Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
papasantamarta200
DEL CIELO A LA TIERRA


HE ESCRITO EL 7 DE FEBRERO DE 2014:

COMO YA HEMOS DICHO Y ESCRITO NOSOTROS SEGUIMOS ATENTAMENTE LA MISIÓN DEL PAPA. NO AHORRAMOS OBSERVACIONES Y CRÍTICAS CUANDO NOTAMOS EN EL PAPA FRANCISCO DEBILIDAD Y MIEDO DE DECIR LA VERDAD. PERO SOMOS TAMBIÉN HONESTOS Y SINCEROS EN EXALTAR LAS VIRTUDES DEL PONTÍFICE DE LA IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA ROMANA, COMO EN ESTE CASO DE LA HOMILÍA DEL 7 DE FEBRERO.
ROGAMOS PARA QUE FRANCISCO PUEDA TENER EL CORAJE Y LA FUERZA DE ANUNCIAR, COMO HIZO JUAN EL BAUTISTA, Y COMO HACEMOS NOSOTROS HOY DENTRO DE NUESTROS LÍMITES, EL PRÓXIMO DESCENSO AL MUNDO DE CRISTO CON POTENCIA Y GLORIA, EL JUICIO FINAL Y LA INSTAURACIÓN DEL REINO DE DIOS EN LA TIERRA.
PAZ A FRANCISCO Y PAZ EN LA TIERRA

DEL CIELO A LA TIERRA

Sant’Elpidio a Mare (Italia)
7 de Febrero de 2014.
22:23 horas
G. B.

“REENCONTRÉMONOS CON EL SEÑOR Y ELIJAMOS SU CAMINO”
Homilía del Papa Francisco del 7 Febbraio 2014

En su homilía durante la misa en la Iglesia de Santa Marta hoy viernes 7 de febrero, el Papa Francisco hizo referencia al Evangelio di Marco, cap. 6, 14-29), que habla del martirio de Juan el Bautista por parte de Herodes, para tocar el tema de cómo anunciamos al Señor: ¿nos adueñamos de la profecía?  ¿Vamos por el camino de Jesucristo, de la humildad y del servicio?
Juan no se adueñó de su autoridad moral que todos le reconocían, hubiera podido ceder a la tentación de hacer creer que era el Mesías, pero les decía a todos que se convirtieran, estaba anunciando la venida de alguien más fuerte que él y del cual no era digno de desatar las sandalias.
Juan se rebajó y se humilló hasta la muerte, es el icono del discípulo: es “el hombre que anuncia a Jesús Cristo, que no se pone en el lugar de Jesúcristo y que sigue el camino de Jesucristo. ¿Dónde encontró la fuerza Juan para hacer todo esto? En el encuentro con Jesús, ha dicho el Papa, cuando Juan “bailó de alegría en el seno de Elisabeta” a la presencia de María. ¿Y nosotros recordamos nuestro encuentro con Jesús? “Volvamos a la primera Galilea del encuentro, todos nosotros tenemos una” ha dicho el Papa “a reencontrarnos con el Señor”.
Ésta es la transcripción:
 “Cuando existe la corte es posible hacer de todo: la corrupción, los vicios, los crímenes. Las cortes favorecen estas cosas. ¿Qué hizo Juan? Ante todo anunció al Señor. Anunció que el Salvador estaba cerca, el Señor, que el Reino de Dios estaba cerca y lo había hecho con fuerza. Y bautizaba. Exhortaba a todos a convertirse. Era un hombre fuerte. Y anunciaba a Jesucristo”.
“Muertes humillantes. También Juan tuvo su ‘huerto de los olivos’, angustia en la cárcel, cuando creía haberse equivocado, y manda a sus discípulos preguntar a Jesús: ‘Dime, eres tú o me he equivocado y hay otro?’ La oscuridad del alma, aquella oscuridad que purifica como Jesús en el huerto de los olivos. Y Jesús respondió a Juan como el Padre respondió a Jesús, consolando. Aquella oscuridad del hombre de Dios, de la mujer de Dios. Pienso en este momento en la oscuridad del alma de la Beata Teresa de Calcuta, ¿no? Ah, la mujer a la que alababa todo el mundo, ¡Premio Nobel! Pero ella sabía que en un momento de su vida, largo, había solamente la oscuridad dentro”.
“Hoy nos hará bien, a nosotros, preguntarnos sobre nuestro discipulado: ¿anunciamos a Jesucristo? ¿Aprovechamos o no aprovechamos de nuestra condición de cristianos como si fuese un privilegio? ¿Juan no se adueñó de la profecía? Tercero: ¿vamos por el camino de Jesucristo? ¿El camino de la humillación, de la humildad, del rebajarse por el servicio? Y si sentimos que no somos firmes en esto, preguntarnos: ‘¿Cuando fue mi encuentro con Jesucristo, aquel encuentro que me llenó de alegría?’. Y regresar al encuentro, regresar a la primera Galilea del encuentro. ¡Todos nosotros tenemos una! ¡Regresar allí! Reencontrarnos con el Señor, seguir adelante por este camino tan bonito, en el cual Él debe crecer y nosotros disminuir”.
Extraído de:

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139