Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
LA ONU PROMETE 30.000 MILLONES CONTRA LA MORTALIDAD MATERNOINFANTIL  
Las ONG reciben con cautela el anuncio de más recursos a los Objetivos del Milenio.  
Naciones Unidas cierra hoy tres intensos días de trabajo, con nuevos compromisos financieros para avanzar más rápido en el logro de los Objetivos del Milenio para erradicar la extrema pobreza, reducir la mortalidad infantil y por la igualdad de la mujer. Pero como suele suceder en este tipo de eventos, el resultado final de la cumbre es como un vaso de agua: unos lo ven medio lleno y otros, medio vacío.  
La última jornada ha sido aprovechada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para pedir y urgir a los líderes mundiales que sean imaginativos a la hora de afrontar el último tercio del proceso, que culmina en 2015. En este sentido, ha lanzado una nueva iniciativa con la que busca reducir las muertes de las mujeres por complicaciones durante el embarazo o en el parto.    
Se trata, de hecho, de la meta que está más lejana. El compromiso era reducir en tres cuartas partes la mortalidad maternal, y en dos tercios la de los niños por debajo de los cincos años. Ban anunció que van a movilizarse 40.000 millones de dólares (algo más de 30.000 millones de euros) en favor de estos dos grupos vulnerables. Lo que no está tan claro es qué cantidad de esta aportación es nueva.    
"Hemos aprendido a ser escépticos sobre los grandes anuncios que se hacen en estas cumbres", señalan desde Oxfam, que recuerda que, en cualquier caso, lo que se necesita de aquí a 2015 son 88.000 millones de dólares (unos 67.000 millones de euros) "solo para poder lograr ese objetivo". Cualquier cantidad que esté por debajo de eso, reiteran las organizaciones no gubernamentales, "no será suficiente".    
"EE UU ha sido y seguirá siendo el líder global en ayuda al desarrollo. No abandonaremos a aquellos que dependen de nosotros. Mantendremos nuestras promesas y haremos honor a nuestro compromiso", ha dicho hace escasos minutos el presidente estadounidense, Barack Obama, durante su discurso en la clausura de la conferencia. Sin embargo, aunque no abandonarán a quienes más lo necesitan, ha dicho, Obama ha anunciado una nueva política de la ayuda al desarrollo más selectiva, que ponga énfasis en los países con posibilidades de convertirse en nuevas economías emergentes. El objetivo, ha señalado, es lograr un "desarrollo sostenible" en lugar de perpetuar la dependencia.    
De momento, aún queda mucho por hacer para conseguir los Objetivos del Milenio. Como señala María Otero, la personalidad designada por Hillary Clinton para seguir desde el Departamento de Estado de EE UU los progresos en los objetivos, la tarea iniciada hace una década no se acaba en 2015. Y opinan que se deben trazar vínculos entre cada una de las metas, como en el problema de acceso al agua, porque toca a la agricultura, el clima, la salud y la seguridad. De momento, es un imperativo para mejorar la calidad de vida de millones de personas.    
La crisis económica y financiera reciente afectaron claramente a los pasos dados. Hay avances, como los que se han producido en la reducción de la pobreza y el salto en el acceso a la enseñanza primaria. Pero en la mayoría de los objetivos, como en los dos antes citados, los progresos son demasiado lentos para llegar a la meta marcada en el plazo previsto, como coinciden los expertos. El objetivo es reducir a la mitad el número de personas que viven con menos de un dólar al día (en 1990 eran 1.800 millones y en 2005, 1.400 millones), y que todos los niños estudien al menos la educación primaria completa (la cifra en los países en desarrollo está ahora en torno al 89%).    
Lo que es realmente importante en la recta final, por tanto, es ver de dónde van a llegar los recursos adicionales. Es decir, como señala Oxfam, "los líderes deben volver ahora a casa y buscar el dinero en los presupuestos nacionales". Pero, como indican desde Naciones Unidas, el esfuerzo no debe llegar solo de los donantes.  
SANDRO POZZI | Nueva York 22/09/2010   
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/ONU/promete/30000/millones/mortalidad/maternoinfantil/elpepusoc/20100922elpepusoc_11/Tes

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139