Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
papaenmedioLa audiencia general
Comienza de esta manera el ciclo de catequesis sobre las “vulnerabilidades” de la familia. Llamado por los obreros italianos de la Whirlpool: “La situación en todo el país es particularmente difícil”. Y expresó su cercanía al pueblo chino por la tragedia del ferry en el Yangtsé
Iacopo Scaramuzzi
Ciudad del vaticano. “Es casi un milagro que, incluso en la pobreza, la familia se siga formando, e incluso conserve (como puede) la especial humanidad de sus vínculos”.
El Papa prosiguió la catequesis sobre la familia, en vista del Sínodo de octubre, y comenzó un ciclo sobre las “vulnerabilidades” de las familias, empezando por la pobreza, a la que dedicó la audiencia general de hoy. Francisco criticó a esos “planificadores del bienestar que consideran los afectos, la generación, los vínculos familiares, una variable secundaria de la calidad de vida”, y, subrayando la importancia del trabajo, de la educación y de la salud, comentó: “¡No entienden nada!”. También pronunció un llamado por los obreros italianos de la Whirlpool de Carinaro y expresó su cercanía al pueblo chino por el naufragio de un ferry en el río Yangtsé.
“Hemos reflexionado sobre la familia, y seguimos con este tema: a partir de hoy, nuestras catequesis se abren con la reflexión a la consideración de las vulnerabilidades que tiene la familia, en las condiciones de la vida que la ponen a prueba”, dijo el Papa. “La familia tiene muchos problemas que la ponen a prueba; hoy comenzaremos con una de estas pruebas, la pobreza”.
La pobreza azota a muchas familias en las periferias de las grandes ciudades y también en las zonas rurales”. Muchas veces —prosiguió Bergoglio-- se ve agravada por la guerra, que es sin duda la madre de todas las pobrezas, depredadora de vidas, de almas y de los afectos más queridos. Así, recordó que “en medio de estas situaciones, muchas familias intentan vivir con dignidad, confiando en la bendición de Dios, convirtiéndose así en una auténtica escuela de humanidad que salva a la sociedad de la barbarie”.
Pero este reconocimiento —indicó el Santo Padre-- no nos exime de nuestra obligación de velar con la oración y con la acción para que a nadie falte el pan, el trabajo, la educación y la sanidad. El Pontífice afirmó que “es necesario que desde todas las instancias de la vida pública se pongan los medios para un nuevo orden social, que rompa la espiral perversa entre familia y pobreza que lleva la sociedad a la ruina”. Asimismo recordó que “también nosotros cristianos debemos estar cada vez más cerca de las familias que sufren la pobreza”.
Finalmente precisó que “la Iglesia madre no debe olvidar nunca este drama de sus hijos. Ella también está llamada a ser pobre, practicando la simplicidad en su propia vida, de manera que llegue a ser fecunda y pueda dar una respuesta a tanta miseria”.
3/6/2015

 



DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139