Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
gabrielle_giffordsATENTADO EN ARIZONA: PREOCUPA LA OLA DE ODIO E INTOLERANCIA EN EEUU
Es por el ataque del sábado en un acto político en Tucson , que causó 6 muertos y 13 heridos, entre ellos una congresista demócrata baleada en la cabeza. “El enojo, el odio y el racismo es escandaloso”, denunció ayer el sheriff que sigue el caso.
09/01/11
PorAna Baron
Washington. Corresponsal
Un día después del violento ataque que provocó en Tucson, Arizona, seis muertos y 13 heridos, incluyendo a la diputada demócrata Gabrielle Giffords, Estados Unidos comenzó a reflexionar ayer muy seriamente sobre el crecimiento de la intolerancia y el odio en la política y la sociedad estadounidenses.
Si bien todavía se ignoran los verdaderos motivos del atacante, Jared Lee Loghner, un joven de 22 años con serios problemas psicológicos, el debate que generó su violento acto puso de manifiesto una vez más cuán polarizada está la comunidad política de Washington desde que Barack Obama, el primer presidente afroamericano, ingresó a la Casa Blanca.
Mientras que para los republicanos, como el ex diputado Dick Armey y el comentarista político George Will, la locura de Loughner se parece mucho a la de los enfermos mentales que perpetraron los ataques en Columbine High School en 1999 y en la Universidad Virginia Tech en el 2007, los demócratas compararon el ataque de Arizona con el realizado por Timothy Mc Veigh, un militante ultraconservador, contra un edificio público en Oklahoma en 1995. Nadie pudo, sin embargo, negar el hecho de que el ataque de Loughner tuvo lugar cuando el resentimiento y el odio provocado por la violenta campaña electoral del año pasado todavía siguen intactos.
En una conferencia de prensa ayer, el sheriff del Condado de Pima, Clarence W. Dupnik, denunció el clima político imperante en el país, señalando en particular la bronca generada en Arizona por la ley antiinmigración que prevé, entre otras cosas, el arresto de toda persona que por su aspecto físico pueda generar sospechas de que es un inmigrante ilegal.
“El enojo, el odio y el racismo que tiene lugar actualmente en este país es escandaloso y desgraciadamente Arizona se ha transformado en su capital”, dijo Dupnik. “Nos hemos convertido en la meca de los prejuicios y la discriminación racial. La retórica ardiente en el terreno político puede ser considerada libertad de expresión, pero tiene sus consecuencias. Sólo hay que ver cómo responden estos desequilibrados a la bilis que sale de ciertas bocas cuando hablan de acabar con el Gobierno”.
El sheriff dijo que Loughner es un individuo posiblemente afectado por “un problema mental” que le convierte en una persona “ especialmente susceptible” a declaraciones violentas de activistas antigubernamentales que no esconden su odio contra determinados funcionarios públicos.
Según el sheriff, Loughner ya había realizado amenazas de muerte en el pasado y su blanco el domingo fue claramente Gabrielle Giffords, una diputada demócrata moderada conocida por su oposición a la ley antiinmigrantes ilegales de Arizona y su apoyo a la reforma de salud propuesta por el presidente Obama el año pasado.
Si bien todavía es difícil de medir el alcance del impacto que tendrá este ataque en la política estadounidense, ayer los líderes republicanos del Congreso decidieron postergar el debate que tenían planeado iniciar esta semana para revertir la reforma sanitaria, uno de los temas que generó más violencia durante la campaña del año pasado. La lucha en contra de esta reforma fue una de las banderas principales del Tea Party, el movimiento ultraconservador que tanta notoriedad tuvo en 2010 por su muy violento accionar.
Por estar a favor de la reforma sanitaria, Gifford había recibido amenazas.
Su oficina fue atacada y durante uno de los actos que presidió para promover la reforma, la policía arrestó a un individuo con un revólver que tenía la intención de disparar contra ella.
http://www.clarin.com/mundo/Atentado-Arizona-preocupa-intolerancia-EEUU_0_406159408.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139