Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
hubodudosos1 

Uno de los testigos dijo que solo se produjeron dos disparos y que uno de ellos, en forma accidental dio en Ramón Villamayor. / ABC Color

16 de Febrero de 2015
EN SOLO 6 MESES JUSTICIA Y FISCALÍA EXTINGUIERON CASO DE HOMICIDIO
Por Perla Silguero y Osvaldo Cáceres Encina
La investigación a Félix Abente –marido de la diputada Cristina Villalba (ANR)– por un caso de homicidio arroja muchas dudas. Los “testigos” hablaron de un solo impacto de bala. Pero el médico forense señaló que la víctima recibió dos disparos. El juez Silvio Flores y la fiscala Fani Villamayor extinguieron el caso. 
El 4 de octubre de 2011, Ramón Villamayor moría camino al hospital de Curuguaty luego de recibir dos proyectiles de arma de fuego en el patio de una planta procesadora de leche de soja de la colonia Brítez Cue. En este lugar, habilitado por Itaipú Binacional, Villamayor trabajaba como albañil.
Aparecía como supuesto autor del homicidio, el ingeniero Félix Abente, quien una vez que conoció la orden de detención en su contra se presentó ante las autoridades pertinentes.

Abente no fue a la cárcel, sino que quedó alojado en la jefatura de Policía de Salto del Guairá, departamento de Canindeyú,
Dicha fatídica noche, Villamayor pidió un servicio de flete al ciudadano Félix Osorio. Además, solicitó a sus amigos Prisciliano Gómez y Anne Monzón, que le ayuden a cargar ladrillos en la camioneta fletada.
Uno de los “testigos” señaló que Villamayor le dijo que esos ladrillos le habían regalado.
Aparentemente Villamayor pretendía usar los materiales para la construcción de una panadería.
A las 23:00 aproximadamente llegó hasta el lugar el ingeniero Abente, quien en ese entonces integraba el equipo técnico de un proyecto de desarrollo financiado por Itaipú.
Los “testigos” señalaron a la fiscala Fanny Villamayor que Abente les acusó de robar los ladrillos.
Dijeron que el esposo de Cristina Villalba realizó un disparo de advertencia al aire para que bajen de nuevo los ladrillos de la camioneta.
Después, cuando se disponía a levantar el arma para un segundo disparo al aire, supuestamente el tubo de la pistola dio por el soporte de la puerta de la camioneta y en ese momento se disparó y cayó el arma.
De acuerdo con los “testigos” nadie se percató de que Villamayor, quien estaba en la carrocería de la camioneta, recibió un impacto de bala, hasta que Abente le increpó porque no se movía. Fue en ese momento que vieron que estaba herido.
Sin embargo, esta historia relatada por los “testigos” se contradice con el informe policial y el acta de imputación de la fiscala Fanny Villamayor, que señala que se realizaron tres disparos.
Mucho menos coincide con el médico forense. “Según manifestaciones vertidas por el médico interviniente, Dr. Luis Arestivo, la víctima murió a causa de dos heridas puntiformes, producto de disparos de arma de fuego, en región posterior del hemitorax lado derecho y otro en el abdomen franco izquierdo, siendo causa de muerte shock hipovolémico, por herida penetrante tracto abdominal de arma de fuego (sic)”, señalaba parte de la imputación.
El punto relacionado a las contradicciones en lo referente a la cantidad de disparos y los impactos de bala que recibió la víctima no fue profundizado por la fiscalía.
Tanto en la carpeta fiscal como en el expediente se observa un énfasis por parte de los testigos de señalar que se realizaron dos disparos nada más y que solo uno, de forma accidental mató a Villamayor.
No hay ningún tipo de informe técnico producto de una pericia. Solo hubo una reconstrucción que se basó en el testimonio de los que estuvieron en ese lugar.
De esta forma se iba allanando el camino para que el caso, que en un primer momento fue calificado por la fiscalía de homicidio doloso (con una pena de cinco a 15 años), pase a ser culposo, que tiene una sanción máxima de 5 años y que abría la posibilidad de una extinción penal, con arreglo de partes, como finalmente ocurrió en abril de 2006 y está plasmado en un expediente que estuvo “extraviado” y que solo se encontró tras las publicaciones de ABC.
Según declararon los “testigos” del hecho, el ingeniero Félix Abente realizó dos disparos, de los cuales uno de ellos, en forma accidental mató a Villamayor.
La fiscalía en su imputación decía que se realizaron tres disparos en dirección a la humanidad de la víctima, de los cuales dos impactaron en el cuerpo.
En el expediente se observa que no se realizó ningún tipo de pericia al arma homicida, pese a que estaba en poder del Ministerio Público.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/hubo-dudosos-testimonios-para-blanquear-a-marido-de-cristina-1336983.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139