Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

dalcieloallaterra

 

HE ESCRITO EL 9 DE JULIO 2009:

¡EL GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS!              
UNA CLARA E INEQUIVOCA DEMOSTRACION DE QUE LOS TIRANOS, ASESINOS DE LA VIDA, SON SIEMPRE LOS MISMOS. APOYADOS, A MENUDO, CASI SIEMPRE, POR EL VATICANO Y POR LOS RICOS.
LEED LOS ARTICULOS ADJUNTOS SOBRE LA SITUACION CRIMINAL QUE SE HA CREADO EN HONDURAS CONTRA EL LEGITIMO PRESIDENTE ZELAYA Y LA POBLACION QUE LE HA ELEGIDO. EL “CONSEJERO” DEL PRESIDENTE MARIONETA MICHELETTI, EN MANOS DE LOS MILITARES, ES UN ASESINO TORTURADOR DE VIEJA SERIE.
¡QUE DECIR! HARIA FALTA UNA REVOLUCION.
NOSOTROS, SIN ARMAS, ESTAMOS HACIENDO LA RESISTENCIA EN LA ESPERA DE LA JUSTICIA DIVINA.


GIORGIO BONGIOVANNI

Montevideo (Uruguay)
9 de julio 2009


El sicario de Roberto Micheletti. La historia del torturador Joya Améndola, brazo derecho del presidente de facto

De Gennaro Carotenuto, 5 de julio 2009

A quien ha vivido la guerra sucia en Centroamérica en los años ’80 se le ha helado la sangre cuando se ha dado a conocer la noticia de que el “ministro consejero” del presidente de facto hondureño corresponde al nombre de Billy Joya Améndola, otro paisá (Améndola es el apellido de la madre) del que estar orgullosos.
Es indispensable recorrer el curriculum de Joya Améndola para comprender la cultura política de la junta golpista presidida por el simpático paisá Roberto Micheletti.
En los años ’80 Billy Joya Améndola era uno de los dirigentes principales del Batallón de Inteligencia 3-16, encargado del secuestro y de la desaparición de opositores políticos y fundador de los escuadrones de la muerte “Lince” y “Cobra”. En este contexto era uno de los principales encargados de secuestros, tortura y asesinatos en Honduras y es acusado con certeza de al menos once muertes bajo el pseudónimo de “doctor Arranzola”. Además es acusado del secuestro y de la tortura de seis estudiantes de los cuales cuatro aún hoy resultan desaparecidos. El secuestro sucedió el 27 de abril del 1982, en la casa del viceprocurador de la República, Rafael Rivera violando la inmunidad del número dos de la justicia del país, usando los métodos de la dictadura argentina.
En efecto, si no resulta que Joya Améndola se haya instruido en los Estados Unidos es seguro sin embargo que ha trabajado en Argentina a las órdenes de uno de los principales represores, Guillermo Suárez Mason, conocido entre otras cosas como el principal organizador del secuestro de niños durante la última dictadura. Además obtuvo una bolsa de estudios del ejército hondureño para estudiar en el Chile de Augusto Pinochet. Sucesivamente, desde el ’84 hasta el ’91 fue el elemento de enlace entre el ejército hondureño y los represores argentinos y estadounidenses en la guerra sucia.
El gobierno español desde 1985 en adelante ha pedido varias veces la extradición de Joya Améndola a través de Interpol, pero el sistema judicial de Honduras (el que hoy acusa Mel Zelaya de 18 cargos de imputación) nunca ha dado curso a ninguna solicitud. A pesar de ello, cuando en 1994 un juez de Tegucigalpa le acusó de secuestro y de tortura y en 1995 fue emitida en su contra una orden de captura, se refugió precísamente en España y se quedó como solicitante de asilo político hasta 1998, año en el cual fue expulsado. En esos años obró como catequista en un colegio de Sevilla. Ahora nos lo volvemos a encontrar como brazo derecho de Roberto Micheletti.
www.gennarocarotenuto.it

Honduras a la sombra de Negroponte.
Detrás del golpe de Tegucigalpa la mano del ex-embajador en Irak
En 1979 había creado los Contras

Honduras es un pequeño país que acoge una base norteamericana que tiene orejas largas: los radares de Soto Cano escuchan a toda la América Latina. El que levanta la voz en la Tierra del Fuego termina en los archivos mejor documentados de los dos continentes, sin embargo nadie se ha dado cuenta de que algunos militares de la vieja guardia estaban organizando un golpe de estado alrededor de la bandera de estrellas y listones. ¿Contra el presidente Zelaya o para enredar al presidente Obama? El otro punto interrogativo es más inquietante. El aislamiento internacional de Honduras, expulsado de la Organización de los Estados Americanos, tiene todo el aire de ser una situación calculada para radicar el golpe y abrir un espacio donde no valen las costumbres aburridas de la democracia. Honduras se convierte en tierra de nadie a disposición de industrias pesadas, tráficos prohibidos, campos donde se ejercitan esos mercenarios que llamamos “contractors”, latifundios maniobrados por los huérfanos de Bush hijo. Murmura la iglesia del cardenal. La Iglesia de los monseñores Opus Dei y Legionarios de Cristo ruega al presidente depuesto que se quede en el exilio. Y la sombra de John Dimitri Negroponte vuelve a la ribalta en cada sospecha. En el rebote de sociedades cómodas surge su nombre entre los propietarios de inmensas plantaciones. Ha inventado la Honduras moderna que se comporta así.
Negroponte, casi 70 años, crece a la sombra de Nixon, Reagan, Bush padre. Empieza en Vietnam donde el general Westmoreland es el primero que intuye el genio. Durante la agonía de Saigón recita la parte del americano tranquilo: inspira el protagonista del romance de Graham Green. Se declara “enamorado” del general Van Thieu. Habla perféctamente vietnamita y la amistad con los militares extremistas alimenta las leyendas. Reagan le llama al Pentágono, al lado de Colin Powel. Cuando en 1979 los sandinistas deponen en Nicaragua al dictador Somoza, para dar vigor a la presencia americana en la tercera América, Negroponte termina en Honduras, embajador-virrey. Transforma la pequeña delegación (que vela sobre 3 millones de habitantes) en la más imponente embajada de las américas: 6 mil funcionarios, catedral de la CIA. Junto a Oliver North organiza la armada de los contras, contrarevolucionarios que hacen la guerra contra Nicaragua para “restablecer el orden”. Nace la brigada 314-m con el empeño de aplastar las cabezas calientes: torturas, fusilamientos en masa documentados en Washington por la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos. Pero el momento máximo de la misión llega con la operación IranGate. North pone en acción un fantástico carrusel secreto: involucra a las industrias bélicas de Pinochet y sus cargos militares. Llevan armas a Sadam Hussein (ocupado en la guerra contra Khomeini por cuenta de los Estados Unidos), regresan con mísiles y ametralladoras recuperados en Beirut por parte de anónimos mediadores. Producción rígidamente soviética que sembrar a lo largo de la frontera entre Honduras y Nicaragua para atribuir al gobierno de Managua las masacres de los indígenas Miskitos. Genio de la operación, Negroponte.
Inaugura en Tegucigalpa un protectorado sin reticencias. Es él el que anuncia en Tv el resultado de las elecciones. En marzo del ’83, apenas Newsweek da noticia de fantasmas armados (los contras, a punto) acampados a lo largo de la frontera de Nicaragua, el embajador llama a los periodistas. Nada de preguntas, habla solo él: “Es falso que exista una guerrilla organizada para debilitar el gobierno de Daniel Ortega”. A quien pide informaciones sobre el improvisado agigantamiento de la embajada y de una contribución “de asistencia” que ha pasado de 780 mil dólares a 125 millones, responde agitando la mano. “Es domingo, día sagrado para el descanso. Id a controlar: no encontrareis nada”. Y se va. 20 horas de viaje y nuestra columna de curiosos llega a Cifuentes, provincia de Paradiso, a 12 km de la frontera con Nicaragua. Campo militar recintado, monos leopard armados de Ak 47, fabricación soviética: ametralladoras palestinas recogidas por los israelitas en Beirut. Jóvenes americanos instruyen a mestizos y a indios Mesquitos “perseguidos por los sandinistas”. Nos reciben con recelo, no dejan ver mucho, solo el comedor con mesas larguísimas. Permiten el encuentro con una patrulla que acaba de volver de reconocimiento en “territorio enemigo”. Odiada Nicaragua.
Negroponte continúa la carrera en Panamá: prepara la invasión que hace saltar al presidente Noriega. Finalmente la promoción a gobernador de Bagdad. Gran final, zar de los siete servicios secretos, el hombre más potente de los Estados Unidos hasta la llegada de Obama. El golpe de Tegucigalpa puede ser el prólogo de la nueva comedia que el ex-americano tranquilo pone en escena en su Centro América. Pero si el presidente depuesto vuelve a aparecer acompañado por la señora Kirchner, la antesala del espectáculo puede transformarse en drama. Nadie vuelve atrás. Maurizio Chierici
Fuente: La Unidad, 6 de julio 2009

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139