Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
criminivat2
CRIMENES EN EL VATICANO
SEGUNDA PARTE
De Giorgio Bongiovanni

PREMISA.
PARA TODOS AQUELLOS QUE NO HAN TENIDO LA POSIBILIDAD DE LEER LA PRIMERA PARTE DE ESTE DOSSIER, DESEO RATIFICAR EL ESPÍRITU CON EL QUE HA SIDO CONCEBIDO Y ESCRITO. CRÍMENES EN VATICANO NO ES NI QUIERE SER UN ATAQUE A LA FE CRISTIANO-CATÓLICA NI MUCHO MENOS A SUS FIELES. ES MÁS BIEN LA LLAMADA DE ATENCIÓN DE UN CREYENTE QUE NO PUEDE ACEPTAR EL VER LA FIGURA Y LAS ENSEÑANZAS DEL MAESTRO JESÚSCRISTO DESATENDIDAS, TERGIVERSADAS Y TRAICIONADAS POR PARTE DE QUIEN DEBERÍA, SIN EMBARGO, REPRESENTARLAS, VIVIRLAS Y HACERLAS VIVIR. ES UNA LLAMADA A UNA CAUSA QUE DEBERÍA INVOLUCRAR A TODOS LOS CRISTIANOS QUE QUIEREN TUTELAR Y DEFENDER LA INTEGRIDAD DE SU CREDO PARA INDUCIR A LAS CÚPULAS DE LA MÁS GRANDE DE LAS CONFESIONES CRISTIANAS A QUE EMPRENDAN UN PROFUNDO CAMINO DE ENMENDAMIENTO ESPIRITUAL Y MATERIAL.
POR LO TANTO ES CON UNA INTENCIÓN TODO LO CONTRARIO QUE ANTI-CLERICAL Y CON ESPÍRITU DE SERVICIO QUE OS INVITO A LEER LO QUE SIGUE A CONTINUACIÓN.
G.B.

Prefacio

"!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque entregáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino; pero habéis omitido lo más importante de la ley, a saber, el juicio, la misericordia y la fe. Era necesario hacer estas cosas sin omitir aquellas. !Guías ciegos, que Coláis el mosquito pero tragáis el camello!'' (Mateo cap. 23, vs 23 y 24).

Pensar en el poder someter al pueblo con el Evangelio es una pura contradicción literalmente hablando.
Asimismo admitiendo errores de traducción e incluso malévolas manipulaciones es clara a pesar de los siglos la esencia del mensaje de aquel que los cristianos creen que es el Mesías.
Al leerlo y releerlo con la mente abierta se captan inmediatamente principios que, si fueran comprendidos y puestos en práctica, cortarían desde la base el sistema de iniquidad y de vejaciones que persiste hoy como ayer y que ha cambiado solo en sus aspectos mas externos.
Las palabras de Jesús Cristo, cortantes con ricos y poderosos y colmadas de misericordia y perdón para los pecadores comunes, establecen los criterios fundamentales para erigir sobre la tierra ''el reino de los Cielos'' una parábola que no es otra cosa que la sociedad que todas las personas honestas (los buenos, los afables, los mansos, los justos... del sermón de la montaña) esperan: justa, prospera y solidaria.
Desde sus orígenes el cristianismo no supo traducir en acción la capacidad revolucionaria de la ''buena nueva'' quedando prisionero en el formalismo de las doctrinas y defendiendo estos formalismos resbaló progresivamente en la deriva de la violencia, del fanatismo y de la intolerancia.
La Babel de interpretaciones que se ha originado después no ha hecho otra cosa que separar y contraponer a los pueblos negando al hombre la posibilidad de vivir la salvación del Evangelio.
Las Iglesias siempre mas ávidas de poder temporal se han insinuado en ese juego de prepotencia, corrupción y engaño, mientras las enseñanzas crísticas, en cambio, nos habrían podido ''convertir en libres, pero libres de verdad''.
Escribas y fariseos de toda clase y de todos los tiempos han adaptado la figura de Jesús Cristo a sus innobles fines haciéndolo estandarte de arrogancia y sumisión, icono que idolatrar y que temer, instrumento de chantaje y de superstición. En su nombre se ha matado y se mata, se ha mentido y se miente, se ha difamado y se difama, se ha violado y se viola, se ha castigado y se castiga, se ha engañado y se engaña...
La imagen de un Jesús que primero vengativo y luego afable formó generaciones de creyentes convencidos que la dimensión de un buen cristiano se limita a un suficiente buen comportamiento individual y, en la mejor de las hipótesis, a una solidaridad en el tiempo libre o a la fugaz limosna aún cuando tal vez sea generosa.
Realmente el mensaje del Hijo de Dios suena como una poderosa llamada al cambio concreto.
Da la clave, la solución, para remover las causas de los sufrimientos y no solamente el método para curar los efectos. Llama al amor por el prójimo, todo el prójimo, al perdón, porque ninguno está exento de pecado y por sobre todas las cosas a la Justicia.
Tres pilares que las Iglesias han convertido en conceptos abstractos concentrando la atención de los fieles en los ritos, en las formalidades, en la exterioridad hipócrita y traduciendo la buena fe y la buena voluntad en el asistencialismo que si no está fundado en un proyecto de dignidad y de rescate no produce otra cosa que posterior pobreza y degradación.
Sin embargo hay servidores de Cristo que han sabido encarnar el Evangelio haciéndolo vivo en vez de reducirlo a un folleto para un círculo cultural de bienpensantes.
''En cuarenta años - explica Luis Ciotti, fundador del Grupo Abele y de Libera - aprendí que una sociedad feliz es aquella donde hay menos solidaridad y mas derechos. La bondad por si sola no basta, incluso a veces es una excusa para dejar sin resolver los problemas. Esta bondad nos hace cómplices de un sistema fundado en la injusticia, que después delega a un puñado de voluntarios el cuidado de los chabolismos para que no molesten mucho. Los voluntarios del Grupo Abele, católicos o no, no tienen añoranzas por lo que han elegido en la vida. Es todo lo que queríamos hacer. Pero no de cierto todo lo que podríamos hacer. Se tiene siempre la impresión de ir detrás de los problemas. La cuestión es reclamar más justicia, no ofrecer como caridad aquello que tendría que ser un derecho''.
Pocas palabras, simples, precisas, que recuerdan sin equívocos o mediaciones al cristiano que puede y debe pretender de las distintas instituciones que deberían representar los valores, que se activen para incidir realmente en los equilibrios y en las politicas que hacen de la tierra prometida un infierno.
Aún teniendo en cuenta las humanas debilidades y las terribles condiciones geopolíticas que marcaron la historia de las naciones, está fuera de duda que la mayor parte de los jefes religiosos y, mirando a Italia, de los vicarios de Cristo: los papas de la Iglesia Católica, hayan actuado sin escrúpulos aventajando a los tiranos y recurriendo a horrendas prácticas de tortura para mantener inalterado el estado de subyugación y de terror con los cuales han dominado a los pueblos.
Las cruzadas, la inquisición, el cristianismo impuesto con la violencia a los nativos de las nuevas tierras, las intrigas de palacio, los asesinatos impunes, las muertes misteriosas, las alianzas, las dictaduras, los grandes negocios...
En 2000 años la Iglesia Católica ha sido capaz de modernizar sus crímines más de lo que ha hecho con sus puntos de vista.
Sin embargo ha habido papas iluminados que han intentado conducir a la iglesia al alveo de la enseñanza crística. Si no lo pudieron realizar es porque han tenido que ceder a la extorsión del compromiso o bien porque han sido eliminados por la fuerza.
Ciértamente no se puede poner en el mismo plano al papa Borgia, rico, potente y desprejuiciado y el papa Benedicto XV, que levantó la voz en contra de la guerra, o Juan XXIII y su apertura social del evangelio y Pio XII quien en cambio guardó silencio y usó los genocidios para ''defender'' la fe, pero el resultado final es el que está a la vista de todos.
Por un lado una Iglesia rica, opulenta, potente, enredada con las maniobras políticas económicas que devoran el mundo, y por otro una iglesia de monjas y sacerdotes verdaderos, cercanos a la gente y a los olvidados del mundo.
Así el Vaticano mantiene su influencia entre los grandes y acapara el consenso de los pequeños que ve en sus hombres más verdaderos una esperanza de supervivencia. Con una mano crea hambruna y con la otra despilfarra, con una comercializa armas con la otra mitiga las heridas, con una juega en la bolsa y con la otra destina las migajas a los más desesperados... Con una crea la demanda, con la otra una mísera oferta. Poder y consenso, en una sola movida.
Las páginas que siguen, lejos de presentar un exhaustivo ''excursus'' de la historia de la Iglesia Católica, quieren ofrecer una oportunidad, no solamente de conocer los crímenes y las enormes contradicciones de una antiquísima institución que ha sobrevivido a todos los tiempos, pero sobretodo de comprender el gran engaño, el enorme espejuelo que lleva a creyentes y no creyentes a pensar el poder vivir con la conciencia tranquila y a muchos de sentirse buenos cristianos cuando cada día, cada minuto, el hambre, la violencia, la desesperación y el terror atenazan la vida de millones y millones de seres humanos: nuestro prójimo.
Hoy no nos podemos esconder más con la excusa de la ignorancia medieval, ricos y pobres, todos son llamados al altruismo cotidiano y a pretender justicia como forma de política social para los pueblos. Ninguna civilización es tal si desarrollo y progreso son exclusiva prerrogativa de pocos. No existe cristianismo del mundanismo, jesús de los potentes y de los ricos.
Existe un Jesús Cristo, con el Evangelio para los hombres y mujeres de todos los tiempos y sus palabras son claras e inequívocas:
''Si vuestra justicia no supera aquella de los escribas y fariseos no entrareis en el reino de los Cielos''

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139