Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

etmomia101Por P. G. Caria.

Considero que los lectores de esta revista han tenido la oportunidad de leer mi artículo publicado en el número de abril de este año, que incluia la entrevista que le realicé a Jaime Maussan con respecto al evento titulado “Be Witness”, que tendría lugar en Ciudad de México el 5 de Mayo de 2015.  En dicho evento se presentarían dos diapositivas en las que se ve el cuerpo de un ser fallecido y que se creía que perteneciera al famoso caso del accidente de un OVNI ocurrido en Roswell, en Julio de 1947. Como escribí entonces, Maussan me había invitado para participar al mencionado evento y por lo tanto allí fui. Lo que sigue es un breve resumen de lo que pude ver y oír.

Llegué a Ciudad de Méjico el día 4 de Mayo, junto a dos acompañantes, Fabio Maggiore y Paola Pennisi, que me ayudarían para cumplir con los compromisos que habíamos tomado para esos días de permanencia en tierra mejicana. El 5 de Mayo nos dirigimos al auditorio a la mañana temprano, teníamos una agenda cargada de entrevistas que realizar antes de que comenzara el evento.

etmomia40
Foto 01 Auditorium

Al entrar nos impresionamos, el auditorio nacional era realmente imponente, con 10.000 butacas. Maussan todavía no había llegado pero su staff ya estaba en plena actividad para preparar todos los equipos técnicos necesarios, la labor técnica era realmente impresionante. Nos pusimos a trabajar y realizamos las entrevistas a los protagonistas: James Hurtak, Don Schmitt, Adam Dew, Richard Dolan, fueron los personajes a los que pudimos poner frente a nuestras cámaras de video. El auditorio abrió sus puertas aproximadamente a las 17:00 hs e inmediatamente comenzó a entrar el público.

etmomia39
Foto 02 Int Adam Dew

Cuando el flujo de personas comenzó a calmarse faltaban ya pocos minutos para el comienzo, luego del espectáculo el recuento final arrojó una cifra de 7.000 espectadores presentes en la sala. Quedé muy sorprendido al ver a miles de personas participando en una conferencia en la que se hablaba de OVNIs y de extraterrestres. Según mi opinión Jaime Maussan es el único en el mundo capaz de obtener un resultado de este tipo con un tema tan atacado y desprestigiado.

  etmomia38
Foto 03 Los relatores: T. Carey, J. Hurtak, R. Dolan, D. Schmitt, J. Maussan, A. Dew

Llegó el momento en el que los protagonistas salieran a escena y, luego de un breve video de presentación del currículum de Maussan, algo que se haría con cada participante, Jaime realizó la presentación del evento y de sus oradores, el primero fue James Hurtak y posteriormente vino el turno del ex Primer Ministro canadiense, Paul Hellier, quien participó a través de skype, para dar lugar a Tom Carey y a Don Schmitt, quienes presentaron los resultados de sus investigaciones sobre el caso Roswell, inclusive las más recientes, explicando que en este momento se están desarrollando excavaciones arqueológicas in situ que prometen novedades de gran relevancia pero que no podían revelar aún para mantener la discreción.

Al término de su participación se proyectaron una serie de entrevistas filmadas a testigos indirectos de los hechos de Roswell, todos ellos norteamericanos. Y, hasta allí, los oradores habían afrontado solo los temas del accidente de Roswell, del argumento ufológico en general, de sus efectos en nuestra sociedad, del sistemático ocultamiento por parte de los Gobiernos, sobre todo el de los Estados Unidos; es decir, nadie hablaba todavía, específicamente, de las diapositivas que se presentaban en la conferencia.

Fue Adam Dew, el responsable de la gestión económica de dichas diapositivas, el primero en plantear el argumento denominado “Roswell Slides”. Dew contó la historia de su descubrimiento y presentó una entrevista realizada en video a la señora que encontró la caja en la que se encontraban estos fotogramas.

etmomia37
La testigo que descrubrió los slides

Muestra también las entrevistas a los expertos del sector fotográfico que analizaron los slides catalogándolas como pertenecientes a los años que van de 1947 a 1949. Después se proyectó el video de otra entrevista, realizada en los Estados Unidos, al último testigo vivo que vio los cuerpos recuperados en Roswell: el ex militar Eleazar Benavides.

etmomia36
Foto 05 Eleazar Benavides

En aquel entonces Eleazar tenía veinte años y era piloto de las fuerzas aéreas del ejército norteamericano, que estaban asignadas al aeropuerto militar de Roswell, en Nuevo México. En 1947 era miembro del escuadrón aéreo 390, grupo 509, ubicado en Roswell en el año del accidente. El mismo comentó que el cuerpo visible en los slides corresponde bastante con el que él vio en el Hangar 18 de Roswell. Destacó además que hay algunas diferencias relacionadas con el diferente estado de conservación del cuerpo, cuando él lo vio acababa de fallecer y por lo tanto el volumen muscular era diferente, aún estaba intacto, pero sustancialmente dijo que se parecía mucho al que se ve en las diapositivas. Un dato que no es de poca importancia, junto a los que plantearé a continuación, considerando que nadie los tomaría en cuenta en los hechos que se desarrollarían después de la conferencia. A continuación un fragmento de la entrevista realizada a Benavides por Schmitt y Maussan, que originalmente es mucho más larga y en la misma Benavides ofrece una gran cantidad de detalles de lo que vio en aquella época:

Don Schmitt:    ¿Acaso esto es lo que usted vio en 1947? (el cuerpo visible en las diapositivas, n.d.r.)

E. Benavides: Si, en parte si. Digo “en parte” porque esto fue fotografiado mucho después. Después de que esta criatura hubiera muerto.

Don Schmitt: ¿Son las mismas características?

E. Benavides: Si, lo son. 

Don Schmitt:    ¿Se parece?

E. Benavides: Si, se parece un poco a los que llevamos al hospital. En ese momento todavía respiraban, todavía movían sus músculos, intentaban moverse. Mira, puedes ver muchas diferencias con el aspecto humano, mira su pecho...

Don Schmitt:    ¿La cabeza es parecida?

E. Benavides:   Si, un poco, cuando la vi tenía más carne, es por ello que digo que seguramente murió mucho tiempo antes. El aspecto es muy similar, si pudiera sentir el olor lo podría confirmar. (Benavides quedó muy impresionado por el olor de los cuerpos descubiertos en Roswell n.d.r). Lo único que puedo confirmar es su parecido. Los cuerpos se veían más robustos comparados con este, pero son practicamente lo mismo. Cuando los pusieron en las camillas... los veo muy similares. Después los pusieron en cajas, sobre todo a los que ya habían fallecido, yo me encontraba allí cuando se los llevaban. Me gustaría poder deciros más. Puedo decir que este es muy similar a lo que vi. Se parece mucho a lo que vi por aquellos días. Aquellos tenían un cuerpo más robusto, solo un poco más de cuerpo. Un poco más de grasa.

Don Schmitt:    ¿Dirías que si son los mismos? En tamaño y proporcion... 

E. Benavides:     Si... Tenían un poco diferente la estructura del pecho. Tenían una mayor área en su interior. Aquí en el pecho, respecto a  lo que podemos ver en esta fotografía.

Don Schmitt:     Nos hablaste del tamaño de la cabeza en proporción al cuerpo.

E. Benavides:   Si... eso era algo inusual.

Don Schmitt:    ¿Te das cuenta de que... podrías ser el último testigo vivo, el último testigo que vio la recuperación de los cuerpos?

E. Benavides: Yo puedo decirles esto: Esto es muy cercano a lo que yo vi esa noche. Pero debemos considerar que eran más robustos. Tenían más tejido. Lo único que no vi en ese entonces fueron los pies. Lo que tienen aquí es muy cercano a lo que yo vi. Nosotros tuvimos que firmar papeles (para mantener el secreto, ndr.). Muchos de nosotros estábamos involucrados en los secretos militares.

J. Maussan:    Para nosotros es muy importante esta fotografia. Es la única que ha salido. Eres el unico que puede decirnos si esto se parece a lo que viste. ¿Es la criatura que has visto? Necesitamos tus declaraciones de esto. Es la única forma de certificar algo asi. Por eso es tan importante.

E. Benavides: Voy a dejar algo en claro. Esto se parece mucho a lo que yo vi. Solamente que en esos días las criaturas aún vivían.¿Por qué los habrían puesto en un hangar? Eso iba más allá de nuestro control.

J. Maussan: Entonces, para que quede en la historia: ¿Dirías que esta es la evidencia?

E. Benavides: Si, creo que esta es una evidencia que ustedes tienen y yo nunca tuve. Creo que si las personas hubieran tenido esta oportunidad en ese momento las cosas habrían sido mejores. Todos podríamos haber sabido de esto. Aquí hay muchas cosas que no han salido a la luz. Son muy similares. Son algo muy cercano. Lo único que yo no vi fueron los pies.

Al final de la entrevista realizada a Benavides llegó el momento tan esperado, Jaime Maussan presentó los dos slides y luego una reconstrucción gráfica computarizada del ser tal cual se ve en los mismos y, finalmente, una hipotética reconstrucción holográfica del ser como cuando aún estaba con vida.  Las dimensiones de la pantalla son muy grandes, de algunos metros de altura.

etmomia35
Foto 06 Los dos slides

El ambiente estaba cargado de un cierto pathos, con una música de fondo, el ser se acercó al público, se detuvo y girando hacia ambos lados del teatro, con una ligera reverencia para luego retroceder y desaparecer. Hasta ese entonces el público había participado con gran atención a todo lo que iba ocurriendo, ya habían pasado tres horas y Maussan anunció un intervalo para dar la posibilidad de tomar algo. Después de aproximadamente media hora se reanudaron las actividades. Estaba prevista la presencia en la sala del ex astronauta Edgar Mitchell pero, su precario estado de salud le impidió viajar hasta Méjico, participó a través de una entrevista filmada que Jaime Maussan le había realizado en su casa. Entonces llegó la hora de darle la palabra a los especialistas forenses, la primera ponencia estuvo a cargo del Dr. Miguel Ángel Álvarez, a continuación transcribo un fragmento, junto a un diálogo con Maussan que considero interesante.

etmomia34
Foto 07 Dr. Miguel Angel Alvarez

Dr. Miguel Angel Álvarez: El Instituto Nacional de Ciencias Forenses es una organización de la sociedad civil, en donde confluimos expertos de muy alto nivel en las Ciencias Forenses, que hemos trabajado, que estamos en actividad, o que estamos retirados de varias dependencias Federales, como la Secretaría de Defensa Nacional, la PGR, la Armada de México o estatales y que nos hemos comprometido con el trabajo pericial, con la investigación criminológica, socio-criminológica y que en esta ocasión hemos participado con el Licenciado Jaime Maussan, con el interés estrictamente científico de revisar estas imágenes y de poder brindar una opinión verdaderamente sustentada y que no pudiera ser, en un momento dado, refutada, en ninguna circunstancia. Como tu sabes Jaime para este trabajo en el Instituto y con el compromiso que nosotros adquirimos contigo, de no cobrar ni una sola moneda para que existiera la libertad de poder opinar científicamente. Sin tener ningún tipo de prejuicio que nos antecediera, sino el principal interés de decir la verdad del indicio que teníamos enfrente, confluimos en tu oficina Antropólogos, un Odontólogo Forense y el distinguido Maestro José Zalce, aquí presente, a quien le agradecemos muchísimo el trabajo tan profesional que aquí tenemos en este momento. Este dictámen es el trabajo científico forense para explicar qué es lo que vemos en estas fotografías. Y este fue un trabajo, que fue posible gracias al Mayor Óscar Castillo, gracias, como ya mencioné al Maestro José Zalce y a otros Antropólogos con quienes, en conjunto, estuvimos dilucidando y llegando a los términos en los que esta investigación debería concluir. Y aquí está el Licenciado, el resultado de la investigación de dos meses de trabajo, en donde se describe todo con detalle. Quien hizo la síntesis fue el Maestro José Zalce, el Doctor aquí presente, quien recolectó las opiniones de los Antropólogos, quien reunió el trabajo del Odontólogo Forense, quien retomó todas las opiniones de quienes nos reuníamos en tu oficina a ver, con todo el secreto y la discreción que tu nos pediste, estas imágenes. Y que aquí está ya por escrito y con la rigurosidad científica que debe tener la Ciencia Forense.

Jaime Maussan: Hicieron falta muchas horas.

Dr. Miguel Ángel Álvarez: Bastantes.

Jaime Maussan: Dentro de un par de días lo publicaremos en la página de internet: bewitness.mx y lo traduciremos en inglés para poder subirlo también a bewitness.org, con la intención de que cualquier especialista del mundo que quiera leerlo, agregar algo, consultar, o lo que sea necesario pueda hacerlo. Es un trabajo científico muy bien realizado y por ello le agradezco mucho al Maestro, porque, como el mismo me había dicho: La condición que ponemos es que no queremos recibir ni un centavo por esto, porque te diremos la verdad. Y la verdad, probablemente, podría llegar a no gustarte. Pero nosotros te diremos la verdad. Afortunadamente la verdad me gustó...

etmomia33
Foto 08 Dr. José de Jesús Zalce Benítez

Luego de la presentación del Dr. Miguel Ángel Álvarez el Dr. José de Jesús Zalce Benítez expuso las conclusiones a las que llegó a través de su investigación. Su currículum merece el máximo respeto: José de Jesús Zalce Benítez, Capitán de Corbeta, Médico Cirujano Naval, realizó la Maestría en Medicina Forense en la Escuela Militar de Graduados de Sanidad del Ejército Mexicano, especialidad en Inteligencia para la Seguridad Nacional por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), diplomado en Medicina Aeroespacial por la Fuerza Aérea Mexicana de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), diplomado en Antropología Forense por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAA), diplomado de Medicina Aeroespacial en la Dirección General de Sanidad Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), actualmente es el Jefe del Departamento de Medicina Legal y Forense de la Armada de México, cargo que ostenta desde el año 2009. Desde el 2012 y hasta la fecha es Académico de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y de la Universidad de Lóndres. Ha participado como Ponente en diversos Congresos Nacionales relacionados a las Ciencias Forenses y la Medicina Forense.

La explicación de los análisis es muy compleja, extensa y detallada, a continuación los puntos más sobresalientes en los que figuran las principales anomalías comprobadas y las conclusiones del Dr. Zalce:

etmomia32
-    09 El cráneo del cuerpo examinado es de dimensiones mayores a las del de los seres humanos..

etmomia31
-    10 Presenta señales de traumas de impacto a gran velocidad. En el mentón, abajo de los pómulos, en la mejilla derecha, en ambas zonas de los párpados, a nivel del cráneo, en la parte superior.

etmomia30
-    11 Los globos oculares sobresalen hacia afuera y no están hundidos como en el caso de una momia. Las momias presentan un proceso de deshidratación que hundiría el globo en la cavidad ocular. Esto indica que no se trata de una momia sino de un cuerpo en un estado de conservación artificial.

etmomia29
-    12 El cuello no es visible ya que se encuentra cubierto por un trozo de tela. Podría haber sido decapitado a causa de la fuerza del impacto y de la diferencia de peso y de densidad entre el cráneo y el cuerpo.

etmomia28
-    13 En el tórax se ven solo seis costillas, podría llegar a haber una séptima pero no está claro a causa del trozo de tela que cubre la zona del cuello. Tampoco se ven los pezones. El tórax parece estar hundido en el centro, podría haber sido abierto para extraerle las entrañas, se supone que haya sido para impedir la putrefacción del cuerpo.

etmomia27
-    14 La articulación del hombro no tiene la continuidad típica hasta la clavícula. Ni siquiera se puede identificar una clavícula, aparentemente no la hay. Por lo tanto la articulación es diferente a la normal en un ser humano.

etmomia26
-    15 El área del codo está en una posición en la que parecería ser que el brazo estuviera rotado hacia afuera pero la posición de la mano está al revés, girada hacia adentro, hacia abajo. Esto indica que incluso la articulación del codo es completamente diferente a la de un ser humano.

etmomia25

-    16 La articulación de la muñeca no presenta la conformación típica de los huesos del carpo. En la foto se aprecian solo tres falanges, no se entiende si hay un pulgar opuesto que permita tomar las cosas.

etmomia24
-    17 En el borde del abdómen se ven algunas zonas blancas que podrían indicar que el cuerpo ha sido sometido a algún tipo de refrigeración que exige una temperatura de – 4 º centígrados. En cambio el congelamiento ocurre a una temperatura de – 40º centígrados.

etmomia23
-    18 En el área pélvica no se ve ningún hueso típico de esta zona púbica, ni tampoco las crestas iliacas. A pesar de ello se observa la continuación de los miembros inferiores. La ausencia de una articulación pelviana indica que este ser es, incluso en esta zona, diferente del primate humano. Además de la ausencia de las glándulas mamarias y de los pezones, algo que podría indicar que ni siquiera se trate de un mamífero.

etmomia22
-    19 La ausencia de la parte inferior del miembro derecho, con características de avulsión, refuerza la hipótesis de una serie de traumas de impacto a alta velocidad. En la pierna izquierda no se ve la articulación clasica de la rodilla, ni la rótula, ni el borde de la rótula.

etmomia21
-    20 En un ser humano el fémur es el hueso más largo del cuerpo, mientras que en este cuerpo el fémur es más corto que la tibia y el peroné, exactamente lo contrario a la anatomía humana.

etmomia20
-    21 Incluso la articulación del tobillo presenta diferencias notables, no se aprecian maleolos como en el ser humano común. Además el pie parece contar con solo tres falanges.

etmomia19
-    22 Las anomalías encontradas se pueden asociar a 4 patologías conocidas. Pero estas 4 patologías son incompatibles con la vida y los fetos que las presentan terminan en aborto, o no logran superar los 30 días de vida. De todos modos ninguna de las 4 patologías satisface completamente las características presentadas por el cadáver. Esto nos lleva a la conclusión de que el cadáver que estamos analizando se encuentra fuera de contexto en cuanto a las patologías, o a los síndromes conocidos por la humanidad y avalados por la Organización Mundial de la Salud.

Este es un resumen de lo expuesto por el Dr. Zalce Benitez, una exigua selección de la amplia exposición del forense.

A continuación Maussan proyectó el video de la entrevista realizada al Profesor y Catedrático canadiense, ya retirado, Richard Doble, estudioso de anatomía aplicada, demografía y biología humana, estudioso de ciencias forenses en las instalaciones del Departamento de Policía de Canadá y en el Departamento de Policía Montada de Ottawa. Richard Doble expuso sus consideraciones que coincidían casi por completo con las del Dr. Zalce Benitez, afirmando entonces que el ser que se puede observar en las diapositivas no muestra características humanas y que sería muy interesante, desde el punto de vista científico, poder contar con el cuerpo para poder estudiarlo.

etmomia18
Foto 23  Dr. Luis Antonio de Alba Galindo

Posteriormente llegó el turno del Dr. Luis Antonio de Alba Galindo, Catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Méjico, especializado en Anatomía y Fisiología. El Profesor, que realizó un análisis de anatomía comparada, expuso detalladamente todas las características de la estructura ósea del cuerpo que aparece en las diapositivas, comparándolas con las del esqueleto humano y concluyendo que existen grandes diferencias que lo hacen estructuralmente diferente del hombre. Cuando el Dr. Alba concluyó su ponencia Maussan le hizo una serie de preguntas:

Jaime Maussan: ¿Quiere decir que este ser, más allá de que por ciertos aspectos se parece al ser humano, realmente no es un ser humano?

Dr. Luis Antonio de Alba: Mi conclusión es que probablemente no se trata de un ser humano, a pesar de que no puedo asegurarlo en un 100% ya que no contamos con todas las evidencias, pero definitivamente desde el punto de vista anatómico y antropológico, no parece corresponder a un ser humano.

Jaime Maussan: Un hombre con tanta cantidad de anomalías no podría sobrevivir...

Dr. Luis Antonio de Alba: No, un ser con todas estas tipologías de anomalías, como por ejemplo, con la hidrocefalia que empuja hacia abajo el cerebro, o sea hacia la parte en la que se encuentra el atlas que sostiene al cráneo. Por lo tanto, definitivamente no.

Jaime Maussan: ¿Científicamente es interesante?

Dr. Luis Antonio de Alba: Científicamente es muy interesante, es casi como el acelerador de partículas, como la partícula de Dios. Este caso es una prueba convincente y me siento muy afortunado de que me hayas invitado Jaime, te lo agradezco mucho.

Las ponencias de los oradores concluyeron con la del investigador norteamericano, Richard Dolan, quien expuso sus consideraciones a nivel general sobre el impacto social, espiritual, humano, etc, que provoca el fenómeno ufológico.

etmomia17
Foto 24  Richard Dolan

Después de Dolan Maussan cerró el evento que contó con una gran participación del público, el cual interrumpió varias veces con aplausos espontáneos. ¿Todo un éxito? Como ahora sabemos no, después de la primera reacción positiva de la prensa mejicana, pocos días más tarde se desató el infierno.

etmomia16
Foto 25 Cartello sfocato e filtrato

Los factores claves fueron en primer lugar el hecho de haber descifrado el cartel, aparentemente ilegible, presente en la fotografía al lado del cuerpo del ser en el que se lee “MUMMIFIED BODY OF TWO YEAR OLD BOY = CUERPO MOMIFICADO DE UN NIÑO DE DOS AÑOS”, junto a otras notas en las que figura el nombre del arqueólogo S. L. Palmer, quien le habría prestado la momia al museo de Mesa Verde, y a una declaración de Antony Bragalia, un personaje muy ambiguo, quien habría participado en la primera parte de las investigaciones y que declaró (antes del evento) que había numerosas anomalías entre el cuerpo de las diapositivas y un ser humano, y quien además admitió que el 10 de Mayo de 2015 publicó en internet sus disculpas públicas por haberse equivocado y admitió que realmente se trataba del cuerpo momificado de un niño de dos años encontrado en 1894, en una excavación arqueológica en la zona de Mesa Verde. En este momento la página en la que publicó sus disculpas no se logra abrir... Pocos después otros dos investigadores abandonaron el equipo, Donald Schmitt y Richard Dolan, quienes también hicieron públicas sus excusas por haber participado a la conferencia abandonando a Maussan que sigue defendiendo la honestidad de todo lo hecho.

¿Qué pensar? ¿La leyenda de un cartel vale más que el análisis de los forenses expertos? Y la extraña tempestividad con la que Bragalia que, primero defiende la versión extraterrestre, incluso declarando estar seguro de que había analizado decenas de momias, y después de que el cartel fuera descifrado, se apresura a desmentirse a si mismo, encontrando incluso las notas del archivo del museo de Mesa Verde en las que se describían las características de la supuesta momia descubierta por S. L. Palmer, características que realmente se parecen mucho a las del cuerpo de las diapositivas pero... hay un “pero” que explicaré más adelante. Lo que considero deplorable es la animosidad, el descrédito, las agresiones verbales y las ofensas personales en contra de Jaime Maussan y del trabajo que él ha realizado. De todo el mundo, inclusive desde Italia, investigadores, verdaderos y pseudos, que según mi opinión son la mayoría, lo acusaron, por lo general en una forma realmente delirante y obtusa, de ser un estafador, de haber engañado a las personas y de haber hecho todo solo para ganar dinero con el evento. Llegando incluso a equivocarse con las cuentas y a confundir el símbolo de la moneda mejicana: el Peso con el del Dólar. Además de que no es algo bueno andar haciendo las cuentas en los bolsillos de la gente mientras en casa no hacemos nada por denunciar, por ejemplo, la corrupción política que realmente nos roba, creo que ninguno de estos personajes se da cuenta en lo más mínimo de cuánto cuesta organizar una conferencia de este tipo, entre alquiler del auditorio, costos del personal técnico, de los equipos técnicos, de los pasajes de avión para los oradores, de los hoteles, restaurantes, etc, etc. incluso el recuento de los accesos al streaming fue algo inflado en manera excesiva, se llegó a hablar de millones a un costo de 16 €, contra los miles que fueron realmente y que quedaron confirmados por el mismo Maussan e incluso por el Daily Mirror.

Son todos buenos en el momento de sumarse al que grita más fuerte, inclusive aquellos que se llenaban la boca con el nombre de Maussan, olvidandose de que un investigador no es Dios, ni tampoco Maussan, y que se puede equivocar, pero de aquí a acusarlo de mala fe y de estafa es otra cosa, hay que contar con las pruebas porque si no sería mejor permanecer en silencio.

Maussan realizó un esfuerzo enorme y, a pesar de los fuertes ataques recibidos desde antes de que se realizara el evento, sigue buscando la verdad, honestamente y con determinación, como siempre lo ha hecho. Y fue transparente dando pie a un proceso que intentó aportar nuevos datos a la investigación. Por mi parte puedo decir que Jaime me entregó las copias originales de ambos slides y, con la ayuda de mis técnicos pudimos analizar el cartel, utilizando el mismo software “Smart Deblur” con el que había sido decodificado en primer lugar, y efectivamente la leyenda escrita dice así “MUMMIFIED BODY OF TWO YEAR OLD BOY”, algo que también había hecho Maussan y había llegado al mismo resultado. Y con esto no estoy diciendo que el caso esté cerrado, más adelante comprenderéis por qué. Además hice ver estos slides a algunos médicos que confirmaron, a primera vista, varias de las anomalías encontradas por los forenses del evento Be witness. Otro dato que en realidad podría no significar nada, pero que de todos modos lo planteo como una extraña coincidencia en el marco de la hipótesis de que se tratara de una trampa muy bien planeada, en la que se mezcló algo de verdad con cosas verosímiles y falsedades evidentes, que veremos más adelante, es el hecho de que el Museo de Mesa Verde se encuentra a alrededor de siete horas de viaje de Roswell y a mitad de camino se pasa por Albuquerque, donde ocurrió el conocido caso de contacto de Paul Villa, una zona “caliente” ufológicamente hablando, por lo tanto ¿será simplemente una casualidad?

etmomia15
Foto 26 Strada Roswell – Mesa Verde

¿Una trampa? Queda claro que la fecha y los hechos hacen recordar el caso conocido como “Santilli Footage”, con las mismas dinámicas, ambigüedades de personajes no mejor identificados, como el misterioso camarógrafo, a quien nadie conoce, y quien sería el que entregó a Santilli las cintas de la supuesta autopsia, así como el igualmente misterioso Anthony Bragalia, que primero estaba completamente de acuerdo y que después se retractó sin que nadie haya sabido quién es realmente, qué cara tiene y además el mismo caso que se relaciona nuevamente al de Roswell, que los norteamericanos consideran como el Sancta Sanctorum de toda la historia ufológica moderna y en realidad no es así.

Lamentablemente la desunión de los investigadores, el alboroto mediático que centró toda su atención únicamente en los aspectos incongruentes, arrojó una sombra sobre este caso que no será fácil de superar, una situación similar a la del caso Santilli.

Como decía antes, en medio de todo este barullo, con gran determinación y en contra de todos los que lo alentaban a decir que todo era una gran mentira, Maussan defendió la honestidad de su labor y, que sea o no una trampa, dejo que sean sus palabras, y un artículo que él escribió, los que  expliquen las últimas novedades sobre el caso.

Entrevista a Jaime Maussan del 22 de Junio de 2015:

Pier Giorgio Caria: Hola Jaime ¿cómo estás?

Jaime Maussan: Bien, gracias ¿has visto las fotografías que aparecieron de la momia descubierta por Palmer en 1896?

Pier Giorgio Caria: Si, las vi ¿podrías decirme tu opinión a esta altura de las circunstancias?

Jaime Maussan: Si, las acabo de presentar en mi programa televisivo y ya comenzaron a disminuir los ataques, pero francamente no se cómo reaccionarán más adelante. De todos modos estamos demostrando que no se trata del mismo cuerpo que han mostrado quienes me han atacado. ¿Has tenido oportunidad de estudiarlas?

Pier Giorgio Caria: Sinceramente no Jaime, he visto las que publicaron en el blog de José Antonio Caravaca

(http://caravaca.blogspot.mx/2015/06/diapositivas-de-roswell-confirmacion.html).

Jaime Maussan: Si, pero si miramos atentamente la foto en la que se ve el momento del descubrimiento de la momia del niño, descubierta por el arqueólogo S. L. Palmer en las ruinas de Montezuma Castle, podemos darnos cuenta de la gran diferencia que existe entre este cuerpo y el que presentamos en el evento Be witness en Ciudad de Méjico el 5 de Mayo de 2015. En la foto de 1896 podemos ver el verdadero cuerpo momificado que él encontró en las ruinas. Con esto demostramos que este cuerpo no es el mismo con el que, quienes me atacan, querrían demostrar que el ser descubierto por Palmer es el mismo que se presentó en Be witness. Por lo tanto lo que han sostenido hasta ahora los detractores es falso. Existe una segunda foto en blanco y negro de una momia, que fue tomada en 1939 y que pertenece al dossier del Servicio Nacional de Parques de los Estados Unidos, y que se dice que se trata de la misma momia descubierta por Palmer, y otra foto en colores, de 1956 que se encuentra en un archivo web que, de la misma forma, se intenta asociar al cuerpo descubierto por Palmer en 1896. Pero la foto en la que aparece la momia junto a Palmer en el momento del descubrimiento demuestra claramente que estas dos fotos no tienen nada que ver con el descubrimiento realizado por Palmer en Montezuma Castle. Por lo tanto muchas de las cosas que se han dicho en nuestra contra son completamente falsas e inventadas. En la foto de 1896 vemos el momento del descubrimiento, se ven las palas con las que fueron realizadas las excavaciones, se puede ver el cuerpo momificado del niño cuya altura es de 73 centímetros, según lo que dicen los documentos oficiales que describen las características de lo que Palmer descubrió allí.

Pier Giorgio Caria: ¿Podrías darme más detalles sobre la segunda foto de 1939 en la que a posteriori retrataría al mismo cuerpo descubierto por Palmer? En este documento el cuerpo es más parecido al de Be witness, aunque si se lo mira con atención me parece que de todos modos hay varias diferencias entre ambos (entre la momia y el cuerpo de Be witness).

Jaime Maussan: Según tu opinión ¿es realmente el mismo que descubrió Palmer? ¡No se parece en lo más mínimo, es completamente diferente! Sin embargo este hecho sumado al que en cambio si se parece al cuerpo presentado en Be witness nos hace pensar que esta foto de 1939 puede haber sido modificada. ¡La momia descubierta por Palmer y esta segunda imagen tomada en 1939 son incompatibles! ¡Y mucho menos, repito, la momia descubierta por Palmer, no tiene nada que ver con el cuerpo presentado en el evento, sin embargo los detractores sostienen que se trata del mismo cuerpo, es absurdo! Posteriormente hicimos otras consideraciones del largo del cuerpo de Be witness y de todos modos es superior al de la momia descubierta por Palmer que era de 73 centímetros. Examinamos el cartel visible en las diapositivas y la señora que se ve detrás de la placa de vidrio, de manera tal de poder comparar y llegamos a la conclusión de que el cuerpo de Be witness tiene que medir aproximadamente 120 centímetros. Con todo esto, afirmo una vez más, demostramos que se armó toda una campaña de desprestigio de nuestro trabajo. Ahora estoy terminando de escribir un artículo en el que explico todos estos detalles y más adelante te lo envío para que podáis publicarlo, si queréis, inclusive en Italia.

Pier Giorgio Caria: Si, Jaime, creo que con el Dr. Roberto Pinotti podremos publicar estas últimas novedades en su revista. Además este año en el Simposio Internacional de San Marino pude presentar los resultados de los análisis forenses sobre el cuerpo de los slides presentados en el evento.

Jaime Maussan: Os estoy muy agradecido. Hasta ahora solo aquí en Méjico se han presentado los resultados del estudio forense del cuerpo visible en las diapositivas. Gracias por haberlas hecho conocer al público italiano. Te pido que se lo agradezcas al Dr. Pinotti, por quien siento una gran estima, por lo que ha hecho hasta ahora y por lo que seguirá haciendo para difundir los resultados de esta investigación que aún está lejos de poder ser considerada cerrada.

Pier Giorgio Caria: Sin lugar a dudas Jaime, lo haré. Hasta pronto.

Jaime Maussan: Hasta pronto.

Al día siguiente Maussan nos envió el artículo en el que se exponen los detalles, los elementos enunciados en la entrevista.

“DOS CUERPOS”
Por Jaime Maussan

Nuevos documentos recientemente desclasificados por el Servicio Nacional de Parques de los Estados Unidos contienen, entre otras cosas, una fotografía en la que se ve el momento en el que el arqueólogo S. L. Palmer descubrió el cuerpo momificado de un niño, en las ruinas de Montezuma Castle, Arizona. Los demás documentos contenidos en el dossier confirman la veracidad de esta fotografía.

Ya en esta foto, en un primer examen no muy detallado, se pueden ver las diferencias con el cuerpo presentado en el evento denominado Be witness, que tuvo lugar el 5 de Mayo de 2015, en Ciudad de Méjico.

etmomia14
Foto 001 – El arqueólogo S. L. Palmer cerca de la tumba con la momia del niño que había encontrado.

En la ampliación las diferencias entre este cuerpo y las imágenes presentadas el 5 de Mayo son aún más evidentes. Diferencias que son incompatibles con lo afirmado por quienes sostienen que este cuerpo y el presentado en Ciudad de Méjico, son el mismo ejemplar.

etmomia13
Foto 002 – Ampliación de la tumba con la momia del niño hallada en el 1896 por L. Palmer

En este primer plano aún más ampliado, y puesto en posición vertical, es posible observar detalladamente la cabeza y el rostro del niño momificado descubierto por Palmer, cuyas características, lo confirmo, son muy diferentes a las del ser presentado en Ciudad de Méjico.

etmomia12
Foto 003 – Mayor ampliación de la momia del niño hallada en el 1896 por S. L. Palmer

etmomia11
Foto 004 – Artículo publicado en “THE MANCOS TIMES”

El 20 de Marzo de 1896 se publicó un artículo en el periódico “The Mancos Times” que contiene un informe de Richard Wetherill sobre el descubrimiento de S. L. Palmer. En este documento se hace referencia a las condiciones en las que fue encontrada la momia del niño y además a la posición en la que se encontraba el cuerpo. Al lado del mismo había una vasija, ubicada cerca de la cabeza, un arco y unas flechas en el lado derecho. Este documento confirma una vez más la autenticidad de la fotografía en la que se ve a Palmer en el lugar del descubrimiento arqueológico.

Esta es la parte del texto del periódico “The Mancos Times” sobre el descubrimiento de la momia: 

“Al final del lado este de este nivel hay una saliente muy pequeña de 7,5 metros y 1 o 1,5 metros de profundidad. La misma limita con la hilera de las habitaciones y hay que atravesarlas todas para poder subir a las habitaciones de arriba. En este pequeño espacio encontré, después de trabajar por algunos minutos, los restos de al menos una media docena de niños, uno de los cuales era una momia muy hermosa. Todos ellos, excepto la momia, estaban mezclados de forma promiscua y no tenían nada con ellos. La momia era la sepultura más baja y se encontraba en una fosa muy pequeña cercana a la roca sobre el suelo de la caverna. Estaba acomodada hacia el exterior, la cabeza mirando hacia el este, boca arriba, con las manos a los costados. A la izquierda de la cabeza se encontró una vasija y un pequeño arco con flechas estaban acomodados a lo largo, del lado derecho. El cuerpo estaba envuelto en un trozo de tela de algodón, que todavía está en un estado de buena conservación. La tumba estaba cubierta por pequeños elementos redondos colocados a una distancia de 8 a 10 cm y paralelos entre ellos, que sostenían una esterilla extendida sobre la tumba. Por encima de ella había medio metro de escombros, entre los que se encontraron otros restos”.

etmomia10
Foto 005 - Documento del Dipartimento degli interni USA del 1957 con la descripción de la momia

Este documento de 1957 transcribe las características de la momia del niño descritas en el artículo del periódico “The Mancos Times”.

                                                                                      

ESTADOS UNIDOS

DEPARTAMENTO DEL INTERIOR

SERVICIO PARQUE NACIONAL

Monumento Nacional Castillo de Montezuma

Camp Verde, Arizona

25 de Enero, 1957

Memorandum

A: Superintendente General, Swnm

De: Superintendente

Objeto: Lista del material arqueológico del Castillo de Montezuma

Esa parte de la Colección de S. L. Palmer, que fue trasladada al Monumento Nacional de Montezuma Castle del Parque Nacional Mesa Verde en 1947, se encuentra registrada en la lista de la Colección Palmer como proveniente del Castillo. 

Una confirmación de la procedencia de este material (número de acceso 65) se encuentra en un artículo del periódico “The Mancos Times” del 20 de Marzo de 1896 (en nuestros archivos figura una copia) que cita el relato de  Richard Wetherill en relación al descubrimiento de la momia en una saliente del Castillo de Montezuma.

“La momia estaba en la sepultura más baja y se encontraba en una fosa muy pequeña cerca de la roca, sobre el suelo de la caverna. Estaba recostada en forma recta, la cabeza mirando al este, boca arriba, las manos a los costados. A la izquierda de la cabeza se encontró una vasija y un pequeño arco de flechas estaba ubicado a lo largo, del lado derecho. El cuerpo estaba envuelto con un trozo de tela de algodón, que aún se encuentra en buen estado de conservación. La tumba estaba cubierta por pequeños elementos redondos colocados a una distancia de 8 a 10 cm y paralelos entre ellos, que sostenían una esterilla extendida sobre la tumba”.

Sería bueno, eventualmente, poder exhibir la momia de Palmer de la misma forma en la que fue encontrada, con los objetos que la acompañaban. La vasija antes mencionada probablemente sea la catalogada con el número 65/1, como objeto roto pero que se puede restaurar, el arco y las flechas se encuentran enumeradas en registro mayor con los números 3 y 16.

En la siguiente foto, presente en el dossier desclasificado por el Servicio Nacional de Parques de los Estados Unidos, se ve una momia, hipotéticamente fotografiada después de haber sido desenterrada luego del descubrimiento por parte de S. L. Palmer, cuyas características difieren considerablemente con el cuerpo fotografiado in situ, poco después de haberlo encontrado. También existe un documento que especifica las características del lugar del descubrimiento.

etmomia9
Foto 006 – Hipotética segunda foto de la momia

Esta de aquí abajo es otra foto en la que se ve una momia hipotéticamente fotografiada por Frank Hadl, en Diciembre de 1956, en el Museo de Montezuma Castle. Sus características tampoco son similares a la fotografía original del descubrimiento realizado por Palmer.

etmomia8
Foto 007 -  Tercera hipotética foto de la momia

Además fueron desclasificados los documentos que precisan el tamaño del cuerpo momificado del niño, se determina que el tamaño del cuerpo era de 29 pulgadas de largo (73 cm) por 9 pulgadas de ancho (22,5 cm).

etmomia7
Foto 008 - Documento del 1942 con las medidas de la momia descubierta por Palmer en el 1896

El siguiente es el texto del documento en el que dicha medida ha quedado especificada:

ESTADOS UNIDOS

DEPARTAMENTO DEL INTERIOR

SERVICIO PARQUE NACIONAL

Parque Nacional de Mesa Verde,

Colorado

1 de Diciembre, 1941

Memorándum para el Guardia: 

Monumento Nacional de Montezuma Castle. 

En relación a su carta del 22 de Noviembre en la que solicitaba las medidas de la momia encontrada al Castillo de Montezuma. 

Esta momia mide 23 cm de ancho y 73,5 cm de largo. La altura o el ancho, probablemente no sean importantes, pero en el caso que llegara a surgir una pregunta al respeto, las medidas son aproximadamente de 15 cm. La momia es de un niño, acostado completamente sobre su espalda. En general está en buenas condiciones de conservación, excepto por una pierna que falta por debajo de la rodilla. 

Naturalmente usted desea que esta momia regrese tarde o temprano a su lugar de pertenencia. De todos modos, parecería preferir Mesa Verde y nosotros tenemos bastantes dudas porque no quisieramos herir los sentimientos de un niño. 

Don Watson

Naturalista del Parque

 

Las investigaciones realizadas en México por un gran número de especialistas, que se sirvieron de diferentes métodos y que tomaron como referencia objetos que aparecen en la imagen cuyo tamaño es deducible con relativa facilidad, indican que el cuerpo que aparece en la fotografía tiene una estatura de unos 4 pies (que corresponden a 120 cm), una diferencia de medida considerable con respecto a la altura de 73 cm. de la momia descubierta por Palmer.  

etmomia6
Foto 009 - Slide 11 con el cuerpo del presunto ET

Se han realizado diferentes comparaciones para determinar el tamaño del cuerpo presentado en el evento Be witness. Tomando como punto de referencia el cartel ubicado al lado del cuerpo y considerando que, a juzgar por el número de palabras y sobre todo, por la distancia a la que tendría que estar ubicado de manera tal que las personas puedan llegar a leerlo, su largo tendría que ser de 14 pulgadas (35 cm), y con menos de 12 pulgadas (30 cm) de altura. Las medidas de este cartel sugieren que el cuerpo tendría que medir entre unas 39 y 47 pulgadas (de 100 a 120 cm).

etmomia5
Foto 010 - Slide 11 con la medida del cuerpo del presunto ET en relación con el cartel    
        

Lo mismo ocurre si tomamos como punto de referencia los agujeros de las guias blancas que sirven de sosten a la placa de vidrio. De esta manera surge que la altura del cuerpo a la que se llega es la misma, considerando una distancia de 1,4 pulgadas (3,5 cm) entre los agujeros, medida standard actualmente. De todos modos cabe aclarar que no se puede determinar si esta medida también era standard en 1947.

etmomia4
Foto 011 - Slide 11 con la medida del cuerpo del presunto ET en relación con las guías

Además llegamos a las mismas conclusiones si tomamos como punto de referencia el cuerpo de la mujer, que supuestamente es Hilda Blair Ray, visible a la derecha de la foto, detrás de la placa de vidrio que contiene el cuerpo. Es decir, una vez más se entiende que el cuerpo visible aquí arriba no mide, como lo dicen los documentos desclasificados, 29 pulgadas (73 cm) de altura y por lo tanto no se podría tratar de la momia descubierta por Palmer en 1896.

etmomia3
Foto 012 – Medida del cuerpo del presunto ET en relación con las proporciones de las manos de la mujer detrás de la placa de vidrio 

Por lo tanto de la comparación de los datos obtenidos de la fotografía de la momia descubierta por Palmer en 1896, difundida por el Servicio Nacional de Parques de los Estados Unidos, y los que surgieron del análisis del cuerpo visible en las fotos presentadas el 5 de Mayo de 2015 en Ciudad de Méjico, parecería, sin lugar a dudas, que ambos cuerpos NO corresponden al mismo ser, más allá del hecho que las imágenes presentan, ya a primera vista, algunas diferencias considerables, como la mano, el rostro y otras partes visibles del cuerpo. 

  etmomia2

Foto 013 – La momia del niño descubierta por S. L. Palmer 

De hecho en la imagen observamos una cabeza muy pequeña, así como también el rostro del niño y los objetos, las ofrendas, ubicados al lado del cuerpo para acompañarlo en su viaje al más allá.

La posición de la momia, al igual que la de los objetos que se encuentran a su lado, aparecen descritos en dos documentos oficiales del Servicio Nacional de Parques de los Estados Unidos. En ellos, repito, se indica la presencia de una vasija ubicada a la izquierda de la cabeza, un arco y flechas al lado derecho, así como la orientación de la pequeña momia.

No quedan dudas sobre la autenticidad de esta imagen, no solo por la exacta correspondencia con el momento histórico de su descubrimiento, sino también por el dossier en el que se describen las condiciones generales de la misma en el momento de haber sido encontrada. 

Por lo tanto las dos fotografías que se dice fueron tomadas en 1896 y que se atribuyen al descubrimiento de S. L. Palmer son incompatibles. Mientras que una presenta un cuerpo muy pequeño, cuyas características en cuanto a las dimensiones, especialmente de la cabeza y del rostro, sugieren que realmente se trata de un niño de dos años, la segunda fotografía de la momia que habría sido tomada después de haber sido desenterrada, presenta grandes diferencias, como decíamos antes, el tamaño de su cráneo es muy superior, así como también las facciones del rostro son diferentes, por lo tanto se trata de dos rostros diferentes.

Simplemente ambas imagenes no pertenecen al mismo cuerpo. La posibilidad de que la imagen presentada como el mismo cuerpo luego de la estracción de la momia de su tumba original, haya sido alterada es una hipótesis muy real.

Poco después de la presentación de la conferencia Be witness algunos investigadores lograron decodificar el cartel que aparece frente al cuerpo y que era ilegible. La leyenda dice así: “Mummified body of two year old boy” (Cuerpo Momificado de un Niño de Dos Años).

El investigador Anthony Bragalia, planteó que podía tratarse del cuerpo momificado de un niño de dos años que fue prestado al Museo de Mesa Verde en 1938, y que permaneció allí hasta el 7 de Junio de 1947, sin embargo ahora sabemos que no se trata del mismo cuerpo.

Es difícil establecer por qué el cartel fue ubicado al lado de un cuerpo, cuyo tamaño y características hacen pensar que se trata de un cuerpo relativamente reciente que no pertenece a un niño de dos años. Podemos llegar a creer que haya sido un intento de desinformar y de confundir a las personas que lo vieran, pero tampoco está claro el por qué haya sido colocado allí.

Es de primordial importancia encontrar las fotografías y las diapositivas originales de ambas imágenes, la segunda de 1896 y la de 1956, con las que se pretende desprestigiar tanto los documentos fotográficos presentados en Méjico, como la investigación científica de un cuerpo no humano, supuestamente descubierto en Roswell según el testimonio dado por Eleazar Benavides. Ambas imágenes pueden haber sido modificadas para comprometer el caso presentado el 5 de Mayo de 2015. Si no es posible tener las imágenes originales, o demostrar su autenticidad, tendrán que ser declaradas nulas. 

El testimonio de Eleazar Benavides pasa a ser de gran importancia para establecer la posibilidad de que el cuerpo que se ve en ambos slides puede llegar a tratarse de uno de los cadáveres de los seres descubiertos en Roswell, es el único testigo vivo que vio los cuerpos en el Hangar 18, el único que puede confirmar si lo que se ve en el documento fotográfico presentado en Méjico es real y si corresponde al mismo caso.

La siguiente es la entrevista concedida por Benavides:

https://www.youtube.com/watch?v=p25nbISLvps

Las investigaciones y los testimonios de varios científicos, de Méjico, de los Estados Unidos y de Canadá, que analizaron las así llamadas “Diapositivas de Roswell”, demuestran características incompatibles con la vida humana.

Estos Científicos han realizado un estudio detallado. A continuación se encuentran sus comentarios al respecto:

https://www.youtube.com/watch?v=ddVJbPL5nnw

https://www.youtube.com/watch?v=V5OC0gqqbi4

https://www.youtube.com/watch?v=jNYTY2ZImOU

https://www.youtube.com/watch?v=UMYg2WAO2Is

Algunos investigadores han llegado a afirmar que las imágenes que se presentaron en Ciudad de Méjico eran falsas o, simplemente, que se trataba de la momia de un niño. Creo que aquí ha quedado demostrado que no se trata de la momia del niño descubierta por Palmer, cuyas dimensiones y características difieren de las imágenes presentadas en Be witness.

etmomia1
Foto 014 – Comparaciones efectuadas antes del evento Bewitness del 5 de mayo 2015

Incluso con meses de anticipación muchos especularon sobre el origen del ser presentado en Be witness y eso demuestra el ambiente poco favorable para la objetividad. Durante meses se intentó encontrar alguna imagen similar que pudiera justificar el hecho de desprestigiarlo.

Es necesario ir más a fondo en las investigaciones, evitando tomas de posición preconcebidas, con el único objetivo de buscar la verdad sea cual sea.   

Si, al final, el cuerpo visible en los slides llegara a ser realmente el de uno de los seres descubiertos en Roswell, podríamos estar frente a una de las pruebas más importantes, que nunca antes se hayan encontrado, si en cambio fuera que se trata de algo más, igualmente sería extraordinariamente interesante comprender cómo un ser humano pudo llegar a sobrevivir con tantas anomalías físicas.

Es algo deplorable que varios investigadores hayan abandonado sus investigaciones a causa de las amenazas y de las presiones de las que fueron objeto. La comunidad de investigadores de un fenómeno que no es aceptado por los científicos y por los Gobiernos está profundamente dividida.

Es muy triste que por el simple hecho de tener un punto de vista diferente, basado en nuestras investigaciones personales, hemos sido insultados gravemente en variadas y diferentes formas. Desacreditadas sin tener la oportunidad de exponer nuestro punto de vista. Al fin de cuentas la propuesta fue hecha bajo nuestra responsabilidad.

Considero que la fotografía de S. L. Palmer demuestra, sin lugar a dudas que se trata de un cuerpo diferente, que el cuerpo presentado en el evento Be witness no es la momia del niño de dos años encontrada en 1896.

Habría que realizar un estudio más detallado para determinar si las fotografías de las momias parecidas a las imágenes del Ser presentadas en Ciudad de Méjico son auténticas o si fueron modificadas para hacerlas parecer similares.

Invito a los investigadores a olvidar nuestros diferentes puntos de vista y a buscar unidos la solución de este misterio que aún está lejos de resolverse.

Para aquellos que no hayan logrado ver la conferencia Be witness del 5 de Mayo de 2015, a continuación proponemos el link para poder verlo por completo. Es gratuito y ha sido subtitulado. Tuvimos que dividirlo en dos partes dada su larga duración.

https://www.youtube.com/watch?v=Ht1zfrKB6xQ

https://www.youtube.com/watch?v=yjKwemGeg_4

Jaime Maussan

Ciudad de Méjico, 22 de Junio de 2015

Conclusiones

En el material de archivo descubierto y publicado por Maussan es importante señalar lo publicado en el documento en el que se describe el descubrimiento de Palmer. En dicho documento, extraído de un artículo de Richard Wetherill que describe el descubrimiento de la momia de un niño por parte del arqueólogo S. L. Palmer, publicado el 20 de Marzo de 1896 en el semanario “The Mancos Times”, como hemos visto, se puede leer lo siguiente: “Al final del lado Este de este nivel hay una saliente muy pequeña de 7,5 metros y 1 o 1,5 metros de profundidad. Esa limita con la hilera de habitaciones y hay que atravesarlas a todas para subir hasta las habitaciones de arriba. En este pequeño espacio encontré, después de trabajar por algunos minutos, los restos de al menos una media docena de niños, uno de los cuales era una momia muy hermosa. Todos ellos, excepto la momia, estaban mezclados de forma promiscua y no tenían nada con ellos. La momia era la sepultura más baja y se encontraba en una fosa muy pequeña cercana a la roca sobre el suelo de la caverna. Estaba acomodada hacia el externo, la cabeza mirando hacia el este, boca arriba, con las manos a los costados. A la izquierda de la cabeza se encontró una vasija y un pequeño arco con flechas estaban acomodados a lo largo, del lado derecho. El cuerpo estaba envuelto en un trozo de tela de algodón, que todavía está en un estado de buena conservación. La tumba estaba cubierta por pequeños elementos redondos colocados a una distancia de 8 a 10 cm y paralelos entre ellos, que sostenían una esterilla extendida sobre la tumba. Por encima de ella había medio metro de escombros, entre los que se encontraron otros restos”. 

El párrafo que resalté: “... En este pequeño espacio encontré, después de trabajar por algunos minutos, los restos de al menos una media docena de niños, uno de los cuales era una momia muy hermosa. Todos ellos, excepto la momia, estaban mezclados de forma promiscua y no tenían nada con ellos. La momia era la sepultura más baja y se encontraba en una fosa muy pequeña cercana a la roca sobre el suelo de la caverna”. Nos dice que durante las excavaciones realizadas por S. L. Palmer no se encontraron otras momias dignas de relieve más allá de la presente en la foto que lo retrata en el momento del descubrimiento. El hecho de que existan fotos de dos cuerpos evidentemente diferentes, provenientes de las excavaciones de Palmer en Montezuma Castle, me refiero a la foto que probablemente es del año 1939, confirma sin lugar a dudas, que en este complejo caso han surgido elementos incongruentes y sospechosos pero, como dijo el mismo Maussan: “... esta investigación que aún está lejos de poder ser considerada cerrada”. 

Pier Giorgio Caria – 26.06.2015

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139