Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

Giorgio-Lorella-Giovanni200DEL CIELO A LA TIERRA


HE ESCRITO EL 7 DE ENERO DE 2016:

LA PUREZA DE UNA DONCELLA DEL AMOR DE LA CELESTE MADRE MIRIAM.
LEED, MEDITAD Y DEDUCID.

G. B.
7 de Enero de 2016


Una nueva llamada...


Una vez más la Santísima Virgen Miriam llama a sus hijos, a Sicilia, donde la armonía del cielo se une a la del mar y el mar lo hace con la Tierra, donde la fuerza de la naturaleza está ante nuestros ojos, con todos sus colores fundiéndose unos con otros...
Está la gran montaña sagrada: el Etna, que está ahí mirando o dominando todo con su inigualable belleza y energía.
Sicilia, Tierra tan amada como sufrida. Tierra besada por el Sol y muchas veces acunada por el abrazo de la Madre Celeste que desea fervientemente unir a todos Sus hijos, con amor, y solo por amor.
Cuántas oraciones, cuántas lágrimas, cuántos llamados al arrepentimiento, a la conversión a Su Sagrado Corazón, al amor más grande de todos los amores, a Su Hijo Jesús Cristo.

Sicilia coloreada de rojo... de rojo como el fuego de la Sagrada montaña, rojo como la sangre que desciende de Su Sagrado rostro... y que moja a todo Su Sublime Ser.
El llamado de la Inmaculada Concepción llega hasta nosotros, esta vez, desde el centro de Sicilia, desde Piazza Armerina, donde un espeso bosque de eucalíptos y de pinos nos marcan el camino.

Estamos en Piazza Crocefisso, el aire fresco y húmedo, las casas se encuentran encastradas unas con otras, la calle Crocefisso es angosta y está apenas iluminada por una pequeña estrella de Belén, como para indicarnos que esa es la casa en la que nos espera el signo.
Una morada simple, modesta, en la que el sufrimiento de la humilde servidora de la Santísima Madre, Crocefissa, toca el corazón e invade todo.
Es inevitable percibir el ferviente deseo de transmitir, de que nuestros ojos vean lo que han visto sus ojos y lo que han tocado sus manos.  
“A la gente no le importa... a la gente no le importa...”, “llora y llora” seguía diciendo Crocefissa, “tocad, tocad...”, en ese dialecto cerrado del lugar, casi incomprensible pero eran la emoción y la fuerza de su corazón las que nos hacían comprender sus palabras.
Crocefissa, junto a su hermano Giuseppe, al quien durante la Cuaresma le aparecen los estigmas, nos hacen partícipes de su experiencia tan sufrida por las dificultades y los obstáculos que tienen que afrontar, sobre todo por parte de la comisión clerical, porque tratan de obstaculizarlos en la difusión del signo y del mensaje. La Virgen les dice que oren y que hagan obras, nos explica Giuseppe.
Ellos son muy determinados y siguen su camino. En su casa muchas personas se reúnen en oración y también se han manifestado muchas curaciones a los pies de la Virgen.
La Inmaculada Concepción estaba allí... ante mis ojos, en mi corazón... un remolino de emociones me arrolla, de recuerdos que han marcado para siempre mi ser... habría querido secarle las lágrimas, acariciarla, abrazarla... pero ¿quién soy yo?... mi cuerpo queda inmóvil ante tanta belleza y grandeza...
Luego... cuando el Amor toma ventaja y el corazón comienza a latir fuerte, muy fuerte, es donde me encuentro a Sus pies y le entrego un rosario blanco, la acaricio y ruego en el silencio de mi corazón.
¡¡¡Cuántos Signos han visto mis ojos, en el cielo y en la Tierra!!!... Cuántas veces mis manos han acariciado la sangre Sagrada de los estigmas de un humilde servidor Suyo y maestro de vida nuestro, Giorgio, cuántas lágrimas de alegría y de sangre he secado con mis manos... todo me invade y aflora en mi espíritu, en un breve instante... que marcó y marca una eternidad.
Junto a mis amigos y hermanos: Flavio, Pier Giorgio, Fabio, dimos gracias por el gran prodigio manifestado con la conciencia de rendirle cada vez más honor a través de las obras, en esta gran Verdad que nutrió nuestras vidas.
En esta Tierra de fuego y de amor, Sicilia, nuestros ojos tienen aún mucho por ver y nuestras manos tendrán que seguir secando muchas lágrimas más, así como a nuestra boca le queda mucho por gritar en este duro y arduo camino antes de que el Maestro de los Maestros, Jesús Cristo, regrese.
¡¡¡Pronto regresará con potencia y gloria!!!... es ésto lo que anuncia constantemente Su Santísima Madre, que jamás nos abandonará.
Abandonamos, por ahora, esta pequeña pero grande casa. Lo que hemos visto en su interior y lo que vivimos con los sagrados signos de los Estigmas, día tras día, quedará en nosotros eternamente.  
Con devoción

Lorella
6 de Enero de 2016


La pureza de los contornos, la suavidad de cada cosa, la versatilidad de los cambios de colores, la armónica unión del cielo con el mar y del mar con la tierra... aquel che los haya visto al menos una vez, los llevará consigo toda la vida.

armerina2200armerina200


Mensaje adjunto:
- Piazza Armerina. La Virgen aparece a una niña
 
http://unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2015/6713-piazza-armerina-la-virgen-aparece-a-una-nina.html    


 

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139