Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
dogon2012100LOS DOGON, EL PUEBLO AFRICANO CONOCEDOR DE LA ESTRELLA SIRIUS B
Dicen que aprendieron de otro pueblo que tenía el conocimiento del vuelo
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Sab, 20 Oct 2012
El etnólogo Mariel Griaule (1898-1956) y la antropóloga francesa Germain Dieterlen (1903-1999) se destacaron en vida por una extensa investigación que realizaron del pueblo Dogon en Mali, África, argumentando que poseían conocimientos astronómicos de estrellas invisibles a simple vista, lo que despertó inmediata curiosidad de otros antropólogos.
Según Dieterlen, los Dogon, que habitan en la rivera sur del río Niger, le revelaron que junto a la luminosa estrella Sirius, de la Constelación Can Mayor hay una segunda más pequeña, según reporta Voyager. En la astronomía correspondería a la estrella Sirius B, imposible de ver sin equipos avanzados, por su cercanía a la primera, y por ser una estrella blanca más pequeña.
En el reporte realizado por Eclissia, se destaca que los Dogon incluso conocían a una tercera estrella, próxima a las dos, descubierta solo hace dos décadas, y que sería una estrella roja, descrita por los dogon, como la sede de todas las ánimas.
A su vez a la estrella Sirius B, la llamaban Po Tolo, donde "tolo", significa estrella, y "po", un pequeño cereal que es muy pesado. El cereal, tiene las características de la estrella, una masa muy densa, ya que se trata de una vieja estrella enana blanca.
En algunos textos, algunos autores aventuraron que los Dogon, tiempo atrás debieron tener algún contacto alienígena, por estos conocimientos; sin embargo, también hay quienes sostienen que la astronomía de este pueblo llegó durante la visita de científicos que buscaban ver los eclipses en África.
Sin embargo está la historia de Griaule, quien confesó que le costó casi 15 años lograr la confianza del jefe del pueblo Dogon, con quien luego conversó durante 33 días consecutivos. En esos días, le reveló los conocimientos astronómicos sobre Sirius, Sirius B y otros cuerpos celestes, según el reporte de Voyager.
De acuerdo al relato, durante las conversaciones, el hombre diseñó un círculo que representaba el cosmos, con varios símbolos en su interior, entre ellos Sirius, acompañada de una estrella gemela, señalando que hacía una rotación en torno a la primera en el plazo de unos 60 años. Cuando este viaje se completaba, venía celebrada una fiesta que se destaca por máscaras muy particulares, señala el reporte.
 
dogon2012
Dagoneses en mercadeo, Mali 1998, foto de archivo. (Wikimedia Commons)

Como Sirius B fue solo descubierta en 1862 y según los antropólogos el conocimiento que tienen los Dogon del Universo viene aún más del pasado, las revelaciones de Griaule despertaron inquietudes.
Actualmente se dice que los primeros conocimientos de los Dogon en la historia vienen del siglo XVI, pero no existen investigaciones detalladas del lugar, la aldea, de sus curiosas casas, y de sus numerosos cementerios.
Según los mismos aldeanos, hay sitios históricos que nunca fueron evaluados, ni identificados en el tiempo. “Con estudios detallados y profundos podremos cambiar todo lo que sabemos, y modificar tesis e hipótesis”, declara el antropólogo Salia Male, al equipo de Voyager.
Algunos Dogon dicen que provienen de Mauritania y otros de Senegal, sin embargo otros creen venir del antiguo Egipto.
“Nosotros sabemos que llegamos en el siglo XVI, exactamente en 1587”, destaca el representante Babou Tembely, al equipo de Voyager, agregando que “el pueblo primero estaba en Egipto, donde se llamaban Asuanqui, hombre de Asuan”. De ahí sale otra hipótesis, que sus conocimientos astronómicos vienen del antiguo Egipto.
En el mismo reporte, Tembely señala que cada año que pasa, las galaxias se están alejando una de otra, que el Sol tiene cinco mil millones de años y en otros cinco mil millones perderá su fuerza.
En las paredes de las rocas que circundan las aldeas de los Dogon hay construcciones en alturas que no se pueden llegar a pie y que no son habitadas actualmente. Estas son parte de otro de los enigmas que rodea a este pueblo, y que los nuevos antropólogos quieren investigar.
Según los aldeanos, ahí habitaba el pueblo de los Telem, hombres que habían adquirido el conocimiento del vuelo.
En sus historias relatan que cuando llegaron los Dogon a instalarse en la rivera, adquirieron muchos conocimientos de los Telem, a los cuales adoran como parte de su religión.
Según la actual población, la creación de los seres vivientes viene del señor del Universo Amma, que generó hijos en la Tierra. Describe además otros seres vivientes llamados Nommo.
Mientras los antropólogos no realicen las investigaciones a fondo, los Dogon y los Telem permanecerán como un enigma, tal como lo refirió en su época Griaule y Dieterlen.
DogonsAldeanos dagoneses danzando en el pueblo, 23 de enero de 2012. (GCHSthetruth/Wikimedia Commons)
 
LOS DOGON UN PUEBLO SORPRENDENTE 

LA GEOGRAFIA
En Mali, país africano situado en la frontera del Sahara con las sabanas de África Occidental, y a unos 1.500 kilómetros del Atlántico, se encuentran los llamados acantilados de Bandiagara. Pegadas a las paredes del acantilado y construidas alrededor de cuevas, usted podrá ver unas construcciones de barro con techo de paja, algunas a 200 metros del suelo. A esas sólo se puede llegar trepando por estrechos escalones tallados en las grietas de las paredes. Pero no trate de visitarlas. En ellas viven los dogones, un pueblo muy distinto de otros pueblos africanos, y sus moradas son lugares prohibidos para los extranjeros. Según una tradición oral, llegaron a Mali hace unos 600 años y construyeron las casas en los acantilados para protegerse de los ataques de las tribus que ya habitaban la región.

¿Quiénes son?
¿Son los dogones descendientes de seres llegados del espacio? ¿O son los restos que quedan de una civilización mucho más avanzada que la nuestra?

 
 
 

Sin nunca haber usado un telescopio, los dogon también sabían de la existencia de cuatro lunas de Júpiter. En verdad,  Júpiter posee muchas otras, pero las mayores y principales son cuatro: Io, Calixto; Ganímides y Europa. Además de eso, ellos sabían que Saturno tenía un anillo.

 

Los dogon atribuyen el principio de la creación a la estrella Sirius B.
Esa estrella sólo fue descubierta por la ciencia en el siglo pasado, y una foto sólo fue posible en 1970. Sirius B es una estrella enana blanca y está casi acoplada a su hermana Sirius A, una de las estrellas mas visibles a simple vista. La imagen de la Sirius B se confunde con ella, y solo hace menos de treinta años fue posible distinguir que había dos estrellas en lugar de una.
También, describen a la Vía Láctea como una galaxia espiral formada por millones de estrellas.

Porque sí que es un pueblo especial. Entre otras cosas, viven en total armonía social y en sus aldeas no hay crímenes, ni suicidios, ni robos. Para ellos, la vida tiene carácter sagrado, de modo que cualquier conflicto se soluciona en forma pacifica. Esto, que suele encontrarse en comunidades pequeñas, entre los dogones se convierte en fenómeno sociológico, pues este pueblo llega a contar con 25.000 miembros, gran parte de los cuales vive en las casas de los acantilados.
Aunque conocen la escritura moderna y están en condiciones de registrar su historia y su cultura en el papel, el hermetismo característico de este pueblo hace que prefieran transmitir sus tradiciones en forma oral. Es verdad que solo unos pocos conocen su pasado histórico, pero los antepasados dejaron en las paredes de las cavernas de Bandiagara, pinturas y pictogramas que sólo hace poco han podido ser descifrados, puesto que están bajo la custodia del Ogon, alto sacerdote guardián de la sabiduría.

 

Sistema de Sirio Según los Dogon (Diseño en Arena)


Dogon arena dibujo del sistema completo de Sirio, después de Marcel Griaule y Germaine Dieterlen.
A, Sirio;
B, Po Tolo, el objeto equiparado con Sirio B, mostrado en dos posiciones;
C, Emme Ya, el sol de la mujer, equiparado con Sirio C
D, la Nommo
E, la Yourougou, una mítica figura masculina destinada a perseguir a su gemelo femenino;
F, la estrella de la mujer, un satélite de Emme Ya;
G, el signo de la mujer;
H, el sexo de la mujer, representada por el útero de una forma.
Todo el sistema está encerrado en un óvalo, lo que representa el huevo del mundo.

LA LUNA Y EL SISTEMA SOLAR
Cuando al fin un grupo de sabios de la Universidad de Harvard entregó los primeros informes acerca de las pinturas, la sorpresa fue grande al constatarse que no se trataba de postulados filosóficos como se pensaba, sino de un arsenal de conocimientos científico referentes al funcionamiento del cuerpo humano y al sistema solar.
Algunos de estos conocimientos son anteriores al mismo descubrimiento hecho por los occidentales. En las cavernas se encuentra descrita la circulación de la sangre en el cuerpo, que William Harvey descubrió en el siglo XVII, en tanto que las pinturas, según pruebas que se han hecho, datan de los siglos XV o XVI. También el sistema planetario está descrito con absoluta perfección; se pueden ver Júpiter con sus lunas y Saturno con sus anillos. ¿Acaso tuvieron telescopios antes que Galileo?
El misterio de la estrella oscura
Con el desciframiento de las pinturas y pictogramas comenzaron las especulaciones acerca del origen de los dogones. Como no podían faltar, aparecieron los que atribuyen esta cultura a los sobrevivientes de la Atlántida. El desmentido vino esta vez del mismo pueblo dogon. En las pinturas hay un relato conocido como la "génesis según los dogones", en el cual se cuenta que habrían llegado de una "estrella oscura" que cada sesenta años se acerca a la Tierra. Los sabios de aquella estrella anticiparon que habría un gran estallido en el astro y decidieron emigrar, eligiendo la Tierra que, además de ser apta para la vida del hombre, era el único planeta al cual el astro oscuro se acercaba.
Cada sesenta años los dogones celebran una fiesta dedicada a la fertilidad y a la vida, y que dura varios días.
Se la llama la gran fiesta Sigi; en ella usan disfraces en la creencia de que el Espíritu Creador transmite a través de ellos la fuerza vital que asegura la perpetuidad de la estirpe. Lo curioso del caso es que últimamente los astrónomos han descubierto una estrella oscura que cada sesenta años se acerca a la Tierra, si bien es cierto que este acercamiento hasta podría considerarse teórico en cuanto a propósitos prácticos, ya que en el momento de mayor cercanía, la estrella se encuentra a muchos miles de años luz de la Vía Láctea. En todo caso, cabe señalar que la fiesta Sigi se celebra en una fecha que coincide con el acercamiento.
¿Cómo supieron los dogones cuando debían celebrar la primera fiesta Sigi?... Y si llegaron del astro oscuro, cómo hicieron el viaje? Nada hay en las pinturas de las cavernas que indique que haya habido un viaje intergaláctico, y si hubo una supercivilización, hoy sólo queda muy poco de ella.
Los actuales dogones
Lo más avanzado que tienen actualmente los dogones en cuanto a ciencia, es la medicina. Los ancianos la practican junto con la adivinación, con maravillosos resultados, y sin los rituales fetichistas comunes a todas las tribus del África negra. De hecho, los ancianos aseguran no ser brujos, pero guardan silencio cuando se les pregunta cómo realizan curaciones y predicciones con tanta exactitud. De lo poco que hablan, se ha podido deducir que se basan en la unidad del hombre con la naturaleza y en la relación entre los opuestos: la vida con la muerte, la creación con la destrucción, lo grande con lo pequeño, la salud con la enfermedad...
Si bien son celosos de sus secretos y muy poco comunicativos con los extranjeros, no son hostiles ni hoscos, y permiten que los visitantes asistan a sus fiestas, con la convicción de que no serán capaces de entender el simbolismo que hay en éstas. Así se ha podido conocer parte de sus rituales, que para algunos investigadores están lejos de ser representativos de una cultura científica, siendo más bien rituales animistas de celebración de la vida, aunque reconocen que son más avanzados que los ceremoniales mágicos de otros pueblos.
Ya sean los dogones los últimos vestigios de una antigua civilización, o un pueblo acosado por la hostilidad de sus vecinos, que desarrolló una filosofía y una tecnología sorprendentes, lo que reconocen los viajeros es que son sin duda ejemplo de un comportamiento humano verdaderamente digno... lo que de por si los convierte en un pueblo más civilizado que la mayoría de los actuales habitantes de la Tierra...

 

Poblado Dogon

http://ar.geocities.com/

Paradigmas - Mitos, Enigmas y Leyendas
Año Cero N° 7 -"Sirio el legado cósmico de los dogones

Asunto OVNI  Nº 2

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139