Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
borelloNotas de una armonía divina resuenan en uno de los Jardines del Rey. Los prealpes vénetos y los Cárnicos de las Dolomitas hacen de marco a la belleza de los bosques y de los campos que perfuman con suaves esencias de flores de colores, de árboles, fresnos, olmos y cerezos. Es una cálida tarde de verano, es el 15 de Agosto, día de la Asunción de María. La Reina de los Apóstoles aparece frente a todos nosotros, unidos en una gran algarabía por esa celeste visita que honra a nuestros espíritus que ya han sido bendecidos por la señal viva y presente en medio de nosotros. Con su etérea belleza, graciosa, dulce, viene hacia nosotros, lentamente sostenida por dos de nuestros hermanos, Emmanuel Mouriño e Loretta Rui. Él, junto a Charo, su compañera de vida, ha traído desde Fátima esta estatua de la Virgen para regalársela a Giorgio y a los amados hermanos de nuestra arca Alea-Lores de San Giovanni in Polcenigo (Pordenone); ella, nuestra amada hermana, con gran devoción y un minucioso trabajo adornó y preparó la gruta en la que se instalará la estatua con vista a la montaña. Como un soplido sentimos Su mirada y Su mano divina acariciando nuestros espíritus devotos a Ella mientras nuestros niños vestidos de fiesta le abren paso arrojando pétalos de rosas perfumadas a Sus pies. Las lágrimas en los ojos de los hermanos revelan la profunda emoción que nos une en un único suspiro de amor y de humilde devoción. El Cáliz Viviente está allí, esperando, profundamente emocionado, a Aquella que es la divina expresión de la Madre Creadora de todas las cosas. Y así, la preciosa estatua de la Virgen de Fátima se coloca dentro de la gruta mientras la música alegra nuestras a almas llevadas por el hechizo de Su belleza. La ceremonia continúa con la bendición y la unión espiritual de algunas parejas (que ya estaban unidos por el vínculo del matrimonio civil y algunos de ellos incluso por el de la Iglesia Católica) con el ritual que amaba hacer Juan el Bautista, el de la caña dividida en dos: “De uno os habéis convertido en dos entidades distintas como esta caña de bambú que ahora dividiré. Para ser nuevamente una única caña tenéis que permanecer unidos. Por lo tanto no separéis lo que Dios ha unido. Es vuestra responsabilidad no traicionar esta promesa” dice Giorgio a Walter y a Mara, a Marco y a Francesca, a Giangiacomo y a Gessica, a Eugenio y a Licia, a Roberto y a Beatrice, nuestros hermanos unidos en este día especial en el sagrado matrimonio mientras los niños Davide, Giovanni Albino, Riccardo, Chiara, Giovanni, Maria Virgilio reciben el bautismo con agua de Verdad y de Vida. Sacramentos impartidos con esa sencillez que Cristo ama y que contiene conciencia, seriedad y profundidad de espíritu, las que hacen auténtica esta ceremonia.

La lección espiritual comienza inmediatamente después ante la presencia de los hermanos que han llegado a lo largo del día desde todas las arcas de Italia y en representación de las arcas de Sudamérica contamos con la excepcional presencia de nuestros amados hermanos Matías Guffanti y Patricio Alod del arca de Rosario (Argentina).

Entonces Giorgio comienza a hablar:

Cuando Jesús descienda del Cielo lo hará acompañado por legiones de Ángeles y junto con Él se manifestará ante el mundo la Santa Madre Celeste. La Santísima Madre es la manifestación del Espíritu Santo, la Inteligencia Suprema. Los hombres no han comprendido, así como tampoco  lo han hecho algunas religiones, que no solo no es pecado adorar a la Santísima Madre, como muchos dicen, sino que es un deber nuestro hacerlo, porque en el Espíritu de la Madre Celeste reside la Inteligencia Omnicreante. La Madre de Jesús, María de Nazaret, Miriam, era y es el instrumento del Espíritu Santo. Es por ello que aparece en todo el mundo, es por ello que es la Madre de todos. Madre de todos porque el Espíritu que crea el Universo está dentro suyo. Pero Ella nos dice que tenemos que adorar y servir a Su Hijo. Ella también se siente discípula de Su Hijo porque Él ha sido elegido, enviado por el Padre para hacernos conocer la Verdad. Por lo tanto Ella se convierte en anunciadora de la Venida de Su Hijo. La Santísima Trinidad ha apostado todo en el Hijo Jesús Cristo, dándole todo el Poder, el Reino, el Juicio, la Misericordia, el Perdón y la Condena. Le ha confiado todo a Él que se ha manifestado ante el mundo para nuestra salvación. Nosotros estamos aquí para anunciar la Venida del Hijo, Jesús Cristo, pero nuestro guía, el verdadero Anunciador del Apocalípsis, la Anunciadora de los Signos y la mentora de nuestro camino, Aquella que nos indica el sendero, que nos protege, que nos advierte, que nos perdona, es la Santa Madre. Yo he sido  estigmatizado por la Santa Madre María, y mi punto de referencia después de Jesús Cristo, obviamente después del Padre Adonay, es Ella. Ella nos sostiene, Ella nos advierte cuando nos estamos por equivocar para evitar que lleguemos a cometer un error, Ella siempre nos da una posibilidad, Ella adora y sirve como una doncella a todos los discípulos de Su Hijo Jesús Cristo. La grandeza de este Ser que posee el Universo dentro de Su Corazón es la de servir. Este es el secreto, queridos hermanos, el secreto para ser maestros, guías, mensajeros. El de servir. Jesús dijo: “No he venido para ser servido sino para servir”. Y a lo largo de Su vida lo demostró continuamente lavando los pies de Sus apóstoles, sanando el cuerpo y el espíritu de aquellos que le pedían ayuda, incluso hasta dar la vida por Sus hermanos. “¿Entonces eres un Rey?” Le preguntó Pilatos: “Si, lo soy”, le respondió. Pero ¿cómo puede servir un Rey? ¿Acaso no tendría que ser servido? Y es ese precisamente el secreto del cristianismo: servir. Ser servidores de nuestros hermanos. La Santa Madre María, de la cual recordamos su Asunción al Cielo, es nuestro Superior, es el primer apóstol de los doce. Cuando el Padre Adonay abandona, por misión, a Su Hijo en la cruz, la Santa Madre María, es decir, el Espíritu Santo está a los pies de esa cruz para consolar a Su Hijo. Por lo tanto la Virgen es Consoladora y Anunciadora. Ella asistió a toda la pasión, no traicionó a Su Hijo, ni tuvo miedo como lamentablemente ocurrió con los apóstoles. Es decir, cuando hagáis una oración a Cristo hacedla también a la Santa Madre para que siempre nos sostenga. Ella ve todo. Hace poco un hermano me preguntó: “-¿Por qué nos pides que oremos por ti? Normalmente las almas elegidas están protegidas ¿por qué motivo nos dices ‘rezad por mi’?”. Y yo le respondí lo siguiente: “-Es cierto que estoy protegido, pero en realidad estoy solo. Si no tengo la ayuda de mis hermanos, es decir la vuestra, sudo sangre. Tenemos el máximo ejemplo de Aquel que no necesitaba a nadie porque tenía al Padre consigo, es decir, Jesús Cristo, y sin embargo les pidió a Sus hermanos que rezaran. Cuando va al huerto del Getsemaní llamó tres veces a Sus apóstoles para que lo consolaran, y ellos se quedaron dormidos. “Os habéis quedado dormidos. No habéis vigilado ni siquiera una hora conmigo. Me habéis dejado solo”. Jesús llora, suda sangre, se rebela, le dice al Padre: “¡Aleja de mi este cáliz! Pero hágase Tu voluntad y no la mía”.

Pero la Madre Santa está siempre presente con Su Hijo, es la asistente de Su Hijo. Os cuento un hecho: un día Juan, llamado el Bautista, fue a visitar a la Santa Madre porque necesitaba consuelo. Era de noche. Jesús estaba en Galilea, predicando. Ella estaba en Su casa, no podía asistir a los sermones de Su Hijo, aunque cuando Él predicaba en Jerusalén iba a escucharle al templo. Juan el Bautista y Jesús eran parientes. Juan, que era muy simple y que por lo general se vestía con pieles de animales, ese día se preparó para ir a ver a la Madre de Jesús vistiéndose de tal manera que para esa época era elegante. “Madre, tengo un sueño” le dijo Juan el Bautista a María al llegar a Su casa. “-¡Tú que eres la Madre de mi Señor, te ruego, haz que se convierta en realidad mi sueño!” En ese tiempo Juan era amado por el pueblo como un Profeta y la Virgen, que era muy respetada y muy devota de la religión judía, le hablaba como si él fuera un Profeta, siempre con el corazón maternal pero con un gran respeto. “-¿Cuál sueño hijo? ¡Tú eres el Profeta enviado por Dios!” Le respondió Ella. “-Yo se que me matarán” le dijo Juan “pero si tu le pides al Señor que lo evite, yo quisiera seguirlo. Quisiera seguir al Señor, Tu Hijo”. “-Tú eres Su precursor y tienes que dar el ejemplo” le respondió María “así como lo dará Él. Pero le pediré al Padre Adonay que escuche tu oración. Oraré al Padre por esto”. Él le agradeció y se fue besándole los pies. De hecho Juan nunca abrazaba a la Santa Madre, sino que le besaba los pies, Ella no quería, pero él lo hacía de todos modos, como os he dicho era simple, pero muy devoto. La Virgen era tan hermosa, tan llena de amor, de esperanza, de tranquilidad, te daba seguridad, por lo tanto Juan al salir de la casa de María estaba lleno de esperanza en que su sueño se podía llegar a cumplir. Él no tenía miedo de morir, sino que su sueño era el de estar con Jesús, de seguirlo, de escucharlo, de servirlo. Cuando Juan el Bautista fue arrestado le imploró a Herodes, que estaba enamorado de él, que lo liberara. “-Pero si yo te libero ¿qué harás?” Le preguntó Herodes. “-Si me liberas seguiré al Mesías” le responde Juan. Lamentablemente lo único que le fue permitido fue poder ver y vivir los últimos días de Jesús desde el mundo espiritual, a través de los ojos de Juan el Apóstol. Es por ello que Juan el Apóstol y Juan el Bautista son como almas gemelas. En realidad no lo son, pero es como si lo fueran. Incluso cuando la Santa Madre estaba encarnada, la devoción hacia Su Espíritu Inmaculado estaba presente en quienes la conocían y habían tenido la iniciación de los Esenios. Poco antes de dejar este mundo la Virgen pidió ver a los apóstoles de Su Hijo. Al lado de Su lecho había Seres de Luz y Ángeles, y estos Benditos Señores de la Llama con sus astronaves llevaron hasta su cama a todos los apóstoles que se encontraban predicando en ese tiempo en Macedonia, en Asia, en España y en otras partes del mundo. Y de hecho todos los Apóstoles escribieron: “Y fue así que una nube de Luz nos llevó hasta el lecho de la Santa Madre”. Ella pudo verlos, saludarlos y abrazarlos, nunca quedó inconsciente. Inmediatamente ocurrió el adormecimiento, es decir, un estado estático, de contemplación de la Virgen hasta el momento en el que la elevaron. Estos son Seres que son capaces de hacer estos prodigios. La llevaron hasta el Cielo mientras Ella estaba en un estado de absoluta beatitud. Hacía años que los Apóstoles no se veían y el último en llegar fue Tomás, que no logró verla porque la Virgen acababa de ser llevada al Cielo. Como es sabido, no creyó enseguida al relato de los Apóstoles y por ello la Virgen dejó caer encima de él el cordón de Su túnica. Para mí este es un recuerdo muy fuerte. La Madre Celeste era muy joven y hermosa.

“Signos llaman signos” nos había anunciado Giorgio en el verano pasado a través de un mensaje que llegaba del Cielo a través suyo. Precisamente un verano de grandes Signos y de una nueva etapa que comenzó llevándonos hacia acontecimientos que se presentaron uno detrás de otro y a gran velocidad, para conducirnos hacia el intrincado camino de la lucha en contra del mal, de la denuncia en contra de las movidas del anticristo pero también hacia el testimonio de la Verdad que sale a la luz con gran fuerza día tras día para gloria del Altísimo.

Las actividades de fuerte denuncia vividas durante la conmemoración del aniversario de Via D’Amelio organizadas por Salvatore Borsellino, por el movimiento de las “Agende Rosse” (Agendas Rojas), por la “Scorta Civica” (Escolta Cívica), por la redacción de nuestra revista “Antimafia Duemila”, por nuestras jovenes del grupo “Our Voice”, por los magistrados que trabajan en primera línea, por los pocos periodistas verdaderos que aún han quedado en pie y por una exigua, pero sin embargo cada vez más numerosa, ciudadanía que lucha en contra del sistema criminal vigente.

Luego vino el viaje a Inglaterra junto a Jaime Maussan y su equipo de “Tercer Milenio” para dar testimonio de los extraordinarios mensajes impresos por Seres que vienen del Cosmos en los campos de trigo ingleses dirigidos a nuestra pobre humanidad, los llamados fractales o crop circle.

Y más tarde justamente la visitación de la Virgen de Fátima a una de nuestras arcas que el 15 de Agosto, día de la Inmaculada Concepción, simbólicamente las abrazó a todas. Acontecimientos y Señales que pueden parecer dispares y absolutamente ajenos unos de otros pero que en realidad recorren un único hilo conductor que llevará a la victoria de la Verdad y a la destrucción del sistema en el que vivimos. Así fue como los acontecimientos y las Señales se siguieron manifestando y sorprendiéndonos uno detrás de otro al punto tal de dejarnos sin aliento.

Pocos días después de la visita de la Virgen a nuestra arca de Pordenone Giorgio recibió la extraordinaria e inesperada noticia de la publicación de un nuevo libro publicado por las carmelitas descalzas del convento en el que vivió Lucía Dos Santos por más de 50 años de su vida. En el inédito libro titulado “Um caminho sob o olhar de Maria” (Un camino bajo la mirada de María) se han publicado algunas revelaciones extraordinarias extraídas de los diarios secretos de la vidente de Fátima. Giorgio quedó muy sorprendido por esta nueva Señal que demuestra cómo la Verdad es más fuerte que cualquier deseo o poder humano. La Verdad camina y recorre su irrefrenable camino; como el agua pura que nace del manantial y como el impetuoso torrente que baja de la montaña para llegar al valle y así convertirse en río, viajando libre entre los campos, superando miles de obstáculos, siendo desviada, frenada, pero nada la detiene, continúa incesante su descenso hasta el mar que es su meta, el que la volverá a llevar hasta el manantial del cual salió, lista para un nuevo ciclo de vida y de renovada experiencia.

El 20 de Agosto Giorgio Bongiovanni escribió un mensaje:

DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 20 DE AGOSTO DE 2014:

LA VERDAD SOBRE EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA. NUEVAS REVELACIONES IMPRESIONANTES

“LA VERDAD PUEDE SER OBSTACULIZADA, PERO NUNCA DETENIDA” (Eugenio Siragusa).

“Y CONOCERÉIS LA VERDAD, Y LA VERDAD OS HARÁ LIBRES, PERO LIBRES DE VERDAD” (Juan Cap. 8 vers. 32).

ANNO DOMINI 1944 – XX SIGLO. Alrededor de las 16:00 hs. del 3 de Enero de 1944, en la capilla del convento, frente al tabernáculo, Lucía le pidió a Jesús que le hiciera conocer su voluntad: “Entonces siento una mano amiga, afectuosa y maternal que me toca el hombro”. Es ‘la Madre del Cielo’ que le dice: “Ten paz y escribe lo que te mandan, pero no sobre lo que te ha sido concedido comprender acerca de su significado” refiriéndose al significado de la visión que la Virgen misma le había revelado.

Inmediatamente después -. –“He sentido el espíritu inundado por un misterio de luz que es Dios y en Él he visto y oído: la punta de la lanza como una llama que se desprende, que toca el eje de la Tierra y ella tiembla: montañas, ciudades, países y pueblos con sus habitantes quedan sepultados. El mar, los ríos y las nubes salen de sus límites, desbordan, inundan y arrastran consigo en un torbellino, casas y personas en un número que no se puede contar, es la purificación del mundo del pecado en el que se encuentra inmerso. El odio, la ambición, provocando la guerra destructiva. Después escuché en el palpitar acelerado del corazón y en mi espíritu una voz ligera que decía: ‘en el tiempo, una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia, Santa, Católica, Apostólica. ¡En la eternidad el Cielo!”. Esta palabra ‘Cielo’ llenó mi corazón de paz y de felicidad, a tal punto que, casi sin darme cuenta, seguí repitiéndola por mucho tiempo: ¡el cielo, el cielo!”

Así fue como le fue dada la fuerza para escribir el Tercer Secreto.

ÉSTE ES EL RELATO FIEL QUE LUCÍA DOS SANTOS ESCRIBIÓ EN SU DIARIO. UN ESCRITO INÉDITO QUE HASTA EL DÍA DE HOY, CON UNA MUY GRAVE CULPA, EL VATICANO SE HABÍA NEGADO A REVELAR.

SE LO DEBEMOS, PROBABLEMENTE, A LA BUENA VOLUNTAD DEL PAPA RATZINGER PRIMERO, Y DEL PAPA FRANCISCO DESPUÉS, SI FINALMENTE SALEN A LA LUZ LAS VERDADES OCULTAS SOBRE EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA.

LAS HERMANAS ESPIRITUALES DE LUCÍA HAN DADO ESTE LIBRO A LA PRENSA: “Un caminho sob o olhar de Maria” (Editorial Carmelo). LEEDLO ATENTAMENTE.

LAS FRASES DE LUCÍA TRANSCRITAS ANTERIORMENTE SON EL AVAL MÁS GRANDE QUE PODÍAMOS RECIBIR A NUESTRA SOLITARIA DIFUSIÓN SOBRE EL SECRETO DE FÁTIMA Y PRECISAMENTE A LA MISIÓN QUE HE RECIBIDO EL 2 DE SEPTIEMBRE DE 1989 FRENTE A LA ENCINA DE LA COVA DE IRÍA. SON, NATURALMENTE, UN AVAL, TAMBIÉN AL MENSAJE DIVULGADO POR EUGENIO SIRAGUSA DESDE LOS AÑOS ’60 DEL SIGLO PASADO.

POR LO TANTO LUCÍA VE OSCILAR EL EJE MAGNÉTICO DE LA TIERRA Y VE NACIONES Y PUEBLOS ENTEROS DESTRUIDOS POR EL CASTIGO DE DIOS.

LUEGO VE, OBVIAMENTE, EL TRIUNFO INMACULADO DE MARÍA Y EL REINO DE LA PAZ (EL REINO DE CRISTO EN LA TIERRA).

LUCÍA VE TAMBIÉN LA APOSTASÍA DE LA IGLESIA Y LA PÉRDIDA DE LA FE CRISTIANA.

SON ESTOS DOS LOS TEMAS INCÓMODOS DEL TERCER SECRETO DE FÁTIMA POR LOS CUALES EL CARDENAL TARCISIO BERTONE Y OTRAS SERPIENTES QUE ANIDABAN Y QUE ANIDAN EN EL VATICANO HAN PROHIBIDO SU PUBLICACIÓN. A ESTOS DOS LES SUMAMOS LOGICAMENTE OTROS DOS: LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO AL MUNDO Y EL CONTACTO CON OTRAS CIVILIZACIONES DEL UNIVERSO.

DE ESTAS DOS ÚLTIMAS REVELACIONES TODAVÍA NO SE HA REVELADO NADA, PERO NOSOTROS SABEMOS CON CERTEZA QUE EN LOS DIARIOS DE SOR LUCÍA ESTÁN EXPRESADAS CON CLARIDAD. ESPERAMOS CON PACIENCIA.

MIENTRAS TANTO NADIE PODRÁ DESMENTIR LO REVELADO ANTERIORMENTE POR LA PASTORCILLA DE FÁTIMA.

EL ANTICRISTO TIENE MIEDO Y COMIENZA A TEMBLAR FRENTE AL AVANCE DE LA VERDAD. ASÍ COMIENZA EL RÁPIDO E INEXORABLE CAMINO QUE NOS LLEVARÁ AL TRIUNFO DEL CORAZÓN INMACULADO DE LA SANTÍSIMA MADRE.

EN FE.
G.B.
Sant'Elpidio a Mare (Italia)
20 de Agosto de 2014
 
DEL LIBRO “UN CAMINO BAJO LA MIRADA DE MARÍA”

El 15 de Septiembre de 1943 Lucía estaba enferma de pleuresía, con fiebre muy alta, recibió en Tuy la visita del Obispo de Leiría que antes de dejarla le ordenó que escribiera la Tercera parte del Secreto de Fátima. Durante casi tres meses y medio Lucía vivió este pedido profundamente atormentada. El miedo a desobedecer a la Virgen que le había dicho que no hiciera público ese mensaje hasta el año 1960, y el miedo a desobedecer a un representante de Dios en la Tierra le provocaban una gran angustia: “Esta orden me hizo sentir mal. Dios me dio la orden de no decírselo a nadie y su representante me ordena que escriba: en mi interior se disputa una verdadera lucha. Me parece que es el mismo Dios que a través de su ministro me da esta orden pero en mi espíritu permanece la duda, no se si he comprendido... también tengo temor por si retrasar la ejecución de esta orden pueda ser una falta de obediencia. Y ahora Dios está en silencio, parecería ser que para él yo soy un alma desconocida. ¡Paciencia! Él sabe muy bien que mi único deseo es el de no hacer cosas que le molesten... ¿quién sabe, quizás el demonio quiere impedirme que haga este acto de obediencia?” (de sus diarios “Un camino bajo la mirada de María”). Intenta escribir varias veces, pero la mano lo logra hacer mover esa pluma. Lucía se desespera. Luego, el 3 de Enero de 1944 “... Entonces le pedí que me hiciera saber cuál era la voluntad de Dios. Y me dirigí a la capilla: eran las cuatro de la tarde... Me arrodillé frente al escalón del altar de la Comunión y le pedí a Jesús que me hiciera saber cuál era su voluntad. Como yo estaba acostumbrada a creer que la orden de los superiores son la innegable expresión de la voluntad de Dios no podía creer que esto no lo fuera. Y perpleja, medio absorta, bajo el peso de una nube oscura que parecía posar sobre mí, con el rostro entre las manos, esperaba sin saber cómo, una respuesta. Sentí entonces, que una mano, amiga, cariñosa y maternal me tocaba el hombro, levanto la mirada y veo a la querida Madre del Cielo ‘No temas, Dios quiso probar tu obediencia, fe y humildad, queda en paz [tranquilízate] y escribe lo que te mandan, sin embargo, no lo que te es dado a entender de su significado [en alusión a la visión que los pastorcitos tuvieron el 13 de julio de 1917]. Después de escrito ponlo en un sobre, ciérralo con lacre y escribe por fuera ‘que sólo puede ser abierto en 1960, por el Sr. Cardenal Patriarca de Lisboa o por el Sr. Obispo de Leiría’. Sentí el espíritu inundado por un misterio de luz que es Dios y en Él vi y oí: ‘La punta de la lanza como llama que se desprende, toca el eje de la tierra, que se estremece: montañas, ciudades, villas y aldeas con sus habitantes son sepultados. El mar, los ríos y las nubes salen de sus cauces, transbordan, inundan y arrastran consigo en un remolino, viviendas y gentes en un número que no se puede contar, es la purificación del mundo por el pecado en el cual está inmerso. ¡El odio, la ambición, provocan la guerra destructora!’

Apenas pasó la mayor fuerza de lo sobrenatural, fui a escribir [el Tercer Secreto] y lo hice sin dificultad, el día 3 de Enero de 1944, de rodillas apoyada sobre la cama que me sirvió de mesa. ¡Ave María!”.

“Hijo mío, tienes que regresar a Fátima”. La voz maternal de la Madre Celeste se dirige, durante una nueva visión, a Giorgio, quien después de contarnos la experiencia intenta contener las lágrimas por lo fuerte que seguía siendo la incontenible emoción que sentía. Inmediatamente, obediente a la Virgen, Giorgio se pone en contacto con Emmanuel Mouriño, su amigo fraternal, (el mismo que pocos días antes increiblemente le había llevado de regalo la estatua de la Virgen de Fátima), para pedirle que solicitara una audiencia para él a las monjas de clausura. ¡Emmanuel llama al Convento e increiblemente una de las monjas, Sor Sofía, le concede una audiencia para el día 2 de Septiembre a las 10.00 horas! Muy emocionado Giorgio nos transmite la gran noticia que nos deja sin palabras. El día de la cita fijada por Sor Sofía coincide con el día en el que se cumplen los 25 años de cuando la Virgen lo llamó a Fátima, cuando se le apareció e imprimió el Sagrado Signo de la crucifixión de Su Hijo en las manos, revelándole el Tercer Secreto de Fátima y entregándole los dictámenes de la misión que habría tenido que cumplir en el mundo. El asombro es muy grande. El joven estigmatizado, que ya se ha convertido en un hombre maduro, con el mismo entusiasmo, la misma emoción y devoción de siempre se prepara para partir llamando a algunos hermanos para que lo acompañen en representación de todos, como testigos de esta nueva llamada.  

El primero de Septiembre. En el aueropuerto de Vigo, España, Emmanuel Mouriño junto a su amado hijo Jacob y a nuestro querido hermano Luis Mendiano del arca de Desojo, esperan con gran amor la llegada de Giorgio y de todos nosotros que lo hemos acompañado. Giorgio Bongiovanni, acompañado por la que escribe, Sonia Tabita Bongiovanni, acompañada por Matías Guffanti (responsable del arca de Rosario en representación de las arcas de Sudamérica), Lorella Placidi acompañada por Pier Giorgio Caria y Mara Testasecca acompañada por Franco Aquili (Franchino). La hermosa familia de Emmanuel nos recibe a todos en su acogedora casa a los pies del Océano Atlántico. Nos reencontramos con gran alegría con su mujer, Charo, con su hija, Sara y con el marido de ella, Rubén y el pequeño y maravilloso hijo de ambos, Eloi.

Llega el alba del 2 de Septiembre. Todos nos preparamos bien temprano para partir hacia Coimbra, Portugal, que queda a aproximadamente dos horas y media de viaje. Portugal es una tierra muy pobre, poblada por gente humilde y simple, pero muy hospitalaria. Mientras recorremos el camino que nos conduce a la meta con el coche nos sorprende ver la imagen de la Virgen de Fátima impresa en las paredes de las casas que Giorgio nos muestra emocionado aún, recordando cuánto lo había impresionado este hecho durante su viaje a Fátima, cuando la Virgen lo llamó por primera vez: “Sentía Su presencia al ver Su imagen en esas casas, sentía que Ella nos indicaba el camino, nos guiaba” nos cuenta. A las diez de la mañana nos encontramos frente al monasterio. Giorgio ingresa acompañado por nuestra amada Sonia Tabita, por Emmanuel y por Pier Giorgio. Nosotros, ansiosos, esperamos afuera. A las 12:00 horas del 2 de Septiembre el estigmatizado de Fátima está en plena conversación con Sor Sofía, el mismo horario en el que 25 años antes ocurría en Fátima la aparición de la Virgen.

A las 13:00 horas finalmente los vemos aparecer por la puerta del convento. Nos dirigimos hacia una pequeña y humilde cafetería que se encuentra cerca y en la que inmediatamente Giorgio nos transmite su alegría por la gran importancia de esa reunión, deseada y guiada por la Virgen, y que posteriormente nos contaría detalladamente. Sor Sofía, entre otras cosas, había insistido para que Giorgio fuera a visitar el museo dedicado a la memoria de la Vidente de Fátima, Sor Lucía. Y él lo tomó claramente como una indicación de la Virgen. Por lo tanto nos dirigimos hacia el museo pero como ya se había hecho tarde estaba cerrado al público, razón por la cual nos dirigimos a Fátima, lugar al que Giorgio siente que es imperioso llegar y se propone visitar este museo al día siguiente. Después de una hora de viaje finalmente llegamos a Fátima, localidad de 10.000 habitantes (fracción del municipio de Ourém, de 45.000 habitantes) se hizo famosa en el mundo por las apariciones de la Virgen a los tres pastorcillos. Al llegar depositamos nuestras maletas en el hotel. Al asomarme a la ventana observo ese paisaje de campo rodeado por árboles de olivos y encinas e imagino a esos niños inocentes jugando en los alrededores para luego vivir, en esos campos humildes, los prodigios que marcaron para siempre sus vidas y que envolvieron a toda la humanidad con esa sublime presencia divina y maternal. Giorgio se toma apenas el tiempo para ir velozmente al baño y nos llama a todos. Tenemos que irnos. Su emoción comienza a contagiarnos a todos mientras nos dirigimos hacia la gran Basílica de Fátima. La plaza aparece ante nuestros ojos, inmensa. Seguimos a Giorgio bajando la gran escalinata, rodeada por la columnata que representa con cuadros de cerámica pintada el Via Crucis hasta la Basílica de la Beata Virgen del Rosario de Fátima que se levanta majestuosa a nuestra derecha, en cuyo interior se encuentran conservados los restos de los tres videntes: Francisco, Jacinta y Lucía. Una hermosa estatua del Corazón Inmaculado de María se encuentra ubicada en un nicho de la torre de la Basílica del Santuario que mira hacia la plaza. Frente a nosotros está la gran encina, el árbol en el que los tres pastorcillos esperaban la aparición de la Virgen. La mirada de Giorgio se vuelve cada vez más intensa, su andar aún marcado por esas Santas heridas lentamente llega hasta el punto en el que la Virgen lo llamó aquel 2 de Septiembre de 1989, diciéndole que allí, en ese lugar le daría una “signo que todos verían”. Él no pensó, ni siquiera por un instante, que el signo habría sido él mismo. Pensó en todo y especialmente en una impresionante manifestación de una astronave de nuestros Hermanos Cósmicos en los cielos de Fátima. Pero no fue así. “-Hijo mío ¿estás dispuesto a llevar una parte del sufrimiento de Mi Hijo?” Le pidió dulcemente. Él, de rodillas, frente a  la misma encina, con 12 rosas rojas como ofrenda a Ella, a la Beata Virgen María. -“Si” respondió. Su humilde y devota mirada está dirigida, como siempre, hacia los sagrados pies de la Virgen, les es imposible admirar ese rostro lleno de una pureza y una belleza indescriptibles. Ahora se encuentra nuevamente allí, en ese mismo lugar, después de 25 años, y nosotros tenemos, si bien indignamente, el honor de estar allí, a su lado. Su emoción se vuelve nuestra. Nos muestra el punto exacto en el que cayó de rodillas aquel día. Nos explica: “El 2 de Septiembre de 1989 me encontraba aquí y tuve la visión de la Virgen. Ella me había prometido un signo pero no sabía de qué se trataba. En determinado momento La vi moverse y yo caminaba con la cabeza en alto y La seguía hasta que Ella dio una vuelta de 180 grados (alrededor de la encina) y aquí me dio los estigmas, en este preciso lugar”. Después de habernos contado lo que ocurrió aquel día Giorgio entra en un silencio estático. Su mirada comienza a perderse en ese lugar místico impregnado de esa maternal presencia divina. Primero, junto a la encina, mira hacia arriba, se mueve lentamente, apoyándose después en la reja que rodea al gran árbol. Luego dirige nuevamente su mirada al Cielo. Lo observamos mientras se encuentra suspendido entre el Cielo y la Tierra y vive su íntimo diálogo con quien no podemos ver. Pero sentimos que algo puede llegar a ocurrir de un momento a otro. Esta sensación es muy fuerte. Pasa algo de tiempo, no sabría definir cuánto, se dirige lentamente hacia la pequeña capilla en la que se encuentra exhibida la estatua original de la Virgen de Fátima. El lugar exacto en el que se realizó la primera construcción luego de las apariciones, precisamente en el punto de la Cova da Iria, donde la Santa Virgen se manifestó a Francisco, Lucía y Jacinta, a pocos metros de la gran encina en la que ellos esperaban verla. Mientras el sacerdote celebra la misa Giorgio se acerca y toma asiento en los últimos bancos junto a los fieles. Quedamos atónitos escuchando las lecturas y el Evangelio comentados luego en la homilía por el sacerdote. 

Dios es grande y misericordioso, hace que nuestro trabajo en el mundo no nos obstaculice en el camino hacia Tu Hijo, pero que la sabiduría que viene del cielo nos guíe hacia la comunión con Cristo, nuestro Salvador. Él es Dios...

Isaías 40, 1-5.9-11

Del libro del profeta Isaías

“Consolad, consolad a mi pueblo, -dice vuestro Dios-. Hablad al corazón de Jerusalén y gritadle 

que se ha cumplido su servidumbre, y ha sido expiada su culpa, que ha recibido de la mano del Señor el doble por todos sus pecados”. Una voz grita: “En el desierto preparad el camino del Señor, en la estepa haced una calzada recta para nuestro Dios. Todo valle será rellenado, y todo monte y colina allanados lo torcido será recto, y lo escarpado, llano. Entonces se revelará la gloria del Señor, y toda carne a una la verá, pues ha hablado la boca del Señor”. Súbete a un monte bien alto, tú, la que traes buenas noticias a Sión; alza con fuerza tu voz, la que traes buenas noticias a Jerusalén, grita sin temor. Di a las ciudades de Judá: “Aquí está vuestro Dios”. Mirad, el Señor Dios viene con poder, y su brazo le somete todo. Mirad que trae su recompensa, y su premio va por delante. Apacienta su rebaño como un pastor, lo congrega con su brazo, lleva los corderillos en su regazo, y conduce con cuidado a las que están criando.

C: Palabra de Dios.

A: Alabado sea Dios.

2 Pedro 3, 8-14

De la segunda carta de San Pedro, el Apóstol

"Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas ¡¡Cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

C: Palabra de Dios.

A: Alabado sea Dios.

Marcos 1,1-8: 

Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Está escrito en el profeta Isaías: “Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: ‘Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos’.” 

Juan bautizaba en el desierto; predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán. Juan iba vestido de piel de camello, con una correo de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y proclamaba: “Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo”.

C: Palabra del Señor.

A: Te alabamos Señor, oh Cristo.

“Oremos al Padre”, dice el sacerdote durante la homilía, “porque con el ejemplo de Juan el Bautista sabemos preparar la Venida del Señor Jesús a nuestra vida”.

Escuchamos con atención y gran estupor, por los signos que el Señor nos reserva, tan abundantes como lo es Su misericordia y Su Amor, esas palabras que sentimos que están dirigidas a nosotros, no solo como indicios de gran Amor y Misericordia, sino sobre todo, en este tiempo, como una fuerte advertencia para una conciencia que, a veces, tarda en llegar. Para luego cerrarnos en nuestra más íntima meditación interior durante el Ofertorio y la Comunión para prepararnos a recibir siguiendo el ejemplo de Giorgio.

Al final de la santa misa visitamos la gran Basílica de la cual se está construyendo una nueva y gran ala para ser inaugurada cuando se cumpla el tan esperado centenario de Fátima, durante el cual está previsto el peregrinaje de millones de personas procedentes de todo el mundo. Un acontecimiento muy importante que el Vaticano está programando meticulosamente, con gran atención. Mientras caminamos hablamos sobre la vida de los pastorcillos, sobre las revelaciones de Sofía, sobre las especulaciones y los graves silencios de la Iglesia Católica, preguntándonos hacia qué tipo de sucesos nos podrá conducir el cumplimiento de los cien años de las apariciones de Fátima. Se ha hecho muy tarde. El Sol nos ha regalado su último luminoso rayo del día, para dar un nuevo amanecer al otro lado del globo terráqueo. Decidimos dirigirnos hacia un humilde restaurante para cenar. Ya es de noche. Salimos del lugar pensando en volver al hotel pero de repente Giorgio dice que quiere regresar a la gran plaza de Fátima. Estupefactos pero felices de seguirlo llegamos nuevamente a la escalinata. Bajo un hermoso cielo estrellado un centenar de velas encendidas se mueven ondulantes entre el canto de los fieles que acompañan a la estatua de la Virgen de Fátima, apoyada en una delicada nube de rosas blancas, en una procesión nocturna completamente inesperada. Giorgio baja los escalones encantado por esa figura que se mueve ligeramente en la noche, la blanca Señora que parece ser etérea bajo ese cielo lleno de estrellas y da la sensación de llamarlo. Esa fuerte energía nos envuelve a todos, haciendo vibrar a nuestros espíritus al unísono. Él, lentamente camina hacia Su encuentro. Su mirada está fija en Ella, luego se detiene, sin dejar de mirarla ni un instante. Ella llega, seguida y rodeada por los fieles y cuando pasa a Su lado lo mira. Una eternidad encerrada en ese momento que jamás olvidaré. Un instante que encierra un diálogo profundo entre la Madre del Cosmos y el hijo de la Humanidad. La estatua de la Virgen es devuelta a su nicho en la capilla de la Cova da Iria y los fieles regresan a sus casas. Nos quedamos prácticamente solos en esa plaza infinita de la que Giorgio parece no querer irse y, a decir verdad, nosotros tampoco. Siempre en silencio se dirige hacia la escalinata para luego sentarse después de subir algunos escalones. Nosotros hacemos lo mismo. Las estrellas actúan de faros mientras ya ha pasado la media noche. En una profunda sensación de paz nos quedamos en contemplación, acompañados por el canto de las cigarras. Él está allí, esperándola nostalgicamente, a Ella que lo llama, que lo busca. “-Madre mía ¿qué más quieres de mi?” Le pregunta. Es muy tarde. Con el corazón lleno de divina gracia regresamos al hotel, sintiendo profundamente esa gracia y esa expectativa que no nos dejan. Nos saludamos prometiéndonos que ante cualquier cosa que pudiera ocurrir durante la noche llamaríamos inmediatamente a todos.

La luz que entra por las ventanas nos comunica que un nuevo día acaba de comenzar. El cielo está cubierto de nubes pero la emoción de ese lugar sagrado no nos abandona ni por un instante. Después de haber desayunado bajamos al hall del hotel “Cristo Rei” en el que nos encontramos alojados mientras Giorgio se queda solo en su habitación. Una hora más tarde, o quizás más, mientras leemos el pasaje de un texto que habla del pastorcillo Francisco Marto, de su introvertida naturaleza pero así mismo increiblemente generosa y profundamente devota al Señor Jesús y dispuesto al sacrificio para aliviar Su sufrimiento, de repente un rayo de sol desgarra el cielo entrando en la sala en la que nos encontramos. Pasa un minuto y suena el teléfono. Es Giorgio. “He sangrado, ven aquí” me dice. Acaban de pasar las 12:00 horas. Rápidamente me dirijo a su habitación. En ese lecho de Fátima acaba de ocurrir el prodigio. Su cuerpo dolorido muestra las llagas sangrantes en los pies, en el costado y en las manos. Su mirada, con ese Amor único e indescriptible, me lleva hasta antiguos recuerdos de un tiempo bíblico que ha marcado a fuego a toda nuestra humanidad, provocando en mi corazón emoción incontenible. Sus ojos, espejos profundos de nuestra alma y al mismo tiempo una puerta abierta hacia mundos lejanos. En el centro de su frente hay una cruz sangrante en forma de espada. Me arrodillo sin aliento, acaricio su rostro marcado por el sufrimiento. Sin palabras, solo las lágrimas tienen la fuerza de brotar copiosamente y recorrer mi cara. En ese lecho hay un Cristo en la cruz que llama nuevamente al hombre para que despierte. Se ha cumplido el nuevo milagro. Ahora todos estamos alrededor de ese cuerpo lacerado y sangrante. Lorella y Mara, las antiguas Mujeres a los pies de la Santa Cruz. Emmanuel, Luis, Pier, Franco y Matías, los apóstoles testigos de ese Calvario que hoy en día se sigue cumpliendo. Y todos vosotros, a quienes sentimos aquí espiritualmente, amados y preciosos hermanos y hermanas de todas las arcas del mundo. Todos, atónitos una vez más, frente a un prodigio que se repite aún después de dos mil años y que encierra un nuevo mensaje. Que es de Amor, es de Redención, pero también lo es de Severa Justicia. Nos mira uno por uno. Sonia Tabita, sentada a su lado en ese lecho de pasión, lo consuela teniendo delicadamente la mano aún ensangrentada de su padre. “¿Por qué... por qué ahora... por qué a mi?”... susurra Giorgio lentamente con un hilo de voz “La cruz... no es realmente una cruz, es una espada... otro tiempo ha terminado...” dice además. En la habitación una divina y suave paz y un delicado perfume de rosas embriaga nuestros sentidos, acongojados por tanto sufrimiento, alegres por tanta gracia inmerecida y temerosos de una Justicia da la que sin lugar a dudas no quedaremos exentos. Cada tanto sus miembros se contraen por los espasmos de dolor mientras suave y lentamente, muy lentamente, nos habla: “Ayer le preguntaba (a la Virgen): ‘¿Por qué insistes? ¿Por qué insistes?’ Sabía que esto ocurriría. Ella me ha hablado con las señales, con su perfume, dándome Su bendición. Ella quería que yo hablara con esa niña, allí en Coimbra (Sor Sofía). Ella quería que lo hiciera. Si estoy aquí es porque es lo que Ella quiere. Le pregunté a mi Señor: ‘-¿Qué quieres de mí?’ Intenté desistir, pero luego me puse a disposición. Él no me respondía. Luego me habló. El Maestro Jesús me respondió: ‘-Yo vivo allí. Yo estoy allí y algunas veces  me manifiesto’. No se qué es lo que significa. Es decir, lo se pero no lo se. Aquí está el tercer ojo” nos dice apoyando ligeramente su mano en la frente en donde está impresa la cruz de sangre. “Me da un poco de miedo” revela casi susurrando. “¿A vosotros no?”.

Franco le recuerda a Giorgio que hace tiempo, durante una lección espiritual, había dicho que si llegaba a sangrar de la cruz nuestros errores ya no podrían ser perdonados.

Giorgio le responde: “-¿Tu tienes fe en mi?”.“-No tengo fe en mi, pero si en ti” le responde Franco.

Luego Giorgio nos comunica que durante la sangración y la visión del Maestro Jesús Cristo recibió un importante mensaje, que nos transmitirá más tarde. Inmediatamente enviamos algunas fotografías del nuevo prodigio con algunas líneas sintéticas sobre lo ocurrido para que todos los hermanos pudieran ser partícipes junto a nosotros: “-¿Por qué insistes? ¿Por qué insistes?” decía Giorgio ayer al Señor y a la Virgen junto a la encina de Fátima mientras la Virgen lo llamaba, a lo largo de todo el día y durante la procesión en la que nos encontramos a la noche del 2 de Septiembre en una atmósfera irreal, a la luz de las velas encendidas, donde se respiraba la vibración divina de la Virgen María. Esta mañana Giorgio se aisló y durante la sangración se manifestó la cruz en la frente. El Maestro respondió a su pregunta, diciéndole: “-Insisto porque estoy en tu tercer ojo y a veces me manifiesto a todos”. Hace algunos años la Virgen le había anunciado que el signo sangrante en su frente se manifestaría, para luego volverse invisible nuevamente, para anunciar grandes acontecimientos de sufrimiento para la humanidad.

Algunas horas más tarde Giorgio, lentamente, recupera sus fuerzas para poder levantarse, vestirse y poco después volver a subir al coche que nos conduciría nuevamente hasta Coimbra. Tenemos que llegar a tiempo antes de que cierre el museo. Igualmente hacemos una pausa en el pueblito de Aljustrel, donde visitamos las casas de Lucía, Francisco y Jacinta, recorriendo, a través de los lugares que en parte han quedado intactos, la vida de los tres pequeños videntes que vivieron en una profunda pobreza, humildad y con un inmenso sacrificio por la salvación de los hombres y la Gloria del Señor.

Posteriormente llegamos al “Memorial Irmã Lúcia” poco antes de que cierre sus puertas. Igualmente tenemos tiempo de visitarlo completamente. El museo ha sido edificado en una estructura adyacente al monasterio, en un local expuesto en dos pisos, no muy grandes, en los que ha sido reconstruida fielmente la celda en la que Sor Lucía transcurrió sus últimos 55 años de vida. Un panel con texto e imágenes se extiende por decenas de metros en todo el “Memorial Irmã Lúcia” con la exposición de la reproducción de sus manuscritos y de las fotos inéditas extraídas de sus álbumes fotográficos que sintetizan el transcurso de su vida, desde su nacimiento en la pequeña ciudad de Aljustrel, en Fátima, hasta su muerte en el año 2005 en Coimbra. Al mirar las imágenes exhibidas Giorgio comprende inmediatamente porqué la Virgen, a través de la premura de Sor Sofía, quería que él se dirigiera hasta ese lugar. De hecho en las fotos se ve claramente la profunda relación que existía entre Lucía y Sor Sofía. Y Giorgio lee el mensaje intrínseco que luego nos explicaría.

Colmados de dones celestes viajamos de regreso hasta Patos, la ciudad en la que viven Emmanuel y Charo, con el nuevo signo de Dios, visible en la frente del elegido. Pasamos dos días juntos, tenemos la oportunidad de volver a ver a nuestro hermano Ángel y la alegría de conocer a la joven y dulce Judith. Giorgio continua ininterrumpidamente con su trabajo operativo, como siempre, en cualquier parte del mundo en que se encuentre, entre la redacción de la revista Antimafia, los artículos, los mensajes que llegan del Cielo, la entrevista con Jaime Maussan que dará testimonio del signo a todo el Estado mexicano, no faltan los momentos compartidos después de comer para escuchar sus lecciones espirituales que siempre tienen un sabor nuevo, fresco y de nueva vida. Aprovechamos de algunas horas que tenemos a disposición para caminar por la arena del Océano y, para quienes se animan, de darse un baño restaurador en el mismo. Una noche, luego de haber cenado todos juntos tuvimos incluso la alegría de poder admirar a nuestros Hermanos Cósmicos que desde lo alto de nuestros Cielos nos saludan con sus astronaves espaciales emitiendo algunos haces de luz intermitentes.

Y así llega la hora de regresar y siempre es triste dejar a los hermanos que amamos. Pero la misión te lleva allí adonde quiere ella y no adonde tu desees y realmente querríamos estar siempre, contemporaneamente, en todas las arcas del mundo. Pero un imprevisto cambia nuestros programas. Una huelga en los aeropuertos italianos cancela nuestro vuelo y por algunos días no habrá opciones válidas para poder regresar, a excepción hecha de vuelos de primera clase, a valores elevadísimos, o como alternativa está la del coche que sería imposible como propuesta ya que se trata de nada más y nada menos que 2300 kilómetros para recorrer en por lo menos 25 horas de viaje. Pero como ya se sabe para Giorgio el sacrificio no es un problema. O mejor dicho, para su físico es un grave problema, pero su espíritu gobierna su voluntad y va en contra de si mismo. El amor por sus hermanos es más fuerte que cualquier sacrificio, el signo de Su Señor que aún está visible en su frente no puede esperar, le pertenece a todos. El hermoso Jacob de 23 años, el hijo más pequeño de Emmanuel y Charo, ya nos habían acompañado al aeropuerto después de haber saludado y abrazado a todos.

Hemos quedado solo cuatro de todos los que viajamos inicialmente, ya que Lorella (en tiempos antiguos muy unida junto a Giorgio a los lugares sagrados visitados), Mara, junto a Pier Giorgio y a Franco, ya habían regresado a Italia al día siguiente de volver de Fátima. Entonces ¿qué se hace? Jacob le propone a Giorgio que nos acompañaría hasta casa. Despreocupado por el gran sacrificio que le espera por las horas de conducir, y sin problemas convence a Giorgio que lo mira con una grande y agradable sorpresa y admiración por ser capaz de afrontar esta hazaña. Y por lo tanto partimos. ¡Giorgio, Sonia Tabita, Matías, la que escribe y Jacob que conduce el coche de Emmanuel! Recorremos 2300 kilómetros con alegría, pero también con mucho cansancio y gran sufrimiento para Giorgio, por alrededor de 27 horas de viaje. Desde la costa occidental de Galicia nos dirigimos hacia la septentrional dejando a nuestras espaldas la costa de la Coruña, pasando por las costas españolas de Santander y Bilbao, para luego atravesar los túneles de los Pirineos y así entrar en Francia. La mano de la Madre Santa nos acaricia dulcemente una vez más al pasar junto al desvío que lleva hacia Lourdes, lugar que Giorgio promete visitar en algún próximo peregrinaje. Seguimos hasta Toulouse para luego bajar hasta la encantadora Costa Azul, pasando por Montpellier, Marsella, Cannes, Niza, y así entrar finalmente en Italia. Desde San Remo continuamos hacia el Litoral de Liguria y nos encaminamos hacia la región Le Marche, hasta Montegranaro en donde desde la tarde nos esperan los hermanos en la sala del Hotel “Horizon” donde estaba prevista la conferencia con Giorgio, que en su lugar fue realizada por Pier Giorgio Caria y Flavio Ciucani. Durante el viaje Giorgio realizó una larga participación a través de skype. Es 7 de Septiembre. Cansados pero colmados de gracia divina abrazamos a los hermanos que reciben con gran Amor y profunda devoción la llegada de Giorgio que deja ver esa Cruz Sagrada aún evidente en su frente, como un ojo escrutador. Dejo las palabras pronunciadas por Giorgio, para relatar y explicar lo ocurrido en este extraordinario viaje a Fátima, precisamente durante la conversación realizada a través de skype del 7 de Septiembre y luego en la lección espiritual del 12 de Septiembre:

En el Mensaje de Fátima al que estoy unido profundamente desde 1989 sestá contenido el Tercer Mensaje Secreto que aún no ha sido revelado en su totalidad por la Iglesia Católica pero que en este libro de 400 páginas de la vida de Sor Lucía se revela el corazón del mismo. De hecho el libro reproduce una parte inédita del Secreto en el que la Virgen profetiza a los tres pastorcillos los mismos acontecimientos que Ella me pidió que anunciara durante la aparición que tuve en Fátima, el 2 de Septiembre de 1989, cuando imprimió el signo de los estigmas en mis manos. Y que la Virgen me confirmó en esta última aparición que tuve de Ella, el 3 de Septiembre a las 12:00 horas, en Fátima, durante la cual apareció la cruz en mi frente. El 2 de Septiembre de 2017 terminará otro ciclo de mi misión que ha durado tres años y medio. Y Fátima se prepara para celebrar, el 13 de Septiembre de 2017, el centenario de la aparición a los tres pastorcillos. Recordemos que la Virgen, en 1917, les dijo a los pequeños videntes que Satanás reinaría en la Tierra por otros cien años, después de los cuales ocurrirían acontecimientos que manifestarían el castigo de Dios antes de la instauración del Nuevo Reino. Los cien años se cumplen en el 2017. Invito a todos los hermanos a rezar mucho, a no dejarse tentar y a trabajar constantemente en la viña del Señor, apoyando a los justos. La Virgen me ha llamado, después de 25 años de la primera estigmatización, para que fuera nuevamente a Fátima. En el mensaje “La Señal de Fátima y el Apocalípsis de Juan 25 años después” http://www.delcieloalatierra.com.ar/mensajes/2014/5453-la-senal-de-fatima-y-el-apocalipsis-de-juan-25-anos-despues,relato toda la experiencia que podéis leer en forma detallada, junto a la importante entrevista que realicé personalmente a Sor Sofía, una de las asistentes de Sor Lucía Dos Santos. En el mismo publico una foto inédita en la que Sor Lucía apoya su mano en el hombro de Sor Sofía, es una de las varias fotos exhibidas en el monasterio en las que se comprende claramente la relación y el cariño profundo que compartían ambas monjas, esa imagen da a entender que la vidente le dejaba su herencia espiritual a Sor Sofía. La Virgen me envió a Fátima para darme el Signo en la frente que todos vosotros habéis visto para dar el mensaje del cual os hablaba. Un mensaje que también pasa a través de esta monja diminuta, humilde, simple, dulce y pura. A las preguntas que le formulé jamás respondió que efectivamente llegará el fin del mundo, ni habló de catástrofes, o del Retorno de Cristo. Simplemente respondía: “Nosotros no podemos decir nada, el Papa (la Iglesia) tiene que interpretar todo. No podemos pronunciarnos, solo tenemos que orar, tener esperanza en que la misericordia de Dios ponga fin a todo el mal del mundo”. Detrás de estas aparentes contradicciones, que forman parte de la ortodoxia de las monjas de clausura que sirven al Papa y a la Iglesia Católica, encontré una extraordinaria coherencia. Son frases pronunciadas por una de las responsables del monasterio en el que vivió Sor Lucía Dos Santos durante cincuenta años, que obviamente no comparto, pero que son coherentes con la línea de la devoción y consagración que estas hermanas carmelitas han dado a la Iglesia. Es precisamente esto lo que hace aún más grande el mensaje que Sor Sofía me ha dado. Ante la insistencia de mis preguntas ella afirmaba que, si bien todo tenía que ser interpretado por la Iglesia y por el Papa (Sor Lucía también confió todo a él), en el Secreto de Fátima Lucía había escrito “algo más” confirmándome que “es todo cierto lo que fue divulgado en el libro”, que Lucía en 1944 tuvo “una nueva visión apocalíptica”. En la visión publicada oficialmente por la Iglesia Católica, Lucía Dos Santos describe el Tercer Secreto de Fátima, a la misma se le agrega ahora una parte a la que tenéis que prestar mucha atención, porque es la parte esencial del Secreto, el motivo principal por el cual el 2 de Septiembre de este año la Virgen me hizo emprender este viaje. 

LAS IMPORTANTES REVELACIONES

En la primera versión en la que la Virgen revela el Mensaje de Fátima dividido en tres partes ocurrida el 13 de Julio de 1917, Lucía y los dos pastorcillos ven a un Ángel con una espada en llamas que grita: “¡Penitencia, penitencia, penitencia!” Una espada cuyas llamas por orden de Dios están por ser arrojadas a la Tierra. Pero estas son detenidas por la mano de la Virgen que intercede para evitar la destrucción del mundo.

En la nueva visión del mismo acontecimiento que la Virgen le muestra a Lucía en Enero de 1944, cuando le confirma a la vidente la autorización para poner por escrito la primera visión del Tercer Secreto de Fátima, la pastorcilla ve que esta vez la llama de Dios se proyecta sobre la Tierra tocando el eje magnético y provocando la destrucción de naciones enteras. A la Virgen, siempre al lado del Ángel, ya no le era permitida la posibilidad de interceder en favor del hombre.

Muy lejos de la hipocresía católica, Sor Sofía reconoce la gran diferencia entre ambas versiones pero con su pureza le confía al Papa su interpretación. Por lo tanto después de la muerte de Sor Lucía sus hermanas liberaron sus memorias de los cajones. Las serpientes que hay en el Vaticano habrían podido ocultar, o hasta incluso, destruir las cartas, y en cambio nadie pudo impedir que finalmente la Verdad salga a la luz. A través de sus memorias Lucía nos cuenta en la primera visión mostrada por la Virgen ocurrida en 1917 que la humanidad aún está a tiempo para convertirse y las llamas de Dios que castigan al mundo son detenidas por la mano de la Virgen; en cambio en la segunda visión, queda claro que si no se llegaran a escuchar Sus advertencias la llama de Dios se proyectará sobre la Tierra. Ésta es una gran verdad: la llama del Padre que se proyecta sobre la Tierra y toca el eje magnético será el gran castigo que Dios dará a los hombres. El hecho de que yo haya podido entrevistar a una monja de clausura es otro milagro; solo por ello Sor Sofía podría llegar incluso a ser asesinada, o echada del convento. Pero eso no ocurrirá porque es la Virgen la que lo ha permitido. Además de esto Sofía confirma la presencia de miles de páginas del diario secreto de Lucía que ella ha custodiado pero que aún no han sido hechas públicas a causa del proceso de beatificación que se está llevando a cabo, al término del que, asegura, se darán a conocer a todo el mundo. Creo que esta mujercita tiene una gran misión, parece casi una niña, pero tiene una gran potencia. Me encariñé mucho con ella, a pesar de que no comparto en aboluto esta restricción, el hecho de ser moderados o de menospreciar los acontecimientos, pero reconozco que forma parte de un acto de devoción, detrás del cual puedo entrever una gran sinceridad y honestidad. ¡El Mensaje de Fátima es ese! Es el motivo principal por el cual fui llamado el 2 de Septiembre de este año para dirigirme a Fátima durante una visión de la Virgen que me decía que la Verdad sobre el Secreto de Fátima salía a la luz, avalando lo que Ella misma me había pedido que divulgara al mundo cuando me dio el signo de los estigmas, hace 25 años. Este Mensaje no ha sido publicado en su totalidad porque en el Vaticano se ocultan algunos discípulos del anticristo que quiere negar el Retorno de Cristo y la inminente Justicia del Padre. Recibí un llamado de la Virgen que me hizo encontrarme con este libro publicado por los hermanos de la orden carmelitas descalzas. Un libro divulgado en portugués, italiano, castellano e inglés, pero paradójicamente en el monasterio de Fátima, adonde cada año llega un millón de devotos, no está. ¿Cómo puede ser? ¿Acaso tienen miedo? Considerando todas las editoriales con las que cuenta el Vaticano un libro histórico, tan importante para la humanidad, ha sido publicado y divulgado por los hermanos de la orden de las carmelitas descalzas. El Papa tendría que hacer una conferencia de prensa y anunciar la publicación de los diarios secretos por la importancia que estos encierran. La Madre Celeste me ha dicho: “Antes de la Venida de Mi Hijo Jesús Cristo a la Tierra, y antes de la manifestación al mundo de los Ángeles Yo manifestaré una gran Signo que todo el mundo verá”. Es decir un Signo que anuncia el Gran Signo, que es la cruz en el cielo profetizada por Jesús en el Evangelio, que anunciará Su manifestación en el mundo. Ahora os leo el estupendo mensaje que recibí en Fátima en este último viaje donde la Virgen anuncia dicha profecía.

DEL CIELO A LA TIERRA

ESENCIAS DIVINAS PARA LOS SERVIDORES DE CRISTO

EL TIEMPO DEL HIJO DEL HOMBRE, EL MESÍAS JESÚS CRISTO, Y EL TIEMPO DE SU PADRE ADONAY, PADRE DE TODOS NOSOTROS, HA LLEGADO.
LOS PRODIGIOS DE FÁTIMA Y LAS PROFECÍAS DE LA SANTA VIRGEN LO CONFIRMAN.
PREPARAOS Y CUIDAOS. QUÉ LA UNIÓN, LA FE Y EL SERVICIO SEAN EL PAN COTIDIANO DE VUESTRA VIDA. VOSOTROS, POR VOLUNTAD DEL ALTÍSIMO, ESTAIS CONTENIDOS EN EL CUERPO MÍSTICO DE CRISTO, DONDE LOS JUSTOS Y LOS ELEGIDOS VIVEN EN PAZ Y ARMONÍA.
CUIDAOS. RENUNCIAD A SATANÁS Y A TODO AQUELLO QUE QUIERE DEPRIMIROS, ATORMENTAROS POR LA INSATISFACCIÓN Y POR LOS SENTIMIENTOS MATERIALES.
NOSOTROS, CON TODO EL AMOR DE DIOS, MANIFESTAMOS ENTRE VOSOTROS LOS SIGNOS DE NUESTRA PRESENCIA A TRAVÉS DEL ESCOGIDO DE CRISTO QUE LLEVA LOS SIGNOS DE SU PASIÓN EN LA CRUZ.
ÉL Y TODOS VOSOTROS ESTÁIS DESIGNADOS PARA ANUNCIAR EL RETORNO GLORIOSO DE JESÚS Y LA SANTÍSIMA MADRE OS PROTEGE CON EL MANTO SAGRADO.
CUIDAOS Y PREPARAOS, EL MILAGRO CONTENIDO EN EL SECRETO DE FÁTIMA Y SUS PROFECÍAS NO SE HAN CUMPLIDO DEL TODO TODAVÍA. EL PASTORCILLO RENACIDO EN ESTE TIEMPO, VIDENTE DE LA CELESTE MADRE MYRIAM, SERÁ EL INSTRUMENTO DEL ÚLTIMO PRODIGIO DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA QUE MANIFESTAREMOS AL MUNDO POCO TIEMPO ANTES DE QUE CRISTO DESGARRE LOS CIELOS.
¡SI! EL GRAN SIGNO QUE HARÁ TEMBLAR LAS VENAS EN LOS PULSOS DE LOS ENEMIGOS DE CRISTO Y QUE HARÁ EXULTAR DE ALEGRÍA A LOS ELEGIDOS Y A LOS LLAMADOS QUE GLORIFICARÁN A DIOS.
¡CUIDAOS!
¡PAZ!
SOY EL ARCÁNGEL SOLAR DE LA ANUNCIACIÓN.
Fátima (Portugal)
3 de Septiembre de 2014.
12:00 horas

Por lo tanto el pastorcillo de Fátima será instrumento del último Signo que la profecía de Fátima todavía tiene que manifestar. Entonces no se trata de la cruz en el Cielo de la que habla el Evangelio, no se trata de los estigmas, porque ya han sido vistos por el mundo entero. Es un maravilloso y extraordinario diseño que nos involucra a todos nosotros, en primera persona. Si permanecéis conmigo seréis testigos y protagonistas de este Signo y acudiréis a pasos agigantados hasta este lugar; no le ocurrirá a aquellos que se vayan a hacer su vida. Será un Signo documentado por todos y todos comprenderán que no es de este mundo, que viene del Mensaje de Fátima, porque yo soy un hijo de Fátima y Su Mensaje está relacionado con la misión del Juan. Una de las primeras cosas que Eugenio Siragusa, mi padre espiritual, hizo en su misión fue precisamente la de divulgar el Secreto de Fátima, aquel que él tenía a disposición en ese tiempo y, si bien era una versión diplomática, incompleta, decía la verdad. No habrá otras revelaciones de Fátima. Todo ha sido dicho pero el Arcángel revela que falta el último signo. La Virgen se ha mostrado dando Signos continuamente, alrededor del mundo, los cuales se han manifestado con el milagro del Sol, con los Signos de Cristo y de muchas, pero muchas otras formas, ahora el tiempo de la misericordia ha terminado, los próximos Signos serán de amonestación y castigo. Se salvarán solo aquellos a los que Jesús llama elegidos, es decir, quienes han hecho la voluntad de Dios.

El anticristo será derrotado y se llevará consigo a las almas perdidas, lamentablemente serán muchas, las que tiene en sus manos. Una entidad ha personificado a un hombre muy poderoso. Yo lo conozco. Tiene la economía mundial en sus manos, a los Gobiernos, es el ideólogo de los conflictos sociales, de la violencia, del hambre, de la droga, de las enfermedades. Es el príncipe de este mundo.

Entonces ¿él sabía de estos acontecimientos que ocurrirían en Fátima?

Claro que lo sabía, de hecho intentó ofrecerme poder y dinero para evitar que yo diera mi disponibilidad al pedido de la Santa Virgen.

Este Papa tendría la posibilidad de revelar la parte que aún se mantiene en Secreto del Mensaje de Fátima y de anunciar la próxima Venida de Cristo a la Tierra. Éste es el único Papa, desde aquí hasta el final de los tiempos, que todavía podría hacerlo por sus cualidades de persona simple y humilde, por su profunda preparación teológica, por el noble sentimiento que ha demostrado hacia los pobres y hacia los más necesitados, por la irritación que ha demostrado en contra de todas las guerras. Por lo tanto esperamos ansiosos. Estoy convencido de que el Papa emérito, Joseph Ratzinger, con las personas poderosas que conoce del Vaticano y el silencio-consenso del Papa Francisco, ha permitido que la Verdad del Secreto de Fátima saliera a la luz. Hemos visto una señal de arrepentimiento con su renuncia, es por ello que ahora es odiado y tiene muchos enemigos. En Junio del año 2000 él fue el redactor del Tercer Secreto de Fátima. El mismo Ratzinger explicó en vivo y en directo, en la Sala de Prensa del Vaticano, el Mensaje de Fátima, manipulado, incompleto. Creo que él conoce todas las cartas de Lucía. Estoy convencido de que es el autor de esta extraordinaria revelación porque nos ha dado algunas señales incluso antes de renunciar, como por ejemplo la entrevista concedida a bordo del avión que lo llevaba a Lisboa, durante su peregrinaje a Fátima, en la que declaró que el Secreto de Fátima anuncia el pecado del mundo, pero sobre todo el pecado en el seno de la Iglesia: “... Respecto a las novedades que hoy podemos descubrir en este mensaje, se da también el hecho de que no sólo de fuera llegan ataques al Papa y a la Iglesia, sino que los sufrimientos de la Iglesia vienen precisamente del interior de la Iglesia, del pecado que existe en la Iglesia. Esto también se ha sabido siempre, pero hoy lo vemos de manera realmente aterradora: que la mayor persecución contra la Iglesia no viene de sus enemigos de fuera, sino que nace del pecado de la Iglesia, y que la Iglesia tiene, por lo tanto, una necesidad profunda de aprender de nuevo la penitencia, de aceptar la purificación, de aprender por un lado el perdón, pero también la necesidad de la justicia. El perdón no sustituye la justicia”. Son palabras de fuego. Muy pronto publicaré un libro con la Señal de Fátima y el Apocalípsis de Juan, 25 años después. En el mismo estarán los mensajes que el Cielo le ha transmitido a Eugenio y luego a mí sobre el desplazamiento del eje polar, incluidas las fotografías que he publicado en mi página de internet http://www.delcieloalatierra.com.ar/mensajes/2014/5453-la-senal-de-fatima-y-el-apocalipsis-de-juan-25-anos-despuesCon Matteo, el diseñador gráfico de la empresa Sydonia, hemos rediseñado, con nuevos detalles que el Cielo me ha revelado, lo que ocurrirá en el momento en que el eje polar de la Tierra se desplace 45º a causa de acontecimientos catastróficos planetarios e incluso, esperemos que no, ºeventuales nuevos experimentos nucleares. Y además mensajes sobre la Segunda Venida de Cristo, sobre el contacto con los Seres Cósmicos, sobre la Tercera Guerra Mundial y sobre la crisis de la apostasía de la Iglesia. Estos argumentos se encuentran reunidos en el Tercer Mensaje de Fátima, son todos temas que las serpientes del Vaticano han ocultado a propósito, pero que Lucía confirma en sus diarios. 

El eje magnético polar se desplazará 45º. El Polo Norte actual pasará a ser el Centro del Océano Atlántico y el Océano Atlántico pasará a ser el Polo Norte; el Polo Sur estará en Australia, que quedará completamente aplastada. El Ecuador se estabilizará en el Sur de Argentina, donde la gente morirá de calor. Europa se convertirá en el Círculo Polar Ártico, hasta España y parte de Italia. Aquí se alcanzarán temperaturas equivalentes a -40º o -45º C, durante 7 u 8 meses y apenas por 2 o 3 meses hará 15º o 20º. Mucha gente morirá. El clima de Sicilia será el que actualmente hay en Alemania, mientras que en Rusia se cultivarán mandarinas y naranjas. En Siberia se derretirán los glaciares, toda la costa occidental de los Estados Unidos estará sepultada por el hielo, al igual que toda la costa occidental de Europa, hasta Florencia, que se parecerá a Reykjavík, la capital de Islandia. El Sol amanecerá en el Este. En cambio cambiará la posición del movimiento de la Tierra que gira alrededor del Sol. El movimiento de la tierra no cambiará pero si lo hará la temperatura. Allí donde ahora hay una temperatura cálida hará frío polar, allí donde hace frío glaciar, hará un calor tórrido. Esta inversión polar involucrará a Europa (Inglaterra, Francia, Norte de Italia, España y Norte África, toda la costa de los Estados Unidos y el continente australiano, mientras que el desierto del Sáhara será invadido por el hielo. La geografía del mundo cambiará. Los continentes ya no serán los mismos que ahora conocemos, los hombres que sobrevivan serán ayudados por fuerzas externas, por hermanos que vienen de otros mundos, aquellos a los que en la Biblia se les llama “Ángeles”. Algunos pueblos recibirán indicaciones para alcanzar las cumbres más altas de las montañas. Es algo que ya ha ocurrido otras veces a lo largo de la historia de esta humanidad. Existe una ciudad en Perú que se llama Machu Picchu, la misma se encuentra aproximadamente a 4000 o 5000 metros de altura. En un pasado lejano ese pueblo, al igual que otros pueblos del mundo, se trasladó hacia esa alta cumbre de la montaña a causa del desplazamiento del eje polar. En este tiempo se cierra el círculo de 700 millones de años, pronto la Tierra tendrá un nuevo rostro y el Sol la vestirá con un nuevo vestido de novia. Dios no permitirá que el hombre destruya la Tierra, por dicho motivo si éste llegara a desencadenar una Guerra Mundial de naturaleza nuclear, el Creador eliminará la especie humana, así como hizo con el Diluvio Universal y con Sodoma y Gomorra.

Para merecer la elección para un nuevo mundo tenemos que trabajar a favor de la vida, tenemos que amarnos, tenemos que defender a los justos, tenemos que estar en contra de los corruptos, de los mafiosos, estar en contra de los Gobiernos que aplastan a los débiles, tenemos que estar en contra de todo lo que sea degeneración. No es suficiente con ser honestos, buenos, con amar a nuestros hijos. Para merecer la salvación tenemos que dar nuestra vida física, es decir, estar disponibles a darla luchando por el mejoramiento de nuestra sociedad, por una justicia a favor de los más débiles. Si no lo hacemos pereceremos. Podéis decirme: “¡Pero así nos das miedo!” Pero yo no quiero provocaros miedo, os quiero aterrorizar porque hoy lo que le falta al hombre es precisamente el Temor de Dios. Es por ello que hemos terminado así. Nosotros le tomamos el pelo a Dios, blasfemamos en Su contra, Le hemos engañado siempre y Dios se ha cansado de todo esto, os lo aseguro. En Fátima la Santa Madre me dijo: “Ya no puedo mantener quieto el brazo de la Justicia de Dios. Ya no puedo seguir intercediendo. Mi intercesión de Madre para salvar vuestros pecados ha terminado. Ya no puedo hacer más nada, solo preservar a los hijos que han amado a mi Hijo Jesús Cristo”. Mirad, queridos hermanos, yo os digo la verdad, así como hacía Juan el Bautista, y la verdad hace daño. Otros no dicen la verdad, o dicen verdades a medias, porque tienen miedo de perder almas, tienen miedo de perder los intereses, los financiamientos, el 8 por mil (de la declaración de renta, porque lamentablemente la situación de las religiones de las iglesias no depende solo de los sermones espirituales, también hay un interés económico material que defender. A lo largo de 2000 años la iglesia se ha convertido en una institución, se han olvidado del mensaje de Cristo, cuando dijo: “No podéis servir a dos señores, no podéis servir a Dios y al dinero”. Porque servir a dos señores significa servir mal y seguramente sacrificar a uno de los dos, y lamentablemente la iglesia ha servido perfectamente al dinero y muy poco a Cristo. Ahora el Padre se ha cansado y ha decidido echar a los mercaderes del templo, pero ahora no los echará con las llamas de fuego. Es por ello que jamás me veréis al lado de un Papa, o cerca de un cardenal, de un obispo, no porque no quiero, sino porque ellos tendrían que soportar estas palabras que son la verdad, la absoluta verdad.

El contenido de los anuncios proféticos que a lo largo de la historia moderna la Santa Virgen y otros Santos han dado al mundo ha quedado sin que nadie lo escuche.

Ha quedado sin que nadie lo escuche porque los Videntes han sido débiles. Fueron elegidos por la Virgen, por su sensibilidad y por su bondad pero en la mayoría de los casos se han dejado condicionar y por lo tanto la Santa Madre ha tenido que soportar incluso que los videntes no dijeran la verdad, o que mintieran, o hasta incluso que se encerraran en el silencio. Yo grito porque formo parte de la tribu de Juan, el Apóstol al que le fue dado el conocimiento de la verdad. Jesús dijo: “Conocereis la verdad y la verdad os hará libres”. Yo me permito de gritar porque no tenemos ningún interés material que defender, nosotros somos una iglesia popular, si realmente queremos definirla como iglesia. No somos una institución, no tenemos un carnét, no formamos parte de la ONU, somos como hace 2000 años, simples cristianos que predican el Evangelio. Y somos católicos porque reconocemos que Cristo fundó la iglesia de Pedro, pero vemos que la iglesia se ha corrompido hasta su punto más alto, excepto el Papa que en este momento es una Señal de Dios, esperemos que se mantenga fuerte porque está rodeado de serpientes venenosas, de lo contrario él también sucumbirá.

Pero en este escenario apocalíptico está esta presencia cósmica salvadora, no solo está Jesús y la Virgen, también están estos seres maravillosos que vienen del cosmos que participarán de estos acontecimientos, ayudarán a esa parte que aún está sana.

Son ángeles que nos asisten, incluso Sonietta, nuestra hija, ha visto dos, tres astronaves con Matías, mientras estábamos en España, ellos se dejaron ver. Por lo tanto nos asisten y están presentes, muy pronto se dejarán ver por todos. Así el hombre podrá comprender que no está solo en el universo y que jamás lo ha estado. Nos han dado señales de que ellos están con nosotros y que nosotros estamos con ellos, ellos dentro nuestro y nosotros dentro suyo. Muchos de ellos hoy os hablan pero no os dais cuenta de que no son seres de este mundo. Cuando se revelen con sus astronaves y con sus cuerpos de luz comprenderéis muchas cosas que en este momento son muy misteriosas para vosotros y os alegraréis porque la vida es un espectáculo extraordinario de belleza y armonía, de cosas infinitas. Nosotros no podemos concebir el cosmos porque estamos encadenados a esta materia corruptible, pero si hubiéramos escuchado el sagrado Evangelio a esta hora ya estaríamos viajando por el universo. ¡Es lo más maravilloso que una civilización puede hacer! Ahora, cuando le pregunto a un hombre o a una mujer “¿qué es lo más maravilloso para ti?” La respuesta que recibo es la de tener una linda mansión en el mar, una linda casa. Es eso lo que me responden. Pero yo para no llorar me río. En cambio lo más hermoso a lo que un hombre y una mujer tendrían que aspirar, además de tener hijos, es la comprensión de su esencia espiritual y viajar por el universo. En cambio el hombre es ignorante porque cree que sabe y en realidad no sabe nada. Hace 400 años al grande, extraordinario, inmenso, sublime, universal, evolucionadísimo filósofo Giordano Bruno le arrojaron huevos y tomates, en Oxford, porque decía que el universo es infinito, que la Tierra gira alrededor del Sol. Hoy es eso lo que ocurre. Pero esta vez serán los extraterrestres los que les arrojarán en la cara huevos y tomates a los hombres.

A pesar de ello ¿piensas que el destino del hombre cambiará?

El destino del hombre no cambiará, cambiará solo cuando Dios cambie la morfología de los continentes al producir la deriva de los mismos. Cuando el hombre vea que los continentes se desplazan cientos de kilómetros de un lugar a otro en ese caso se golpearán el pecho con el puño y dirán “mea culpa, mea máxima culpa”, pero será demasiado tarde. Habrá una nueva deriva de los continentes. No ocurrirá dentro de 500 años, estoy hablando de unos pocos años.

¿Cómo podría nacer una nueva sociedad de acontecimientos tan catastróficos?

Ellos tienen una tecnología increíble y estoy hablando de los mayordomos de los extraterrestres, de sus servidores, de los que hacen de comer. Una tecnología que te permite viajar desde aquí hasta Argentina en 5 minutos. “-Hola Pier Giorgio, estoy en Australia, esta noche paso por tu casa para tomar un café, en tres minutos estoy allí”. Y para ello viajé 18.000 km. Una tecnología súper avanzada que nos permitirá reconstruir el planeta y gozar de él en su totalidad porque hablaremos con las plantas, con los animales, haremos cosas inimaginables.

¿Por lo tanto nuestro pasaje no será como yo creía, a través de una elevación nuestra, entrando en otra frecuencia vibratoria más alta?

El hermoso pasaje que tú desearías no será así porque en nuestro planeta ha prevalecido el gérmen del cáncer más horrible que puede existir, y que está destruyendo esta sublime célula cósmica, esta Madre generosa que es la Tierra. El hombre ha rechazado todas las medicinas naturales y no naturales para curar de este delirio, para combatir contra la peste de las neuronas del cerebro que está llevando al hombre hacia la autodestrucción. La metástasis está invadiendo el planeta y el riesgo grave es que se terminen por contaminar incluso las encimas-hombres buenos y justos. Entonces el Gran Arquitecto interviene lo más pronto posible llevando a cabo una operación quirúrgica a través del fuerte y violento ataque de anticuerpos que tienen que destruir las células cancerígenas. Lo que nos ha quedado por hacer es apoyar a los justos, proteger a aquellos que aman la vida con la oración, darles fuerza, consolación, alentarlos siempre para que estén unidos, porque por lo demás ya no queda mucho por hacer. Quienes no quieran comprender sucumbirán como quienes se quedaron fuera del Arca en el tiempo de Noé y que fueron arrollados por el Diluvio. Otro acontecimiento será el impacto de un asteroide en la tierra y éste caerá en el Océano Atlántico, o en el Pacífico, y que provocará un gran tsunami que destruirá una parte del mundo. Quienes tienen el corazón en paz tienen que estar serenos porque hay una confederación extraterrestre que tiene la tarea específica de poner a salvo, en un lugar seguro a determinadas personas, hombres, mujeres y niños. La selección será muy rígida y estará basada en las obras Crísticas, es decir, altruistas que hayamos realizado a lo largo de nuestra vida. Si las obras no han sido puestas en práctica por fines puramente altruistas seremos abandonados a nuestra suerte.

¿Lo realizará en Fátima?

No se, pero dará a entender que Ella es la Virgen que apareció en Fátima y está relacionada con el Secreto de Fátima. La Virgen de Garabandal, la de Medjugorje, la de Lourdes, etc. es siempre Ella y si prestáis atención notaréis que en cada una de sus apariciones dice: “Aquí haré un milagro que todo el mundo verá”. Significa que en todos los lugares en los que apareció la Madre Celeste, en ese preciso lugar ocurrirá un prodigio y Ella será la protagonista. El Gran Signo ocurrirá en un lugar de la Tierra que no puedo revelaros, en el que yo estaré involucrado, a menos que Satanás llegue a conquistarme, en ese caso lo hará Ella sola, sin mi. Si yo llegara a caer, o si firmara un contrato con el anticristo, las Escrituras se cumplirán de todos modos, porque nadie puede detener el diseño de Dios. Si Su servidor Giorgio Bongiovanni fracasa el Padre ordenará a las piedras que se levanten y que hablen. Si demuestro mi disponibilidad el milagro será el designado por Dios, de lo contrario el mismo será aún más grande porque el Padre hará hablar a una roca y la humanidad tendrá que creer a la fuerza. Vosotros no tenéis que exaltarme, ni adorarme como si fuera absolutamente indispensable porque no es así. Yo seré necesario solo si mi disponibilidad sigue siendo total, si no es así lo que os he dicho esta noche se cumplirá pero con una piedra, que quizás será mejor que yo.

En el mensaje has repetido varias veces: “Cuidaos”.

No soy yo el que habla. “Cuidaos” porque nosotros estamos siendo tentados continuamente y por lo tanto tenemos que cuidarnos, cuidar de nuestro espíritu y de nuestra alma. No se nos pide la perfección: nuestros pecados son perdonados pero los tolerables no serán perdonados si nos dejamos llevar por la tristeza, por la desesperación, por el descontento, por el victimismo, por la frustración, la insatisfacción porque nos hace creer que siempre nos falta algo; por el odio, por la envidia, por los celos, por el deseo de querer estar en el lugar de otra persona mejor que nosotros, en lugar de estar felices de que ésta nos ayude a crecer. El Arcángel Gabriel nos dice esto. Nosotros tenemos que estar unidos, estar juntos, solos jamás saldremos adelante. Satanás tranquilamente podría derrotarme, incluso a mi, a quien vosotros consideráis un elegido, si no tuviera a mis hermanos conmigo, es decir, a todos vosotros. Tenemos que estar unidos espiritualmente, ser amigos, compañeros de batalla, respetarnos, amarnos, participar de los rituales de Cristo. Nosotros no tenemos muchos ritos (como la Iglesia católica), no vivimos una unión morbosa, ni nos encerramos en una secta, rezamos alguna que otra oración, hacemos la comunión... y tenemos que estar unidos en esto también. Él nos pide que nos cuidemos incluso a nivel individual porque al final nos encontraremos solos ante Dios. Mi invitación, que de hecho es lo que nos está diciendo el Arcángel en este mensaje, es de estar serenos en el interior de nuestro corazón. Solo así podremos comprender las Señales, pero si somos tentados, no comprenderemos nada, no creeremos en nada y menospreciaremos todo. En cambio tenemos que vivir en armonía, con todos nuestros pecados pero tratando de superarlos trabajando en la Viña del Señor. El Cielo nos dirá que suframos, que lloremos, que gritemos, pero no por nosotros mismos, porque el Cristo con Su sublimación en la Cruz ya ha salvado nuestra alma. Tenemos que sufrir, gritar y luchar por los hermanos que duermen, por la Tierra desvastada, para obtener justicia por los más débiles, por las personas que sufren.

Tú Señor nos has dicho: “Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado” (Mateo 25,29). Significa que si Cristo me ha salvado la vida y me ha redimido con Su Pasión y con Su Crucifixión, tengo todo y si todo esto no lo pongo en práctica y no lo hago fructificar me será quitado lo que tengo y hasta lo que no tengo.

Con profunda devoción
Vuestra
Sonia Alea
Palermo (Italia)
22 de Enero de 2015

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139