Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
dinero_01EEUU LANZA UNA LLUVIA DE DOLARES PARA INTENTAR IMPULSAR LA ECONOMIA
La Reserva Federal de Estados Unidos decidió ayer inyectar hasta 600 mil millones de dólares en la economía norteamericana para intentar dar un nuevo impulso a la actividad productiva, paliar el desempleo y alejar el fantasma de la deflación.
La operación fue anunciada por el Comité de Mercado Abierto de la entidad, que estuvo reunido martes y miércoles en medio de las elecciones legislativas, y consiste en comprar bonos del Tesoro por unos 75 mil millones de dólares por mes hasta al menos junio de 2011.
Esta primera intervención monetaria de la “Fed” desde que hizo lo propio cuando estalló la crisis en 2008 (fines del gobierno de George Bush, cuando el organismo también compró miles de millones de dólares en bonos para enfrentar el colapso económico) provocó varias reacciones. Para algunos es una jugada récord de estímulo que servirá para bombear la economía, para otros es muy riesgosa en términos de mantener la credibilidad del organismo.
Las Bolsas reaccionaron en forma dispar.
Las de Europa cayeron casi todas, Nueva York subió levemente , igual que Asia y Latinoamérica en general. Los agentes bursátiles lo descontaban (por eso el Dow Jones subió 0,24%, pese a que la prensa afín a los mercados se había opuesto a inyectar más dinero). Pero esperaban menos volumen que el volcado: la cantidad en juego equivale, por ejemplo, a casi dos veces al PBI argentino .
Técnicamente, la medida se llama quantitative easing (QE, o expansión cuantitativa) y se tomó ante los desalentadores datos coyunturales, reacios a mostrar una mayor recuperación tras la crisis. Por ejemplo, el desempleo no cede a una tasa de dos dígitos, en torno a 10%, y el PBI se mueve menos de 2% anual , tasa considerada insuficiente. Ese deslucido trasfondo económico se reflejó el martes en la derrota electoral oficialista.
La Fed decidió además mantener apenas arriba de 0% (de 0 a 0,25%) sus tipos de interés para alentar a los demás bancos, que tienen esa tasa como referencia, a expandir más sus créditos.
Bombear más la economía o ajustar las cuentas (EE.UU. tiene déficit y deudas elevadísimos) es uno de los grandes debates hoy entre los países industrializados. En la reciente reunión técnica del G-20, cuyos líderes se reunirán en una semana en Surcorea, Europa, sobre todo Alemania, criticó a EE.UU. su idea de inyectar dinero pues así devalúa el dólar e inflama el riesgo de la llamada “guerra de divisas” , o sea ganar competitividad externa vía devaluaciones.
Además, el reclamo de EE.UU.
a China de revaluar el yuan para equilibrar el comercio exterior pierde legitimidad si el gobierno de Obama no da un ejemplo, señalan analistas. Una devaluación del dólar, implícita con esta inyección de dinero, automáticamente fortalece otras divisas, sean el euro o las monedas de países de economías “emergentes”. Y eso perjudica a sus exportaciones. Ayer, por cierto, y como ejemplo, en Brasil ya evaluaban si tomar alguna medida .
Como sea, la Fed dijo que según sus datos “la recuperación del crecimiento y el empleo va lenta. El consumo de los hogares sube gradualmente pero está acotado por desempleo, modesto crecimiento del ingreso, bajos patrimonios familiares y crédito ajustado”.
“La construcción –añadió– continúa deprimida. Las expectativas de inflación a largo plazo son estables, pero los datos de la inflación de base se orientan a la baja los últimos trimestres”. Esta baja de precios es un alerta pues desalienta el consumo –de por sí deprimido– a la espera de menores precios aún.
Un fantasma es que ello abra un ciclo deflacionario (como en la crisis del ‘30, que tanto evoca la actual), tan o más dañino que una estampida de precios.
En la Fed votaron 10 a 1, con su jefe Ben Bernanke en la mayoría (él lo propuso) y solo el director Thomas Hoening en contra. Para él, los riesgos de la jugada “superan los beneficios”.
http://www.clarin.com/mundo/EEUU-dolares-intentar-impulsar-economia_0_365963454.html
04/11/10

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139