Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
repudioa1
 
El fiscal Jorge Figueredo, amigo de Pablo Medina, instó a la gente a acompañar la lucha contra la mafia instalada en Paraguay y el mundo. Fue durante los actos recordatorios del asesinato de Pablo y Antonia. / ABC Color

17 de Octubre de 2016 


POR LA IMPUNIDAD REINANTE, LA MAFIA DE NARCOS SIGUE INTACTA EN LA ZONA

Familiares, amigos y periodistas participaron ayer de un acto para recordar el segundo aniversario del cruel asesinato del periodista del diario ABC Color Pablo Medina Velázquez y su acompañante Antonia Almada Chamorro, ocurrido en la comunidad indígena Itanaramí, distrito de Villa Ygatimí.

CURUGUATY, Dpto. Canindeyú (Alberto Núñez Barreto, corresponsal).El acto se realizó en la Plaza “34 Curuguateños”, centro de la ciudad. Allí lamentaron que todavía se sienta intacta la mafia en la zona. Criticaron la ausencia de autoridades.

La actividad culminó cerca del mediodía en la plaza que lleva el nombre del periodista Pablo Medina, en el barrio Industrial, hasta donde marcharon por el centro de la ciudad, cruzando por el frente de la comisaría 5ª con el grito de justicia para Pablo y Antonia. Durante el acto, Francisco, uno de los hermanos de Pablo, recordó el trabajo de su hermano y lamentó la impunidad.

“Estamos tristes porque hasta hoy día el autor intelectual no está sentenciado, tampoco los autores materiales. Lamentamos que la mafia tenga el padrinazgo de los políticos. Estoy muy triste porque brillan por su ausencia las autoridades locales, también la sociedad civil, quienes tendrían que acompañarnos en esta lucha, una sola golondrina no hace primavera”, manifestó.

El hermano del periodista asesinado recordó que uno de los autores materiales, Flavio Acosta, se encuentra preso en Brasil y a la espera de un proceso de extradición; mientras que el otro autor material, Wilson Acosta Marques, sigue prófugo a más de dos años del hecho. “Para eso la familia Medina Velázquez estamos luchando, estamos luchando hasta llegar a la justicia”, aseveró sin poder contener las lágrimas.

Un hombre muy justo

Francisco recordó que la idea de la jornada era recordar a Pablo y todas las cosas buenas que hizo por su comunidad. “Queremos decirle a la gente que el temor no vale, con el temor no se consigue nada”, aseveró. Sin embargo, reconoció que el miedo es moneda común en esa zona del país. “El temor se palpa acá”, resaltó. “Esperamos que se unan a esta causa que es muy justa, porque Pablo era un hombre muy justo”, agregó.


Padrinos políticos

Lamentó que nunca se haya investigado a los padrinos políticos de quienes estuvieron involucrados en el crimen de su hermano. “No hay investigación porque no hay interés del Ejecutivo, no hay interés para que se investigue esto a fondo”, acotó.

Finalmente señaló que la fuerte presencia de la mafia en la zona de Canindeyú mantiene sometida a la gente ante la necesidad existente, motivo por el cual sigue operando impunemente.

“La población depende del narco, lo dijo el propio Neneco. Al tener padrinazgo la mafia, hace que la población dependa de la mafia”, sentenció.

Los actos contaron con escasa participación ciudadana y de las autoridades. De hecho, ni una sola de las autoridades políticas de Curuguaty o del departamento de Canindeyú apareció.

Una comisión

Por último, los participantes de los actos pidieron que se conforme una comisión especial dentro del Ministerio Público que se encargue de las investigaciones de los 17 periodistas asesinados en nuestro país.

Emboscados

El 16 de octubre de 2014 el corresponsal de nuestro diario Pablo Medina, junto con las hermanas Antonia y Ruth Almada, partieron de Curuguaty rumbo al asentamiento Crescencio González, donde realizó un reportaje a dirigentes campesinos. Ya de retorno a Curuguaty, en la colonia Itanaramí, la comitiva fue emboscada y acribillada a balazos. En ese lugar Flavio Acosta Riveros y Wilson Acosta Marques, con una pistola 9 mm y una escopeta calibre 12, asesinan a Pablo Medina y a Antonia Almada. Ruth Almada Chamorro, hermana de Antonia, es la única sobreviviente y es testigo de los hechos ocurridos.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/repudio-a-narcopolitica-en-aniversario-de-crimen-1528681.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139