Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
rio_nilo_01RECURSOS DEL AGUA DEL NILO DIVIDEN LA REGION
Etiopía, Uganda, Tanzania y Ruanda han firmado un controvertido acuerdo para regular y compartir las aguas del río Nilo, a pesar de las protestas de Sudán y Egipto.
Etiopía, al mismo tiempo, inauguró su primera gran presa en el Nilo.
Los países de la cuenca del Nilo han negociado durante 13 años para alcanzar un nuevo acuerdo que regula el uso de las aguas del Nilo Occidental. El acuerdo consistía en sustituir los acuerdos anteriores, firmados entre 1929 y 1959, y según los cuales se le da el control a Egipto y Sudán de alrededor del 90 por ciento del agua del Nilo y son considerados como una reliquia colonial desfavorable a los países por los que pasa el río.
Pero las negociaciones fracasaron dado que Sudán y Egipto rechazaron las propuestas más favorables a los otros países. Consternados por las largas y fracasadas negociaciones, Etiopía, Uganda, Tanzania y Ruanda, liderados por los dos primeros países, decidieron firmar este fin de semana el acuerdo sin contar con Egipto y Sudán.
El acuerdo, de este modo, ha sido firmado en Entebbe, Uganda, por representantes de los países de origen del Nilo: Etiopía, Uganda, Tanzania y Ruanda. Kenia, que no firmó el acuerdo, emitió una declaración de apoyo.
El nuevo acuerdo del Nilo lanza un llamamiento a los expertos para determinar la manera de compartir equitativamente los recursos del agua del Nilo. También abre la posibilidad de hacer un uso más amplio de las aguas del Nilo por las naciones por las que pasa, dando en teoría una apertura a los proyectos que se han estancado desde hace una década debido a la confusa situación legal.
Pero el nuevo acuerdo no pone un punto final al conflicto, donde Etiopía y Egipto han sido los principales contendientes. Las montañas exuberantes y verdes de Etiopía contribuyen con el 86 por ciento del agua del Nilo, pero las autoridades egipcias ya han indicado que tomará medidas legales para impedir que Etiopía amplíe el uso de estas aguas, ya que El Cairo no acepta el nuevo acuerdo.
El gobierno egipcio ha reaccionado negativamente a la firma del acuerdo, diciendo que el nuevo acuerdo no se aplicará en Egipto ni Sudán. Las autoridades de El Cairo anunciaron que tomarían medidas legales y diplomáticas para detener el acuerdo, diciendo que los acuerdos alcanzados entre 1929 y 1959 siguen siendo jurídicamente vinculantes para todas las partes.
El ministro de agua de Egipto declaró, a través de una nota remitida a afrol News, que su país en ningún caso va a ampliar ni dar derechos especiales sobre las aguas del Nilo. Recordó que el Nilo proporciona a Egipto el 96 por ciento de su agua, mientras que los otros países de la Cuenca del Nilo no basan sus necesidades de agua
en el Nilo en más de un dos o tres por ciento.
El gobierno de El Cairo ya se encuentra buscando el apoyo diplomático para anular el nuevo acuerdo del Nilo y evitar que tenga efecto alguno. Diplomáticos de la Unión Europea, a principios de la semana pasada, habían instado a los países de la región a no firmar el acuerdo sin el apoyo de Egipto y Sudán. Uganda y Etiopía, sin embargo, sostienen que se ha dado la bienvenida a Egipto para firmar el acuerdo.
Etiopía, país sometido periódicamente a sequías y hambrunas, ha sido el principal promotor para alcanzar un nuevo acuerdo de la Cuenca del Nilo, que apunta al hecho de que el país está muy poco desarrollado y bastante necesitado en materia de agua y electricidad. Etiopía y Egipto mantienen una rivalidad que se remonta a varios siglos y con una notable desconfianza entre los gobiernos de El Cairo y Addis Abeba.
El primer ministro etíope, Meles Zenawi, no ha aliviado precisamente las tensiones con Egipto al escoger el día de la firma del acuerdo en Entebbe para que coincidiera con la inauguración del prestigioso Proyecto de la Central Hidroeléctrica de Beles. El proyecto representa la mayor presa en el Nilo Azul, cerca del lago Tana, influyendo fuertemente en las aguas del Nilo.
Según Mihiret Debebe, de la Corporación de Energía Eléctrica de Etiopía, la central eléctrica de Beles tiene una capacidad para generar 460 megavatios y es la mayor de las centrales construidas hasta ahora en el país. Una de las cuatro turbinas del proyecto ya ha empezado a generar 115 megavatios y la planta estará plenamente operativo dentro de dos meses. "El proyecto aumentará la oferta existente de energía eléctrica en un 30 por ciento", dijo Mihiret.
Durante la inauguración de la presa, el primer ministro Zenawi dijo que la construcción de esta nueva presa, por un valor de 500 millones de dólares y construida sin ningún tipo de ayuda financiera por parte de los donantes "marca el logro de Etiopía tras cientos de años de esfuerzos para hacer uso de sus recursos en el Nilo".
Con el nuevo acuerdo del Nilo - aunque no está firmado por Egipto - Etiopía planea seguir adelante con sus planes para desarrollar sus ricos recursos hidroeléctricos e impulsar el desarrollo económico y social del país. El objetivo es una producción nacional de electricidad de 5.000 a 8.000 megavatios, según reveló el primer ministro Zenawi. Esto, inevitablemente, aumentará las tensiones entre El Cairo y Jartum.
AFROL NEWS, 17 de Mayo - Por staff writer

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139