Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
oris100Un primero de mayo, en Oristano, con un éxito de público en la conferencia de Giorgio Bongiovanni

La Isla del silencio. La Isla del Sol. Así es como ha sido definida la Cerdeña, una de las tierras emergidas más antiguas del planeta, tan antigua que algunos estudiosos plantean que podría llegar a ser una pequeña parte del legendario continente hundido de la Atlántida. A diferencia de las demás regiones de la bota del continente Cerdeña pertenece a la zona africana, lo que hace de ella una tierra especialmente estable, no sujeta a terremotos o a la deriva de los continentes.

La historia de Cerdeña es rica en leyendas que se pierden en la noche de los tiempos, transmitidas de una época a otra y que aún hoy conservan su encanto. Leyendas sobre la formación y sobre los pueblos que la habitan en sus costas, en sus rocas, en sus montes o en sus valles. Leyendas populares que contribuyen a crear un halo de misterio alrededor de esta tierra y de su pueblo. Lo que nos ha quedado de sus misteriosos habitantes son las antiguas estatuillas de piedra que representarían las divinidades que en un tiempo muy lejano visitaron estas tierras, un número de alrededor de 7000 o 9000 antiguas construcciones de piedra conocidas como los “Nuraghi” y otras llamadas “Domus de Janas”, o conocidas también por el nombre de “Tumbas de los Gigantes”, las cuales presentan similitudes con Stonehenge, complejos formados por monolitos, construidos en base a complicados cálculos astronómicos, como el movimiento de los planetas o las fases lunares. Cerdeña es una tierra en la que todo emana memoria, nostalgia de un tiempo en el que tanto el planeta como su gente vivían en simbiosis con el Cielo, en la que el intenso azul del mar se unía con las antiguas y altas montañas que han sido erosionadas durante millones de años. Y es en este antiguo territorio que cuenta con un pueblo hospitalario y generoso como el “sardo” donde Giorgio Bongiovanni fue cálidamente recibido en el marco de la conferencia que tuvo lugr en la ciudad de Oristano, organizada por nuestra querida amiga, la Lic. Paola Pennisi. Luego de la exaustiva presentación realizada por el investigador y amigo Pier Giorgio Caria de una serie de señales en el Cielo y en la Tierra que anuncian los grandes acontecimientos que están por ocurrir, y la relación que existe entre la grave situación de la humanidad y el poder constituido que decide sobre la vida de las personas. Pier Giorgio termina su ponencia con la presentación de la señal viviente.

“Si yo fuera uno de vosotros no le creería a Giorgio Bongiovanni” afirma el estigmatizado de Fátima luego de haber saludado a las personas que llenaban la sala del Hotel “Mariano IV”, en su primera presentación pública después del penoso y denigrante programa “La strada dei miracoli” (El camino de los milagros), que salió al aire el pasado 28 de abril, en el que fue víctima de un vergonzoso ataque disfrazado detrás de los restos de una falsa moralidad y de la indiscutible infalibilidad de los hombres que visten la túnica de la Santa iglesia, católica, apostólica y romana. Una iglesia que sigue en su culpable posición de arrogancia condenando a hombres justos a la hoguera de la hipocresía, de la ignorancia y de la mentira acompañada por el brazo condescendiente de los medios de comunicación masiva serviles al poder. Pero, como es sabido, el mal termina volviéndose ridículo a causa de su petulancia y de su ciego afán de querer taparle la boca a la verdad que habla a través de los hechos. A pesar de que, en realidad, esos 15 minutos de programa utilizados para desacreditar la figura de Bongiovanni se volvieron en contra de los propios artífices del maleficio, desenmascarados por la vulgaridad de su intención. Se necesita una mente abierta y un corazón sincero para comprender dónde es que está lo cierto y dónde está lo falso. “Por sus frutos los conoceréis” decía Jesús de Nazaret, dándonos en esas pocas palabras la llave para abrir las puertas de la Verdad. Hay que observar, estudiar a las personas sin creer en forma pasiva en lo que se nos dice. “Cuando alguien quiere buscar la verdad tiene que comenzar sin prejuicios” siguió diciendo Giorgio “puede comprobar si lo que dice una persona es cierto, por ejemplo en el caso de un estigmatizado hay que verificar si su caso ha sido analizado, ver si a lo largo del tiempo la persona es coherente, observar sus obras, investigar sobre su vida, si se ha enriquecido gracias a su experiencia. Claramente un hombre tiene derecho a tener pecados, defectos, pero lo que hay que comprobar es si es honesto y activo en la sociedad. Si yo declaro que he visto a Jesús y a la Virgen a través de visiones paranormales, e incluso físicamente, tengo que tener una línea de vida coherente con lo que digo que he visto. Si Jesús dijo ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’ y Él era amigo de los débiles, de los humildes, de los justos, enemigo de los poderosos, yo tengo que intentar imitarlo. Yo sigo la iglesia en el Evangelio, pero si veo cosas que no están bien dentro de su institución no me quedo callado”.

Es por ello que Bongiovanni no es fácil de digerir, por lo que dice sin filtros, porque sus palabras están basadas en pruebas incontrovertibles, así como Juan el Bautista gritaba en contra de Herodes por las perversiones de su corte, o como Cristo lo hacía en contra de los escribas y de los fariseos. Las historias se repiten a lo largo del tiempo. Y lamentablemente al hombre le cuesta mucho aprender de los errores del pasado. “Comprendo que es difícil creer, hoy en el 2015, a un hombre que se presenta aquí, en Oristano, diciendo que ha visto a Jesús” afirmó “pero ahora os pregunto: ¿por qué no puede ser cierto? Jesús Cristo resucitó, subió a los Cielos… y antes de ser crucificado dijo: ‘Yo regresaré’. Entonces os digo que si sois ateos trabajemos juntos en el campo social y que cada uno siga con su teología, pero si sois cristianos tenéis que haceros una pregunta: ¿Jesús no se puede manifestar a una persona común cualquiera, o solo tienen que verlo los Papas, los príncipes cardenales, al igual que la Virgen? Bernardette vio a la Virgen en un basural y si hoy os dijera: vi a la Virgen en el basural de Oristano ¿me creeríais? Sin embargo el lugar sagrado en el que la Virgen se le apareció a Bernardette era un basural”. El Cielo manifiesta sus prodigios en forma simple y despojada.

Todos pueden analizar a fondo y seriamente la vida de Giorgio Bongiovanni y pueden darse cuenta materialmente de que este hombre lo único que ha hecho es perder desde el punto de vista material por seguir su camino. Todo lo que había ganado durante los años de su brillante actividad de fabricante de accesorios para calzado en Porto Sant’Elpidio, su floreciente carrera laboral, perdió todo para seguir los dictámenes de la “Celeste Señora” que lo invitó a seguir un camino de sacrificio, entrega y renuncia para anunciar el retorno de Su Hijo al mundo. “Jesús me pidió que anunciara Su segunda venida a la Tierra” dijo Giorgio recordando la profecía de Su retorno plasmada en el capítulo 24 del Evangelio de Mateo en la que el mismo Cristo nos da indicaciones del tiempo en el que regresará y que corresponden con los tiempos que hoy vivimos. “-Pero ¿cómo Lo reconoceremos?” Pregunta una señora. “-A Cristo lo reconoceremos sin tener ninguna duda porque llegará con potencia y gloria, acompañado por todos los Ángeles del Cielo. Usted verá algo que nunca antes ha visto, el triunfo de los débiles, de los miserables, la curación de los inválidos, de los enfermos, de todos los que padecen alguna dolencia. En ese momento los poderosos pedirán perdón pero no lo obtendrán. -¿Cuando llegue ese Ser que calmará la sed de justicia de los indefensos, de los justos, no sería Él, el Cristo?” preguntó Giorgio. “Los Apóstoles lloraron al verlo subir a los Cielos pero los Ángeles les dijeron: ‘¿Por qué lloráis? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al Cielo, vendrá de la misma manera, tal como le habéis visto ir al Cielo’ (Hechos de los Apóstoles 1,9-12) siguió diciendo el estigmatizado de Fátima, recordando algunas de las frases del Evangelio que anuncian la parusía y sigue recordando las palabras de Cristo: ‘Cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?’ (Lucas 18, 8). “Y precisamente de esto es de lo que todos los cristianos tendríamos que preocuparnos todos los días” explicó ilustrando un cuadro de la grave situación en la que se encuentra la humanidad “4000 millones de personas no pueden pensar en otra cosa que no sea intentar sobrevivir cada día, quedan 3000 millones de personas, de las cuales 1000 millones son los pobres restantes pero que por ahora tienen la posibilidad de pensar, y los otros 2000 millones son los ricos y los que tienen un buen pasar, de los cuales nosotros formamos parte, ya que tenemos una casa donde vivir, calefacción, teléfono celular, etc, etc, una franja que abarca a las poblaciones europeas, de los Estados Unidos y de una parte de Rusia y China. No existen ricos malos y pobres buenos porque inclusive muchos de ellos, a quienes les toca vivir en este tiempo la difícil experiencia de la pobreza, viven con el deseo de ser como Berlusconi, de explotar, de someter al prójimo con tal de obtener sus objetivos y cumplir sus deseos. Por lo tanto ¿quién está del lado de la Verdad? ¿quién es amado por Cristo? Los cristianos, los musulmanes, los budistas, quienes pertenecen a la New Age, los ateos, todos aquellos que en el mundo buscan la sintonía con la Tierra, pero os aseguro que no somos más de diez millones. Para todos los demás el valor absoluto es el dinero, la carrera, la violencia, el arrivismo, el abuso, el poder. La televisión que todos tenemos en casa es un arma en contra de nuestro espíritu, que continuamente nos proyecta hacia los valores materiales, la droga, el sexo, el dinero, la crueldad, desviándonos de los verdaderos valores de la vida”.

Posteriormente Giorgio siguió diciendo que los signos divinos que manifiesta el Cielo en este tiempo están destinadas a una pequeña minoría de personas sensibles que siguen un camino espiritual, o que de todos modos viven en sintonía con los valores morales de paz, amor y justicia, dando su vida al intentar dar un futuro mejor a las próximas generaciones. “El hombre ha perdido el temor de Dios y por ello gran parte de la humanidad será eliminada. Dios espera pero cuando el hombre supera el umbral de lo que el Padre Creador le permite, violando Su naturaleza y Sus criaturas, Él interviene con Su Divina Justicia. Dios nos deja libres incluso de asesinarnos unos a otros, pero cuando ponemos en riesgo la vida del planeta se ve obligado a intervenir, y hoy, con la bomba atómica y la energía nuclear el peligro ha pasado a ser muy grande. ¡Nos hemos convertido en un mal tan extremo al punto tal que Dios se tiene que defender de nosotros! Tenéis que escuchar estas voces que hablan porque llegará el día en el que ya nadie hablará porque el Padre habrá desencadenado Su ira”.

Palabras que sacuden interiormente a las personas presentes en la sala y generan preguntas que vuelven el debate cada vez más interesante en un clima de serenidad, de respeto, con un público muy atento y hasta incluso jovial, a pesar de los argumentos tratados. “Estoy contento por lo que ocurrió en el programa del canal ‘Rete 4’ al que fui invitado para ser denigrado y ridiculizado”, después de un año de éxitos en sus actividades, entre las que se encuentran las relacionadas con la antimafia, que han sido coronadas al recibir el premio ‘Paolo Borsellino’, en sus conferencias, con un público que lo sigue, amado por sus amigos, hermanos y por su familia, Giorgio reflexiona que para seguir el camino cristiano hay que someterse además a las humillaciones “Está claro que me sentí algo triste, enojado, hasta incluso sorprendido por la forma en la que estaba siendo acusado, sin tener el más mínimo derecho a réplica, pero el Señor me ha pedido que me deje humillar para que mi fe pueda ser reforzada y para mi gran estupor estoy recibiendo una infinidad de cartas de personas que en lugar de atacarme han querido brindarme su solidaridad criticando duramente el programa. Jesús no se defendió ante sus acusadores ¿por qué tendría que defenderme yo? La historia de mi vida habla por si sola. Se que la iglesia es cauta pero yo tengo que decir lo que Dios me ha dicho que diga, no puedo hacer nada”.

Giorgio continuó su discurso recordando que a menudo las instituciones religiosas han cometido atrocidades, quemado en la hoguera a los grandes pensadores, exterminado a los pueblos como los indios de Sudamérica y que por lo tanto no pueden seguir erigiéndose como los únicos poseedores de la verdad, si bien el Papa Francisco está demostrando su sencillez y apertura hacia los más débiles, así como también condena la maldad y la corrupción. Pero seguimos esperando mucho de él, como vicario de Cristo en la iglesia de Pedro. “Las instituciones religiosas han sido creadas por el hombre para ejercer su poder sobre los hombres, mientras que las verdaderas comunidades religiosas (término que viene del latín religio, que significa: unir) son las que han sido fundadas por los Maestros Cósmicos que han venido a la Tierra y que han seguido su curso a través de personas que al intentar encarnar el ejemplo de sus Maestros se convirtieron en apóstoles. Es por ello que es tan importante que en su interior exista una apertura porque todo lo que realiza el hombre, ya sea ateo o de cualquier tipo de credo espiritual, en pos de la ayuda a la evolución de los hombres y de la salvaguarda de la Creación, encarnando los valores del Amor, del altruismo y el sentido de justicia; es positivo. La oración y la meditación son el medio más poderoso que Cristo nos ha dado para reforzar nuestra fe, pero sin las acciones pierden este poder. A lo largo de dos mil años de historia no hemos cambiado nada con la oración, sin embargo si ella le sumamos la acción desinteresada los resultados obtenidos serán tan grandes que nos dejarán sin palabras”. No dejaban de surgir preguntas, Giorgio se detuvo a explicar la ley de la reencarnación que permite a cada individuo poder experimentar en el mundo de la dualidad de la materia, sin la cual Dios podría ser considerado muy injusto con un niño que nace enfermo y que muere luego de unos pocos meses, es decir, es una escuela de vida, una ley que además en el tiempo de Jesús era contemplada y en varios pasajes del Evangelio hay evidencias del conocimiento de la misma. La doctrina de la reencarnación fue eliminada definitivamente de los preceptos de la Iglesia Apostólica Romana entre el Concilio de Nicea, del año 325 D. C. y el segundo Concilio de Constantinopla del año 553 D. C. por un emperador romano, por lo tanto, por motivos claramente no espirituales (http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2011/3111-la-reencarnacion.html).

En medio de tantas preguntas alguien preguntó por Nibiru Arat Ra y Giorgio respondió: “Nibiru Arat Ra es quien te está hablando en este momento, convive conmigo y yo convivo con él. No es de este mundo pero se adapta al mismo. Él es el personificador, yo soy el personificado. Yo le doy permiso para usar mi corazón y mi cuerpo. Es por ello que a veces soy otro. Es un ser que viene de un mundo en el que se vive en paz, amor y hermandad, en el que no existen las guerras, los hospitales, las fronteras, en el que existe un Parlamento formado por sabios, teólogos y en el que no existe la política, existe el respeto podría decir casi maníaco por la naturaleza, por la Creación y por el Creador. Existe una sola religión que consiste en el ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’. Ahora haced la prueba de imaginar que llegáis desde un lugar así a la Tierra, donde impera la sed de poder, de dominio, de dinero, un planeta devastado por las guerras, por la violencia, por el odio, la pedofilia, la perversión, por los homicidios, por la contaminación. Sería muy difícil encontrar un camino de salida si no somos conscientes de la Verdad de Cristo. Pero si hay un camino de salida. Yo creo en el cambio del mundo. Estoy convencido de que nuestros hijos verán el Paraíso. El hombre nace con el deseo de viajar, de conocer y algún día nosotros viajaremos en el universo, conoceremos otros mundos en las estrellas, pero antes de que ello ocurra la Tierra tendrá que ser purificada con el fuego. No será un fin sino una transformación. Tenéis que tener fe, si estáis en el camino correcto, si amais a vuestra familia, a vuestros hijos, si amais la justicia y luchais por un mundo mejor no os ocurrirá nada, pero tenemos que gritar para que quienes no tienen justicia finalmente la obtengan”.

Sonia Alea

Oristano (Italia)

1 de Mayo de 2015

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139