Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
EL CONFLICTO ETNICO, LA CARA MENOS CONOCIDA DE LA CRISIS EN BIRMANIA  
El eterno conflicto de las minorías étnicas es la cara menos conocida de la crisis en Birmania, país que sólo ocupa primeras portadas cuando se trata de la liberación de la líder opositora y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.     
Gaspar Ruiz-Canela Bangkok, 16 nov (EFE)-
En Birmania (Myanmar) llevan luchando desde hace décadas una treintena de guerrillas étnicas, de las que 17 firmaron en los años 90 un alto al fuego con el Gobierno central, sin deponer las armas.    
Las etnias birmanas, que incluyen a los shan, karen, rakhine, mon, kachin, chin o kayah, suponen más del 30 por ciento de la población del país.    
Muchos de estos grupos vieron las elecciones del pasado 7 de noviembre como una farsa de la Junta Militar que detenta el poder desde 1962, pero vislumbraron alguna esperanza el sábado, cuando Suu Kyi salió por fin en libertad tras siete años y medio bajo arresto domiciliario.    
"La liberación de Suu Kyi es una buena noticia para todos, creemos que ella puede guiar al pueblo, a la oposición y a las minorías étnicas hacia un país democrático y en paz", señaló a Efe Sai Lao Hseng, portavoz del Ejército Nacional Shan del Sur (SSA-S).    
El SSA-S, con unos 5.000 combatientes, controla territorios en el sur del Estado Shan, en la frontera noroeste junto a Tailandia, y es una de la docena de guerrillas que combaten a los soldados birmanos.    
No hay datos oficiales, pero los combates entre las fuerzas gubernamentales y los ejércitos étnicos causan muertos casi a diario, así como miles de desplazados y unos 600.000 refugiados en Tailandia y Bangladesh.    
Según Amnistía Internacional, los soldados birmanos han asesinado y sometido a trabajos forzados y violaciones a civiles en las zonas de las minorías étnicas, cuya riqueza en recursos naturales hace que sean codiciadas por la Junta.    
Los últimos comicios no se celebraron por razones de seguridad en 3.500 aldeas situadas en los estados Shan, Kachin, Karen, Kaya, Mon, Arakan y Chin, lo que dejó sin derecho al voto a unos dos millones de electores.    
Al día siguiente de la votación, siete personas murieron y unas 20.000 cruzaron la frontera a Tailandia tras un enfrentamiento entre soldados birmanos y un facción escindida del Ejército Budista para la Democracia Karen.    
Durante unas horas, los rebeldes karen tomaron dos puestos fronterizos para protestar contra el fraude en las elecciones, en las que se han atribuido la victoria los partidos afines a los militares.    
Algunas formaciones étnicas, como el Partido Democrático de las Nacionalidades Shan y el Partido del Desarrollo Rakhine, obtuvieron representación en el Parlamento, aunque la mayoría de los grupos optaron por el boicot, también defendido por Suu Kyi.    
"Las elecciones están basadas en una Constitución que es un fraude, por lo que no pueden ser libres y justas. Sólo sirven para justificar a la Junta Militar para gobernar el país en las próximas décadas", apuntó el portavoz del SSA-S.    
El pasado abril se cumplió el ultimátum dado por el régimen para que los grupos étnicos convirtieran a sus guerrillas en fuerzas de vigilancia fronteriza, bajo el mando central del Tatmadaw (Fuerzas Armadas) de Birmania.    
En espera de un aumento de las hostilidades, seis guerrillas étnicas acordaron una estrategia militar conjunta en caso de un ataque del Ejército birmano.    
Aquel pacto fue firmado en una reunión secreta celebrada en Bangkok por la Unión Nacional Karen, la Organización Kachin Independiente, el Partido del Nuevo Estado Mon, el Partido Progresista Nacional Karenni, el Frente Nacional Chin y el SSA-S..  
En total todas estas guerrillas cuentan con unos 30.000 efectivos, los mismos que agrupa el Ejército del Estado Unido Wa, que controla una amplia red de casinos en el Estado Shan y al que se acusa de traficar con opio y metanfetaminas.    
Sin embargo, las limitaciones logísticas hacen difícil una acción militar conjunta de los grupos étnicos, diseminados en un abrupto y amplio territorio.    
Suu Kyi quiere emular a su padre, el general y héroe de la independencia Aung San, quien en febrero de 1947 se reunió con los líderes de los chin, kachin y shan en la localidad de Panglong, donde alcanzó un acuerdo que garantizaba los derechos de las minorías étnicas en Birmania.    
Los karen, no representados en la cita, se alzaron en armas poco después del asesinato en julio de aquel año de Aung San para demandar un Estado independiente, tal como les habían prometido los británicos.    
Incluso una figura conciliatoria como Suu Kyi no tendrá fácil conciliar los intereses de la Junta Militar y de los grupos étnicos, que hoy en día conforman una amalgama de partidos autonomistas, organizaciones independentistas y guerrillas con sus propios mini-estados.
Agencia EFE -  16 de Noviembre de 2010 • 4:11AM  
http://noticias.terra.com/noticias/el_conflicto_etnico_la_cara_menos_conocida_de_la_crisis_en_birmania/act2593946

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139