Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

croce-florida200DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 17 DE AGOSTO DE 2015:

¡LOS SIGNOS DEL CIELO SON NUESTRAS ARMAS!
¡LOS MENSAJES DIVINOS SON NUESTRO VERBO!
CRISTO ES NUESTRA CERTEZA Y SOL DEL REINO DE DIOS EN LA TIERRA.
NUESTRA HERMANA ERIKA,
LEED, MEDITAD Y DEDUCID.
 
Sant’Elpidio a Mare (Italia)
17 de Agosto de 2015

 

Los Signos y la Fe
Por Erika Pais

Nadamos, sin detenernos nunca, en un universo de estrellas, cometas, polvo de planetas que mueren, se encienden, se apagan, iluminan o reflejan Luz.

Vagamos en la inmensidad de un espacio creado por sustancias y energías jamás imaginadas. Los pensamientos son formas, las formas pensamientos y se crean y nos crean. La razón y la lógica que hoy ostentamos con orgullo, el discernimiento que llevamos en alto como regalo de Dios, frente al misterio de la creación son apenas grotescas y vetustas piernas de un animal prehistórico que tenemos en este cuerpo que deambula en este plano.

Los sonidos maravillosos, angelicales melodías con las que el cosmos, el Padre, la creación, se comunica con nosotros ensordecen de amor a quienes los perciben, pero son golpes sordos que no logran atravesar la materia densa que nos abraza, cuando olvidamos quienes somos.

Así como un cazador rupestre afila sus puntas de lanzas, limpia sus flechas o un soldado aceita su arma, nosotros atesoramos los signos y señales como las armas con las que luchamos, la comida que ingerimos para sobrevivir, el agua que bebemos para no morir de sed.

Y cuando estos signos hablan a nuestros espíritus renacemos, nos levantamos y vamos nuevamente al frente de batalla, porque por ellos vivimos, por ellos morimos y por ellos existimos. Por los Signos.

Signos y Señales que atraviesan la bruma oscura de un mundo en decadencia y agonizando. Imágenes, olores y sonidos que llegan a nosotros demostrándonos la magia de la Creación. Su majestuosidad y su autoridad universal. El Señorío del Monarca por sobre este Mundo, porque vence cualquier limitación impuesta por el Anticristo. Vence el tiempo y el espacio. Vence la materia oscura de las almas necias, las palabras superfluas de los científicos, las deducciones vacías de los doctos, la ignorancia indómita de los Hombres. Vence todo lo que exista, lo que existió y existirá como obstáculo entre nosotros y Dios. Porque todo eso Es Su propia Creación.

Y  los Signos llegan como bálsamo de luz, como esperanza renovadora, como estímulo primario. Mariposas del Padre que aletean a nuestro alrededor polenizando nuestra fe. Comunicándonos entre nosotros y El, en un lenguaje único, cósmico, galáctico. Un lenguaje que solo el Amor conoce y que nosotros, aprendices, apenas balbuceamos pero podemos escucharlo con el alma, con el espíritu ardiendo de Justicia. Con nuestros plexos consumidos por El. Hermosas señales que están allí rodeándonos, amándonos cada día y que nos gritan: No están solos. Adelante. Resistir. Falta Menos. Gloria al Padre y nuevamente Resistir.

Negar la fantástica manifestación de Dios y dejarnos arrastrar por las corrientes del pensamiento lógico humano es negarnos a nosotros mismos, es renegar de porque estamos aquí, es traicionar lo que somos y porque fuimos creados. Es escupirnos en la cara uno a otro y todos al Padre, es traicionar a Aquel que murió en la Cruz y a la Inteligencia que lo compenetró por Amor. Es poner fin a nuestra existencia, es anularnos para siempre.

Convivimos con Un Signo, hablamos con El Signo, nosotros, privilegiados, podemos tocar Al Signo de los Signos y así y todo las Señales fluyen hacia aquí. Anunciando lo peor, y augurando lo mejor. Para que todos puedan ver, para que nadie pueda decir Yo no sabía. Y para que nosotros, soldados del Cristo, guerreros de la Luz nos levantemos un día más, una vez más a la batalla que ya empezó. A la guerra que pronto termina.

Resistir, Resistir y Recibir, Recibir.

Erika Pais.
17 agosto 2015

 


DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139