Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

la-diputada-colorada-de-canindeyu-cristina-villalba-posa-abrazada-al-narcotraficante-vilmar-neneco-acosta-d-actualmente-profugo-de

La diputada colorada de Canindeyú, Cristina Villalba, posa abrazada al narcotraficante Vilmar “Neneco” Acosta (d), actualmente prófugo de la justicia por asesinato y drogas. / ABC Color

24 de Noviembre de 2014.

El sicariato de la mafia fronteriza, dominada por la narcopolítica, y a la que está vinculado el clan Villalba, siembra terror en Curuguaty y otras localidades de la zona baja de Canindeyú. Se trata del mismo grupo que asesinó a nuestro corresponsal, Pablo Medina, y a la joven Antonia Maribel Almada. La población se siente amenazada por los malvivientes y no cuenta con la mínima garantía de seguridad. El anuncio del Gobierno del presidente Horacio Cartes de que con el envío de más personal a la “zona roja” de Canindeyú daría seguridad a la población no es más que un discurso, ya que la propia Policía asumió que no se puede hacer absolutamente nada porque no existe respaldo de sus superiores y del Ministerio Público.
Según datos, supuestamente la misma diputada Cristina Villalba (ANR) y su hermano Carlos “Cabrito” Villalba (ANR), intendente de La Paloma del Espíritu Santo, dominan el fronterizo departamento de Canindeyú con ausencia total de las autoridades nacionales.
Las instituciones que deben garantizar la seguridad de los ciudadanos e impartir justicia tambalean ante la influencia de la parlamentaria, a quien califican como una persona de carácter fuerte y fría a la hora de enfrentar a sus enemigos. El clan Villalba, con los hermanos Acosta Marques, de Ypejhú, ganaron el dominio en la zona baja de Canindeyú, desplazando a los Giménez Suárez, a quienes declararon una guerra abierta durante años.

Los Acosta Marques, con Vilmar “Neneco” a la cabeza (hoy prófugo), lograron aniquilar a los “enemigos” y se convirtieron en los dueños de la zona de mayor producción y tráfico de droga, que son Ypejhú, Itanará, Villa Ygatimí, Yby Pytã, Curuguaty, entre otros. En esta zona, las personas que muestran desacuerdo con el clan son aniquiladas. Los propios investigadores del asesinato de Medina y Almada temen que la mafia tome represalias contra ellos.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/narcopoliticos-siembran-terror-1309227.html

______

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139