Home Mensajes 2010 A LAS ALMAS LLAMADAS
A LAS ALMAS LLAMADAS Imprimir
Logo_aguila2DEL CIELO A LA TIERRA


A LAS ALMAS LLAMADAS

ME HABIAN DICHO LAS CELESTES MILICIAS QUE JESUS VISITARIA  A SUS AMADOS.
HE AQUI UN EJEMPLO. UNA VISITA DE CRISTO CON SU FULGURANTE LUZ DE RESURRECCION Y DE REDENCION A LORELLA, MADRE DE MI HIJO GIOVANNI Y CONSOLADORA DE NUESTRAS ALMAS DEVOTAS A LA SANTA VIRGEN.


EN FE
Vuestro Giorgio

Sant’Elpidio a Mare (Italia)
10 de agosto 2010

SUEÑO – VISION DE LORELLA

Lorella

En la noche entre el 9 y el 10 de Agosto sueño... que conducía un coche y conmigo estaban mi madre, mi abuela (que ha fallecido) y una niña de unos 9...10 años, pelo rubio, con un vestido blanco. Llego delante de una iglesia altísima, con ladrillos marrones y un campanario con un techo a dos aguas. Sé que allí habrá una fiesta, una misa, una celebración muy importante. Bajo del coche y con los pies descalzos empiezo a correr hacia la iglesia porque se que tengo muchas cosas que hacer antes de la celebración. Entro en la iglesia, hago sentar en las primeras filas, en un banco, a mi madre, a mi abuela y a la niña. Yo empiezo a entrar en las distintas habitaciones para tomar lo que necesitaba y que me pertenecía. De repente me detengo y vienen hacia mí una niña pequeña de unos dos años, pelo rubio, una piel clara como la porcelana... preciosa y un niño un poco más pequeño de altura, de un año y medio más o menos, pelo negro, precioso. Me abrazan y me dicen “¡finalmente mamá estamos todos juntos!”. Yo preocupada por las muchas cosas que tenía que hacer les digo que no puedo tenerles a los dos en brazos y entonces la pequeña retrocede, pero yo solo al pensar que dejaba a uno de ellos siento el corazón oprimido del sufrimiento y entonces decido tenerles a los dos conmigo. Ellos felicísimos me abrazan fuerte y se estrechan a mí. El niño me dice besándome “mamá, que bonito, ahora ya no nos dejaremos más finalmente”. Así entro en la iglesia, tengo todo conmigo. Miro hacia el altar, veo al cura, hay pocas personas, busco en la pared una cruz... pero no la hay. Me sorprendo, una iglesia con pocas personas y sin crucifijo. De improviso me siento atraída por una luz intensa hacia la derecha del altar, una luz de color amarillo, anaranjado y dorado que salía del pecho de un “Ser”. Al principio pensaba que era una estatua, sin embargo cuanto más la luz se expandía, más el Ser tomaba forma y color. Su cuerpo estaba como tendido sobre un altar, El tenía la cabeza levantada y una sábana alrededor de su cuerpo. Su  piel era aceitunada, dorada, los cabellos de un color castaño muy intenso. Pero lo que más me sorprendía era que todo su cuerpo brillaba, con un destello increíble, como tantas estrellas. ¡Cuanto más lo miraba más viva era, su piel, sus cabellos, sus manos, sus piernas fuertes irradiaban luz! Yo, debido a la fuerte emoción que sentía digo en voz alta “pero yo ya he vivido esta escena, yo ya le he visto... Jesús en el Sepulcro”. El me contesta “tú estabas allí”. Me dice otras cosas, pero no recuerdo. Me despierto... Pienso que he tenido este sueño seguramente después de las dos y media, tres de la mañana.
 

DVD - Boletines

mensajes_secretos_es

unalagrima2
 boletineslink

Sitios amigos

220X130_mystery
ban3milenio
ILSICOMOROA
bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo_box

logogranfuniminternational

delcielo_esp_box

revelaciones_box

lavida_box

crop_box

 
 
 
 

 

Libros

elretorno

ricagni

derrerum

humanidadtapa

books2
TAPA100
_______________________ASOCIACION CULTURAL UN PUNTO EN EL INFINITO  -  Tel./Fax - (00598) 25071361  -  Montevideo - Uruguay_____________________