Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

soniapy100El asesinato de Pablo Medina
14 de Noviembre de 2014
Después de 7 años Giorgio Bongiovanni toca tierra paraguaya. La última vez fue en el año 2006, cuando se reunió con Pablo Medina luego del asesinato de su hermano Salvador. Posteriormente se encontró con él en la ciudad de Rosario, Argentina, durante el Congreso Antimafia organizado por nuestra Asociación “Antimafia Dos mil Argentina” para luego mantenerse en contacto a través de correspondencia electrónica y del envío de sus artículos que fueron publicados en nuestra revista AntimafiaDuemila en Italia. La delegación italiana que lo acompaña en esta nueva misión está formada, además de por quien escribe, por Giovanni Bongiovanni y Francesco Belvisi (Arca 3), Valter Paron (Arca Alea Lores), Marco Marsili y Francesca Panfili (Arca de Gubbio), quienes representan en este viaje a todos los hermanos de las arcas italianas y europeas. 

Llegamos al aeropuerto de Asunción, después de 28 horas de viaje, entre escalas en España y Brasil. Nos espera un numeroso grupo que representa a las diferentes arcas de Latinoamérica. Nos tomamos unos pocos minutos para darnos un cálido abrazo con cada uno de ellos y Giorgio sube ya al coche que nos conduce hacia la casa de Omar Cristaldo, representante del Arca de Paraguay, y de su preciosa mujer, nuestra querida Hilda. La dulce Emilia Cardoso (de 19 años) vice representante del Arca de Rosario se encarga de coordinar la cocina, obviamente con la ayuda de Hilda, de mamá Raquel (de 80 años) del Arca de Montevideo, de Alejandra (mujer de Juan Alberto), de Susana, de Cristina y de otras queridas hermanas que nos reciben con un plato de comida caliente, un almuerzo/merienda, en la larga mesa de la cocina. Muchos hermanos, que han pasado noches sin dormir por el largo viaje que han afrontado en coche o en autobús, sin embargo pasan la tarde doblando los 50.000 volantes que junto a unos 4.000 afiches serán distribuidos en estos días en la capital, Asunción, y en Curuguaty, ciudad en la que vivía y trabajaba Pablo Medina. De esta forma Giorgio tiene la posibilidad de descansar al menos unas horas para recuperar fuerzas. Alrededor de cien hermanos llegados desde Argentina, Uruguay y Chile son la respuesta que esperaba. Una respuesta que demuestra la disponibilidad, la fe y el Amor por esta Santa Obra y que representa el verdadero escudo de Giorgio en estos días tan delicados. La velada continúa con una reunión sobre la seguridad, propuesta por Francesco Belvisi, que termina con una cena fugaz, mientras Giorgio da inicio al saludo oficial para comenzar, de esta manera, con las actividades de este viaje marcado por la sangre de un hermano nuestro caído en el campo de batalla. “¡Ahora basta!” Exclama con fuerza, hablando a sus hermanos reunidos en el patio de la casa de Omar, “no pido nada más, solo la Verdad ¡quiero Venganza! La Venganza de Dios por el martirio de nuestro hermano Pablo Medina”. La palabra “Venganza” expresada por Giorgio no significa odio, sino un sentimiento de rabia contenido en un desesperado reclamo de la justicia divina. “Quienes pidieron su muerte” continúa Giorgio “han dejado de tener sueños tranquilos porque a partir de hoy se verán perseguidos por la pesadilla de haber tocado al hombre equivocado. Por la pesadilla de lo que les podrá llegar a ocurrir a ellos y a sus secuaces. Nuestra arma es la palabra. Dios será quien hará recaer su espada de Justicia a través de sus instrumentos”.

Un absoluto silencio da espacio a los pocos sonidos de la noche. Algunos pájaros que cantan su último saludo del día. Las copas de los árboles que susurran su asenso ante las palabras de ese hombre simple pero que tiene consigo el poder de Aquel que mueve los mundos y las estrellas. Giorgio levanta la placa del Premio “Paolo Borsellino” que acaba de recibir en Italia y lo dedica a su amigo Pablo Medina, y un aplauso de emoción sella este momento que también quedará esculpido en la historia. Ya es de madrugada. Luego de haber definido el primer paso de la organización de las diferentes actividades supervisada por Giorgio y Juan Alberto y elaborada por Georges Almendras y Erika Pais, quienes han llegado a Paraguay hace una semana junto a Martin Cardoso, Emilia Cardoso y Bruno Alod, así como también, obviamente en primer lugar por los responsables del Arca de Paraguay, los hermanos que se alojan en diferentes hoteles se van todos a descansar.

Giorgio se queda hablando con Omar Cristaldo y con el Fiscal Jorge Figueredo y en especial le hace preguntas a este último, nuestro hermano magistrado, sobre lo que Pablo le había comunicado en este último año, en cuanto a sus investigaciones y sobre los temas en los que estaba trabajando últimamente, a quiénes estaba molestando realmente y lo ocurrido inmediatamente despúes de su asesinato. Preguntas que lo conducen hasta ese móvil al que están estrechamente relacionados los ideólogos del delito ajenos a la mafia. La intensa mirada de Giorgio fija en Jorge al expresar esas palabras me transmite miedo. Sus ojos y todos sus sentidos se convierten en sensores que escanean cada vocablo, cada detalle que eventualmente podría conducir a la reconstrucción de ese puzzle lo más pronto posible. “Giorgio” dijo Jorge poco antes, durante la reunión, transmitiéndole su total sentimiento de consternación, “después de la muerte de Pablo ya no soy el mismo. Todo ha cambiado dentro de mí”, continúa, mientras las lágrimas de rabia y dolor surcan copiosamente su rostro marcado, conmoviéndonos a todos en nuestros corazones. Ahora, en la intimidad, frente a Giorgio relata detalladamente todo lo que sabe explicándole minuciosamente cuál es su análisis.

Es así que las primeras horas de la mañana nos llaman a ir a descansar. Es ahora cuando comienza el turno de vigilancia.
A las 7 horas de este nuevo día Giorgio ya está frente a su computadora. Los hermanos van llegando con el pasar de las horas. Así comienzan nuevamente las actividades de preparación para la gran manifestación que tendrá a Giorgio como protagonista, junto a otros oradores, el próximo 18 de Noviembre en Asunción. Mientras tanto nos llega la noticia de la numerosa presencia de personas (más de dos mil) en la manifestación realizada en la ciudad de Palermo para pedir protección para el Juez Nino Di Matteo, después de una enésima alarma de atentado, regalándonos un suspiro de alivio.
Tal vez no estamos solos.
Tal vez ellos ya no están solos.

Desde Asunción (Paraguay)
Vuestra
Sonia Alea
15 de Noviembre de 2014


DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139