación de las astronaves extraterrestres, las catástrofes naturales. Nosotros somos testigos y protagonistas de estos acontecimientos, es por ello que insisto desde mi pequeño lugar en gritar al mundo que éste es el tiempo en el que nos tenemos que preparar para esta visita, para este gran cambio que será doloroso a causa de nuestro cinismo, de nuestro materialismo, de nuestro egoísmo, pero para llegar luego a un Nueva Era.  Es por esto que el Cielo nos llama y nos pide que nos arrepintamos. Il Cielo promete la salvación a quienes perseveran en el amor, en la hermandad y en la justicia. Salvación del alma pero también derecho a poder entrar en un mundo nuevo, en una nueva civilización en la que el mismo Cristo y sus Ángeles nos darán las indicaciones, nos ayudarán a construir finalmente una sociedad limpia. Creo en ello porque creo en Cristo y en Sus promesas. Creo a tal punto que estoy preparado para hacerme arrestar o a matar por ello. Son dos los grandes acontecimientos para los cuales os tenéis que preparar: el primero es un contacto directo con civilizaciones que vienen de otros planetas extraterrestres con nuestra civilización humana y por lo tanto civilizaciones que pueden curarnos de todas las enfermedades, que nos harán viajar más allá de la velocidad de la luz, civilizaciones que pueden recorrer el espacio sideral, pasar el sistema solar y entrar en otros ilimitados sistemas, civilizaciones extraterrestres que podrán solucionar todos nuestros problemas económicos, de hambre, de guerra pero que no nos darán nada si antes la humanidad no se une... no darán ningún concepto científico, ninguna ecuación matemática o física a ninguna nación de la tierra porque ellos no están de acuerdo con ningún gobierno de la tierra en las elecciones políticas, económicas, sociales, militares y religiosas. Su intención es la de adelantar la Venida de Cristo de modo tal de dar la última posibilidad a la humanidad de arrepentirse... elegirán a un embajador que podría llegar a ser incluso uno de vosotros para unir la hermandad extraterrestre con la terrestre y hablarán al mundo, la elegida será una persona honesta, justa, correcta y no será un jefe de estado ni un jefe religioso porque todos ellos han fracasado. Éste es el primer acontecimiento. El otro que será más importante es la manifestación de Jesucristo al mundo que será visto y escuchado al mismo tiempo por toda la población mundial y que será acompañado por todos los mensajeros divinos que han venido al mundo en estos siglos. De este modo demostrará que Dios es uno y que todas las religiones vienen de la misma fuente”. Un centenar de almas lo escucha atentamente, sus ojos manifiestan un espíritu puro rebosante de amor por la Verdad y sediento de ese insuprimible valor que es la Justicia. Para defender estos valores se hará matar. “He venido a este mundo para esto pero también para dar mi aporte a la justicia, de hecho, una de mis misiones, no secundaria, es denunciar el mal. He obedecido a la Virgen que me ha pedido que denunciara al anticristo, pero tuve que interpretar esta invitación, tuve que entender lo que significaba denunciar el mal... y con el paso del tiempo comprendí e hice mía la idea definitivamente de que el mal que tenía que denunciar era la mafia. ¿En Sicilia quién es el anticristo? Cosa Nostra, la asociación criminal más poderosa, al menos lo era, quizás ahora un poco menos pero sin lugar a dudas la más conocida, la más famosa del mundo y la capital de la organización criminal más poderosa es nuestra querida y desgraciada Palermo... La mafia en nuestra tierra siciliana no es un mal sino es EL MAL y por lo tanto una de mis misiones paralelas a la de anunciar el Regreso de Cristo es  denunciar a la mafia y como... es la mafia la que te acerca al verdadero poder, indudablemente ésta es un camino para llegar al anticristo. ¿Qué significa desenmascarar al anticristo? En mi caso que elegí la lucha contra la mafia significa no sólo señalar a Cosa Nostra, sino sobre todo valerse de Cosa Nostra, es decir de este camino maléfico, para llegar a la verdad y la verdad no es sólo mafia. La mafia siciliana junto a  la americana ha participado directamente en el ejercicio del poder que gobierna el mundo occidental desde hace 150 años, y nosotros tenemos que obtener la verdad sobre las grandes corrupciones, las grandes connivencias entre la mafia y la política, entre la mafia y el Vaticano, entre la mafia y los servicios secretos, entre la mafia y el poder, entre la mafia y el Estado, ese mismo Estado que permitió grandes delitos, desde Portella della Ginestra a los primeros atentados de los años '60 en Palermo, desde el asesinato de los jueces Terranova, Costa, Chinnici, al de los policías, carabinieri, periodistas, hasta el del General Dalla Chiesa, hasta Falcone y Borsellino, hasta los atentados de '93. Todos éstos han sido atentados de Estado. Por lo tanto es por ello que el anticristo también es parte de nuestro Estado, también es parte de nuestras religiones, y también es parte de los poderes que gobiernan al mundo. Para mí esto también es preparar la Venida de Cristo”. Una clara representación de la situación que estimula a los presentes a formular numerosas preguntas a Giorgio quien siendo un amante de las almas hambrientas de Verdad, contesta con su inconfundible pasión: “Aparecerá la señal del Hijo del Hombre se manifestará al mundo con gran potencia y gloria y todas las naciones serán reunidas a sus pies y yo dividiré a los hombres, a mi izquierda pondré a los hijos del mal y para ellos habrá llanto y estridor de dientes y a mi derecha pondré a mis hermanos, aquellos que cuando estuve preso me ayudaron, cuando era pobre me dieron de comer. Estas son las palabras de Jesús, por lo tanto no será una aparición de Cristo que convierte a todo el mundo, sino una aparición de Cristo que convierte a una parte del mundo porque la otra parte será juzgada muy severamente. Él dijo: 'Regresaré con potencia y gloria y mi juicio será severo'. ¿Pero cómo será este pasaje? Me preguntan muchos: Al pasaje de la vieja a la nueva era os lo represento a través de un río, un vado, que puede ser tranquilo o atravesado por fuertes corrientes y por lo tanto para poder pasar a la otra orilla tienes que estar equipado. Es por ello que nuestro pasaje hacia la frontera es un río embravecido que puede ser atravesado únicamente por quienes están realmente equipados, aquellos que no estén equipados morirán. El equipamiento para poder atravesar el río son el amor, la misericordia, la tolerancia, la justicia, la hermandad, la humildad. Y solo aquellos que tengan fe no sucumbirán”.
Con amor
Sonia Alea
Palermo (Italia)
20 de Noviembre de 2012

















DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139