Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
consolatore 200 400
DEL CIELO A LA TIERRA

SANTA NAVIDAD 2014

EL GRITO DE DOLOR DE LOS MÁRTIRES DE LA JUSTICIA Y DE LOS PARVULITOS DE LA VIDA, SEGADOS POR EL ODIO HUMANO ASESINO, HA LLEGADO HASTA EL PUNTO MÁS ALTO DEL CIELO Y HA SIDO ESCUCHADO POR MI PADRE.
¡TENED FE!
EL PADRE ADONAY,  DESDE HACE YA TIEMPO, HA ENVIADO NUEVAMENTE A LA TIERRA A SU HIJO UNIGÉNITO Y A 12 LEGIONES DE ÁNGELES.
¡SI! ¡HE REGRESADO, ESTOY  EN MEDIO DE VOSOTROS!
TODAVÍA NO PODÉIS VERME PERO YO YA HE VISITADO EN CARNE Y ESPÍRITU A MI SERVIDOR, EL QUE ESCRIBE, Y PRONTO ME MANIFESTARÉ AL MUNDO CON POTENCIA Y GLORIA.
TENED FE Y  TENED CUIDADO DEL SILBIDO MÁGICO, ENCANTADOR DE SERPIENTES. ÉL, EL ANTICRISTO, QUIERE ALEJAROS DEL CÁLIZ DE LA COMUNIÓN CON EL FIN DE ADORMECER POR MUCHO TIEMPO A VUESTRAS ALMAS EN EL SUEÑO DE LA MATERIA, EN EL ENGAÑO DE LA INDIFERENCIA Y DE LA DEPRESIÓN.
EL EVANGELIO QUE ESTÁIS VIVIENDO HOY  ES GUERRA CONTRA EL MAL, PASIÓN Y SUFRIMIENTO, SACRIFICIO Y DOLOR POR AMOR, HONOR Y AMISTAD POR LOS HERMANOS, TESTIMONIO Y DEFENSA DE LOS JUSTOS, ANUNCIO DE MI SEGUNDA VENIDA AL MUNDO.
VIVIR EL EVANGELIO SIGNIFICA SEGUIR MI PASO GLORIOSO A LO LARGO DE LAS 14 ESTACIONES Y DEJAR TODO, ASÍ COMO HIZO FRANCISCO DE ASÍS FRENTE A SU PODEROSA Y RICA FAMILIA.
VOSOTROS SOIS MIS DISCÍPULOS, MIS HERMANOS Y HABÉIS NACIDO PARA ESTO. ¡NO LO OLVIDÉIS JAMÁS! ¡JAMÁS! ¡JAMÁS!
PERMANECED SIEMPRE UNIDOS EN MI NOMBRE, MI SERVIDOR HA CONSUMIDO SU CARNE Y HA DERRAMADO SU SANGRE GRITANDO ESTE MANDAMIENTO A VUESTRAS ALMAS.
¡NO LO TRAICIONÉIS!
¡TENED MI PAZ!

DEL CIELO A LA TIERRA
 
Sant’Elpidio a Mare (Italia)
24 de Diciembre de 2014
21:00 horas
G. B.

ADJUNTAMOS LAS 14 ESTACIONES DEL VÍA CRUCIS

La décimo quinta estación se refiere a la Resurrección de Cristo. En el mensaje descrito arriba Jesús
nos pide que Le imitemos en las 14 estaciones, omitiendo lógicamente la
décimo quinta en cuanto a que ninguno de nosotros puede resucitar de la muerte física,
sino que solo El, el Cristo Redentor. La Resurrección de todos, es decir,
el Juicio Universal ocurrirá durante la Segunda Venida de Cristo.

El Vía Crucis, o Vía de la Cruz, nace del deseo de recorrer espiritualmente junto a Jesus la via el camino que lo llevo desde el pretorio de Pilatos hasta el Sepulcro.
Al principio de cada estación se dice:
Te adoramos, Cristo, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo.

Después de cada estación se dice:
Un Padre nuestro, un Ave María y un Gloria al Padre.
Santa Madre, Tú haces que las llagas del Señor queden impresas en mi corazón.

Primera Estación
Jesús es condenado a muerte.
Y todo el pueblo contestó: «¡Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos!» Entonces Pilatos les soltó a Barrabás. Mandó azotar a Jesús y lo entregó a los que debían crucificarlo.


Segunda Estación
Jesús con la cruz a cuestas.
Los judíos tomaron a Jesús y cargándole la cruz, salió hacia el lugar llamado Calvario (Juan 19,17).

Tercera Estación
Jesús cae por primera vez.
"He ofrecido mi espalda a los que me golpeaban, y mis mejillas a los que me arrancaban la barba; no aparté la cara ni los ultrajes ni de las salivas que me echaban (Isaías 50,6).

Cuarta Estación
Jesús encuentra a su Santísima Madre.
“Observad y ved si hay dolor como mi dolo” (Lam. 1,12)

Quinta Estación
El Cirineo ayuda a Jesús a llevar la cruz.
Cuando llevaban a Jesús al calvario, detuvieron a un cierto Simón el Cirine, que volvía del campo, y lo cargaron con la cruz, para llevarla, detrás de Jesús (Lucas 23,26).

Sexta Estación
La Verónica limpia el rostro de Jesús.
Muchos se horrorizaban al verlo, tan desfigurado estaba su semblante que no tenía ya aspecto de hombre (Isaías 52,14).

Séptima Estación
Jesús cae por segunda vez.
Eran nuestros sufrimientos los que llevaba, nuestros dolores los que le pesaban… Ha sido traspasado por nuestros pecados, deshecho por nuestras iniquidades… (Isaías 53,4).

Octava Estación
Jesús consuela a las piadosas mujeres.
Seguían a Jesús una gran multitud del pueblo y de mujeres, que se golpeaban el pecho y lloraba por él. Pero Jesús, volviéndose a ellas, les dijo: “¡Hijas de Jerusalén!, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos” (Lucas 23,27-28).

Novena Estación
Jesús cae por tercera vez.
Venid a mí todos los que estáis cansados y oprimidos y os aliviaré. Cargad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas (Mateo 11, 28-29).

Décima Estación
Jesús es despojado de sus vestiduras.
Llegados al lugar llamado Gólgota le dieron a beber a Jesús vino mezclado con hiel, pero él, habiéndolo probado, no quiso beber. Los que lo crucificaron se repartieron sus vestidos a suertes (Mateo 27,33).

Undécima Estación
Jesús es clavado en la cruz.
Cuando llegaron al lugar llamado Calvario, crucificaron allí a Jesús y a dos malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda (Lucas 23, 34).

Duodécima Estación
Jesús muere en la cruz.
Hacía la sexta hora, las tinieblas cubrieron la tierra hasta la hora nona. El sol se eclipsó y el velo del templo se rasgó por medio. Y Jesús, con fuerte voz dijo: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Y al decir esto, expiró (Lucas 23, 44-46).

Decimotercera Estación
Jesús en los brazos de María Santísima.
Un hombre llamado José, el cual era del Consejo, hombre bueno y justo, quien esperaba también el reino de Dios, que no había estado de acuerdo con la resolución de ellos, en sus actos, fue a ver a Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús. Después lo bajó, y lo amortajó en una sabana (Lucas 23, 50-53).

Decimocuarta Estación
Jesús es puesto en el sepulcro.
José tomó el cuerpo de Jesús, lo envolvió en una sábana limpia, y lo depositó en su propio sepulcro nuevo, que había hecho cavar en la roca. Hizo rodar una piedra grande a la puerta del sepulcro y se retiró (Mateo 27, 59-60).


Leer todo
 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139