Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

LOBO5A

Por Jean Georges Almendras-Enviado Especial al Paraguay-Octubre 23 de 2016


Ironía de por medio, el documental “Pablo”, revisando todo el entramado de la narco política paraguaya en torno al crimen de Pablo Medina  y  de su asistente Antonia Almada, fue presentado el día lunes 17 de octubre en las entrañas mismas del Congreso del Paraguay, la sala bicameral donde sesionan los legisladores . ¿Una provocación nuestra? No fue esa la intención, pero  exhibir una realización documental en la que en reiteradas ocasiones se destaca la vinculación de parlamentarios con elementos del narcotráfico, fue para nosotros muy significativo. Y el hecho de que las puertas del Congresos se nos abrieran gracias a la intervención de  dos legisladores (que obviamente no forman parte del sistema político desviado del Paraguay), nos estamos refiriendo al senador del Partido Democrático Progresista Arnaldo Giuzzio y al senador Eduardo Petta, de la Comisión de Prevención del Narcotráfico y Delitos Conexos, hace aún más interesante y peculiar este episodio, el que bajo ningún concepto  no podemos ignorar ni dejar en el tintero. Y la ocasión podemos decir que fue exitosa, porque pone en claro, o deja entrever  dos puntos muy precisos: el primero, que en el Paraguay,  Antimafia Dos Mil, marca presencia y transita por los senderos adecuados; y el segundo, que no todo estaría perdido en el sistema político, tomando en cuenta que dos Senadores, y seguramente algunos otros más que todavía no hemos contactado, hacen lo suyo para alinearse a estas luchas por la verdad y la justicia, que en nuestros días pueden parecer utópicas, pero que no lo son.

Pero hay un tercer punto, que a nosotros particularmente nos resulta en extremo significativo. Fue el hecho de que se emitió en la sala bicameral del Congreso de la ciudad de Asunción,  la intervención  completa de nuestro director de Antimafia Duemila Giorgio Bongiovanni, vía skype desde Italia, del día 16 de octubre en la plaza de Curuguaty, en ocasión del acto de homenaje central a Pablo Medina y Antonia Almada. Intervención  que se puede leer íntegramente en el artículo “No podemos hacernos los desentendidos, porque seríamos cómplices”  de los sitios web italiano, paraguayo, uruguayo y argentino.

Una intervención, la de Bongiovanni, en especial dirigida al sistema mafioso. Con palabras fuertes y con anuncios contundentes. Palabras que ahora se hacían sentir en las entrañas mismas de un Congreso paraguayo, sorprendentemente e irónicamente de puertas abiertas, para rendir homenaje a todos los periodistas caídos  en el cumplimiento del deber de informar. Palabras de Bongiovanni, que fueron  nuestras palabras, y las del propio Pablo Medina y las de todos los demás colegas que como él regaron con su sangre las calles y los caminos de la tierra paraguaya, víctimas “del terrorismo practicado por el poder el que se enmascara para asesinar impunemente a los defienden sus acosadas tierras y su libertad de expresión”  como lo expresara el escritor uruguayo Eduardo Galeano, en su adhesión  en repudio al crimen de Pablo Medina, y que forma parte del contenido del documental que presentamos.

 “Le agradezco a usted doctor Jorge Figueredo, por este esfuerzo, de llevar adelante una revista que presenta una realidad de la República del Paraguay y de toda la región. También le agradezco a nuestro estimado periodista que nos visita del Uruguay. Nosotros los locales queremos decirle que sentimos mucha vergüenza de que este auditorio este vacío en un tema tan trascendental, que en este momento está siendo de alta preocupación en la República del Paraguay, como es el tema del narcotráfico, de las mafias organizadas que gozan de buena salud y que siguen  inficionando todas las instituciones con un alto costo de vidas humanas”  fueron las palabras de apertura del Senador Eduardo Petta, minutos antes de exhibirse el documental “Pablo”.

Porque otra vez las ausencias se hicieron notar. Otra vez, muchos paraguayos, del sistema político y de la sociedad civil, se hicieron los “ñembotavy” (desentendidos). Otra vez, el virus del no compromiso fue como una saeta a la toma de conciencia. Un lanzazo burdo a la posibilidad de trabajar en forma conjunta contra el crimen organizado, en las entrañas mismas de una institución que efectivamente (como lo acotaba el Senador Petta) está inficionada.

Pero con ausencias incluidas la velada fue brillante. Fue en extremo reconfortante. A un grupo de público muy reducido se sumaron el periodista  Idilio Méndez;  los colegas Santiago Ortiz y Pablo López, del Sindicato de Periodistas del Paraguay, como así también Juan Fleitas y Hugo González Chirico , también periodistas.  Representando a Pablo Medina, estaba presente su hija mayor, Dyrsen.

“Hay diecisiete mártires de la mafia que han sacrificado sus vidas, que son mártires porque no han callado ante la realidad, porque se han posicionado delante de estas organizaciones y han pagado un alto precio. Pero así también confiamos y exhortamos al Ministerio Público, a la Justicia de la República del Paraguay, llevar adelante una investigación precisa, objetiva, y que finalmente logremos una sanción penal. No queremos sumar el caso de Pablo Medina al listado de las causas de  impunidad que existen en materia de lucha contra el narcotráfico y todos los delitos conexos. Nosotros desde esta Comisión, hemos tomado acciones importantes, como proponer normas que permitan modificar el plan operativo de acción que pueda darse a través del Ministerio Público” agregó Petta, durante su exposición.

LOBO1A
En otro tramo de su oratoria el Senador Petta se refirió exclusivamente a la tarea de los Fiscales y al hecho de que se promovieron acciones especialmente para evitar que la vulnerabilidad de los mismos  (muchas veces  expuestos a constantes amenazas) afecten las investigaciones relacionadas directamente con el narcotráfico.

Petta explicó: “Normalmente, cuando la acción contra el narcotráfico la manejan los fiscales de la zona, éstos terminan siendo afectados en sus actuaciones, ya sea porque los corrompen o porque directamente los amenazan. Entonces, cuando mejor resultado ha dado la lucha contra el narcotráfico fue cuando asignaron fiscales fuera de la jurisdicción de operaciones de estas mafias. Es por eso que hemos llevado adelante acciones, como la presentación de un proyecto que permita modificar nuestro proceso penal y facilite que el Ministerio Público tenga actuaciones directamente desde la capital, con jueces desde la capital, administrando mejor la información, para obtener mejores resultados de acción  y para  que la presión post intervención no recaiga solo sobre el fiscal, como son las amenazas de muerte. En cuanto a la posible corrupción del Fiscal y de los Jueces, hemos tomado las debidas acciones. Existe una Comisión de Investigación en el caso Pablo  Medina que ha encontrado elementos importantes para el Ministerio Público y esperemos que dé sus resultados”

El Secretario General del Sindicato de Periodistas del Paraguay Santiago Ortiz, tras excusarse sentidamente por  no haber podido estar presente en los homenajes a Pablo Medina, en Curuguaty  “porque estábamos despidiendo a la principal figura de nuestra organización, el compañero Vicente Páez que falleció el pasado sábado”  expresó que su presencia en el Congreso es para solidarizarse una vez más con Pablo Medina, con su familia, con sus amigos y con sus compañeros.

Y enseguida agregó:”También queremos señalar algunos puntos. El primero es que estos dos años que nos separan de aquella  jornada lamentablemente trágica para el periodismo, donde las manos de la mafia asesinaban a Pablo y Antonia, han estado cargados de más narco política. Fue a partir de ese momento que empezó a sacudirse un poco el polvo que estaba encima de ese término, que desde aquel día empezamos a escuchar cada vez más frecuentemente en la boca de los paraguayos y de la prensa principalmente. Pero esto nos ha demostrado que la narco política era verdad, nos dimos cuenta en estos años, después de aquel suceso que está metida hasta los tuétanos en el Estado paraguayo y que se desató un espiral de locura a partir de un gobierno donde a todas luces los sectores mafiosos se sienten con el poder de actuar como quieren”.

Sobre la investigación en el caso Medina puntualizó “Vemos que la investigación del caso de Pablo, si bien ha avanzado, no lo ha hecho hasta los últimos escalones y como decía Bonviovanni recién se ha tocado el eslabón más bajo o el último, y luego al segundo peldaño que es Vilmar “Neneco”Acosta,  pero no se investigó qué se habló de aquella llamada entre Acosta y la diputada Villalba, no se investigaron otras conexiones que había más allá y no se investigaron tampoco las otras conexiones del narcotráfico, que continúa amenazando la vida de los periodistas. No se investigó el resto del crimen organizado, ni la corrupción que también continúa amenazando y atentando contra la vida de los periodistas. No hay que olvidar que los crímenes y los atentados contra los periodistas continúan y van a continuar mientras la impunidad continúe reinando en nuestro país y mientras continúe vigente un sistema político, económico y social que ha destruido las bases de nuestra sociedad, que ha hecho de la corrupción una forma de vida y que se basa en la exclusión de un montón de gente para favorecer a un pequeño sector que acumula sus riquezas de forma generalmente ilícita”

LOBO2A


“Entonces, compañeros, eso queríamos dejar en claro” –continuó Ortiz. “Y queremos señalar también en el marco institucional de este Parlamento, que en los próximos días se va a estudiar una ley que crea un mecanismo de protección a periodistas, trabajadores de prensa y defensores de derechos humanos. Esperemos que eso sea un aporte importante a nuestro sindicato para que no vuelva a ocurrir lo que ocurrió con diecisiete compañeros.  En el caso de Pablo fue peor porque le quitaron la custodia policial de manera absolutamente irresponsable, y al final terminaron culpándose todos entre ellos. Entonces, debemos tener reglas claras de cómo se establecen los mecanismos de protección a los periodistas, porque nosotros buscamos que esto no se vuelva a repetir. Sabemos que va a ser difícil que esto se apruebe, porque la narco política está metida dentro del Parlamento Nacional, sabemos que está también en el Palacio de Gobierno y en el Poder Judicial. Todo eso sigue existiendo pero aún así nosotros estamos dispuestos desde nuestro lugar, con sus veintisiete años de trayectoria, a seguir dando la cara y poniendo el pecho a la lucha por la libertad de expresión. Nosotros no vamos a renunciar en ningún momento ni a luchar por mejores condiciones ni a defender la libertad de expresión. Eso lo vamos a seguir haciendo todo el tiempo con todas nuestras fuerzas porque creemos que es un elemento fundamental de la democracia. Simplemente compañeros hacemos un llamado a la movilización, a la acción, a la defensa de la libertad de expresión, de la vida y del trabajo digno para los periodistas como una forma también de defender la democracia que está seriamente amenazada por la narco política, que hoy gobierna el país”

Al tocarnos el turno, previo a la exhibición de los cincuenta y nueve minutos de documental nos propusimos explicar el sentido y el cometido de la realización periodística titulada  “Pablo”: ”Comparto lo que decía hoy el senador Petta. Esta sala debería estar llena. La plaza de Curuguaty debió estar llena. Las calles de Curuguaty deberían estar llenas de personas protestando contra un sistema que erosiona la vida personal de cada habitante paraguayo, que erosiona la institución democrática, que erosiona el concepto de justicia y que erosiona el concepto de libertad. Parece que es inevitable el derramamiento de sangre después de dictaduras, después de sufrimientos colectivos, después de la guerra de la Triple Alianza. Parece que es inevitable, el derramamiento de sangre después del stronismo.  Inevitables derramamientos de sangre en democracia. Inevitables estos dolores en las familias que se destruyen, porque hay otro dictador que nos está sometiendo en este momento, solapadamente, sutilmente, y a veces descaradamente. Este dictador se llama crimen organizado. Narcotráfico. Que ahora es más inteligente, porque se alía con algunos elementos desviados del Estado paraguayo, y de otros Estados en democracia. No vamos a entrar en más  detalles, porque de todo esto hemos hablado mucho y se han dedicado ríos de tinta, se han hecho filmaciones, se  han dedicado horas y horas de sesiones parlamentarias con discursos y oratorias, se han dedicado conferencias y movilizaciones sociales y populares. Este documental es  un pequeño grano de arena más. Ha sido realizado, primero por un compromiso de  conciencia con Pablo Medina; después por un compromiso personal, porque Pablo Medina era nuestro colaborador y lo conocimos hace algunos años, y después porque redactores de Paraguay, Argentina, Uruguay e Italia, con el fundador de la revista Giorgio Bongiovanni, tenemos la fuerte convicción  que para defender nuestros intereses, ya que estamos en un mundo individualista y egoísta, también tenemos que defender un interés colectivo. Este documental busca crear conciencia. No se trata de una realización cinematográfica de millones de dólares. No es una realización cinematográfica que busque marketing. Llo que queremos es darle a este trabajo la fuerza de la convicción, para poder entender que pasó alrededor de Pablo Medina y qué está pasando concretamente en este país y  en otras ciudades de América”

Una  vez exhibido el documental, nuestro moderador del evento, Jorge Figueredo, director de la  redacción paraguaya de Antimafia Dos Mil abrió un espacio de debate  escuchándose varias opiniones. Destacamos la del periodista paraguayo Idilio Méndez (una de las personas entrevistadas para el documental) y la del periodista argentino Matías Guffanti

Idilio Méndez fue muy preciso:”Yo deseo felicitar a Almendras y a su equipo por el trabajo que realizaron. Pienso que cualquier tipo de trabajo más o menos metódico lo vale, porque deja documentos, deja material de consulta. Y no es que sea su trabajo nada más lo que nos convoca, pero este tipo de cosas en nuestro país, generalmente el público está  ausente y uno creería que estamos derrotados definitivamente por las mafias. Gente que hemos leído e investigado años y en todas las cosas vemos retrocesos. Y yo llego a una conclusión cada vez más lógica, contundente, desde el punto de vista del razonamiento inclusive. Y es que el sistema financiero está involucrado. Porque este tipo de lucha contra el crimen organizado que no solamente se circunscribe al narcotráfico, que es solo un eslabón de todo esto, debe ser una lucha universal. Esto afecta varios países y quiero de vuelta subrayar lo que dije ya en la entrevista, para mí el sector financiero es el tema. En nuestro país hay instrumentos y legislaciones, si es que se quiere investigar. Por ejemplo, la Fiscalía o poder administrador investigó al Juez Nuñez y sus cuentas bancarias. Esas cosas tenemos que investigar. De donde sale esta fortuna que dice que tiene. Yo recuerdo que en el inicio de la década del dos mil cuando estaba todavía en el periodismo activo, con nuestro equipo de investigación descubrimos un proceso judicial de una cuenta bancaria del chofer de esa época del banquero Horacio Cartes en Foz de Iguazú, del Banco Prosper. Una cuenta de más de cuatrocientos millones de dólares del chofer. Yo desconozco en qué habrá terminado ese juicio, porque esa cuenta fue intervenida por las autoridades brasileñas, y con esto estoy demostrando que el sector financiero es el que hay que investigar. Acá tenemos instituciones como la superintendencia de Bancos, Aduanas. El mismo Banco Central tiene muchos instrumentos legales, y formas de acceder, y conocer quiénes son los que están detrás de estas organizaciones mafiosas, y que cometen este tipo de crímenes. Y no solamente contra personas, sino crímenes contra la patria y contra nosotros. Y esos son los mecanismos que debemos mover. Yo tuve la ocasión de trabajar un corto tiempo con el presidente Lugo y le dije: usted quiere poner en raya a la mafia, tomemos estas instituciones, sea  la Aduana, la Superintendencia de Bancos y hagamos que se controlen a los perfiles altos, como dijo el Secretario Ejecutivo del Seprelad  (Secretaría de Prevención del Lavado de Dinero) cuando se refería a Nicolás Leo que tenía un proceso abierto en los Estados Unidos. Pero acá no se investigaba porque era de perfil alto. Entonces a los perfiles altos los tenemos que investigar.¿ Pero quién los investiga? si la Justicia está coartada por el Congreso o muchos congresistas financian sus campañas  con dinero provenientes del tráfico de armas, del trafico de drogas, del robo al Estado, etc. Entonces esto es grande y necesitamos obviamente una movilización permanente de nuestra sociedad civil, hacia la construcción de una sociedad mucho más democrática y más participativa. Para terminar, estaba leyendo antes de venir, que en el municipio del estado de Michoacán en México, dice que expulsaron a todos los políticos y a la mafia, y empezaron a dirigir su comuna. Se terminó la corrupción. Hubo un intento de los partidos políticos tradicionales por recuperar espacios, pero la corte de México falló a favor de la comunidad, y ellos administran su pueblo. Yo creo que ese tipo de democracia tenemos que empezar a pensar y soñar”

LOBO3A


Matias Guffanti de Rosario, Argentina puso especial énfasis en señalar: “Me parece sumamente importante que se esté haciendo este acto en el Congreso, a pesar de que haya pocos asientos ocupados y  sean más los vacíos , creo que siempre es importante seguir adelante y no detenernos en estos escenarios que son cada vez más comunes en la lucha contra el narcotráfico y cualquier tipo de mafia. Los asientos vacios dan una clara señal de indiferencia y de complicidad. De muchas cosas de parte de la política como también de los ciudadanos. Y esta lucha le corresponde a la política fundamentalmente, pero también es una lucha que nos corresponde a todos los ciudadanos y principalmente a los jóvenes. Los jóvenes deben ser quienes deben impulsar este tipo de luchas. Con nuestros estudios y nuestra participación ciudadana y todo tipo de actividad que tenga que ver con una lucha por una sociedad diferente. Y para que en un futuro no tengamos que ver este tipo de actos donde la política brilla por su ausencia. Donde funcionarios no se  hacen cargo de lo que está sucediendo en Paraguay. Este tipo de actos nunca son en vano, haya una persona o haya mil personas. Siempre tenemos que seguir adelante, luchando por estos valores, por esta justicia que reclamamos para Pablo Medina y para todos aquellos que son asesinados cobardemente por estos grupos mafiosos. Si nosotros los ciudadanos, la prensa y algunos políticos honestos que mantienen aún hoy nos unimos en esta lucha  y seguimos adelante, tarde o temprano, esta batalla terminará ganada en nuestro favor, porque nuestra unión y nuestra voz en la sociedad es un golpe muy fuerte para estos grupos narcotraficantes que lo que quieren fundamentalmente es que nos quedemos callados, que no participemos, que no hagamos este tipo de actividades ni señalemos la injusticia en otros lugares, como hoy nosotros hacemos con este documental. Espero que podamos seguir adelante y que los jóvenes de Paraguay, poco a poco en la Universidades empiecen a hablar y profundizar en estos temas. La información es fundamental en una sociedad democrática. Y tenemos que buscar esa información, tenemos que buscar la verdad porque bien sabemos que los medios de comunicación  muchas veces se convierten en medios de desinformación por su manipulación o simplemente por desinterés de los temas que tratan, de la democracia de un país. Espero que los jóvenes de Paraguay puedan involucrarse cada vez más y vean este tipo de luchas como un camino para construir ese futuro que tanto merecemos, en el Paraguay y en todas partes del mundo”.

El redactor de la redacción Paraguay de Antimafia Dos Mil, Omar Cristaldo, hizo público su sentir en estos términos: “Si bien es demasiado importante el evento que estamos realizando acá, y es evidente la  indiferencia  ante estos hechos en la sociedad, es una realidad que nos lleva a reflexionar cada vez más, que tenemos una visión un poco más crítica sobre todo lo que ocurre y eso nos lleva a unirnos todos juntos y a empezar a luchar como lo estamos haciendo. Los grupos mafiosos llegan a sus objetivos y están unidos y muy fuertes, y están protegidos, como es el caso de Nuñez, que se lo mencionó aquí. De igual modo nosotros tenemos que estar unidos.”

Ya en el último tramo del encuentro, el Senador Eduardo Petta retomó la palabra disculpándose con la hija de Pablo Medina  -presente en el Congreso- por la ausencia de personas en la sala “por tanto padecimiento y tanto sufrimiento y por las prórrogas de este proceso que, como cualquiera, queremos que se resuelva y que los responsables paguen por sus acciones”

Y continuó: “Hay un poder político vinculado al poder económico de las mafias hace mucho tiempo y esto en vez de retroceder fue creciendo y se fue consolidando, y hoy está instalado un poder que vino de ese sector. Tenemos un Presidente de la República que nadie puede negar estuvo vinculado a las actividades que no fueron precisamente lícitas y que se conocen sus antecedentes, pero, de alguna manera lo hemos elegido en un momento dado, y un partido lo eligió a él como candidato. Hoy está con una representación sumamente peligrosa, con riesgo de un quiebre institucional. De un quiebre del Estado de Derecho, porque se pretende consolidarlo con la posibilidad de una reelección para mover todos su recursos económicos. Para lograr esos objetivos creo que hoy tenemos que estar más atentos que nunca ante esta intentona que se viene en Paraguay y por la cual se pretende consolidar a una estructura mafiosa”

“De ahí deben partir los cambios, mejorar la representación política que tenemos y sin duda alguna enseñar al pueblo a elegir los mecanismos de desbloqueo de las listas que han causado, tanto daño a las instituciones políticas y a la clase gobernante” continuó Petta.

LOBO4A



“Necesariamente el país tendrá que sacudirse en los  próximos días y en los próximos dos años si queremos recuperar el curso, en la República del Paraguay, y recuperar las instituciones que hoy están totalmente entregadas. Y una de las instituciones que tenemos que recuperar es la prensa. Nadie puede negar en estos momentos que los medios de comunicación han sido comprados y nadie puede negar que periodistas que antes tenían el coraje y la decisión de hablar hoy, por su puchero y por llevar el puchero a su mesa, tienen que estar auto censurándose cobardemente, difundiendo estadísticas que no existen y otras mentiras más. Celebro y aplaudo al periodismo que todavía está resistiendo. Al periodismo valiente. Aquí está la memoria del que hoy estamos recordando. A Pablo, y a aquellos diecisiete más que han perdido su vida. Pero por favor les pido, no como autoridad política, sino como ciudadano paraguayo, por favor, recuperemos la libertad que en este momento s está perdiendo lentamente en la compra de varios medios de comunicación. Y  esto es un paso muy peligroso. Parece que tenemos  que hacernos todos una autocrítica, nosotros los políticos que no estamos asumiendo probablemente todas las responsabilidades. Los sectores de la Administración de Justicia, un ministro Núñez que nosotros lo habíamos denunciado. Nosotros remitimos las pruebas al Ministerio Público, quien tiene los antecedentes para investigarlo penalmente,  pero no han investigado. Al contrario, lo han llevado como director de la entidad binacional Yacireta. Ese es el eterno matrimonio que tiene la  Corte Suprema con las entidades binacionales. Hoy se publican vínculos de Ministros de la Corte, hijos de ministros o de ministras que están en los entes binacionales, gozando de salarios de enorme fortuna con el fin de proteger el sistema. Entonces ardua tarea tenemos por delante, pero no podemos deprimirnos porque si nos deprimimos  hoy, creo que a la muerte de Pablo y a la  de los otros periodistas, les estaríamos faltándo el respeto y eso es lo que menos tenemos que hacer. Muy agradecido porque esto se celebró acá. Lo voy a recordar el jueves en la sesión plenaria. Gracias por este material y de vuelta quiero decirte Dyrsen, gracias por el coraje de tu padre y de tu familia, que valientemente han  enfrentando el sistema, y a todos los periodistas valientes mis respetos de siempre” concluyó el senador.

Ubicados en las entrañas mismas del poder político. En su living de sesiones. Ahí, hablamos sin remilgos. En términos de dura crítica, a todos los poderes del Estado involucrados en la vida nacional paraguaya. En términos de dura crítica, a todos los actores que componen esa maquinaria burocrática infernal donde se entrecruzan los intereses y donde se ven rostros, partidos políticos, banderas, ideologías, pero no se ven corazones.

Ahí, hablamos. Sintiendo que lo hacíamos en la casa del lobo, preguntándole en voz alta…¿lobo estás?...  Y creo que nos escuchó, pero no sentimos que respondiera.

*Foto de Portada: ADMILA y www.proyectosbetta

*Foto 2: Pablo Medina www.paraguay.com

*Foto 3: Escena del entierro de Pablo Medina www.abccolor.py

*Foto 4: Manifestación en Curuguaty el 16 de octubre de 2016 ADM

*Foto 5: Senador Eduardo Petta www.LaUnionR800 Am

curuguaty1

Por Jorge Figueredo-22 de octubre de 2016
¿Qué es Curuguaty? Una isla rodeada de tierra como definió el gran escritor paraguayo Augusto Roa Bastos al Paraguay Una ciudad histórica, que acogió por muchos años al libertador Uruguayo, José Gervasio Artigas y que fuera declarada cuarta capital de la República del Paraguay durante la guerra de la Triple Alianza. Una ciudad parecida a Macondo, pueblo ficticio descripto en sus novelas por el periodista y literato Gabriel García Márquez, pero en donde en vez de abundar bananas, o cualquier otra fruta tropical, abundan a sus alrededores la marihuana y la soja transgénica.     

Recorriendo las calles rojas de esta ciudad, los recovecos de sus edificaciones, de toda su geografía física y mental, se percibe parafraseando al periodista Joan Queralt una atmosfera atroz, escalofriante, de silencios cómplices, miedo e impunidad por la cantidad de crímenes que se han cometido en este suelo, en esta región, que es territorio de mafia.  

El pasado 15 y 16 de octubre de 2016 se realizaron varias actividades en recordación al asesinato del periodista Pablo Medina y su asistente Antonia Almada a manos de sicarios al servicio de la mafia en la ciudad. Sin embargo la gran mayoría de sus habitantes tuvieron un comportamiento idéntico al de la población de Palermo, Sicilia: no participaron de la presentación del documental “Pablo” en la parroquia de la Iglesia, tampoco en la manifestación realizada en la Plaza 34 Curuguateños. En ellos prima la “omerta”, la ley del silencio, la pasividad y el conformismo.       

El sustrato sobre el cual se edificó la dictadura de Stroessner fue la cultura de la ilegalidad que hasta la actualidad impregna a la economía, a la política, a la educación, a la justicia en todo el país. Y en esta zona especialmente se ha desarrollado impulsada por las diversas bandas criminales y mafiosas, cuyo mayor caldo de cultivo es la corrupción y la impunidad que prevalecen en la mayoría de las instituciones del Estado, cuyos funcionarios, en vez de servir al bien común con integridad y honestidad se convierten en verdugos de los luchadores por la verdad y la justicia como lo fue sin dudas el periodista Pablo Medina.

A  pesar de todas las adversidades y obstáculos que tuvo Pablo en el ejercicio del periodismo en el Departamento de Canindeyú, donde el crimen organizado compraba conciencias, alquilaba a su servicio a la mayoría de los funcionarios públicos, traficaba drogas, maderas, vehículos, y realizaba todo tipo de actividades ilícitas, asesinando impunemente, sin que nadie se le opusiera, él  con mucho coraje y patriotismo denunció y desenmascaró a todos los personeros y delincuentes narcotraficantes,  rollo traficantes, etc, y apuntó siempre a las vinculaciones políticas de los mafiosos locales y de la región, cuyos tentáculos recorrían toda la geografía nacional hasta llegar a los personajes que ocupaban (y ocupan) los más altos cargos de la política y de la economía paraguaya.  

La mejor manera de reivindicar a Pablo Medina, a dos años de su asesinato, es que como compañeros de lucha  y de ideales, realicemos el máximo esfuerzo para ayudar a descubrir quiénes fueron los verdaderos ideólogos de su muerte, y así llegar hasta la cúspide del poder y desenmascarar a sus  reales  asesinos, para puedan recibir la condena que se merecen. Solo así llegaremos a la Verdad y la Justicia que Pablo y Antonia se merecen. Y  lo  más importante:   Curuguaty,  tierra de mafia,  se transformará en territorio de la Antimafia, donde la cultura de la legalidad y el Estado de Derecho prevalecerán para siempre.  

*Foto de PORTADA: ABC Color       

 

enmemoria1
16 de Octubre de 2016
Por AMDuemila


Hace dos años ocurría el homicidio del periodista y de su asistente.
En memoria de Pablo Medina, periodista paraguayo asesinado junto a su asistente Antonia Almada el 16 de Octubre de 2014, la redacción presenta una vez más el documental en su honor. Medina, cronista de varios medios de prensa, entre ellos de Antimafia Duemila, fue el autor de numerosas investigaciones sobre el narcotráfico en Paraguay.

Link para ver la manifestación en directo:

Documental Antimafia Duemila: Morte di un giusto

 

tierrasinmal250

HOMENAJEARON A DOS GRANDES DEL PERIODISMO PARAGUAYO:  SALVADOR MEDINA Y GERARDO DENIS
Por Jorge Figueredo-12  de enero  de 2016
El encuentro cultural en homenaje a los comunicadores y luchadores por la verdad y la justicia:   Gerardo Denis y Salvador Medina se realizó en el local de la Fundación YvyMarane´ (tierra sin mal) ubicado en la Ciudad de San Lorenzo.   Fueron maestros de ceremonia el poeta Mauro Lugo y la periodista Ruth Gómez.  
Del mismo participaron familiares del periodista Gerardo Denis  y Salvador Medina, como Francisco y Gaspar Medina así como referentes de diversos medios de comunicación alternativos como la compañera de Gerardo,  Yeni Caballero con quien trabajo en la Tv Publica paraguaya en tiempo de Fernando Lugo ;  Marcos Ibañez, periodista y escritor; Miguel Verón, director de la Fundación YvyMarane´; Ruben Segovia y Dina Cabañas compartieron con nosotros la poesía de Lucio Marecos, Perla Alvarez,  dirigente y luchadora social; Juan Carlos Goncalvez, comunicador; Jorge Figueredo, director de la Revista Antimafia Dos Mil –Redacción Paraguay, y Bernardo Torales, ex dirigente de las Ligas Agrarias.    El encuentro fue amenizado con canciones populares paraguayas, y estuvieron cantando Adrian Morinigo y Julio Alonso entre otros músicos.

Este festival cultural en el que se brindó tributo a dos grandes del periodismo paraguayo comprometido con la verdad y la justicia: Gerardo Denis y Salvador Medina marca un hito muy importante en la historia cultural del país, del rescate de nuestra memoria reciente. Pues en el Paraguay no es muy habitual recordar a hombres sencillos y humildes que entregaron su vida por amor a la libertad y la justicia. Y más aún cuando han pasado 15 años del asesinato de Salvador y menos de un mes de Gerardo.
A  Gerardo Denis no lo conocí personalmente pero según manifestó su esposa, hijos y compañeros comunicadores, él era un hombre íntegro que sacrifico su vida en pos de su ideal de ver una América unida, donde exista Justicia Social. Un hombre que a pesar de ser echado de la tv. Pública paraguaya luego del golpe parlamentario a Fernando Lugo, no se amilano en ningún momento. Siguió con su lucha de expresar la verdad, apoyar y difundir nuestra cultura , reivindicar el idioma y la cultura guaraní, y nuestra identidad paraguaya sin caer  en manos del periodismo mercantilista, al que solo le interesa el lucro y no la verdad y la justicia.
Por su parte, Salvador Medina fue un mártir, asesinado por la mafia por denunciar a los narcotraficantes y criminales forestales. Según expresaron sus amigos y compañeros en la noche del evento cultural, Salvador era un hombre que estaba siempre en primera fila luchando codo a codo con los campesinos, al lado de los estudiantes y obreros, apostando siempre a sus sueños de  ver alguna vez un Paraguay diferente donde prevalezca la Justicia, la paz y el amor.
Gerardo Denis más que un comunicador, fue un militante de la vida,  expreso su compañeraYeni Caballero  en el programa que había tenido en la Tv Publica Paraguaya y en Radio Nacional.  
Miguel Verón, director de la Fundación YvyMarane´  destaco la singularidad de Salvador Medina como ser humano;  sabio y prudente, como profesional muy interesado en el cultivo del idioma guaraní, así como un férreo defensor de nuestra identidad cultural por medio del arte de la poesía y de la música.  
Si no hubieran existido periodistas como Salvador Medina y Gerardo Denis hoy la voz de la ciudadanía y la voz del sector popular no hubiera sido jamás escuchada dijo el periodista y escritor Marcos Ibañez.  Yo, al igual que muchos de ustedes sentí el mismo dolor cuando Telesur daba la noticia sobre la muerte tan ingrata, tan injusta, del hombre de nuestra América profunda: Hugo Chavez.  También cuando Telesur dio la noticia de la muerte del compañero Gerardo Denis, sentí la misma impotencia y el mismo dolor, manifestó Ibañez .
Los hermanos de Salvador, Francisco y Gaspar Medina resaltaron que el legado de Salvador Medina sigue vigente entre nosotros, a pesar de que ellos ya perdieron tres hermanos en la familia. Dijeron también  que van a continuar con la semilla que sembró su hermano Pablo y Salvador, porque Salvador no murió, está más vivo que nunca.
La comunicadora y luchadora social Perla Alvarez manifestó en el idioma guaraní:  Umivaietañandejerereoikova ha ñanderekojopyseva ha ñaneapitysevarenondepe ha e ojepytaso Kuri AmericatuichaTelesurrive. (Esos males que ocurren a nuestro alrededor y que desean  oprimir  nuestro modo de ser y en frente de los que buscan enlazarnos. Gerardo resistió en toda América por medio de Telesur), por eso el  corazón de Gerardo Denis no aguanto  ante tantos males que ocurren en nuestro país.
Gerardo Denis y Salvador Medina entregaron su vida por cada uno de nosotros. Tenemos que entender que no solamente debemos recordar a estos mártires cada año sino la mejor reivindicación que podamos dar a Salvador Medina y Gerardo Denis es seguir el ejemplo de ellos. Que los ideales de Gerardo Denis y Salvador Medina caminen por nuestras piernas, por nuestras voces, caminen por nuestras denuncias, caminen por nuestros ideales. Ellos en realidad no están muertos. Han viajado. Están ausentes físicamente pero sus ideales no han muerto. Está Santiago Leguizamón, está  el general Rosa Rodríguez, y tantos campesinos muertos como Pedro Giménez. La mayoría de los mártires por la verdad han sido campesinos en este país. Y este momento no es hora del silencio, es hora de la denuncia, es hora de la revolución, la revolución  del pensamiento. Solamente podemos hacer una revolución con el conocimiento y la información.  En este momento la mafia tiene el control absoluto del país. Pero no solamente la mafia militar, sino la mafia política, la mafia económica. Y esto no se inició solamente con el golpe de estado parlamentario en el año 2012, esto se inició ya en la época de la dictadura de Stroessner. Desde ese momento continuó y se consolidó actualmente. Ahora estamos hablando de un nuevo orden mundial, que ya se impuso en varios países. El nuevo orden mundial que hace 40 a 50 años se ha venido planificando. ¿Y en síntesis que es el nuevo orden mundial ?Es la eliminación física de las dos terceras partes de la población mundial, el asesinato colectivo, esto es el nuevo orden mundial.  Y la lucha de Gerardo y Salvador va a continuar. Debe continuar.

slavador-y-pablo250

Por   José  Fleitas -  11 de enero  de 2016

Ocurrió aquí, y ahora está aquí viviendo entre nosotros. Una leyenda viviente que nace de nuestra entrañable tierra que lo vio surgir, empujado por las necesidades de crecer y erigirse como referente en un medio hostil, pero sereno ante las adversidades.
Salvador Medina, de Capiibary, lo conocimos muy apacible en sus denodadas actividades. Vivía con nosotros en la Residencia Tekoha. Tal vez lento, pero seguro. Seguro de sí mismo, seguro de lo que está bien o de lo que está mal. Seguro de que la verdad nos hará libres.
Las expresiones de Salvador se afianzaron en nuestro idioma guaraní. En el ¿mba´eichapa lo mitâ?, ¿cómo estas mi gente?, son expresiones demostrativas que guardan un profundo significado de nuestras motivaciones. Salvador confiaba en su gente y a pesar de todas las dificultades y proezas, estaba siempre presente en sus relatos. Lo tuvimos denunciando cualquier irregularidad. Tenía apego a su querida Capiibary.
Salvador iba y venía de su tierra natal. Su compueblano le ayudaba en sus idas y venidas a la facultad porque él mismo formaba parte de su comunidad. El acompañaba en su recorrido a los camioneros que traían los frutos de la tierra al mercado de abasto.
Salvador estudiaba así, sorteando distintas dificultades. Y lo más importante, ponía empeño ante las adversidades. Si bien seguía la carrera de Derecho, ejercía el periodismo. En las peñas artísticas libres, ejecutaba guitarra, como también se dedicaba a la poesía. Su estilo personal no ofendía a nadie. Con humor y picardía resolvía los escollos de una entramada crisis que planteaban los compañeros. Esta situación le hacía ganar el respeto y admiración entre sus amigos.
En las actividades peculiares de Salvador, él demostraba por ser un “Karaí” (un Señor) por más joven que haya sido. Era un Señor, porque no buscaba, ni se ufanaba en ningún protagonismo. En tan corto tiempo, por sus actividades como comunicador,  se  ubica como mártir de las comunicaciones en la lucha cotidiana, por difundir un pensamiento crítico que molestaba a grupos que se dedicaban al rollo tráfico.
Puede que las balas asesinas acallen las voces de un compañero  comunicador, pero su espíritu innegable de compromiso con su comunidad vivirá para siempre. Salvador Medina, es uno de  tres hermanos que muere bajo el oscuro y tenebroso refugio del hampa que sigue enlutando con sangre las raíces profundas, de un Paraguay  que encubre la ilegalidad que campea en el país.
El compañero Salvador es uno de ellos; sobrevino su hermano Salomón, y finalmente otro periodista que conocía los tejes y manejes de la zona del Canindeyú: Pablo Medina, que finalizó bajo las balas enemigas. Este es un caso de una familia sumida en el luto por el oscurantismo que se vive hoy en el Paraguay, y que tendrá que resolver las profundas heridas que enmarca la violencia, que hoy se enmarca dentro de la justicia.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139