Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
caza_stealth_chinoCHINA EXHIBE SU MUSCULO MILITAR ANTE ESTADOS UNIDOS
Pekín realiza el primer vuelo de un avión de combate indetectable por el radar.
JOSE REINOSO - Pekín - 11/01/2011
China ha realizado el primer vuelo de prueba de un avión de combate indetectable por los radares. Así lo ha confirmado el presidente chino, Hu Jintao, al Secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, que se encuentra de visita en el país asiático, cuando éste se lo ha preguntado directamente durante el encuentro que mantuvieron hoy en Pekín.
El ensayo, cuyas fotos fueron publicadas en Internet por la prensa oficial, ha sido interpretado como una demostración de poder, al mismo tiempo que un intento por parte del Gobierno de ofrecer mayor transparencia sobre la modernización del ejército. El creciente gasto militar efectuado por China en los últimos años ha provocado gran preocupación en algunos países asiáticos y Estados Unidos, que se preguntan sobre las intenciones últimas de los dirigentes de Pekín. Estos han afirmado repetidas veces que la modernización militar no va dirigida contra nadie, y que sus fuerzas están aún muy lejos en tecnología de las de otros países "avanzados". A pesar de su fuerte crecimiento, el presupuesto militar chino es muy inferior al de Estados Unidos.
Gates aseguró que Hu le dijo que el vuelo del avión, conocido como J-20, no tenía nada que ver con su viaje, pero es poco probable que un acontecimiento de esta importancia haya sido fruto de la casualidad. Los dirigentes chinos pueden estar al mismo tiempo enviando el mensaje a su población -en especial al segmento más nacionalista, incluidos los oficiales del ejército- de que no se pliegan a las presiones de Washington. La presencia de barcos estadounidenses y las maniobras navales que estos han realizado cerca de aguas chinas han provocado las iras de Pekín en los últimos años. En 2001, el choque de un avión espía americano con un caza chino provocó un fuerte conflicto diplomático.
Hasta la semana pasada -cuando aparecieron en foros de Internet chinos numerosos comentarios y fotos del J-20 en tierra-, no había trascendido el avanzado estado de desarrollo del avión, que podría rivalizar con el F-22 Raptor de la compañía estadounidense Lockheed Martin, el único caza furtivo de próxima generación operativo existente en el mundo. Algunos analistas afirman que el J-20 demuestra que los ingenieros chinos han avanzando más rápido de lo que se pesaba. China podría presentar también este año su primer portaaviones. El vicealmirante estadounidense David Dorsett, director de inteligencia naval, ha asegurado, sin embargo, que la entrada en funcionamiento del avión de combate chino está aún a años vista.
La visita de Gates, en vísperas del viaje que Hu Jintao realizará la semana que viene a Estados Unidos, se enmarca en el deseo de las dos potencias de limar suspicacias y edificar la confianza mutua. Durante el encuentro que Gates mantuvo el lunes con el ministro de Defensa, el general Liang Guanglie, ambos acordaron minimizar la rivalidad militar existente e incrementar la cooperación, el diálogo y los intercambios entre sus ejércitos para evitar pasos en falso y reducir las posibilidades de "malentendidos y errores de cálculo". Liang afirmó que el jefe de estado mayor, el general Chen Bingde, visitará Estados Unidos en la primera mitad del año.
Uno de los puntos más sensibles en las relaciones de las dos mayores potencias del mundo es el apoyo de Washington a Taiwan, isla independiente de facto, que China considera parte de su territorio. Pekín suspendió las relaciones militares con Estados Unidos hace un año -y, en consecuencia, retrasó la visita de Gates- por la venta de Washington a Taipei de armamento valorado en 6.400 millones de dólares.
Durante años, los responsables estadounidenses han intentado establecer un diálogo de seguridad permanente con Pekín, que fuera ajeno a disputas políticas, pero los líderes chinos han preferido mantener las relaciones militares como una moneda de cambio, y, ante la propuesta de Gates de crear un "diálogo estratégico", focalizado en armas nucleares, misiles y ciberarmamento, se han limitado a decir que la estudiarán.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139