Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

spirito santo1Poderoso Espíritu de Luz,
que brilla a través del Cosmos,
lleva mi flama más cerca en armonía hacia ti.

Eleva mi Fuego de la Oscuridad,
magneto del fuego que Uno con el Todo.
Eleva mi alma, tú poderoso y fuerte.

Hijo de la Luz,
no te apartes.
Llévame en poder para fundirme en Tu Horno.

Uno con todas las cosas
y todas las cosas en Uno,
fuego del esfuerzo de vida
y Uno con el Cerebro.

Hermes Trismegisto

El Tiempo de la Misericordia, de la Infinita Misericordia del Padre Adonay, es este en el que vivimos y comenzó cuando el primer ser humano puso un pie en este maravilloso planeta.
De hecho el Padre Adonay, todas las mañanas, al amanecer, se asoma y calienta a sus hijos, a todos sus hijos, ya sean devotos, serviciales, o hasta incluso pecadores. Su Luz de Amor Misericordioso ilumina además los rostros y los ojos de los asesinos de la vida, de los pedófilos, de los criminales, de los corruptos, de seres que han visto, que observan y que seguirán mirando en el futuro, llevados por su libre albedrío, los atroces acontecimientos de los cuales ellos mismos son los ejecutores.
Sin embargo, el Misericordioso Padre Adonay sigue iluminándolos y calentándolos con Sus Rayos Solares con la esperanza de que esa agonizante llama de Amor, sofocada en el pecho de estos hijos perdidos, pueda algún día volver a encenderse en un Horno de Amor.
Su Misericordia y Su Amor son tan inconmensurables e inimaginables que Él nos ha entregado a Su Hijo, Jesús Cristo, y hasta incluso ha permitido que éste fuera sacrificado por la redención y la evolución de Sus hijos pecadores.
Pero, a veces ocurre, como ocurrió en el pasado con Sodoma y Gomorra y con el Diluvio Universal, que el Padre Adonay, para ayudar a corregir a Sus hijos perdidos y para poder hacer que regresen al ciclo evolutivo espiritual, transforma Su Infinita Misericordia en Sagrada Justicia.
Sagrada Justicia que consuela a los Justos, a los Buenos y a todos los hijos fieles del Amor del Padre Adonay. Sagrada Justicia que no es violencia sino que es Amoroso despertar a través de la Ley Universal de Causa y Efecto que le permite al espíritu del hijo perdido poder despertarse de su pesadilla que lo ha hecho perderse de la toma de conciencia de quién y qué es realmente.
Los Hermanos de la Tierra, los Hermanos del Cosmos y yo, con profundo Amor y con inmensa Devoción por el Padre Adonay, por su Hijo Jesús Cristo y por Su Madre, la Santísima Virgen María, esperamos la Próxima Manifestación de la Sagrada Justicia que, esta vez, llegará con el Hijo del Hombre, el Cristo Resucitado, que, durante Su Segunda Venida con Potencia y Gloria instaurará el Nuevo Reino de Amor, de Paz y de Justicia.
Giangiacomo, una pequeña chispa del Padre Adonay


12 de Febrero de 2016

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139