Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
18 de Enero de 2015
PEDRO JUAN CABALLERO
Por Cándido Figueredo
La alevosa entrega de los 252 kilos de cocaína que estaba depositada en la armería de la jefatura de policía del Amambay es un claro mensaje del poder que ostenta el crimen organizado que impera en este departamento.
Se suponía que esos 252 kilos de cocaína, incautada el pasado sábado 10 y que comprometería a los concejales César Quevedo (PLRA) y José María Bogado (ANR), estaría seguro ya que estaba en la propia armería de la jefatura de policía con fuerte resguardo policial.
Sin embargo, para los grandes jefes del hampa fronterizo esto no fue obstáculo y ordenaron a los tentáculos del crimen organizado en la policía para que entreguen la carga incautada y así mostrar en forma contundente que nada ni nadie los puede parar en la frontera.
Este hecho es una bofetada a la gente honesta que es una gran mayoría en este departamento, y debe llamar seriamente la atención al ministro del Interior, Francisco de Vargas, para que de una vez por todas se haga una profunda investigación y separar del cuerpo policial a aquellos que se prestan para servir al crimen organizado, olvidando sus responsabilidades ante una sociedad que aspira a vivir sin temor de los traficantes que ostentan poder a base de dinero y balas.
Si los narcotraficantes pueden darse el lujo de llevarse con tanta facilidad una gran cantidad de drogas desde la base central de la policía del Amambay, en donde guardias armados con potentes armas de guerra montan guardia permanente, ya se imaginan la facilidad con la que pueden secuestrar, torturar y asesinar a aquellos que se crucen en sus caminos. La población está a merced de estos indeseables que imponen su voluntad a base de amenazas y compra de conciencia.
La desaparición de los 252 kilos de cocaína no fue un robo, fue una entrega ordenada por la mafia del narcotráfico, quienes apoyados por altos exponentes de la política para quedar impunes y así burlarse de la sociedad honesta que mira cómo sus instituciones en vez de combatirlas se unen al crimen organizado para así poder compartir la fortuna obtenida gracias al tráfico de drogas.
Este hecho es sumamente grave. Es un mensaje claro y contundente de parte de los narcotraficantes que están mostrando el poder que tienen en el departamento, y que hacen primar su voluntad sin importarles las consecuencias.
Es una burla a toda una sociedad, a la institución policial y al Ministerio Público.
Lastimosamente los tentáculos del crimen organizado están presentes en estas instituciones, en su gran mayoría jueces, fiscales y políticos de todos los partidos se prestan para dar protección y así dejar impune tanta corrupción y decadencia.
Este claro y burlesco mensaje de los dueños de la frontera debe ser tomado con mucha seriedad por los responsables del Ministerio del Interior y de la Comandancia de la Policía Nacional.
Si esto queda en la famosa frase paraguaya oparei (en la nada), y no se castiga a los responsables, entonces ya todo sería incontrolable.
Una vez más se impondrá la ley de los narcos, ante una población ávida por vivir –alguna vez– en un ambiente de respeto, sin violencia y en donde impere la justicia.
http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/el-poder-del-narcotrafico-1327743.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139