Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
facsimil
Facsímil de una parte de la querella promovida por Vilmar “Neneco” Acosta contra el periodista Pablo Medina.. / ABC Color

18 de Noviembre de 2014
El odio que el exintendente de Ypejhú Vilmar “Neneco” Acosta tenía hacia el corresponsal de ABC, Pablo Medina, se revela en la querella por difamación, calumnia e injuria, que promovió el político colorado contra el comunicador.
En el escrito, incluso resaltó que la acción judicial era para “salvaguardar legal y civilizadamente” su honra. La frase evidencia una amenaza contra el periodista, por la serie de publicaciones contra Acosta.
“La querella criminal que planteo tiene por objetivo primordial salvaguardar legal y civilizadamente esa honra injustamente atacada por este sujeto grotesco e inescrupuloso que no trepida en divulgar, repito de manera intencional, declaraciones totalmente falsas que claramente se incursan en los tipos penales previstos”, señala parte de la querella que “Neneco” presentó contra Medina por supuesta difamación, calumnia e injuria.
Las publicaciones de Medina que motivaron la acción judicial en su contra, hacían referencia a un cargamento de droga que era escoltado por un vehículo de la Comuna de Ypejhú.
“Todas las manifestaciones atribuidas al querellado me exponen ante la opinión pública como un vulgar delincuente, dispuesto a traficar drogas, dando cobertura en vehículo cuyo patrimonio pertenece a la Comuna que estoy administrando”, refirió el exintendente, que presentó su escrito con el patrocinio de los abogados Vicente Alderete Gray e Hirán Martín Prieto Boggino.
“Esto último me resulta repugnante e intolerable. No estoy dispuesto a aceptar que mi buen nombre, honor y reputación sean injustamente mancillados a raíz de la lengua hendida de un sujeto que de manera absolutamente ligera, sin fundamento y a sabiendas del temerario desprecio de lo que dicen, propalan la especie falsaria que soy el autor moral de un crimen”, añadió “Neneco”.
“Al mismo tiempo quiero recordar a quien querello, a aquel que me ha vilipendiado, mancillado mi nombre y denigrado en mi dignidad, que provengo y tengo una familia ejemplar, de moral inatacable y justamente la concatenación de estas circunstancias me obligan a hacer respetar mi honor y demás valores intangibles, para procurar a través de los medios civilizados de justicia, hacer cumplir estrictamente la observancia de los cánones del comportamiento en nuestra sociedad”, resaltó en su querella, el hoy prófugo de la justicia, por el crimen de Medina y Antonia Almada.
En la última parte del escrito, Acosta volvió a apuntar que la querella era como un medio “civilizado” para solucionar el abierto enfrentamiento con Medina por las publicaciones que lo vinculaban con tráfico de droga.
El político colorado apuntó que Medina, a través de sus afirmaciones “calumniosas y difamatorias insertas en las publicaciones y difusiones de mi referencia, quebrantan mi espíritu y fundamentalmente mi dignidad y posición en la sociedad paraguaya, que me la he ganado honestamente”.
La querella promovida por Acosta fortalecen los indicios de que el mismo es el autor moral del crimen de Medina, por las publicaciones que el corresponsal de ABC Color hizo en su contra.
Precisamente, para robustecer los elementos señalados en la imputación contra “Neneco”, la fiscala Sandra Quiñónez solicitó al juez José Benítez González que le remita los antecedentes de la acción judicial que el exintendente de Ypejhú presentó contra el comunicador, por la supuesta comisión de hechos punibles contra su reputación y su honor.
La publicación de la página digital que motivó la querella hacía referencia a una carga de droga que cayó el 8 de noviembre de 2013 y que supuestamente estaba escoltado por un vehículo municipal. “Neneco” querelló en febrero de este año.
Magistrado de Salto se aferró al expediente
El juez de Curuguaty, José Benítez González, se había inhibido de atender la querella promovida por Vilmar Acosta contra el periodista Pablo Medina. Este apartamiento fue impugnado por la magistrada Janine Ríos, quien señaló que su colega salió del caso sin ninguna justificación.
Por Auto Interlocutorio N° 6 del 6 de febrero pasado, el Tribunal de Apelaciones de Salto del Guairá dispuso que el expediente sea remitido al Tribunal de Sentencia de dicha localidad, en donde quedó designado el juez Benito Ramón González.
La defensa de Medina planteó una excepción de falta de jurisdicción o competencia. Es decir, señaló que el caso tenía que tramitarse en los tribunales de Asunción y no en los de Salto del Guairá.
Llamativamente, el juez González dictó una resolución en la cual dispuso que el juzgado a su cargo era competente.
Esta decisión fue recurrida por la defensa de Medina y el expediente estaba en la Cámara de Apelaciones de Salto del Guairá, para que sus miembros analicen la resolución del magistrado González.
Lo que buscaba Acosta era que el expediente sea tramitado en su jurisdicción, atendiendo que ahí la justicia estaba sometida a sus intereses.
Hay que recordar que una Cámara de Apelaciones ya lo había liberado en otro proceso por homicidio. Esta causa se le abrió a él y a su padre, Vidal Acosta, en cuya propiedad se habían encontrado restos humanos.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/neneco-amenazo-por-escrito-a-pablo-medina-1307307.html

______

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139