Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.


tierrarojaa1
Por Jean Georges Almendras, enviado especial a Curuguaty, Paraguay
19 mayo, 2015
 
La tierra paraguaya es roja. Allí,en el norte de Asunción. En una amplia zona fronteriza con el Brasil. Allí donde el narcotráfico tiene su santuario natural para la producción de mahiruana. Es la tierra de Curuguaty. Es la tierra de Villa Ygatimi. Es la tierra de Ypehjú. Es la tierra de Yby Yaú. Es la tierra de Pedro Juan Caballero. Es una tierra de muerte y de dolor, para unos. Es una tierra de prosperidad y de actividad remunerada, para otros. Es una tierra que guarda en sus entrañas la codicia del hombre, que la ha transformado en una de las regiones maléficas del territorio paraguayo. No es un secreto a voces, sino una dura realidad, que los pobladores de esas tierras viven del narcotráfico. Los narcos regentean la comercialización de la producción marihuanera – muchas veces protegidos por personajes de la vida política del país y hasta por jueces, fiscales o policías corruptos- los sicarios obedecen órdenes siniestras, y los campesinos se sambullen en los plantíos, para obtener su sustento. En definitiva, y diciéndolo sin rodeos, es una zona donde su economía se apoya y se basa directamente en la producción de la marihuana y en el dominio de los narcos.
Pero desde el pasado 16 de octubre del 2014, fecha en que asesinaron al periodista Pablo Medina y a su asistente Antonia Almada, esa “prosperidad” entre comillas, se fue haciendo añicos. Y hoy, mayo de 2015, hay crisis en la zona. ¿Y por qué hay crisis?. Hay crisis, porque desde que Vilmar “Neneco” Acosta (que era en ese momento, nada más ni nada menos que el Intendente de Ypehjú) tuvo la osadía (o cometió la estupidez estratégica) de disponer y de planificar el crimen del periodista, los narcos que congeniaban y compartían con él sus actividades ilícitas, están bajo la mira de las autoridades, que no hacen otra cosa que internarse en estancias y montes. Hay crisis, porque los plantíos de marihuana se están destruyendo, por la sencilla razón de que están siendo detectados por las fuerzas del orden. Hay crisis, porque los narcos deben de restringir su actividades naturales. Hay crisis, porque el doble crimen causó revuelo. Porque el crimen de Medina y de Almada levanto una polvareda tal, que los policias de Asunción, se fueron instalando en la zona para ubicar a “Neneco”; y porque una vez capturado éste, los policías de Asunción siguen allí, buscando a los autores materiales del mortal atentado: Wilson y Flavio Acosta, respectivamente hermano y sobrino, de “Neneco”, cuya extradición se aguarda entre idas y venidas propias del marco legal reservado para estos casos.
Curuguaty, y ciudades aledañas, entonces, están en declive, económicamente hablando. Un doble crimen lo ha alterado todo. Ha alterado la rutina de las ciudades fronterizas con el Brasil. Y han descendido notoriamente las ganancias de los habitantes más vulnerables. Porque las ganancias de los dueños del “negocio” solo se han afectado parcialmente. Porque el poder que ellos ejercen les permitirá vivir sin plantíos, si acaso, solo por el tiempo que demande este revuelo provocado por “Neneco”, pero no para siempre. Claro está, siempre y cuando no aparezcan otros Pablo Medina o en la capital se comience a caer el castillo de naipes de la impunidad, luego de que Vilmar Acosta sea interrogado y se atreva a hablar. Pero mientras no ocurra nada de esto, la crisis será pasajera. Pero igual molesta. Pero igual irrita. Y tanto irrita, que hasta a alguno de los capos mafiosos de la zona, en acuerdo con los “amigos” de la capital, se le puede llegar a ocurrir, que solo eliminando a Vilmar Acosta, se podrán preservar los secretos del negocio y a sus involucrados, asegurando la prosperidad de las ventas y de los réditos, para el futuro.
Hasta esas tierras nos fuimos: cuatro periodistas de las redacciones de Paraguay y de Uruguay, de AmtimafiaDosMil, Gaspar -el hermano de Pablo Medina- y como custodias: cuatro policias del GEO y de la Policía local, fuertemente armados. Nos trasladaron hasta el lugar exacto donde la camioneta que conducía Pablo Medina fue emboscada por los asesinos vestidos con ropas militares legítimas, y que previamente habían salido de la vegetación circundante para hacer detener el vehículo, quizás simulando un control de rutina.

nenecoacostaservidoa1                    
“NENECO” ACOSTA, SERVIDO COMO EN BANDEJA
Por Jean Georges Almendras, enviado especial a Asunción, Paraguay
Mayo 12, de 2015
 
Muy prolijo en su apariencia y en su vestir. Con el cabello corto y bien afeitado. De rostro inexpresivo. Andar calmo. Prácticamente solo y dando la imagen de un hombre prisionero del miedo y  de la incertidumbre, Vilmar “Neneco” Acosta Marques, se ubicó en una silla que le fue asignada oportunamente en la sala del edificio estatal de Campo Grande, Brasil, donde se llevó a cabo su primera audiencia pública de identificación de personas, antes de ser -algún día de estos-  extraditado al Paraguay, inputado de ser el autor moral (ideólogo y mandante) del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada, entre otros graves delitos. Es el día viernes 8 de mayo de 2015. Día en el que “Neneco” Acosta, el ex intendente de Ypehjú, ahora muy distante de las comodidades y los buenos semblantes de aquellos tiempos de jefe comunal, esposado y celosamente custodiado por policias, se vio obligado a vivir seguramente una de las situaciones más incómodas y tensas de su vida, solo por el hecho de saberse a merced de las autoridades y vulnerable (con justicia por cierto) de ser puesto literalmente contra las cuerdas, o lo que es decir, sobre un avión para ser trasladado a la ciudad de Asunción donde sería juzgado y eventualmente sentenciado a una pena de 30 años de cárcel. La audiencia de identificación, que se realiza en el marco del proceso de extradición que solicita la Justicia paraguaya a su par brasileña, tiene dos razones: explicar los motivos de su detención y el requerimiento de extradicion solicitado por el Estado paraguayo, y además establecer datos personales e identificatorios con el cometido de determinar si la persona detenida es Vilmar Acosta. Al término de las instancias indagatorias, en ese contexto, serán las autoridades brasileñas competentes las que tendrán la última palabra, de negar o de dar luz verde a la extradición del ex Intendente de Ypehjú.
Todos los medios de comunicación del Paraguay y de la región -particularmente en territorio brasileño- dieron cuenta de la instancia judicial que forma parte de la indagatoria que se le inició a Vilmar Acosta, en el marco de las investigaciones relacionadas con los crímenes del periodista Pablo Medina y Antonia Almada, ambos acribillados a balazos de pistola y de escopeta de grueso calibre, en una emboscada que se les preparó el pasado día 16 de octubre del pasado 2014, cuando por cuestiones de labor periodística viajaban en una camioneta, por un apartado camino rural en la región de Villa Ygatimi, en Curuguaty. El atentado dejó una sobreviviente: la hermana de Antonia, Ruth Almada, quien milagrosamente no fue alcanzada por los proyectiles, siendo que estaba ubicada en el asiento posterior del vehículo. Y ese fue un imprevisto perjudicial para los criminales, que no solo permitió conocer el doble crimen a escasos minutos de haberse consumado los hechos, puesto que la sobreviviente alertó a las autoridades por un celular y aún presa de una fuerte crisis de nervios, sino que además permitió identificar a los dos tiradores vestidos con ropas camufladas, siendo estos Wilson y Flavio Acosta, familiares directos (sicarios) de Vilmar Acosta, ideólogo absoluto del mortal ataque.
Vilmar Acosta era hasta ese momento el Intendente de Ypehjú.
Ahora, a casi siete meses de aquella tarde de muerte y de plomo, Vilmar Acosta es un hombre acabado, y esposado como un reo de mafia, y que esta mirando con recelo a todos los presentes en la sala donde se lleva a cabo la audiencia pública en el Tribunal Federal de Campo Grande.
Antes del atentado de Villa Ygatimi la sociedad paraguaya lo veía sonriente y ensimismado en su investidura de “ciudadano honesto” y de “alcalde” virtuoso, altruista y consustanciado con la actividad política.
Este día 8 de mayo, la sociedad paraguaya (y el mundo) ya no lo ve igual. Lo asume como un delincuente, como un mafioso y como un individuo carente de todo escrúpulo, literalmente acorralado y a punto de ser arrojado a los brazos de la Justicia del Paraguay.
Periodistas paraguayos, funcionarios del Consulado paraguayo en Brasil y de la Fiscalía paraguaya (en carácter de observadores), funcionarios de la procuraduría brasileña y personal de seguridad de Campo Grande, constituyeron la platea de la sala. No había ni familiares ni amigos del ex Intendente, y  aunque se trataba de una audiencia abierta al público, no había tal. Vilmar “Neneco” Acosta estaba solo, contra el mundo. La prensa no pudo fotografiarlo ni filmarlo. Solo a  la defensa y a la fiscalía se le dio la libertad de grabar el audio de la instancia judicial, que fue presidida por el Juez Rodrigo Capez.
“Neneco” Acosta, en esta oportunidad, solo estaba acompañado de sus abogados, los doctores Anderson Rodríguez y Hervitan Cristian Carulla. Cuando le llegó el momento de hablar, es decir de hacer sus descargos, fue muy específico. Se mantuvo en declararse como brasileño, como lo hizo desde el mismo instante en que se le dio la voz de alto en un pequeño comercio de la zona fronteriza a principios del mes de abril. Pero esta vez, a su arenga brasileña adosó el componente dramático anunciando que en el  Paraguay su vida correría peligro. Así de simple. Así de tajante. Así de descarado.
En diálogo con la prensa paraguaya, el Fiscal de Asuntos Internacionales Dr. Juan Emilio Oviedo (solo un observador) -quien durante la audiencia se ubicó junto a la Fiscala brasileña Analicia Ortega Hartz- aludió a la intervención del ex intendente de Ypehjú recordando: “él dijo que no quiere ser extraditado, que es brasilero, que en Paraguay distintos políticos lo quieren ver muerto, que es una persecución y que temía por su vida”. Cabe consignar, que en la audiencia, además del fiscal Oviedo estuvieron presentes el director de asuntos legales del Ministerio de Relaciones Exteriores Dr. Rubén Ortíz, como así también el cónsul paraguayo en Campo Grande, Angel Gill Lesme.
Oviedo, que lapso después, accedió a dialogar con Antimafia Dos Mil Paraguay y Uruguay en su oficina de la sede del Ministerio Público de la calle Chile, en Asunción, nos relató que Vilmar Acosta estaba literalmente nervioso. Que lo sentía como un hombre viviendo todos esos momentos sumido en la incertidumbre.
 
nenecoacostaservidob1

neneco150
Por Jean Georges Almendras

Pese a que oficialmente no ha trascendido la versión de una fecha precisa respecto a la extradición de Vilmar ”Neneco” Acosta a la ciudad de Asunción, en Paraguay, estamos en condiciones de señalar que la misma podría concretarse seguramente en el correr del mes de mayo en virtud de que las autoridades brasileñas ya habrían resuelto sobre el particular. Obviamente la noticia, de materializarse, significaría uno de los logros más importantes y trascendentales de la Fiscalía y la Justicia del Paraguay, tomándose en cuenta que el detenido se encuentra seriamente involucrado en un hecho de sangre de trascendencia local, regional e internacional.

Foto-01-Vilmar-Neneco-Acosta-Foto-wwwradio970am
Por Jean Georges Almendras - 8 de Abril de 2015

¿Será que verdaderamente la extradición al Paraguay, del ex intendente de Ypejhú, Vilmar “Neneco” Acosta va camino de concretarse y podamos ir avizorando en el horizonte un panorama de merecida justicia para el crimen del periodista Pablo Medina y de su asistente Antonia Almada, hecho ocurrido el día 16 de octubre del pasado 2014? ¿Será que las noticias que llegan al Paraguay, sobre la resolución del Supremo Tribunal Federal de Brasil, negando una petición de suspender el proceso de extradición de Acosta, constituya la antesala del ansiado traslado del ex político y capo narcotraficante a territorio paraguayo para sentarlo en el sillón de los acusados? ¿Será que corren buenos vientos en contra del manto de la impunidad que siempre ha cubierto a los asesinos de periodistas en la región fronteriza norte del Paraguay? ¿Todas estas noticias desde el Brasil serán en verdad una buena nueva para todos nosotros, y para las familias de Pablo Medina y Antonia Almada? ¿Será acaso que no hay más escollos en el camino?

laverdad1

Pancarta en homenaje al comunicador asesinado. / Alberto Núñez, ABC Color 

16 de Abril de 2015 10:12
A seis meses del cobarde asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina y la joven estudiante Antonia Almada, el padre Balbino Mujica pidió que el fallecimiento del comunicador sirva como testimonio de que la verdad no puede ser silenciada.
Durante la homilía, el sacerdote valoró a Medina por haber sido un férreo defensor de la libertad y su compromiso por hacer conocer la realidad del departamento de Canindeyú, en ese sentido recordó que gracias a sus publicaciones una familia de la Colonia Maracaná, víctima de una rara enfermedad logró recibir ayuda de medicamentos y sillas de ruedas.
“Realizando tareas como estas perdió la vida Pablo Medina, a lo largo de la historia muchas personas perdieron la vida en defensa de la verdad y la sangre de Pablo dio sus frutos, a seis meses de su desaparición física, hoy estamos unidos y levantamos las voces, la muerte de Pablo es un grito para la nación y para nuestra comunidad, por las muchas personas que pierden la vida de manera violenta”, expresó el párroco de Curuguaty.

recuerdan1

Omar Cristaldo y Jorge Figueredo, de la Revista Antimafia. Pablo Medina y Antonia Almada fueron muertos el 16/X/14. / ABC Color

15 de Abril de 2015
EN CURUGUATY REALIZARÁN MANIFESTACIÓN MAÑANA
Los seis meses del homicidio del que fueron víctimas el corresponsal de ABC Color en Curuguaty Pablo Medina y la joven Antonia Almada serán recordados con una manifestación mañana a partir de las 08:00 en Curuguaty. El acto está organizado por la Revista Antimafia Dos Mil y familiares del periodista.
El programa de la protesta incluye: a las 08:00, una misa por Pablo y Antonia; a las 8:45, acto en el tinglado de la parroquia local, donde entre otros oradores se va a efectuar una intervención por la red skype desde Italia, de Giorgio Bonvionanni, director y fundador de la revista Antimafia.
A las 10:00 comenzará la marcha hasta el juzgado penal de garantías y la sede de la Fiscalía para exigir informes del proceso judicial encarado al exintendente colorado de Ypejhú Vilmar “Neneco” Acosta, que según los investigadores es el autor intelectual de las muertes.
El objetivo de esta recordación es “crear una conciencia de resistencia ciudadana a la mafia y al crimen organizado en nuestro país”, según explicó Omar Cristaldo, de la redacción local de la referida publicación, quien vino a nuestra Redacción acompañado de Jorge Figueredo, del mismo medio periodístico referido.
Cristaldo dijo que están haciendo un llamado a la conciencia porque “debemos apoyar a la gente honesta” que existe en diversos sectores, que están luchando y hasta pierden la vida en busca de la verdad, por combatir la injusticia y enfrentarse al crimen organizado. El acto de recordación lo organizan con familiares de Pablo. Se adhiere la Red de Radios Educativas del Paraguay, filial Canindeyú.

manifestación16deabril1El evento será transmitido en directo por la Radio Popular Canindeyu 95.5 FM a través del siguiente link

hoycomienza1Imagen de Vilmar Acosta al momento de su detención. | Foto: Elías Cabral

lunes 30 de marzo de 2015, 01:00

El Gobierno paraguayo entrega oficialmente hoy a la Cancillería brasileña (Itamaraty) el pedido de extradición de Vilmar Acosta Marqués, requerido por la justicia por la muerte del periodista Pablo Medina y de su acompañante Antonia Almada. La solicitud es presentada por el embajador en Brasilia, Manuel María Cáceres.
La documentación enviada incluye la partida de nacimiento de Acosta, nacido en Ypejhú (Departamento de Canindeyú), el 13 de julio de 1975. Acosta también había exhibido documento brasileño. Sin embargo, el Gobierno paraguayo demostrará que él nació aquí y que fue intendente de su pueblo natal cuando ocurrió el homicidio, el 16 de octubre del año pasado, en Villa Ygatimí.
El diplomático incluye también en su presentación todos los documentos tramitados en el Juzgado Penal de Garantías de Curuguaty, como orden de detención, la solicitud a la Interpol para la aprehensión, la orden de captura internacional y la sentencia del juez de dicha ciudad, Carlos Martínez, que ordena su prisión.

 dijeronno1
       En Brasil  negaron  deportación de “Neneco”; extradición, un trámite que corre lento
          Por Jean Georges Almendras
 
Si en algún momento se tuvo la esperanza de que las autoridades del Brasil accederían a la deportación, fue verdaderamente por breve lapso, porque aún con los fiscales paraguayos constituidos en el Brasil, para gestionar personalmente los trámites, finalmente la negativa para deportarlo fue rotunda, porque –según trascendió- la nacionalidad brasileña que adujo tener Vilmar Acosta tuvo mucho que ver en este asunto, ya que las autoridades competentes aún no resolvieron la nulidad de la nacionalidad que dijo tener el detenido, el que siempre negó enérgicamente ser ciudadano paraguayo.

Fiscales paraguayos se constituyeron en Brasil para acelerar  traslado de “Neneco” al Paraguay 

ultimahoraa250      
Por Jean Georges Almendras

Los dados estarían echados sobre la mesa. El ex intendente Vilmar Acosta está detenido en una unidad estatal del Brasil -desde la tardecita del día miércoles 4 de marzo- y los trámites legales, para extraditarlo o deportarlo, van corriendo en territorio brasileño, en una suerte de carrera contra reloj, porque cuánto más pronto se concrete su traslado al Paraguay, las chances de que la Justicia le dé su merecido zarpazo, serían mucho más sólidas. Pero por ahora, al menos mientras elaboramos este informe,  las gestiones estarían en alguna medida estancadas o se irían llevando en el plano estrictamente burocrático o formal, porque a juzgar por las informaciones de los corresponsables del diario ABC Color en la ciudad de Campo Grande, de Brasil,  se vendrían desarrollando múltiples instancias de encuentros entre el Fiscal General del Estado paraguayo Dr. Javier Díaz Verón y el Fiscal de Asuntos Internacionales de Paraguay, Dr. Juan Emilio Oviedo, que viajaron expresamente al territorio brasileño, y las  autoridades brasileñas competentes, con el cometido de acelerar y consolidar en los hechos el traslado del detenido a su tierra natal, Paraguay, puesto que “Neneco” nació en la ciudad de Ypehjú hace ya 36 años.
Antes de partir al Brasil, el Fiscal  General paraguayo Dr. Javier Díaz Verón, en diálogo con periodistas de ABC COLOR, dijo expresamente:"Queremos agradecer a las autoridades de justicia del vecino país que este sábado ordenaron la detención con fines de deportación de Acosta Márques. En ese sentido, queremos asegurarnos que así sea y que no haya trabas para que esto sea efectivo en el menor tiempo posible”.
En un tono más calmo y con aire protocolar, aunque enérgico, dijo también: “aseguramos a Acosta Márquez un proceso justo. La institución trabaja para que todo el peso de la ley caiga sobre los criminales. Para nosotros, este caso es clave y desde un inicio nos propusimos trabajar con inteligencia, ciencia y objetividad”.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139