Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

02viajefunima2018

DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 2 DE NOVIEMBRE DE 2018:

POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS (Mateo Cap. 7, 16). ALGUNOS VOLUNTARIOS DE LA ASOCIACIÓN ONLUS FUNIMA INTERNATIONAL, QUE AYUDA A LOS NIÑOS DE ARGENTINA, PARAGUAY Y DE LAS ZONAS DEL SUR DE ITALIA, SE ENCUENTRAN HOY EN LOS ANDES. UN GRUPO DE JÓVENES COORDINADOS POR MI HIJO GIOVANNI BONGIOVANNI Y POR MARA TESTASECCA, QUE RECAUDAN FONDOS EN NUESTRO PAÍS ITALIANO PARA ASISTIR A LOS NIÑOS DE LOS ANDES DESCUIDADOS Y ABANDONADOS POR EL GOBIERNO ARGENTINO Y POR TODOS.
DESDE HACE AÑOS UN GRAN MISIONERO, APOSTOL DE CRISTO, RAMÓN GÓMEZ, AYUDA A ESTOS NIÑOS JUNTO A SU FAMILIA, A SUS HIJOS Y A MUCHOS AMIGOS QUE COLABORAN CON ÉL.
ESCUCHAD, LEED Y MEDITAD. Y QUE CADA UNO EN SU CORAZÓN ESCUCHE LA VOZ INTERIOR Y LA VOCACIÓN PERSONAL PARA PODER PONER EN PRÁCTICA EL EVANGELIO DE CRISTO.
EN FE

G. B.

Sant’Elpidio a Mare (Italia)
2 de Noviembre de 2018

flecha1

DIARIO SOLIDARIO: SALIDA Y LLEGADA
El relato de los jóvenes de FUNIMA International Onlus
Por Giovanni Bongiovanni - 31 de Octubre

Finalmente llega el día tan esperado del viaje. Nos encontramos directamente en Roma con los representantes de la sede operativa de Funima Gubbio, tres parejas con las que compartiremos este viaje: Gabriele y Claudia, Riccardo y Sara, y Luigi y Francesca. De Sant’Elpidio a Mare somos tres, yo Sonia y su hijo Maurice de 12 años quien más que todos nosotros no ve la hora de vivir esta aventura y de seguro serà también una experiencia formativa para su educación.

Para algunos chicos esta es la primera experiencia de un viaje internacional a los lugares donde nuestra organización FUNIMA International está presente junto a la asociación local Fundación Los Niños de San Juan y la emoción que sentimos ya con los preparativos es inmensa.

Funima está presente en Argentina y en la región de Salta desde el 2005, siempre colaborando con la familia Gómez. Ramón, que es el presidente de la Fundación, dirige todas las iniciativas junto a su familia, sobre todo con su esposa Sandra que le acompaña desde siempre y su hijo Leandro de 20 años que ha madurado muchisima experiencia desde jovencito al lado de su padre y hoy es un punto de referencia. Analia, la hija de 15 años, va todavía a la escuela y después de sus estudios ayuda a su madre en los quehaceres domésticos. Camila, la hija mayor, hoy es madre de dos niños (el más pequeño tiene solo dos semanas). Todos ellos nos dan la bienvenida en su casa.

El viaje ha durado alrededor de 33 horas, contando también el viaje desde Sant’Elpidio a Mare a Roma Fiumicino para tomar el avión directo a Buenos Aires y después la conexión para la ciudad de Salta, que lleva el mismo nombre de la región de la que es la capital. Horas de expectativa y conscientes de estar yendo a un lugar muy diferente del nuestro, en lo que se refiere a cultura y estilo de vida. Cada viaje te deja dentro algo, sobre todo cuando el impacto es tan fuerte, como de hecho sucede con estos lugares, con esta gente y la diferencia a nivel material con la que te encuentras. Empiezas a apreciar la sencillez y te conformas son poco, te sientes feliz en la vida cotidiana y las quejas desaparecen. Se tiene la sensación de que siempre se recibe más de estos lugares de lo que uno da. En cada viaje descubro siempre esta verdad. Transcurrimos esas horas pensando sobre todo en lo que haremos, leyendo un libro y bromeando entre nosotros mientras aprovechamos el tiempo de espera para probar algún producto local, como “empanadas” y “alfajores”.

Ricos y pobres

Una vez en Buenos Aires tenemos que ir a otro aeropuerto para ir hasta Salta, y desde la ventanilla del autobús, mirando afuera, no se puede no notar la enorme diferencia entre el centro de la capital, con edificios altísimos, y las afueras totalmente menos rica. Aquí hay casas semi destruídas, una junta a la otra. Parece una película de ciencia ficción, o un mundo post-apocalíptico, con los ricos que dividen la ciudad en dos construyendo muros para tener lejos a los contagiados y a quienes todavía no tienen el virus. Una imagen impactante que te deja mal interiormente. Estas diferencias van aumentando cuando llegamos a Salta. Si en Buenos Aires, a las 5 de la mañana ya hay 21 grados, aquí la temperatura aumenta vertiginosamente con ese calor seco que te hace olvidar el calor húmedo de nuestras costas.

En el aeropuerto de Salta nos esperan Ramón, Leandro y su amigo Miguel, un nuevo colaborador que ha puesto a disposición los vehículos para que podamos desplazarnos.

Vamos enseguida a casa de Ramón, un poco en las afueras del centro de la ciudad. Aquí está la base operativa de la Fundación Los Niños de San Juan, con una pequeña oficina montada para todas las secciones como secretaría y administración. Pero las actividades principales se desarrollan entre las montañas. Salta se encuentra más sobre el nivel del mar, pero es una ciudad normal estilo “América latina”: contrastes sociales, poco trabajo, zona más o menos rica y turística y barrios. La población a la que ofrecemos nuestra ayuda vive en el corazón de los Andes, prosiguiendo hacia el norte por una carretera que va subiendo hasta la frontera con Chile. Es justo ahí donde estamos desarrollando nuestros proyectos de ayuda a favor de las comunidades autóctonas.

Programas

Con Ramón hacemos enseguida un plan muy intenso de trabajo de las semanas que estaremos, por todas las actividades que tenemos en curso: visita al proyecto hídrico “Mama Cocha” para abastecer de agua a la comunidad Pacha Inti, visita al centro sanitario de “El Palomar” en fase de restructuración, preparación y distribución de bolsas con bienes de primera necesidad a las familias autóctonas más lejanas, visita al centro multifuncional “Las Cuevas”, participación a la reunión con los simpatizantes de la Fundación de Tucuman, visita a las familias evacuadas por las inundaciones en Santa Victoria del Este. Aquí nos paramos porque también tenemos que tener en cuenta que necesitamos un par de días para adaptarnos a esta altitud. Los lugares en los que estaremos están a una altitud entre 3.200 y 4.300 m. El aumento de la presión por falta de oxígeno puede provocar fuerte dolor de cabeza, debilidad, problemas de digestión y en el intestino, fiebre... hasta que el cuerpo se adapte a esta nueva condición. La “Puna”, así se llama, podría jugarnos malas pasadas y disminuir el ritmo de vida es la mejor prevención para poder acostumbrarnos más rápidamente en los días siguientes.

Hacia Santa Rosa de Tastil

Enseguida después de comer emprendemos viaje hacia Santa Rosa de Tastil. La base operativa en los Andes, lugar de clasificación de la distribución de los bienes de primera necesidad, de ropa y zapatos, medicinas, y todo lo que puede ser útil en los lugares cercanos donde ofrecemos asistencia. Aquí también están los dormitorios para los voluntarios operativos. Por lo tanto será también nuestra base, dónde pasaremos las noches y comeremos antes de salir.

De repente Ramón recibe una llamada inesperada pero agradable que hará que retrasemos nuestro recorrido unas 4 horas: la empresa transportadora de los tubos hídricos para el proyecto "Mama Cocha" hoy entregará parte de la mercadería. Así que vamos a la empresa para ayudar a cargar y transportar la mercadería al lugar donde serán instalados los tubos. En nuestras redes sociales encontraréis el reportaje completo, con foto y video. Cargamos unos 700 m. de tubos de grandes dimensiones que servirán para hacer llegar el agua del manantial a la cisterna desde donde después se ramificará hacia las distintas viviendas. Se hace de noche y nos queda todavía una hora y media de viaje más o menos, nosotros en nuestros veículos detrás del grande camión con remolque para llegar a nuestra destinación y descargar la mercancía. No podemos negarlo, estamos cansados. Para poner mas difíciles las cosas no hay luz para nada y solo los led de los celulares nos ayudan a ver algo.

Trabajamos a oscuras y sin herramientas para descargar estas grandes bobinas de tubos, completamente a mano. Aquí conocemos a Daniel, un chico de la comunidad, joven pero ya padre de algunos niños. Sus rasgos somáticos son muy característicos de los habitantes de la zona, indio, vestido con una camiseta de algún equipo de fútbol local, es simpático y muy trabajador, sabe manejarse muy bien de verdad. Ya es tarde cuando acabamos de descargar las 7 bobinas del camión. Saludamos al conductor del camión que será "recompensado" con la promesa de un cabrito de parte de la comunidad Pacha Inti para la fiesta de fin de año. Ramón es un persona muy amable y sabe hacerse querer por todas las personas con las que se encuentra, siempre con gestos cariñosos y fraternos. También con las autoridades de la policía de frontera que encontramos en los puestos de control. Siempre nos preguntan dónde vamos y que es lo que hacemos pero ya se conocen con Ramón y saben lo que hace la fundación. Reconozco que su trabajo es necesario. Hay un gran tráfico de cocaína en esta zona y esta carretera es una de las más utilizadas por los camioneros para pasar la frontera e ir a Chile y no es raro que aquí haya secuestros de varios kg. de coca.

El cielo de los Andes, una rara belleza

Durante el viaje miro para arriba. Aquí el cielo es espectacular. Estamos a 3.200 m. de altitud y puedo definirlo como el más bonito que yo haya visto nunca, donde la Via Lactea se ve con claridad. Las estrellas son miles de millones y son el triple de grandes, parece casi que se pueden tocar. Con Leandro sacamos fotos al cielo programando el obturador de la cámara fotográfica a 30 segundos de retraso para que entre cuánta más luz posible y para que podáis ver el cielo como lo vemos nosotros a primera vista. Las fotos son espectaculares y no veo la hora de publicarlas para que veais esta magnificencia. A partir de hoy no tendremos más conexión con el resto del mundo. Las líneas telefónicas no tienen señal en esta altitud. Hemos publicado en nuestras redes lo más posible antes de interrumpir las comunicaciones por unos días. Pero volveremos pronto. Trataremos de ser los ojos de todos los que nos sustentan cotidianamente. Ahora ya es el momento de descansar y mañana nos espera nuestro primer día en los Andes salvajes.

To be continued...

Extraído de: www.laprovinciadifermo.com 

Info: www.funimainternational.org

ARGENTINA LLAMA ITALIA, FUNIMA INTERNATIONAL ONLUS DE VIAJE PARA AYUDAR A LOS PUEBLOS ANDINOS

1 de Noviembre

01viajefunima2018Una delegación de las regiones de Le Marche y Umbria ha partido el 29 de octubre a Argentina. Se están realizando proyectos para la construcción de un centro sanitario y para el abastecimiento de agua al pueblecito de Santa Victoria Este, afectada por las inundaciones. En los próximos días será inaugurado el 'Diario de la solidaridad' con los voluntarios que contarán lo que vivirán esos días que pasarán en esa tierra difícil y lejana.

SANT'ELPIDIO A MARE - Ocho chicos y un jovencito de once años (acompañado por su madre), salieron el pasado 29 de octubre hacia la cordillera de los Andes argentinos, en la región de Salta. Son los voluntarios de FUNIMA International Onlus, asociación de Sant’Elpidio que desde el 2005 ayuda a los niños de aquellos lugares, listos a vivir una experiencia de vida intensa tratando de ayudar a las poblaciones que viven una fuerte situación de pobreza. En aquellas zonas, fascinantes desde el punto de vista del paisaje, no es fácil sobrevivir considerando la morfología y el clima de la zona, bastante árido. "Personalmente no es la primera vez que voy a esos lugares – dice Giovanni Bongiovanni, uno de los fundadores de la asociación y también miembro de la expedición - Aquí, a 3.500 metros de altura, hay comunidades autóctonas de etnia indígena que generalmente viven en aldeas rurales y en chozas de paja.

El frío intenso no facilita las cultivaciones y entonces se intenta sobrevivir gracias a la ganadería. Una población en consecuencia, olvidada, excluida del proceso productivo, de la cultura y de las estructuras sociales y que vive en una fuerte situación de pobreza. Pobreza que causa malnutrición y desnutrición, además de ser la causa de varias enfermedades". El aporte de Funima Internacional se convierte en la llave para la realización de estructuras necesarias pozos, centros sanitarios y casas de acogida. “Intentamos hacer nuestra parte – sigue diciendo Bongiovanni - En los Andes apoyamos a la "Fundación los Niños de San Juan", que opera in situ para llevar alimentos, mantas, ropa y materiales de primeros auxilios. En este viaje, luego, iremos también a la ciudad de Victoria Este, afectada por las inundaciones en enero, con más de diez mil personas evacuadas. Aquí hay muchas necesidades, construiremos un pozo porque el agua no es potable y llevaremos ayudas". En la delegación de Funima hay personas de la región de Le Marche y de Umbria.

6 personas han salido de Gubbio para hacer este viaje a la otra parte del mundo. "Desde hace tiempo colaboramos con ellos en varias actividades para recaudar fondos - dice Bongiovanni - Estoy seguro de que también este viaje será una ocasión de crecimiento para todos nosotros. Tenemos que comprender que todos somos responsables de lo que ocurre en este mundo. Sólo desarrollando valores de igualdad, hermandad y justicia se puede dar un sentido a nuestra vida. Nuestro planeta es escenario de continuos conflictos que derivan de la carrera al acaparamiento de los recursos a beneficio de un exiguo porcentaje de la población mundial y en perjuicio de los países del Sur del mundo, los asi llamados países subdesarrollados. La pobreza, la falta de acceso a los bienes de primera necesidad, la falta de trabajo, el aumento de la diseguaglianza, la corrupción, la xenofobia y la represión son todas problemáticas globales que no excluyen tampoco el Norte del mundo y requieren soluciones globales basadas sobre el diálogo, la colaboración multilateral y la legalidad. Lamentablemente a menudo estas cosas se olvidan".

También por esta razón es importante conocer e informarse. Empezando por los informes del viaje que serán constante gracias a las redes sociales (Facebook-Instagram) pero también en la página web de referencia www.funimainternational.org. Además, a partir de esta semana, se inicia el "Diario solidario" precisamente en laprovinciadifermo.com. Un modo para dar aún más voz a la experiencia de estos jóvenes que sabrán transmitir el valor de un viaje que les cambiará profundamente.

DIARIO SOLIDARIO: TENER TODO SIN TENER NADA

claudiafun1Por Claudia Marsili - 6 de Noviembre

Las sensaciones de los voluntarios de FUNIMA International Onlus de viaje por los Andes argentinos.

Los ojos se llenan de inmensidad.

El corazón se llena de calor y de una energía rara, intensa, vibrante.

Todo en esta tierra habla del contacto primordial con la Madre Tierra. Un contacto virgen, puro, sincero, que yo no conocía.

El cielo nocturno nos hechiza y nos envuelve con su infinito manto... un cielo que se tiñe de luz... son muchas las estrellas que se logran percibir. La Via Lactea parece que traza un camino que conduce hacia mundos lejanos.

La casa de Ramón y Sandra habla de amor... raramente he encontrado ojos como los de las personas que habitan en ella y que la llenan continuamente de luz. Ojos dulces y acogedores. Manos fuertes y un corazón del que puedes percibir la calidez. El abrazo. Para ellos no existe el cansacio.

Nos han recibido como hermanos, como hijos. La mayoría de nosotros no los conocíamos, sin embargo, enseguida nos hemos sentido parte de la misma familia.

Hemos entrado en la vida de esta familia sin poder lejanamente imaginar lo que nos esperaba. Todo lo que estamos viviendo nos deja sin palabras. Justo como la pureza de esta tierra.

Ramón, Sandra, Leandro, Analia y las personas que los ayudan cotidianamente nos están enseñando el amor. Creo que no había comprendido nunca el sentido profundo de esta palabra. Hasta ahora.

El perfume del pan del día hecho en casa y cocido en el horno a leña casi diariamente, el amor que Sandra pone en su cocina, incluso después de un largo día de actividades y de trabajo, gestos sencilllos que nos hacen sentir en casa. Parte de un proyecto mucho más grande de lo que pensamos.

Manos sabias preparan la comida, los juguetes y la ropa que donar a las familias que viven entre las montañas. Y humildemente nosotros estamos ahí, tratando de aprender lo más posible para ayudarlos lo mejor que podemos. Ponemos todo nuestro entusiasmo, la ganas de hacer, el deseo de ser útiles.

Hay mucho que hacer y no hay mucho tiempo para descansar. Las horas de sueño disminuyen, pero las experiencias que vivimos son tan fuertes que nos mantienen activos y atentos en todo momento.

El día de ayer me cambió completamente lo que tenía en mi mente. Era el día de entregas a las poblaciones andinas originarias. Personas humildes, sencillas. No viven de seguro esperando la ayuda de Ramón, cultivan su tierra, construyen por si solos sus casas, cuidan de ellos mismos y de sus familias, pero cuando Ramón llega, para ellos es siempre una fiesta y aceptan con humildad y gratitud este regalo incansable del Cielo.

Cada vez que llegábamos a algún destino en nuestras varias etapas, con la furgoneta llena de donaciones, los niños llegan desde lejos corriendo a nuestro encuentro con sus zapatillas rotas, las mejillas rojas y despeinados. Se ponen en fila para recibir su regalito y los dulces. Luego llega el momento de la ropa y de los zapatos: todos se acercan y nos dicen que es lo que necesitan, que número de zapatos tienen, y nosotros nos ponemos a buscar lo que les va bien a cada uno de ellos. La emoción que se refleja en sus rostros es tangible.

Con una gran sonrisa en sus caras que ilumina sus grandes ojos oscuros, no lo olvidaré nunca. Mis ojos a menudo se llenaron de lágrimas... lágrimas que he tratado de esconder lo más posible, para no arruinar esos momentos tan preciosos y especiales para ellos, tratando de darles sonrisass, abrazos, calidez. Mis ojos no podrán borrar nunca lo que han visto ese día.

He visto el infinito en los ojos de personas que no tienen nada, pero que sin embargo lo tienen todo.

Por lo demás, por todo lo que les falta, tienen la suerte de haber encontrado en su camino a un hombre extraordinario, un hombre que dedica toda su vida a intentar que la vida de estas personas sea mejor. Un poco más cada día. Cada día con la sonrisa. Ofreciéndoles lo que tiene.

Todo lo que sabe. Todo lo que es. Un hombre que necesita la ayuda de todos nosotros para seguir desarrollando su misión tan especial. Preciosa. Única.

Gracias Ramón, por enseñarnos el amor.

Claudia Marsili
6 de noviembre 2018

claudiafun2

 

claudiafun6

 
DIARIO SOLIDARIO: VISITA A LOS QUE VIVEN EN LAS MONTAÑAS

funimagio6Por Giovanni Bongiovanni - 9 de Noviembre

Los voluntarios de FUNIMA International Onlus entregan ropa y alimentos a las comunidades andinas.

Un nuevo día nace en el horizonte y después de haber visitado la comunidad Pacha Inti y supervisado los lugares dónde se construirá el nuevo sistema de abastecimiento de agua llegó el momento de visitar a las familias que viven en las montañas. Las bolsas que habíamos preparado temprano por la mañana estaban llenas de alimentos no perecederos: una botella de aceite, arroz, pasta, sal, harina, legumbres, carne en lata, hierba mate, bidones de agua, ropa, zapatos, juguetes para niños y algún medicamento. En total habíamos llenado 80 bolsas para las 80 familias que asistimos gracias a este proyecto. Hay muchos niños que sobreviven en esta zona afrontando las duras condiciones ambientales y la pobreza. Aquí todo es extremo, el frío a -20° en invierno y 0° en verano, el calor seco del sol que pega fuerte a una altitud de 3.200 m., una sequía que hace difícil que haya agua. Este bien de primera necesidad de hecho se puede recoger en pocos y pequeños puntos, generalmente muy lejanos y la exigua cantidad disponible no es suficiente para regar los campos. Hay fuertes ráfagas de viento que levantan tierra y arena que cortan la cara causando también problemas a los ojos.

Es un problema serio el de la sequía, porque vivir de la agricultura y la ganadería se torna muy difícil. Hay quien cría cabras y vacas pero no tienen ese físico que estamos acostumbrados a ver en nuestra tierra. Inútil pensar en el comercio. Las únicas inversiones en esta tierra llegan de las multinacionales que extraen minerales pero que de cierto no piensan en mejorar las condiciones de vida de esta gente.

Ramón nos ha explicado que hasta hace poco, las familias dedicaban poca atención a los niños. Había una jerarquía precisa para sobrevivir y se prefería dar de comer primero a los animales, luego al niño, siguiendo una lógica de "selección natural" casi absurda. Ha sido la Fundacion la que ha educado a las familias a adoptar una nueva lógica infundiendo mayor atención hacia el niño y su tutela. Resultados que se han empezado a ver también en el número de nacimientos. Se está más atentos a las relaciones, pero también una atención diferente a la gestión de la alimentación.

Juguetes, un pequeño regalo

Entre las donaciones recibidas hay también muchos juegos usados, que hemos metido también en las bolsas. El criterio que hemos adoptado para dividirlos es sencillo, simplemente separar los de niños de los de niñas. En unos cochecitos, animalitos, muñequitos, en las otras un peluche, una muñequita o juegos para cocinar. Sandra nos aconsejaba elegir los regalos como si tuviéramos que dar uno de ellos a nuestro hijo. ¿Qué pondríamos dentro? Y así hemos tratado de elegir lo mejor, seleccionando los juegos en buen estado y tratando de arreglar los que tenían un pequeño defecto. También un juego puede ser un pequeño regalo capaz de regalar una sonrisa. Estamos intentando documentar lo más posible esta experiencia y además de este diario tenemos la pagina web y las redes sociales para divulgar lo que estamos viviendo. Lamentablemente tenemos conexión internet sólo en Salta, en la sede operativa de la secretaría de la Fundacion, y no bajamos a la ciudad todos los días. El intercambio cultural también se vive en momentos sencillos como un almuerzo.

Entre ‘marquesanos’ (oriundos de Le Marche ndr*) y ‘umbros’(oriundos de Umbria ndr*), nos gusta comer bien y probar los productos típicos locales, y así Leandro, el hijo de Ramón, nos acompaña a algunos sitios.

La pobreza se ve también en estos lugares dónde con un euro solo se puede hacer ya mucho (al cambio un euro equivale a 38-41 pesos). También aquí hay quien pide limosna y lo que me choca es que no piden dinero, sino directamente algo de comer. También ésta es una diferencia respecto a nuestro País.

La obra de divulgación

Otro aspecto importante de la Fundacion es la obra cultural de divulgación. Hemos tenido la oportunidad de acompañar a Ramón a la radio donde han dedicado un programa para difundir las actividades de la asociación. Se llama "Águila andina" y ya el nombre da la idea del trabajo que se desarrolla, como si un águila velara desde lo alto sobre las personas que viven situaciones difíciles precipitándose para ayudarles. Y es justo la sensación que se tiene viajando con ellos. Los medios de transporte de la Fundación, furgonetas y todo terreno, indispensables para recorrer estas carreteras de tierra y de piedra dónde a menudo se tiene que atravesar algún pequeño río, "sobrevuelan" estas montañas distribuyendo ayudas, llevando amor y solidaridad, cariño y "amistad".

"Compartir" es la palabra que resuena continuamente cuando se dialoga con Ramón y Sandra. "Compartir" con los demás lo que más queremos y sentir el sufrimiento ajeno como si fuera nuestro. Y así también Sonia y yo hemos hablado para contar la experiencia de Funima International Onlus, y también Leandro ha tomado la palabra. Leandro forma parte también del movimiento internacional Our Voice, que nosotros apoyamos como proyecto para promover el protagonismo juvenil y la difusión de una cultura de paz, de solidaridad y de denuncia social de las problemáticas que afligen a nuestro planeta.

También ha sido la ocasión para presentar los proyectos "Mama Cocha" para la comunidad Pacha Inti que prevée abastecer de agua las casas de los habitantes y la reestructuración de un centro sanitario en El Palomar, otra localidad dónde viven comunidades andinas.

Los ojos de los niños

El día siguiente era el día de la entrega de las bolsas que habíamos preparado el sábado. Para alcanzárselas a las personas que viven en las montañas hay que hacer un largo recorrido, dejando la carretera principal y pasando por un camino de tierra. No hay nada alrededor y no se puede imaginar lo que más adelante empezaríamos a ver. Las montañas dominan las mesetas y la carretera en algunos tramos parece imposible poder pasar. Luego, después de una hora de viaje, llegamos a las casitas de tierra y paja. Ramón, justo como un águila andina, logra verlos desde lejos. También este viaje ha sido documentado ampliamente en nuestras redes sociales y os invitamos a verlo. Aquí hemos conocido a un anciano que siempre ha vivido en estas tierras. Nos ha enseñado su casa hecha de ladrillos de tierra y paja, estiércol de animales. Con la madera de los cactus ha construído las puertas y el techo. Y con esta madera ha realizado pequeños utensilios, cuencos y otras cosas.

Durante el viaje hemos conocido familias, hombres, mujeres, niños que con Ramón tienen ya una relación directa de amistad. Aquí las condiciones de vida no son fáciles, las plantas que pueden ofrecer un poco de sombra no crecen por si solas y el sol pega fuerte. Se siente la "Puna" y nosotros tenemos que masticar alguna planta de coca. Los adultos la usan sobre todo para atenuar las punzadas del hambre. La gente es cordial con Ramón y varias veces hemos bajado y subido a las furgonetas a lo largo del recorrido para entregar las bolsas con la comida, el agua, la ropa y los juguetes para los niños. Los ojos de estos últimos enriquecen nuestros corazones. Vemos sus rostros, rojos por el frío, con pequeños cortes en la cara y en las manos a causa del calor seco y el viento. Las condiciones en los últimos años han mejorado muchísimo sobre este aspecto, gracias a las cremas que la Fundación les da. Poder dar también un poco de consolación a estas personas es algo que te queda dentro.

Ramón ha hecho un trabajo extraordinario y no ha sido fácil hacer aceptar las ayudas a estas personas. A menudo los políticos que vienen a estas zonas traen promesas, algo de comer, cuelgan algún cartel y después de las elecciones se van, como si nada fuese. Por eso al principio había desconfianza. Hoy ya no es así y siempre hemos sido recibidos como hermanos, y nos saludaban con un abrazo o con un apretón de manos. También con un beso en la mejilla, pero hay que estar atentos porque es al revés con respecto de Italia, primero la mejilla izquierda y luego la derecha. Cuando a lo largo del viaje hemos encontrado a mamás embarazadas o personas con dificultades físicas lo primero que nos hemos preguntado ha sido: "pero como se hace si pasa algo aquí y si alguien se hace daño”? Y la respuesta ha sido sencilla: “Nos las arreglamos como se hacía en un tiempo”. Aquí las mujeres dan a luz solas, sin asistencia, sin instrumental médico y con poca higiene. El centro sanitario más cercano está a kms. de distancia y no todos tienen vehículos para poder desplazarse. Hay quien tiene un coche o una moto y lo pone al servicio de los demás cuando hay una emergencia, pero no siempre es posible.

El viaje ha durado todo el día. En el rostro de cada niño he visto los ojos de mi hija, Amira, y la emoción me ha embargado continuamente. En cada indumentaria que entregábamos, en cada zapato que poníamos. Miraba sus pequeños pies y pensaba en ella. Muchos nos sonreían y nosotros hacíamos lo mismo, contagiados por esa serenidad que te deja sin palabras. Y así hemos vuelto a casa después de un día intenso. Poco importa si el cuerpo se ha quemado por el sol y muerto de frío por la temperatura que desciende rápidamente por la noche. Nuestro espíritu se ha enriquecido de algo que quedará dentro para siempre.

Giovanni Bongiovanni

9 de noviembre 2018

http://www.laprovinciadifermo.com/index.php/editoriali/l-intervento/10521-diario-solidale-visita-a-chi-vive-tra-le-montagne?fbclid=IwAR2p5hN-0La48Je4VvgVhHbYuCbHv6KP-cpmEkr5BwChmezWlHnTobk3wKw 

funimagio1

funimagio2

funimagio3a

 
******

El periódico Il Resto del Carlino dedica una página a la entrevista de Giovanni Bongiovanni, Coordinador de FUNIMA INTERNATIONAL. Realizada por Aaron Pettinari. El lunes partirán para los Andes argentinos, Giovanni junto a Sonia De Marco, su hijo Maurice y 6 del grupo regional de Umbria, Gabriele Monacelli, Claudia Marsili, Riccardo Bertinelli, Sara Tomarelli, Luigi Benedetto y Francesca Fofi.

¡Sígannos!

#triptoargentina #funimainternational

04viajefunima2018

 

Proyecto Pacha Inti

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.292739231568527/292738698235247/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.292739231568527/292746204901163/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.292739231568527/292738641568586/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294313198077797/?type=3&theater

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294313201411130/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294313804744403/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294313798077737/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294314428077674/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294314501411000/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294314578077659/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294315034744280/?type=3&theater

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.294315748077542/294315228077594/?type=3&theater

 

Centro de distribución de artículos de primera necesidad de la Fundación Los Niños de San Juan

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.298158887693228/297932727715844/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.298158887693228/297932911049159/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.298158887693228/297935444382239/?type=3&theater 

https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational/videos/pcb.298158887693228/297935841048866/?type=3&theater

03viajefunima2018

05viajefunima2018

06viajefunima2018

07viajefunima2018

08viajefunima2018

09viajefunima2018

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139