Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
DEL CIELO A LA TIERRA

flavioypier2TESTIGOS DE LA VERDAD

HE ESCRITO EL 12 DE DICIEMBRE DE 2017:

PIER GIORGIO CARIA Y FLAVIO CIUCANI. DOS AMIGOS Y HERMANOS QUE NOS EXPLICAN A TODOS NOSOTROS LA VERDAD SOBRE EL MENSAJE DE FÁTIMA, LA PRESENCIA DEL ANTICRISTO EN EL MUNDO, LA VISITA EXTRATERRESTRE Y LA PROFECÍA DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO A LA TIERRA.
¡LEED! ¡MEDITAD Y DEDUCID!
EN FE
G. B.

Sant’Elpidio a Mare (Italia)
12 de diciembre de 2017

 

PONENCIA DE PIER GIORGIO CARIA – RIVOLI (TORINO) – 2 DE DICEMBRE 2017

Pier Giorgio: Gracias Salvatore por haber organizado esta conferencia, gracias a todos vosotros, dándote las gracias a ti obviamente se las doy a todos los colaboradores que han contribuído en la organización, os agradezco también a vosotros que habéis venido en gran número para escuchar hablar de temas que raramente – por no decir casi nunca – aparecen en los grandes medios de comunicación.

La humanidad hoy vive una situación dramática de la que por término medio la sociedad civil no es consciente para nada, por lo tanto el occidente principalmente, estamos hablando de un occidente que cuenta con distintas religiones, sobre todo cristiana... protestante, católica, etc., etc. Bien, curiosamente la causa de las guerras y de los problemas del mundo, también de los nuestros, es precisamente el occidente cristiano.

Somos nosotros los más grandes exportadores de armas, somos los países más consumistas, somos los países que más causan hambre y explotan a las poblaciones del tercer mundo, somos los países que construyen las armas y fomentan las guerras. Porque sabéis, queridos señores, la industria bélica occidental es la mayor entidad económica, a la par con la de la Alta Finanza, que genera la riqueza en el mundo.

Si una empresa fabrica lavadoras y no las vende va a la quiebra; una empresa que construye armas y no las vende va a la quiebra; es decir que el producto de una industria hay que venderlo y ¿qué hay que hacer para vender las armas? ¡Hay que hacer guerras! Los jefes religiosos de todo el mundo nos dicen que “necesitamos paz” y yo se lo agradezco, pero non me hacía falta que me lo dijera el Papa, o el patriarca, o el monje budista, porque yo ya lo se que necesito paz: que no hay paz en el mundo. ¿Por qué, querido jefe de cualquier religión, no me dices los motivos del porqué no hay paz en el mundo? ¿Por qué no me dices los nombres y apellidos de aquellos que no desean la paz en el mundo? Porque a costa de la guerra y de la muerte de millones de personas se hacen riquezas inmensas. Hoy estamos en la condición que 8 familias del mundo poseen el 40% de la riqueza mundial; y hay una familia que posee la riqueza de estos 8 juntos: en todo 9 familias, NUEVE, que poseen el 80% de la riqueza mundial. Queda otro 20%, y de ese 20% los occidentales se comen el 80%, quiere decir que mil quinientos millones de personas se comen el 90% de la riqueza mundial, y que los demás 6 mil millones pueden hacer solo una cosa: morir... y la causa de esta situación, lo repito, es el Occidente cristiano. Está claro que hay algo que no va bien, sobre todo hay algo que no va bien en lo que se refiere a la población del Occidente cristiano, no a los ricos, sino al pueblo, no a los hombres de poder, porque no entiende un hecho tan simple, esta simple ecuación.

Podemos entonces hacernos una pregunta: ¿somos cristianos de verdad? Estamos poniendo todos en práctica el mandameiento “Ama al prójimo como a ti mismo”? Si no lo estamos haciendo, ¿de qué depende? ¿Por qué no entendemos? Y os hago algunos ejemplos prácticos: ¿habéis visto alguna vez un billete de 10 euros? Más o menos todos lo tenéis en el bolsillo ¿verdad? Lo llamamos euro ¿verdad? Entonces mirad y observadlo bien, aquí hay unas letras y en la parte baja, hay un círculo que contiene la letra C. Sabéis lo que es, es el símbolo de “copyright”. ¿Qué tiene que ver el símbolo del copyright en los billetes de dinero? El copyright se pone por ejemplo en una canción, Vasco Rossi pone el copyright en sus canciones, un pintor pone el copyright en un cuadro suyo, un escritor pone el copyright en su libro, etc. etc., es decir que el copyright se pone en las obras creadas gracias al ingenio de una persona, y son privadas porque el copyright defiende el derecho de una persona sobre su propriedad. Eso significa que esa moneda le pertenece a alguien que tiene el poder de producir cuantas quiera, es el proprietario. Para los que tienen ya unos años sobre la espalda, recordaréis que en el dinero estaba escrito “pagable al portador, República Italiana”, después estaban las firmas del cajero, etc., etc.... todo ha desaparecido.

¿Sabéis decirme el porqué? ¿Por qué ha desaparecido todo? Y ademas en esa parte de los 10 euros, debajo de la bandera de Europa, hay una sigla: “M draghi”... Hay un autógrafo, no está escrito que función desarrolla este señor, vemos solo la sigla “Mdraghi”, ¿porque ha desaparecido el nombre entero así como estaba en las liras? ¿Qué significa? No lo sabemos. Está la deuda pública, lo sabemos todos, recientemente hemos superado los 2 billones y doscientos mil millones. Pero cómo es posible ¿Mario Monti no había entrado en el Gobierno para resolver nuestra deuda? ¿Cómo puede ser que haya empeorado? No sabemos responder. Y si nosotros no sabemos la causa de algo, no tenemos la posibilidad de encontrar una solución. Entonces nosotros el pueblo, que tenemos una deuda pública per capita de más de 30.000 euros ¿cómo podemos resolver este problema? Porque la deuda pública la pagamos nosotros, no la paga ese que promete que nos estamos recuperando... Nos han dicho hace unos días esta noticia: “Estamos recuperando”, y en el mismo día, esta otra noticia: “Hemos superado los 2 billones y doscientos mil millones de deuda”, “¡es como decir “me acabo de morir, estoy muy bien!” La operación ha salido bien, el enfermo se ha muerto. Ha dejado de sufrir... Estupendo! ¿Cual es el problema de esta situación aberrante donde nosotros, el pueblo italiano, hemos perdido completamente el conocimiento de los sistemas que rigen nuestra sociedad? ¿Pero no éramos un pueblo soberano? Estamos en Italia, una República Parlamentar, y como puede ser que desde hace cuatro legisladuras no somos nosotros los que elegimos al primer ministro? Y ahora han hecho una porquería de ley, peor que el “porcellum” que había antes, y nosotros nos quedamos ahí mirando. ¿Por qué? ¿Tenéis una respuesta? ¿Hay alguien que tiene la respuesta a esta pregunta tan importante?

Porque tiene que ver con nuestra vida. La cuestión está en lo que Flavio ha explicado antes, pero yo intento explicaroslo de una forma más laica, porque quiero pasar por lo laico para después volver a lo religioso. Hay una palabra muy importante que se llama información. Véis, las palabras tienen significados importantes, analizémosla, dividiámosla: in-formación. Hoy la palabra información se la relaciona normalmente con el concepto de news: la news, la noticia. Pero in-formación quiere decir formar la interioridad: in-formación. Nosotros cuando nacemos no tenemos una cultura, no tenemos un nombre, somo un libro blanco, un cuaderno blanco sobre el que se escribe los que nosotros llamamos personalidad. La personalidad se forma según el lugar, la cultura, el momento histórico donde uno nace, por eso yo, que me llamo Pier Giorgio Caria, si hubiese nacido en China hubiera sido otra cosa. Habría sido in-formado, es decir formado interiormente, con otro paradigma cultural: habría recibido una formación diferente, informativa-formación.

Por consiguiente la información que nosotros recibimos es fundamental para la formación de nuestra capacidad de interpretación de la realidad: si estamos mal informados, estamos mal-formados y somos incapaces de administrar nuestra realidad, por lo cual, no comprendiendo la realidad, de hecho, no somos capaces de verla ni siquiera si la tenemos delante de los ojos. Porque los ojos, para ser capaces de comprender, tienen que pasar a través de nuestra personalidad, si nuestra personalidad es un espejo deformado, en consecuencia también nuestra visión de la realidad será deformada, y si nuestra visión de la realidad está deformada no seremos capaces de dar una dirección a nuestra vida. Yo os acabo de demostrar que no sabemos explicar porqué en este billete de 10 euros está el símbolo de copyright; no sabemos explicar el porqué ha desaparecido todo, porque ya no está escrito “pagable al portador”, no sabemos explicar porque hay una deuda pública, quién la ha hecho, quien la ha generada, por qué aumenta. Si yo tengo una deuda y no se el porqué aumenta, yo soy un hombre acabado, porque sin dinero en este mundo se muere, así de simple. De hecho 6 mil millones de seres humanos se mueren: se mueren de hambre, se mueren de enfermedades, se mueren de indigencia, se mueren de tristeza, se mueren porque no tienen este billete que les permita acceder a nuestros recursos. Pero si yo no tengo el control de mi deuda yo, como nación y como pueblo, estoy destinado a morir, porque esta deuda aumenta inexorablemente de año en año.

Otra pregunta que os hago: ¿sabéis cuanto hemos pagado de deuda hasta hoy? Más de 3 billones. Nosotros los italianos ya hemos pagado una cantidad de dinero que ha salido de nuestros bolsillos y que ha costado cientos de vidas humanas. Vidas de empresarios, de obreros, etc., que han perdido lo que tenían, oprimidos por Equitalia (Agencia para la recaudación de impuestos), por Hacienda u otras instituciones del gobierno... Se han disparado, se han ahorcado, se han tirado en un pozo, etc. ¿Por qué?? Si no paramos esto todos terminaremos igual, porque la deuda nos toca a todos, y nos está aplastando cada vez más. ¿Cómo podemos nosotros hacer frente a esta deuda si no sabemos como funciona precisamente la deuda? ¡Porque no tenemos esta información! Y nos la ocultan meticulosamente. Es decir que somos discapacitados, mal-formados a causa de una in-formación no correcta que nos vuelve incapaces de administrar nuestro diario vivir y nuestra realidad, así como resolver los problemas gravísimos que están destruyendo nuestra nación.

Nosotros estamos privatizando todo: el Servicio de Correos es privado, la Ferrovia es privada, Alitalia es privada: ¿pero por qué el trabajo de décadas y décadas, de los italianos ha terminado en manos de pocas familias de poder? Porque estamos mal-formados a causa de la información equivocada que nos propinan y por nuestra pasividad a la hora de analizar criticamente lo que los medios de comunicación, que están en mano de estas nueve familias, nos venden como si fuera verdad. Son un montón de terribles mentiras para mal-formar nuestra visión de la realidad y no identificar a los verdaderos culpables de este desastre. Obviamente, si 9 personas que son los jefes de familia de estas nueve familias tienen el ochenta por ciento de la riqueza mundial, es obvio que los culpables son ellos. Pero nosotros no lo entendemos. Sin embargo somos nosotros los que generamos la riqueza, no ellos, que nos la roban: si hemos pagado 3 billones de deuda pública, significa que la deuda ya no tendría que existir, y sin embargo tenemos que pagar todavía más de 2 billones.

Significa que es una estafa, porque pagamos los intereses sin tocar el capital. Pero nosotros estos mecanismos no los conocemos, porque nos los esconde una clase dirigente completamente connivente y corrupta con ese mismo sistema criminal. Acabamos de entrar en le Era de Acuario y hemos salido de la Era de Piscis: los peces son dos, ¿conocéis el signo zodiacal, verdad? Los dos peces simbolizan la fe ciega y la duda; por dos mil años las poblaciones, y todavía no ha terminado, se han matado en nombre de un credo. Había que mantener al hombre en la fe ciega, en algo que no se puede demostrar, y en la duda de que fuera verdad. Esto ha dado origen a enfrentamientos entre las civilizaciones.

Los islamistas, por ejemplo, contra los cristianos. ¿Pero cómo es posible, si el Islam nace porque al profeta Mahoma se le apareció el Arcángel Gabriel? ¿Como es posible que el Islam y el cristianismo estén en contra cuando en el Corán la única mujer que se nombra es María Santísima? Como es posible que nosotros y los hermanos islámicos estén el uno en contra del otro cuando en el Corán está escrito que Alah, cuando tendrá que juzgar a la humanidad, pedirá consejo a Isa? Primero viene Isa y después llega el juicio... ¿Sabéis quién es Isa? ¿Quién lo sabe? ¡Isa es Jesús Cristo! ¿Y entonces como puede ser que luchamos los unos contra los otros, si ellos creen en Cristo y nosotros creemos en Cristo, si ellos tienen a la Virgen María y nosotros tenemos a la Virgen Maria? ¿Cómo es que somos enemigos? ¿Quién manipula esta situación?. Pero recuerdo un viejo dicho: “dividi et impera”, divide y domina!. Acabamos de entrar en la Era del Acuario, donde está el hombre que vierte el agua de la jarra: el agua es el conocimiento, es decir que hemos entrado en la era donde la fe ciega y la duda tienen que desaparecer porque son derrotados por el conocimiento. El conocimiento se obtiene a través de la ciencia, la ciencia se obtiene buscando y verificando los hechos.

Todos nosotros aceptamos que el cuerpo es una entidad dedicada, en términos científicos se estudia biología, medicina, cirugía, es algo banal decir que el cuerpo del hombre, que la realidad física del hombre, es un argumento científico; así como es banal decir que el espíritu es un tema de ‘credo’. Pregunta: ¿pero cómo puedo yo, que soy un cuerpo, pero que soy sobre todo el espíritu que lo compenetra, ser un ‘credo’ si mi cuerpo es ciencia? Significa que yo quizás existo, que existe solo mi cuerpo. ¡Pero es una contradicción! Porque si el cuerpo, que es el efecto del espíritu, tiene que ser estudiado por la ciencia, y sin embargo el espíritu-inteligencia concebido por la ciencia ¿tiene que ser un credo?

¡Con más razón la ciencia tendría que estudiar el espíritu-inteligencia!. Nos lo han escondido para dominarnos, porque si no tenemos una prueba científica y el conocimiento científico de las leyes que gobiernan el espíritu, nos volvemos inhertes porque nos transformamos en un simple pedazo de carne que además puede morir, y un pedazo de carne que puede morir tiene miedo. Nos dominan con el miedo de la muerte, el miedo del sufrimiento, miedo de que nos falte algo en un mundo donde en cambio hay tanta riqueza que podríamos estar todos bien, trabajaríamos todos dos o tres horas a la semana, porque el planeta está colmado de abundancia. O sea que hay un grupo dirigente que se arroga el derecho de hacer morir a la mayor parte de la humanidad. Nosotros los italianos, mientras estábamos bien, no nos interesaba nada de nadie, éramos indiferentes mientras el resto del mundo se moría y lo sabíamos. Lo sabíamos que el resto del mundo se estaba muriendo, ¡y ahora está llegando nuestro turno! Mirad, el “credo” a nivel espiritual es el más grave y terrible engaño al que la humanidad ha sido sometida. Jesús Cristo en el Evangelio dice el motivo por el que Él ha venido: “Yo no he venido a abolir la Ley, he venido para completar la Ley y los profetas”. ¿Qué quiere decir la Ley?

¿Pero Jesús no es un jefe espiritual? No. Jesús era hijo de un carpintero y fue asesinado por la casta sacerdotal de hace dos mil años. Jesús vino a explicar la Ley. Es decir que el Evangelio no es un libro religioso, es el manual científico que explica como funciona el espíritu y la interacción entre el espíritu y la creación: Causa-Efecto. Por lo tanto, cuando la Virgen dice “Arrepentíos” no nos está diciendo, visto que además se aparece solo a nosotros los cristianos, no nos está diciendo que cambiemos de religión: nos está diciendo: “recapacitad sobre vuestro modo de vivir”! Porque allí donde el occidente cristiano está destruyendo el mundo en realidad es anticristiano!. ¡O sea que tenemos que meditar sobre nuestro estilo de vida porque es anticrístico! La Virgen nos llama a la acción: si leemos el capítulo 25 de Mateo, cuando Jesús habla con los elegidos, no les dice que son elegidos porque han ido a la iglesia, porque se han confesado, porque han hecho la comunión. Les dice: “¡vosotros sois elegidos porque habéis vestido a los que estaban desnudos, habéis dado de comer a los hambrientos, habéis visitado a los que están en la cárcel y a los enfermos y habéis dado de beber a los sedientos!”

¡No se habla de religión, no se habla de ritos, se habla de hechos sociales, se habla de solidaridad! El que tiene dinero tiene que ayudar y compartir su riqueza y su conocimiento con quien no es rico. El occidente cristiano y la institución religiosa han fracasado completamente en su misión, la misión que Cristo nos había encomendado, y este fracaso nos costará caro. No porque Dios o Cristo nos quieran castigar, sino porque nosotros, por medio de nuestras acciones, nos estamos condenando a nosotros mismos. La Virgen, que es la Madre Santísima de toda la humanidad, no solo de los cristianos o de los católicos, por Amor Materno, nos dice: “si no cambiáis pereceréis todos en el cuerpo y en el Espíritu”, porque a través de la errada información, in-forma-acción es igual a informa-acción): tu formación informa, es decir que da las directivas a las acciones que tú cumplirás.

Si tu información es errada, tus acciones serán un fracaso. Por eso la Virgen viene y nos dice que nuestra información no es verdadera, que tenemos que cambiar, si no habrá guerras, terremotos, carestías, pero no porque lo quiera Dios, sino que viviremos sufrimientos terribles a causa de nuestras malas acciones.

Nosotros hemos dejado las riendas de este mundo en manos de criminales, dea esta casta de delincuentes, de asesinos, de mentirosos, de pedófilos que dominan el mundo, incluídas las religiones, porque son todas iguales, y lo sabemos, lo escuchamos en los telediarios. ¿Habéis oído hablar de los escándalos sexuales en Hollywood, los escándalos de pedofilía en el Vaticano, los escándalos en la política? Nuestros políticos han robado completamente los fondos de nuestros bancos, y se los han metido en el bolsillo: porque quiebran los bancos, pero no los banqueros. Quiebra un banco como entidad jurídica, pero los dirigentes de los bancos y la gente a su servicio se meten en el bolsillo nuestro dinero y las deudas nos las hacen pagar a nosotros, ¡no las pagan ellos! Cuando quiebra el banco Monte Paschi, no quiebran los dirigentes del Monte Paschi, quebramos nosotros porque la deuda nos toca pagarla a nosotros. No sabemos lo que es el gobierno, porque nos quedamos contentos pasivamente de las mentiras que nos propina el sistema mediático, totalmente connivente, pero la verdad es que nos resulta cómodo, nos deja tranquilos.

Sin embargo tendríamos que pasar a la acción, y tendríamos que buscar otro tipo de información que nos lleve a entender cual es la verdadera causa de nuestros problemas para así poder eliminarla. De hecho, la Virgen empieza así todas las profecías: “si la humanidad no cambia, o peor aún, si llegara a empeorar” sucederán ciertas cosas; o sea que la profecía es una hipótesis, no es una determinación absoluta de lo que ocurrirá. Ocurrirá si no cambiamos, si no nos arrepentimos, si no recapacitamos sobre lo que hacemos y sobre nuestro estilo de vita. ¿Qué tiene que ver con esto la religión, los hábitos, las procesiones, las oraciones si después nuestras acciones son anticrísticas, egoistas, y seguimos siendo indiferentes?

Hace 2000 años que rezamos y todo va cada vez peor, ¿serà hora de que entendamos que no es suficiente rezar, que es un engaño? La oración es el alimento del espíritu, pero si tú este alimento no lo transformas en trabajo social, en acción, se transforma en grasa y basta, y tú te enfermas. Está bien rezar, pero después tiene que haber acciones consecuentes a la oración que acabas de hacer. Si tu deuda, como ha dicho Flavio, no la remites, la pagarás porque entra en la Ley de Causa-Efecto: los “Credo” no tienen nada que ver. Esto involucra a todos los seres humanos, a todas las religiones, inclusive a los ateos, porque Cristo nunca habló de religión. Dijo “pero si oráis no necesitáis convencer a Dios con demasiadas palabras, porque Él ya sabe lo que necesitáis, pero tenéis que amar al prójimo”, no es un hecho sentimental, amar al prójimo significa che si hay una persona que se muere de hambre tienes que ayudarla. En cambio tenemos un Occidente enfermo por causa de exceso de alimentación y 6 mil millones de personas que se mueren de hambre. Nosotros los occidentales tiramos a la basura cantidades de comida que satisfacerían las necesidades de todos los 7 mil millones de habitantes del planeta, ¡no es verdad que hay penuria, hay abundancia”! Pero tenemos un sistema criminal, delincuente, diabólico llamado capitalismo que destruye los recursos para acumular papel en los caveau. ¿Pero que hacemos con ese papel? Sobre todo un papel que hoy ya no vale nada.

Este billete de 10 euros es como una servilletita de papel, no tiene ningún controvalor; el controvalor es lo que da poder, valor, a la moneda. Antes estaban las reservas en oro: pero ahora ya no. ¿El contravalor que da poder a la moneda sabéis cual es? ¿Lo sabéis? Es nuestro trabajo, el hecho de que nosotros aceptamos usarla. En realidad los proprietarios de la moneda somos nosotros porque su valor real es el de nuestro trabajo, el de nuestro sudor, y nos la roban esas nueve familias y todos los sistemas políticos que son solo los mayordomos de estos delincuentes. La profecía, la religiosidad o la espiritualidad no son cuestiones de ‘credos’, son hechos sociales. Si analizamos los mandamientos no hay nada de religioso: no matar, no robar, no dar falso testimonio, no adulterar, que no significa no cometer adulterio en la pareja. Significa no adulterar la creación, no adulterar las relaciones, no adulterar el aire, no adulterar el agua.

Este era en realidad el verdadero significado de ese mandamiento. En los mandamientos no hay nada de religioso, son todas reglas sociales para hacer sí que una sociedad viva en paz y en abudancia con una distribución equitativa de la riqueza. Esta es la verdadera religión, el verdadero ‘credo’ que el hombre tendría que poner en práctica: en cambio nos han engañado, iludido, con una fe ciega donde Jesús, Alah, Buda, lo que queráis, es una especie de estrella a la que tenemos que hacerle zalamerías: no es así. Yo, vosotros y nosotros los cristianos o católicos llamamos a Jesús el “Maestro”.

¿Habéis visto alguna vez a un maestro que va a la universidad, un profesor que va a la escuela, que entra en clase para que le adoren? Entra en clase para explicar las ciencias que enseña, su tarea es la de hacer que los alumnos aprendan esa ciencia para llegar a ser a su vez, un día, profesores. Entonces Cristo es un Maestro, no ha venido para instituir una religión, ha venido para enseñar la Ciencia del Espíritu, para recordarla, completarla: “Yo he venido a completar la Ley y los profetas”, es decir la profecía. Nosotros no conocemos el Evangelio, no lo leemos así que estamos practicando una religión solo por lo que hemos oido decir. No leemos lo que está escrito, y entonces aceptamos a veces discursos absurdos y tontos, pero a Cristo no le conocemos, no sabemos lo que nos dijo realmente y cual era su verdadera misión... que era la de que llegaramos a ser sabios y conscientes. Véis, el conocimiento está a la base de la sabiduría: el conocimiento se experimenta, el conocimineto experimentado se transforma en sabiduría; y a la persona sabia tú no la engañas, porque el sabio conoce la verdadera naturaleza de las cosas y no puede ser manipulado.

Cristo ha venido a traernos la Verdad, y esta Verdad el hombre, la humanidad, tenía que asimilarla interiormente durante la Era de Piscis, antes de entrar en la Era de Acuario, que es el tiempo en el que Él volverá para recoger la cosecha que ya está madura.

La cosecha que ha madurado es aquél que ha comprendido el corazón de la Ley, o mentalmente porque ha entendido el Evangelio, o en el corazón porque es solidario y lo ha puesto en práctica. No hay ninguna distinción en el Evangelio entre los credos religiosos, hay distinción solo en el tipo de acción que uno pone en práctica: o eres solidario o eres egoísta. Si eres solidario entrarás en el Reino, si no eres solidario quedarás excluído. No existe el credo, tenemos a un Jesús que nos deja la oración del Padre Nuestro y nos dice que recemos poco porque Dios sabe todo, no tenéis necesidad de convencerle, os sirve más a vosotros para recibir fuerza del Reino de los Cielos, pero después hay que poner en práctica, porque si no lo hacéis moriréis todos. Después la Virgen, en tiempos modernos, nos explica qué significa que moriremos todos, porque tiene que haber una selección, ya que tiene que ser instaurado el Reino de Dios. El Reino no es un lugar donde hay angelitos que tocan las arpas: el Reino es una nueva sociedad donde los derechos son respetados, las riquezas divididas por igual y los hermanos viven en paz entre ellos, porque han aprendido a poner en práctica las reglas de una verdadera civilización y las reglas de una verdadera civilización son: yo tengo los mismos derechos que tenéis vosotros. No puedo tener más que tú, ni tampoco vosotros podéis tener más. ¿Existe la Ferrari? Bien. La hemos creada, entonces Ferrari para todos! No la Ferrari para unos pocos y los demás en bicicleta o a pie. Estas son las reglas de una sociedad que no se autodestruye, porque las discriminaciones crean separación, crean violencia y guerra.

¿Para qué sirven las armas si no es para proteger las discriminaciones de los pocos ricos frente a tantos pobres? Las armas sirven solo para esto, para defender las discriminaciones y las riquezas ganadas injustamente por aquellos que son los reyes de la estafa, del engaño y del homicidio. Esta es la verdad. ¿Ahora me explicáis como podemos nosotros, frente a Cristo, justificarnos cuando los fabricantes italianos están en los primeros puestos en cuanto a corrupción y venta de armas? ¿Como podremos justificarnos? Somos indiferentes. Nosotros lo sabemos que el mundo muere y sufre, pero nos quedamos indiferentes y pretendemos que los gobernantes, que nosotros soportamos como estúpidos, sean la solución del problema. Es como esperar que el cáncer te cure del cáncer. El cáncer no me puede curar del cáncer, tengo que cambiar estilo de vida, tengo que recapacitar sobre la vida que llevo, porque si ese estilo de vida me ha provocado el cáncer no puedo esperarme que se me cure si sigo con el mismo estilo de vida. Entonces la profecía es esto lo que quiere decir.

La religión, la institución religiosa tenía que actualizar la vieja enseñanza, porque hace dos mil años, cuando Cristo vino, habló de los viticultores, habló de los mercaderes, habló de los pescadores porque se dirigía a una sociedad donde no existía la ciencia, entonces tenía que hablar con parábolas, con símbolos. Esa enseñanza adapta a una sociedad agro-pastoral era solo para poner la semilla que después, con la evolución cultural y científica de la humanidad, la religión, los religiosos, los sacerdotes que son los que enseñan la Ciencia sagrada o las cosas sagradas, nos tenían que explicar. No nos las han explicado porque se han acostumbrado al poder, al dominio, al engaño y hoy nos tienen todavía al nivel de enseñanzas viejas que han perdido completamente la base del conocimiento científico-espiritual.

Porque el espíritu es ciencia, así como lo es el cuerpo: estamos tan engañados y manipulados que nosotros incluso aceptamos hoy, si tomamos el ejemplo de que un cuerpo es como una computadora, que la computadora, físicamente, es ciencia, la energía eléctrica invisible, que le vuelve vivo es un credo. Si yo quito toda la corriente eléctrica de este objeto el computer pesa igual, su peso no cambia, pero sin energía eléctrica está muerto, no funciona: o sea que en nuestro hardware, que es el cuerpo, cuando la energía inteligente que somos nosotros y que hace que esté vivo –porque nosotros somos la vida que vivifica a un cuerpo- se va el cuerpo ya no funciona más. Cuando decimos que está muerto, no está muerto el espíritu: se ha muerto el cuerpo. Nada más morir, un hombre o una mujer pierde tan solo 21 gramos, que es la parte energética-material que llamamos alma. El alma es el campo que estructura la forma física del cuerpo según la matemática sagrada: sección aurea, phi 1,618. Si preguntáis a una eminencia de la ciencia, a un biólogo que estudia el cuerpo y le preguntáis: “Perdona, ¿pero quién es el que informa a la mórula, que es una esfera, el óvulo fecundado, cuando las células empiezan a subdividirse?, ¿Quién informa a esas células, quien le da los ángulos, las proporciones según la secuencia de Fibonacci, la proporción aurea. ¿Quién se la da? El que da la información es el campo energético, el alma o el campo-forma, como lo llamaban los soviéticos, que eran ateos. El campo estructurador de formas nos dice que el cuerpo humano es sobre todo una entidad electromagnética. ¿Me explicáis como puede un pobre médico curar un cuerpo si no sabe nada de electromagnetismo? Por eso las enfermedades aumentan, a parte los venenos que nos lanza Big Farma.

La Virgen en Fátima, en La Salette, viene a explicarnos estas cosas, viene a decirnos estas cosas pero Sus mensajes son ocultados, y el pueblo se queda anclado a una débil, vieja e inútil ritualidad exterior que carece de contenido; tan débil e inútil que las cosas no mejoran. A pesar de las miles de oraciones, a pesar de las miles de procesiones, a pesar de los miles de sacramentos, de comuniones, las cosas van cada vez peor porque falta la acción. Nos llenamos de Jesús hasta no poder más, pero no hacemos nada en consecuencia, por lo tanto estamos enfermos debido a demasiada comida espiritual que después no expresamos en el trabajo social. ¿Puede haber una sociedad sana, de gente que reza pero que luego es cómplice del sistema y no hace nada contra los delincuentes que nos gobiernan? ¿Puede haber salvación en una sociedad que ve los males del mundo y no hace nada por los que sufren? O hace poco, muy poco. La Virgen viene a informarnos de estas cosas, pero las instituciones religiosas corruptas las ocultan, y eso unido a nuestra pasividad e indiferencia hace que el mundo vaya cada vez peor y no cambiará. Tenemos que cambiar y construir juntos la sociedad que queremos. Tenemos que entrar en juego pero si no lo hacemos seremos los tibios que Dios vomitará de Su boca, porque la teología es ciencia social, no es ciencia religiosa como nos han hecho creer. Luego Dios, que tiene un proyecto para el mundo sabe los términos de este proyecto y la conclusión; y por amor manda a la Virgen, manda al profeta, manda a los ángeles, para avisarnos que si no cambiamos, si no recapacitamos sobre nuestro estilo de vida pereceremos todos.

Ahora estamos al final del ciclo, estamos en un tiempo dónde Cristo está a punto de regresar, hay signos que concuerdan con la profecía, pero ¿cómo podemos nosotros prepararnos para el Juicio si no sabemos nada, si no sabemos interpretar los signos? Flavio y yo hace años y años que viajamos por el mundo... Cuando he estado en grandes metrópolis como Nueva York, San Paolo del Brasil, Ciudad de México, con decenas de millones de habitantes, yo miro con desesperación estas megalópolis y me digo: "Pero no podremos nunca llegar a informar a toda esta gente... no lo lograremos, somos cuatro gatos los que han entendido como van las cosas"; si la gente no siente el impulso de la pasión altruística hacia los que sufren, hacia la muerte del planeta que nos da la vida, nosotros no tendremos salvación. Y el pueblo es indiferente, el pueblo es egoísta, el pueblo está ahogado completamente en los vicios y en el materialismo porque se ha olvidado de la materia biológica que posee y que es perecedera, que morirá. La idea de la muerte está totalmente ausente en nuestra vida, sin embargo nosotros moriremos, ¿por lo tanto me sabéis explicar por qué desde hace 6000, 7000 años, desde la época de las civilizaciones que nacieron entre el Tigris y el Eufrates, los babilonios y sumerios, cómo es que todavía no somos capaces de dar una respuesta científica a un hecho científico como lo es nuestra muerte? ¿Qué hay después de la muerte? En términos reales, no de credo. ¿Qué es lo que hay realmente? Sin embargo es algo que ocurre, y no ocurre en un mundo espiritual, sino en el mundo material.

Nosotros dejaremos el cuerpo, sería importante entender en términos científicos de laboratorio qué es lo que nos ocurre cuando morimos, porque si fracasamos en como administramos nuestro capital, que es la vida, y que es un capital con vencimiento, arriesgamos que después de la muerte tengamos malas sorpresas. No es bonito morir, y cuando te encuentras frente a quien te encontrarás, te das cuenta en ese momento que has fracasado toda tu vida, y que la dedicaste toda para ser sexy, porque querías ser sexy... o famoso, o rico. Luego mueres y dices: "¿tenía 10 alfileres de esos que se ponen en el cuello de las camisa nueva, y no he podido llevarme ni uno"... Entonces ¿qué sentido tiene para un ser humano cuyo tiempo de vida es limitado, dedicar toda su vida, sus recursos, sus bienes, su creatividad a la parte física que tendrá que dejar aquí? ¿Tiene sentido? ¿Y por qué vivimos así? Porque no razonamos nunca sobre nuestra muerte, pretendemos que nuestros científicos nos den la respuesta. ¿No nos la dan? Lo hago yo.

Soy inteligente, tengo creatividad, por lo tanto si pongo empeño, puedo alcanzar el objetivo. Yo soy hijo de campesinos, he nacido en un pueblito de 1000 habitantes en Cerdeña, donde no había ni quioscos, ni farmacia. Tuvimos teléfono en casa cuando yo tenía 25 años, no teníamos radio; la primera televisión en casa de mis padres la tuvimos cuando yo tenía 15 años. Ya era un milagro que había bombillas, porque muchos todavía usaban velas.

Es decir que si hoy yo puedo explicar estas cosas, amigos, es porque he tenido la suerte, gracias a la inspiración que mi padre espiritual Eugenio Siragusa me ha dado y luego a la amistad que ha nacido con Giorgio Bongiovanni, con Flavio y con muchos otros amigos, de levantar el trasero de la silla y dedicar mi tiempo y mis recursos a estudiar y experimentar para llegar a comprender porque existo, cuál es el sentido de la vida, qué es la vida, qué es la muerte y cuáles son los verdaderos valores que atañen a la naturaleza de un ser humano. O dedicamos tiempo a ello o no nos lo dirá nadie, en un mundo de mentiras y engaños.

Ahora el tiempo está venciendo y hay profecías que hablan de un hecho aparentemente absurdo: a la beata Anna Caterina Emmerick, durante una visión en el 1820, le fue revelado que Satanás habría sido liberado de las cadenas por unos 70-80 años antes del año 2000, curiosamente, coincide alrededor del 1917, año de las apariciones de Fatima. ¿Esta profecía qué significa? Subrayo que la profecía es un enunciado de carácter histórico-social dónde Dios, que existe y del que tenemos un vago concepto, tiene voluntad, tiene proyectos y tiene poder absoluto. Nosotros no conocemos la personalidad de Dios, los creyentes tienen un credo vago, pero Dios existe. ¿Pero qué proyectos tiene? ¿Cómo razona? ¿En que términos su Ser es condescendiente o rechaza? Porque ser aceptados o rechazados por un ser omnipotente es muy importante, en efecto Cristo nos amonesta, nos dice: “no os preocupéis de los que os pueden privar a lo máximo del cuerpo, preocúpaos de quien tiene poder sobre el cuerpo pero sobre todo sobre vosotros que sois espíritu". Porque nosotros no somos un cuerpo que tiene un espíritu, nosotros somos el espíritu inteligencia que temporalmente tiene un cuerpo, y es un hecho científico, no es uno hecho religioso como nosotros pensamos o que nos han dicho. Es un hecho científico porque Dios es ciencia, crea según números, según matemáticas: progresión de Fibonacci, espiral áurea, proporción áurea y matemática fractal.

Dios es Matemática pura, por lo tanto sus enunciados proféticos son efectos matemáticos relacionados con las leyes universales que nos gobiernan en cuanto somos espíritu, dónde el enunciado de base, es decir la Ley de causa-efecto, significa que a una acción nuestra le corresponde una reacción por parte del universo que causa en nuestra vida un retorno concreto según la ética de la acción que hemos cumplido; en términos religiosos tradicionales se llama Pecado, en términos más modernos se llama infracción de la Ley. Las leyes naturales no están sometidas a la voluntad del hombre... el Parlamento no puede hacer un decreto ley e imponer que a partir de mañana la lluvia caiga hacia arriba, porque la ley natural está por encima de la ley humana. No puede el parlamento hacer una ley y decretar que no moriremos más: "a partir de hoy hemos abrogado la muerte! ", la respuesta sería una gran carcajada. Es decir que el hombre está sometido a leyes, que son leyes científicas. ¿Dónde está la prueba de esto, amigos? Es esta: los cristianos nacen, crecen, envejecen, y mueren; los islámicos nacen, crecen, envejecen, y mueren; los ateos nacen, crecen, envejecen y mueren; los budistas nacen, crecen, envejecen y mueren etc., etc.... Los credos son una ilusión: la ley domina sobre todas las cosas, indistintamente, y es justa, justa en lo que respecta a nuestras acciones éticas o no éticas.

Estas leyes nos dominan y nos gobiernan, no pueden ser desatendidas porque el hombre está sometido a ellas. La prueba os la acabo de dar, muy sencilla. Los credos son grandes engaños porque la casta de hombres que se han corrupto en las religiones nos engañan y nos mantienen en la ignorancia para explotar nuestro trabajo y disfrutar de lo que producimos con esfuerzo. Después se enferman, se enferman mentalmente, no les basta nunca, quieren millones y millones en el banco, pero no llegarán a gastar nunca, ni siquiera si vivieran cien vidas, es una enfermedad. ¿Qué hace con el dinero una familia que por si sola tiene el 40% de la riqueza mundial? Están enfermos, es evidente, pero la verdadera pregunta es: "¿pero por qué nosotros lo aceptamos? ¿Visto que la causa de la riqueza somos nosotros, es decir nosotros somos los que producimos la riqueza con nuestro esfuerzo, ¿por qué aceptamos esto?, ¿por qué no lo hacemos objeto de debate, por qué no creamos comités para llegar a comprender porqué hemos elegido representantes para mejorar la gestión del bien común y que en cambio hacen todo más difícil? Los hemos puesto allí para solucionar los problemas, no para complicarnoslos. Lo mismo vale para los gobernadores nacionales, pero ya somos tan obtusos y atontados que estamos acostumbrados a estar sumisos.

¡No somos capaces de tener la espalda derecha y de decir no! Yo tengo dignidad y tengo conciencia, y no acepto un sistema que compra los F35, que es aliado con la OTAN que hace las guerras, que quiere fomentar la guerra contra Rusia, que ha destruido la Libia, que ha destruido el Afganistán, que ha destruido Irak: ¿por qué aceptamos esto? ¿Por qué trabajan los italianos en las fábricas de armas? ¿Alguien sabe explicarlo? Perdonad, ¿pero no van a la iglesia estas personas? ¿Dónde está nuestra conciencia? ¿Qué le contestaremos a Cristo cuándo nos pedirá cuentas de ello? Volviendo a la profecía de la beata Anna Caterina Emmerick, nos dice que ella en esta visión oyó que a Satanás se le habría dado más poder un siglo antes del año 2000. Después ocurre un hecho extraordinario: poco tiempo después, unos 60 años después, el 13 de octubre de 1884, un 13 de octubre, exactamente el día en que la Virgen dio el tercer secreto de Fátima, el Papa León XIII, mientras hacía misa cayó en éxtasis y vio una escena absurda: Satanás que habla con Cristo y le dice: “me das más poder por 100 años? Porque si tú me lo das yo destruiré tu Iglesia", y Cristo acepta. ¿Cómo es que acepta Cristo? ¿Por qué acepta Cristo? ¿Por qué no nos ha revelado la iglesia la verdad íntima de este discurso?

¡Por motivos de poder! Cristo concede a Satanás 100 años de poder extraordinario ¿sabéis por qué? Porque son los últimos 100 años antes de Su retorno, por lo tanto se necesita un régimen especial donde el demonio tenga más poder para seleccionar la humanidad y hallar a los corruptos, a los corruptores y a los incorruptibles. Porque con esta gente no se puede hacer el Nuevo Reino, por lo tanto Cristo da a Satanás mayor poder para hacer la selección. Él es veloz, hábil e inteligente, es listo, se engancha con sus garras a la más pequeña arista de nuestras debilidades y empezando por ahí construye un castillo que hace que después se derrumbe encima nuestro, porque nosotros hemos sido infieles a la Ley. Nosotros somos corruptibles, somos blasfemos, estamos contra la ley de Dios, nosotros escupimos en la cara Dios con nuestras elecciones de vida anticristica, por lo tanto Dios -y el tiempo está venciendo-, concede a Satanás 100 años de poder especial para poner a prueba la iglesia. Pero no era sólo la iglesia como institución, porque la Iglesia de Cristo no es el templo o los católicos: la Iglesia de Cristo es el cuerpo místico de la humanidad.

Se le da este poder a Satanás a partir del 13 de octubre de 1917 porque los elegidos habrían surgido de esta prueba terrible pero necesaria, porque Dios ha decidido que ha llegado la hora de que el hombre por fin viva en este mundo el sueño utópico de su felicidad. No por casualidad aquel día, el 13 de octubre de 2017, la Virgen dijo "Mi Corazón Inmaculado Triunfará". Pero en este sueño utópico, que se volverá real, no puede haber corruptos, corruptores y corruptibles. No hay lugar para los indiferentes, para los que pasan de todo, los egoístas, los mentirosos, los mafiosos, los pedófilos, los políticos corruptos y todos los que son conniventes y cómplices de la derrota del género humano y de la destrucción del planeta.

Éstos son los 100 años que han vencido el pasado 13 de octubre: a partir de ese momento las leyes universales y las intervenciones de Dios se opondrán con los sistemas sociales de poder, económicos, bélicos, religiosos, etc., que han radicado la blasfemia y la corrupción del mundo y este poder se derrumbará de forma estrepitosa y terrible, arrastrando consigo a todos los que se han aliado con este poder y se han beneficiado de él en términos de una injusta riqueza creada sobre la sangre y el sufrimiento de los pueblos. Este es el íntimo secreto de los 100 años de poder concedidos a Satanás, la Iglesia Católica es tentada, pero son tentados también los fieles, son tentados los islámicos, son tentados los budistas, los ateos, todos son tentados para hacer sí que su espíritu sea purificado por el fuego Divino de la selección a través de la fe, es decir la fidelidad a la ley: "Ama al prójimo como a ti mismo".

Éste es el verdadero secreto del tercer misterio de Fátima, es decir que el Reino será establecido pronto y citando las palabras de San Malaquías, aquél que hizo la lista de los últimos Papas. San Malaquías, no el Malaquías del antiguo Testamento, dice que después del último Papa, que él llama Pedro el romano: "el Terrible Juez vendrá a juzgar a su pueblo. Amén". Entonces el terrible juez es Cristo, pero no vendrá sólo, Cristo vendrá con todos los Avatar, porque cada Avatar juzgará a su religión, es decir al pueblo de su religión. La tentación a la iglesia que el Papa León XIII ve es la tentación a toda la humanidad, incluidas las religiones. A partir de este momento los sistemas corruptos, lo repito, empezarán a perder poder y a derrumbarse. Se derrumbará la economía, aumentarán las violencias, aumentarán las guerras pero los elegidos, los que han puesto en práctica la ley, Cristo ha prometido que ni un cabello de su cabeza será tocado, y como Dios es omnipotente si nosotros nos aliamos con Él, es decir si somos fieles a Su ley, nadie puede tocarnos.

El enunciado de Fátima, el tercer secreto de Fátima, no es nada más que la explicación de eventos futuros si la humanidad no cambia; no es un tema de credo, es un tema social, un discurso de política nacional e internacional, es un discurso de equilibrio planetario, geopolítico, climático, de eso habla la Virgen. El tercer secreto de Fátima no habla de ritos, no habla de credos, no habla de nada de toto esto... Además, en el 1984, la Virgen se lo repite a los videntes de Medjugorje: “el 1900, el siglo XX, está bajo el poder de Satanás”.

En el tercer secreto de Fatima la Virgen dice "Satanás reinará sobre los más altos sitios determinando el curso de las cosas". ¿Quién es Satanás? Es el hombre corrupto, el hombre blasfemo, el hombre que no respeta a su prójimo, el hombre que no ama, el hombre que no siente empatía, que no es solidario. Este es Satanás, porque Satanás, el demonio, no tiene libre albedrío, Satanás puede sólo tentarte, pero no puede imponerte que hagas el mal si tú no quieres. Es decir que Satanás es, lo repito, el que nos hace manifestar lo que realmente somos interiormente. Satanás hace que lo que nosotros escondemos dentro lo demostremos por fuera. Si somos egoístas, lo demostramos en nuestras elecciones de vida; si somos altruistas lo demostramos en nuestras elecciones de vida. Satanás es el portador de luz: ¿no se llama Lúcifer, el jefe de los Ángeles Caídos? Da la luz, pero no la luz de la iluminación, sino la luz de la infamia que hay en el corazón del hombre. Esta es la luz deLúcifer. El tercer secreto de Fatima habla de los siguientes temas, extraídos del así llamado texto diplomático, los encontráis en internet porque la iglesia, en junio del 2000 reveló sólo la visión pero escondió la explicación que la Virgen había dado. Los tres pastorcillos eran ignorantes, de hecho, cuando la Virgen les habla de Rusia, pensaban que era una vecina. Entonces la Virgen les explicó a los pastorcillos, para que ellos después informaran a la iglesia institucional:

el mal dominará el mundo

habrá una gravísima crisis de la iglesia católica (pedofilia, connivencia con las mafias, tráficos ilegales en el banco del IOR, etc.)

La invención de las armas atómicas (por eso la Virgen les dice a los pastorcillos que tienen que revelarlo en el 1960, porqué la Virgen habla de la tercera guerra mundial nuclear, habla de hombres que perecerán a millones de hora en hora, habla de océanos que se volverán vapor... ¿Quién podía entender en el 1917 una potencia bélica de este nivel? La Virgen dice que lo revelen en el 1960 porque en esa fecha habría la guerra fría, se construirían miles de armas nucleares, ya habrían explotado las bombas de Hiroshima y Nagasaki.... ¿Sabéis como llamaron a la primera bomba atómica que experimentaron? ¿A la primera explosión atómica? La llamaron "Trinidad", y la hicieron explotar al borde de la enorme base de White Sands en los Estados Unidos, en el 1945. 15 días después hicieron explotar otras dos sobre Hiroshima y Nagasaki, matando con dos golpes a 300.000 personas... No tuvieron que pensar demasiado, ya las tenían listas.

Luego la Virgen habla de:

terribles catástrofes naturales, habla de la segunda venida de Cristo como juez y de la instauración del reino de Dios sobre la Tierra.

Los fieles a la Ley por fin serían separados de los corruptos, de los corruptores y de los corruptibles, que tendrán otro destino según sus obras, no según la voluntad de Dios. Dios ha determinado el proyecto, ha determinado las reglas, y luego deja decidir al hombre su destino. Somos libres.

Dios dice: "Elegíd de qué lado estar: o estáis conmigo, o estáis en contra de Mi", porque nuestras elecciones, por cuánto sean libres, comportan una responsabilidad frente a la vida, y la vida es Dios. ¿No ha dicho Cristo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida"? Entonces nosotros no podemos decir: "Pero a mí de estas cosas no me interesa nada". Tú existes, y por el hecho de que existes estás sometido a las leyes naturales y las leyes naturales comportan que cualquier decisión que tomes, tienes una responsabilidad que determina tu futuro. Entonces ¿cuál es la causa de nuestras infelicidades, de nuestros problemas? Nuestro comportamiento. Nada más. No es culpa de los Iluminados, no es culpa de los curas, no es culpa del Vaticano: es culpa nuestra porque la verdad nos ha sido dada, a alto precio, a un precio de sangre. Este es el Tercer Secreto de Fatima: falta una cosa, importante, que ha sido ocultada también en la versión diplomática del Tercer Secreto qué fue difundido por voluntad del Cardenal Alfredo Ottaviani, que en esa época era prefecto del Santo Oficio. Él escuchó la traducción del Tercer Secreto de Fatima cuando se la leyeron al Papa Juan XXIII que se negó de divulgarla: es decir que el Papa va en contra de la Virgen.

Él, que en cambio creía, da la autorización a un periodista alemán llamado Louis Emrich, que lo publicará en el Neues Europa, un periódico alemán, y también esta versión, que nunca ha sido desmentida por el Vaticano, fue publicada por el Observador Romano el 15 octubre del '78. Y lo que ha sido ocultado también en la versión diplomática es una importante revelación que la Santa Virgen dijo a los tres pastorcillos, en esta frase: "En aquel tiempo, en la segunda mitad del siglo XX, Seres Cósmicos vendrán de lejanos lidos del universo en el nombre de Dios". Por lo tanto la Virgen anuncia la visita extraterrestre como signo apocalíptico-escatológico que indica que estamos en el tiempo de la segunda venida de Cristo. Significa que estos Seres que nos visitan son los Ángeles de ayer, extraterrestres hoy. Por eso todas las religiones del mundo y todos los poderes del mundo manipulan, ocultan y alejan de nuestra conciencia esta realidad científica que hoy yo, como investigador que estudia estas cosas desde hace 30 años, puedo demostrar con toneladas de pruebas. Pero nos han manipulado con el credo de los OVNIS. El credo es una parálisis, no investigas. Si el ovni es un objeto, objeto volante no identificado, no es un tema de credo, es un tema de ciencia. Si existe el ovni, encontraré las pruebas, porque es una nave; si no existe no habrá pruebas. En cambio nos han manipulado de nuevo con los credos. La era de piscis: la fe ciega, la duda; y no salimos de ahí. Tenemos que pasar de la era que nos ha engañado, pero que era necesaria para la evolución del hombre, a la era del conocimiento y de la sabiduría a través de un proceso didáctico-científico normal.

También la experiencia de Giorgio Bongiovanni nace en Fátima. Porque él es el estigmatizado de Fátima; la Virgen les dijo a los pastorcillos: “He venido para pediros que vengás aquí por seis meses consecutivos, el día 13, a esta misma hora. Luego os diré quién soy y lo que quiero. Volveré aquí de nuevo por una séptima vez”. Lucia dos Santos, considerando que los otros dos, Francisco y Jacinta, murieron poco tiempo después, ha muerto bastante recientemente a más de 90 años. Y ha sido vidente por toda la vida, ha recibido muchos mensajes en los distintos conventos donde vivió. Pero la aparición relacionada íntimamente con el Tercer Secreto de Fátima del 13 de octubre 1917, que concernía el futuro de la humanidad, ocurrió el 2 de septiembre de 1989, cuando un joven italiano de 26 años, después de una serie de apariciones en la región de Le Marche, fue invitado por la Santa Virgen a ir a Fátima. La Virgen le dijo: "Allí te daré un mensaje y un signo que todo el mundo verá". Y así Giorgio fue a Fátima, le acompañó una pareja de amigos españoles, que son los autores de las fotos que vemos, y llevó consigo un ramo de rosas, 12 rosas. A mediodía cayó en éxtasis y la Virgen se le apareció, le dictó el mensaje y le confió una misión, y luego le preguntó: "Giorgio, quieres tú llevar en tu cuerpo un poco del sufrimiento de Mi Hijo el Cristo"? Giorgio contestó: "Si Madre, lo quiero" y del pecho de la Virgen emanaron dos rayos de luz, que lo golpearon en las palmas de las manos. Giorgio salió del éxtasis, y cayó al suelo por el dolor, y de los palmas de las manos empezó a brotar sangre. Al principio en las manos, y en los meses y años siguientes se manifestaron los estigmas en los pies, en el costado, y también ha vivido toda una serie de signos sangrantes, pero que han sido transitorios. En cambio los 5 estigmas, las 5 principales heridas de Cristo, son permanentes las 24 horas del día, desde el 2 de septiembre de 1989 hasta hoy, nunca han desaparecido, ni siquiera por un microsegundo.

Es decir que Giorgio es uno estigmatizado permanente, como Padre Pio, pero es un laico. ¿Por qué elige la Virgen a un laico y no un religioso? Porque un laico no tiene que someterse a un poder y no puede ser condicionado si no es él mismo el que lo decide. Pero gracias a Dios hasta hoy todo ha ido bien, por lo tanto Giorgio no se ha vinculado a ningún poder humano, ha permanecido libre de transmitir libremente a la humanidad todos los mensajes del mundo cósmico y del mundo Divino que le han sido confiados y que podéis leer, año por año, en su sito web www.unpuntoenelinfinito.com Son comunicaciones cósmicas, de los Ángeles o extraterrestres como preiráis, y no estamos hablando de astronautas de otros mundos... los que nos están visitándo son mucho más, son esos Seres que han preparado la mesa dónde el mundo Divino después se ha manifestado: son los Ángeles. para después recibir a la Virgen o a Jesús cuando decidirán manifestarse al mundo y dar mensajes.

En la aparición de Fátima del 2 de septiembre de 1989, Giorgio vio a la Virgen vestida con un largo vestido blanco, una cinta azul a la cintura, una rosa roja sobre el pecho, las manos casi juntas, pero no unidas, con un halo de luz alrededor, el pelo suelto castaño claro y con este rostro que estáis viendo, y zapatillas blancas a los pies. La misión que Ella le confía a Giorgio se dividía en tres partes: la primera era divulgar el Tercer Secreto de Fátima, la versión diplomática. Es decir que la Virgen le confirma a Giorgio que el contenido de la versión difundida en el 1963 por Neues Europa y sucesivamente señalada también por El Observador Romano es real: guerra atómica, desastre climático, corrupción de la iglesia, desastre social, tercera guerra nuclear, retorno de Cristo, Su Hijo, instauración del Reino. Todo auténtico, pero la Virgen le dice que falta la visita de los Ángeles, que es una señal escatológica, es decir la visita extraterrestre es una de las señales que estamos en el tiempo de la Segunda Venida de Cristo. Por lo tanto la segunda parte de la misión es esta: revelar que la visita extraterrestre es mesiánica y anunciar que estamos en el tiempo del Retorno de Cristo. Yo a menudo he viajado con Giorgio, también Flavio, hemos estado en ámbito nacional e internacional en el campo de la investigación ufologica donde Giorgio se ha hecho portavoz de esta información: vosotros ufólogos no entenderéis nunca la visita extraterrestre mientras no toméis en consideración la razón teológica-espiritual.

Su visita no es científica, su visita no es tecnológica, su visita es espiritual, pero no espiritual como nos han enseñado en estos 2000 años, sino que forma parte de la Ciencia del Espíritu, es decir aquella ciencia que explica la naturaleza de la vida, la naturaleza del hombre, el por qué del hombre, el por qué de la vida, el por qué de la muerte, qué es el espíritu y como funciona. Nosotros no sabemos cómo funcionamos, no lo sabemos. ¿Esta Eternidad que poseemos, como evolucionará? Cristo nos ha dado indicaciones y nos ha dicho: Vosotros sois dioses y haréis cosas más grandes que yo". ¿Que significa? Cristo era Dios, resucitó a los muertos, caminó sobre las aguas, paró las tempestades, multiplicó los panes, curó a los ciegos, los lisiados, los enfermos; ¿Podemos hacer nosotros estas cosas, porqué nos lo ha dicho Él? ¿Qué significa? No lo sabemos. Después nos ha dicho "Vosotros sois Dioses”, por ahora somos deficientes, deficientes en el sentido que carecemos de información, malformados, y volvemos al discurso inicial, necesitamos conocimiento que tenemos que experimentar.

Giorgio, Flavio, yo y otros, hasta al final de los años '90 hemos frecuentado a los mayores expertos ufólogos internacionales y nacionales con quienes colaboramos todavía hoy. En relación a este tema Giorgio a un cierto punto dijo: "Mira, no puedo hacerlo todo yo, visto que estás también tú, hazlo tú" y por lo tanto de la parte racional y científica principalmente, con todo el valioso material que Giorgio ha recogido por el mundo en aquellos años, me he ocupado yo; después he estado en la RAI, he colaborado durante casi 10 años con el programa Voyager, para el que he realizado documentales, pero llegó un momento que, visto que la TV me censuraba, es decir no me permitía hablar de hacer ciertos temas, decidí, también por una inspiración Superior, de dedicarme directamente a mi prójimo, con encuentros directos, dónde no hay censura, donde puedo decir lo que quiero tal y como yo lo he aprendido, tal y como he podido experimentarlo.

La tercera parte de la misión, que es la que Giorgio ahora está llevando a cabo ahora, es la de desenmascarar al anticristo y reiterar que estamos en el tiempo del Retorno de Cristo. Desenmascarar al anticristo es un término teológico; la Virgen no puede romper la lógica de divulgación que había adoptado en sus apariciones y que se relaciona con el lenguaje teológico bíblico, pero se lo confió a personas sencillas, comúnes, como lo soy yo, como lo es Giorgio, como lo es Flavio, somos pobre gente, hijos del pueblo, no somos catedráticos, no somos hijos de los Rothschild, de los Rockefeller, somos gente común que ha decidido invertir toda la su vida en esta tarea, que les tocaba a otros: obispos, cardenales, sacerdotes, papas pero no lo hacen o lo hacen mal, o lo hacen poco, entonces la Virgen ha dicho: “hacedlo vosotros, mi pequeño ejército que veis", quiere decir que sabéis interpretar los signos de los tiempos y las verdaderas causas del malestar de vuestra sociedad. Desenmascarar al anticristo quiere decir encontrar los nombres y los apellidos de los verdaderos partidarios de los crímenes que nos oprimen, los verdaderos nombres de los que fomentan las guerras, que le permiten a la mafia que exista, que hacen sí que Riina pueda estar fugitivo por décadas en Palermo, etc., etc., etc. Revelar los nombres, encontrar las pruebas, ésto significa desenmascarar al anticristo, pero también decir al pueblo que es cómplice porque no se opone, porque se queda pasivo e indiferente.

Giorgio está llevando a cabo esta última parte de la misión, que es también un mensaje al mundo a través de un signo de gran sufrimiento físico que son los estigmas, quiere decir que tenemos que esforzarnos porque Cristo está con nosotros, no está con los hombres de poder. El Señor siempre ha estado con los pobres, siempre ha estado con los humildes, siempre ha estado con los simples. Ahora nosotros, también como pueblo lamentablemente, ya no somos simples, ya no somos pobres y nos hemos vuelto presuntuosos, indiferentes y pretendemos, que otros nos saquen de problemas: no es posible. Si nosotros queremos que haya un cambio, tenemos que ser nosostros el cambio que queremos. El primer territorio de enfrentamiento es tu proprio ser, tienes que derrotar la parte oscura y sacarla a la luz..., tienes que brillar de esa luz que Cristo nos ha dado.

Concluyo con un video que he filmado yo mismo en el 2009, en el 20º aniversario de los estigmas, para la televisión mejicana que se interesó, hacia mediados de los años '90, del caso de Giorgio, a través de un importante periodista televisivo mejicano llamado Jaime Maussan, que hizo un documental. Giorgio se sometió, previo consentimiento suyo obviamente, a extensos análisis hemáticos, psicológicos, psiquiátricos y médicos. La TV mejicana nos contactó y nos dijo: "Quisiéramos reproponer la misión de Giorgio que para nosotros es muy importante". A Giorgio le quieren mucho en América latina y le conceden fácilmente espacio en los medios de comunicación nacionales; no es ciértamente como aquí en Italia. Y Giorgio, que ha hecho muchas visitas y análisis, y que son dolorosas, dijo: “está bien, acepto, pero basta de probetas en las heridas, acepto que un médico me haga un análisis exhaustivo que demuestre, es decir que verifique que las heridas son reales y que no es barniz que me pongo en las manos, en los pies y en el costado." Vino un médico primario italiano, de una clínica italiana, que ya había examinado los estigmas anteriormente, y que con el tiempo se ha vuelto un querido amigo, y hace estos análisis que yo he filmado donde testimonia que realmente se encuentra frente a heridas reales.

Rivoli (Torino) 2 de diciembre 2017

PONENCIA DE FLAVIO CIUCANI - Rivoli (Turín) - 2 de Diciembre de 2017

Gracias a todos, gracias a los organizadores, gracias al Profesor Bova y a todos los chicos y chicas que colaboraron para esta organización. Hablar de los 100 años de Fátima de alguna forma significa hablar de nuestra historia, o de nuestra actividad. Siempre hemos creído, al menos nosotros, los italianos de tradición católica y luego también hablaré de aquellos cuya tradición no es católica sino laica, de que Fátima representó un momento importante para la historia, fue tan importante que, más allá del 13 de Mayo (el comienzo de las Apariciones), cuando se recibieron estos secretos, de los cuales hablaremos luego, Pier Giorgio explicará el aspecto de su cumplimiento, el 13 de Octubre, según mi opinión fue el lugar en el que la Virgen firmó sus Apariciones. Muchos les pedían a los niños que les hicieran ver un Signo porque ellos no veían a la Virgen: mostradnos una Señal para que podamos creer en lo que decís, por consiguiente la Virgen prometió este Signo. El 13 de Octubre llegó el Signo, fue algo sorprendente, fue importante porque, como decía antes, le puso la firma a lo que estaba ocurriendo. Fue importante para Portugal. Durante el período de las Apariciones en Portugal había un gobierno radical-ateo y por lo tanto los periodistas se vieron obligados a escribir lo que jamás habrían querido escribir.

En Fátima ocurrió algo impresionante, el SOL bailó frente a 70.000 personas, posteriormente algunos de estos periodistas se convirtieron. También fue importante para la Humanidad porque la Virgen había dicho: tened cuidado, si no cambiais, si no os convertís, habrá una guerra peor que la que estaban viviendo en esa época. Y también fue importante para la Iglesia, porque la Iglesia tuvo la posibilidad de contarle al mundo que un Ser Celeste había profetizado lo que tendría que ocurrir... por lo tanto era importante celebrar este acontecimiento y yo sentí el deber de hacer una decena de llamadas telefónicas. Llamé a Roma, a los mayores organismos del Vaticano para preguntar: “¿Qué tenéis organizado para el 13 de Octubre?” Y nadie me respondió ya que no habían programado nada, y yo que creía que era algo importante... es cierto que hay Mensajes, pero hubo una manifestación extraordinaria ¡tenemos que recordarla! Si festejamos los 100 años de un actor, de una película, de un hecho, o de cualquier cosa, y en cambio no recordamos algo tan fundamental. Es más, en la secretaría de Estado me dijeron: “llame por teléfono a la Radio Vaticana que tal vez haya preparado algo”, llamé allí y me respondieron: “no, no hemos programado nada, llame a Radio Vaticana Italia”. ¿Sabéis qué es la Radio Vaticana Italia? La Radio Vaticana Italia no es lo mismo que la Radio Vaticana en italiano, que tiene sede en el Vaticano, es decir la Radio Vaticana que transmite en todos los idiomas del mundo. Radio Vaticana Italia en realidad es una radio que pertenece a la plataforma de la RAI, pagada por la RAI, es decir, por nosotros, al sueldo de los periodistas lo paga la RAI pero la administra el Vaticano. Y también en ese caso me dijeron: “No, no tenemos nada en nuestra programación”. Pero ¿por qué no se habla del centenario de Fátima? ¿Por qué existe este miedo de hablar del mismo? Porque cuando pensamos en los Mensajes de la Virgen, en los Mensajes de Fátima pensamos en algo malo, decimos: “es feo, catastrófico, es algo catastrófico, quién sabe qué puede llegar a pasar”... Nosotros usamos una palabra: APOCALÍPTICO...

Muy a menudo, tanto a Pier como a mi e incluso a Giorgio Bongiovanni, nos han acusado de ser apocalípticos, catastrofistas. Ahora “apocalíptico” deriva de Apocalípsis, el Apocalípsis es un libro escrito por Juan el Apóstol, o por alguien en nombre suyo, cuando estaba prisionero en la isla de Patmos, que tuvo estas visiones en las que Jesús le mostraba el futuro a través de un Ángel. El Ángel le hablaba diciendo: “Jesús me ha dicho que te diga…” Prácticamente Jesús revela el futuro, es decir que “Apocalípsis” significa “Revelación y comienza precisamente como “APOCALIPSIS JESÚS CRISTUS”, o sea, la revelación de Jesús Cristo. Entonces revelación significa que viene, que revela algo, por lo tanto de por sí la palabra “revelación” no es una palabra fea... Si uno me hubiera dicho: “Ve a Turín, habrá una avalancha en el camino, no habría emprendido el viaje, me habría quedado en algún lugar...” Cuando nieva se puede viajar pero si se que tengo que ir a un lugar y que allí me ocurrirá algo haré de todo para impedir quedar involucrado en esa situación, o hasta incluso puedo llegar a impedir que eso ocurra. Por lo tanto, en resumen la advertancia, la revelación en si misma no es algo malo... Además porque si la analizamos vemos que el texto nos dice que Jesús le hizo esta revelación a Juan justamente para mostrarle a sus servidores lo que ocurriría. Además agregó: “Bienaventurados aquellos que escuchan las palabras de la Profecía”. Entonces la Profecía es una revelación y no necesariamente tiene que ser algo malo y quienes son los custodios de estas cosas son Bienaventurados, por consiguiente ¿dónde está el mal? Si podemos evitar el mal deja de ser un mal para ser un bien. Hay que destacar un hecho, y esto es importante, cuando se leen algunos pasajes del Evangelio del Apocalípsis vemos que Jesús, por medio del Ángel, dice: “BIENAVENTURADO EL QUE LEE...” pero también agrega “BIENAVENTURADOS LOS QUE OYEN”.

Ahora, donde yo vivo, en Le Marche, cuando la viejitas que se paran en la vereda ven a los niños que juegan les dicen: “no hagas eso porque es peligroso”, lo dicen en dialecto “scordeme figlio mio” (hijo mío escúchame) pero escucha no significa óyeme, escúchame significa “hazme caso”, significa “haz lo que te digo así no te ocurre nada malo” y el Evangelio es lo mismo. Escuchar la palabra de Dios no significa que alguien siente un silbido en el oído, significa: Tomar lo que sabes, lo que lees, lo que sientes y transformarlo en una acción. Entonces cuando la Virgen nos dice “Convertíos” nos ubica en un sentido diferente al que habitualmente nos ha sido explicado, es decir que implica poner en práctica algo, o sea: hacer-escuchar significa hacer la Voluntad de Dios.

Cuando nació Jesús los Ángeles cantaban en ese mismo lugar y decían “¡Gloria a Dios en las alturas y en la Tierra Paz a los hombres de buena voluntad!” perro la traducción correcta es: “Paz en la Tierra a los hombres que ama el Señor” en cuanto a que ellos hacen la voluntad de Dios, ha sido traducido “... a los hombres que hacen Su voluntad” pero significa que Dios ama a los hombres que hacen Su voluntad. Luego todo esto queda mejor explicado en el Evangelio de Mateo porque dice que Dios ha amado tanto a los hombres que por eso envió a Su Hijo Unigénito para que quienes Creen en Él nunca mueran y hasta incluso tengan Vida eterna. También dijo que Dios envió a Su Hijo pero no para juzgar al mundo sino para que el mundo se salve, es decir que no es un juicio, no significa: vengo a castigarte, sino: vengo a decirte “¡Sálvate!” Dice exactamente esto: “todo aquel que Crea en Jesús Cristo será salvado y tendrá Vida Eterna”. Pero cuidado, agrega además algo que es importante, dice que quienes hacen acciones en las tinieblas y que permanecen en las tinieblas, significa que hacen acciones negativas. En cambio quienes hacen acciones a la luz del Sol y las exponen, se las muestran a todos, significa que hacen acciones buenas. Esta actitud responde a un concepto sobre el que es necesario que reflexionemos, perro ¿qué tiene que ver con Fátima? Más adelante veremos qué tiene que ver. Juan nos dice algo importante: todo lo que hacemos tienen que ser a la luz del Sol de manera tal que los demás vean lo que hacemos, por consiguiente todo lo que hacemos a escondidas significa que no es algo bueno, que lo hacemos para que no se vea. Entonces Juan nos está diciendo algo importantísimo: que la salvación de una persona no ocurre solo por creer en Cristo, o por creer en el Hijo de Dios, sino por hacer las cosas que son consecuencia de este credo, hacer las cosas que son su consecuencia, es decir, significa hacer las cosas a la luz del Sol porque si se hace algo a escondidas quiere decir que seguramente es algo equivocado.

Cuando Juan predicaba habían algunos jóvenes que Lo seguían, sobre todo en Siria, habían dos chicos que lo seguían y que trataban de entender lo que Él decía. Le hacían preguntas, es más, había uno chico especialmente que preguntaba constantemente: “¿Qué dice Jesús? ¿Qué ha dicho? ¿Qué es lo que dijo en este pasaje? ¿Cómo se explica este otro pasaje?” Y en un determinado momento, cuando le preguntaron a Juan ¿qué era el Reino de Dios? él respondió: “-Jesús ha dicho que el Reino de Dios se hará en la Tierra” y le dijeron: “-Pero ¿no está en el cielo el Reino de Dios?” Y la respuesta de Juan era la siguiente: “-El Reino de Dios se instaurará en la Tierra”. Es por ello que Juan decía que hay que hacer las cosas a la luz del Sol, quiere decir que hay que actuar de manera tal que todos vean y que no haya engaño. Ahora imaginaos por un instante una cosa, sois todos adultos y alguno de vosotros fuma... io digo: no fuméis pero algunos tienen este vicio, entonces si yo voy a comprar un paquete de cigarrillos veo que en él está escrito que puede provocar la muerte. Pero ¿cómo? ¿Yo, Estado, vendo un producto que puede llevar a la muerte? Pero ¿dónde está la lógica de todo esto? ah... pero el Estado dice: No, porque yo tengo que dejar que las personas sean libres y por consiguiente cada uno es libre de hacer lo que quiera. Entonces si uno quiere ir a la muerte que así sea... ¿Os podéis dar cuenta de las estupideces que hacemos los hombres? En la televisión vemos aluviones, casas que quedan arrasadas por completo porque han sido construidas en los lechos de ríos secos... pero, entonces ¿quién es el que ha dado el permiso para construir en lugares como esos? ¿Acaso no se sabe que por allí pasa el agua?... Es decir que esta irracionalidad es la que se aplica a escondidas y no a la luz del Sol, porque: uno es amigo de otro, porque le pago una coima para que me deje construir allí porque es justo donde tengo mi terreno, no hago nada así que al menos me hago la casa. Por lo tanto se convierte en una lógica que deja de ser lógica, de aquellos que no actúan a la luz del Sol.

Ser luz significa hacer las cosas que hay que hacer con inteligencia. Es una frase que a menudo utilizamos Pier y yo, que es un mensaje que Giorgio recibió hace algunos años en el cual dice: “los hombres, para estar a salvo, tienen que afrontar la realidad de todos los días, tienen que expresar la lógica, el discernimiento y luego la fe”. La lógica es la que nos ha dado Dios. El Padre Eterno nos ha dado la inteligencia. Es así pero la inteligencia implica el libre albedrío, forma parte del libre albedrío, pero no quiere decir que Dios te obligue a hacer, Dios lo único que te dice es: haz esto, si caminas y llegas al borde del precipicio y no te detienes te caerás.

Entonces ¿cuál es tu libre albedrío? ¡La inteligencia! Es la inteligencia lo que tienes que usar, tienes que usar la lógica. ¡Y los humanos estamos en contra de toda lógica! Hacemos las cosas sin lógica. Es allí donde está la salvación que nos dice Jesús: “¡la revelación!” Yo te revelo las cosas por consiguiente, el día de mañana, si no cambias de dirección caerás al abismo. ¡A esta altura ya conoces la Revelación, la conoces porque Yo te la digo! Yo soy Jesús que te hace una revelación ¿la conoces, no es así? Haz funcionar tu lógica y así tendrás la capacidad de discernir. ¿Lo hago de esta forma, o de esta otra? Es allí donde está el discernimiento: en el hecho de saber cómo hacer algo. De aquí surge la Fe. Yo tengo Fe en Cristo porque me ha dado todos los medios para que yo haga funcionar mi capacidad como hombre. Mi capacidad intelectual, mi capacidad de discernir dónde está el bien y dónde está el mal. Ahora, si la Virgen dice convertíos ¿qué significa? Significa precisamente esto: tened cuidado, cambiad de actitud, cambiad vuestra forma de vivir... no dice: convertíos y tomad otro camino religioso. Dice únicamente que hay que cambiar de actitud.

Eso es lo que significa “Convertíos”. Si alguien quiere convertir su fábrica que hace zapatos porque éstos ya no se venden y decide hacer indumentaria, ese es un momento de conversión, hay que cambiar las máquinas, los empleados... Es decir, una conversión de productividad. Ahora hay algunas frases dijo la Virgen en 1846 en las que anuncia: “Habrán guerras sangrientas y carestías”, es cierto. “Habrán pestes y enfermedades contagiosas, habrán huracanes terribles y mortandad de animales. Habrán terremotos que arrasarán con los pueblos. Las estaciones cambiarán, la Tierra producirá solo frutos nocivos. Los gobernantes civiles tendrán, todos, un mismo objetivo: abolir y hacer desaparecer la parte espiritual del hombre. Habrá más materialismo y ateísmo”. ¿Hemos cambiado algo desde 1846? No, lo estamos viviendo.

En lugar de cambiar, de evitar que ocurrieran estas cosas, hemos provocado que todo esto se cumpliera. Es allí donde está la irracionalidad del hombre. Todo lo que dijera la Virgen en 1846 se está cumpliendo, palabra por palabra. Y este documento se encuentra en el Vaticano, es un documento real que está depositado en el Vaticano, escrito y firmado por esa joven que tuvo la visión, Melania Calvat, quien ni siquiera conocía el francés, hablaba en dialecto, escribía el mensaje y le preguntaba al Monseñor que estaba a su lado: “Disculpe ¿qué significa esta palabra?” ¡Ella ya la había escrito en francés que, repito, no sabía, quiere decir que estamos fuera de toda lógica humana! ¡Pero no hemos escuchado nada! Entonces la pregunta que se hizo en forma espontanea Iglesia fue: “¿Cómo puedo hacer para difundir estas cosas que ocurrirán? la gente sentirá miedo, después dejarán de creerme”, etc... No puedo comprender esta decisión de la Iglesia ya que la Iglesia, desde su nacimiento, es un Estado confesor, no es un Estado civil, laico, es confesor, es decir que la Iglesia Católica Apostólica Romana nació con una base: la religión cristiana. ¡Entonces es la primera que tendría que decirlo! ¡¿Por qué no lo dice?! Evidentemente será para no molestar a ese amigo que está en el Parlamento y que luego podría llegar a hacer leyes perjudiciales para los amigos de los amigos, etc, etc. Hay otra cuestión de intereses humanos ilógicos. Alguien podría decirme: “Pero... un Estado civil no es religioso, por consiguiente el Estado civil tiene que respetar a todas las religiones, no puede decir que la Virgen de Fátima, o la Virgen de La Salette ha dicho esto”. ¡Perfecto!

Estoy completamente de acuerdo pero ¿cuántos estudios se han hecho sobre la ecología, cuántos estudios de los científicos, sin contar los de hombres comunes, ni míos, ni de Pier, sino de científicos eminentes que han escrito y publicado documentos sobre la cuestión de la ecología, de la desertificación, sobre el cambio climático, sobre la mortandad de los animales, cuántos documentos de este tipo se han realizado desde 1846 hasta hoy? ¿Cuántos mensajes le han dado los laicos a los Gobiernos? Miles y ¿han sido escuchados? ¡Ni en sueños! ¡No han sido escuchados! Bueno, pero que no me vengan a decir: “No puedo hablar de la Virgen”, está bien ¡no hablemos de la Virgen! Hablemos de los científicos que han dicho que nos estamos autodestruyendo, que en 2050 habrán dejado de existir los animales, que han dicho que no habrá más agua en 2020 y ya estamos viendo que no hay más agua, entonces ¡que no digan tonterías! Los políticos, los Estados y, lamentablemente, también una parte del Vaticano, persiguen otros intereses que no son la salvación de la humanidad; ni la salvación ni el bien de la humanidad, es por ello que decimos que Fátima se está cumpliendo. Por lo tanto ¿cuál es el error? El error reside en el hecho de no haber prestado atención a ese joven que vino, que murió y que se sacrificó por nosotros, fue crucificado, fue torturado...

Sin embargo, a través de la puesta en práctica de lo que Él nos dijo, la humanidad se habría salvado, por consiguiente fue el pecad más grande, la culpa. Cuando rezamos el Padre Nuestro decimos: “perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”, siempre nos han enseñado que deuda significa pecado, entonces: perdóname, perdona nuestros pecados, hasta aquí estoy hablándole al Padre Eterno, Él puede hacer todo, etc. Pero ¿yo perdono los pecados de Pier? ¿Qué pecados tendría que perdonarle? ¿Soy un cura, soy Dios? ¿Qué pecados? ¿Algo que ha hecho en mi perjuicio, una deuda que tiene conmigo?... porque mirad, “deuda” no es algo abstruso, es algo práctico: ¿cuándo tengo una deuda? La tengo cuando una persona me presta algo, me da algo y quedo en deuda de pagárselo, de devolvérselo, o bien tengo una deuda con alguien a quien le he prometido: “te haré esto, te haré esto otro” y luego no lo cumplo, pasa a ser una deuda pero tambíen es una deuda un reconocimiento a quien te da algo gratis, que te lo ha dado y tu no se lo agradeces, eso también es una deuda.

Entonces cuando decimos: “perdónanos nuestras deudas” estamos diciendo: “Señor, por favor, no mires las estupideces que hemos hecho a lo largo de dos mil años, hemos destruido las sociedades, hemos destruido las familias, estamos destruyendo las religiones, estamos destruyendo la Tierra, no le estamos dando un futuro a nuestros hijos, perdónanos porque a partir de hoy cambiaremos”, este es el significado de la deuda. “Perdónanos nuestras deudas”, es eso. Quienes nos gobiernan han creado situaciones económicas que han provocado que esta deuda crezca, estamos cada vez peor. La deuda en la economía, “economía” es una palabra que deriva del griego: “oikos” que quiere decir “familia”, “grupo” y de “nomos” que quiere decir “práctica”, que en griego representa algo conocido y por consiguiente “economía” significa “las cosas que se hacen en familia, la practicidad, la costumbre de una familia”. Cuando una madre prepara el almuerzo no lo hace solo para ella, no dice: “Ahora me hago un lindo plato de tallarines, me lo como sola” y el marido y los hijos no comen, sino que lo prepara para la familia. Los padres van a trabajar y el dinero que ganan no es para ellos sino que se lo dan a la familia ¿no es así?

Si yo reparto el pan, corto el pan, no es para mi sino para toda la familia, para todos los comensales. Y esto era algo que San Francisco había entendido, de hecho dijo: “El dinero es el estiercol del demonio”, pero no porque era algo malo era porque quienes lo usaban lo hacían en beneficio propio, no para dar sino para recibir. Quiere decir que nos encontramos a 100 años de Fátima, en 100 años ha ocurrido todo lo que os he dicho hasta ahora: prácticamente nos estamos autodestruyendo, por lo tanto todo lo que representa Fátima, sus secretos, sobre los que hemos estudiado durante años, desde que Giorgio Bongiovanni nos lo dijo, porque su Misión comprendía el hecho de revelar el Secreto de Fátima, y lo hemos estudiado en todas sus facetas, desde el que recibiera Lucía hasta los que divulgó el Vaticano, en forma secreta. Los hemos estudiado a todos y las cosas corresponden perfectamente, esta es la conclusión. El cumplimiento de todo lo que dijera la Virgen María en Fátima, en La Salette y en todas las demás apariciones ocurridas a lo largo de estos 100 años, nos dice que estamos en el momento de la conclusión, por consiguiente tenemos que pagar esta deuda y tenemos que hacerlo bien, a través de nuestra capacidad de esforzarnos. Quiero recordar algo: en La Salette, de repente, la Virgen, después de haber dicho que ocurriría esto, lo otro, agregó “vosotros pequeño número que lo véis, es tiempo de que salgan y vengan a iluminar la tierra. Id y mostraos como mis hijos queridos, yo estoy con vosotros y en vosotros con tal vuestra fe sea la luz que os ilumine en estos días de infortunio. Que vuestro celo os haga como hambrientos de la gloria y del honor de Jesucristo. Combatid, hijos de la luz, vosotros, los pocos que veis, pues he aquí el tiempo de los tiempos, el fin de los fines”.

Muchas gracias.

Rivoli (Turín)

2 de Diciembre de 2017

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139