Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

radioactividad

CATASTROFE DE JAPON AVIVA EL DEBATE SOBRE LA ENERGIA NUCLEAR
La catástrofe de Japón y la posibilidad de un desastre nuclear en la central de Fukushima similar al ocurrido en Chernobyl hace 25 años han atizado el debate sobre la energía nuclear, y en muchos países los ecologistas multiplican intervenciones y movilizaciones.

A la luz de la alarma nuclear que vive Japón, tras el sismo y el tsunami que dañaron la central de Fukushima (noreste) y otras dos plantas más, los ecologistas y opositores a la energía nuclear llaman a "terminar de una vez por todas con la industria del átomo", que sin embargo atrae cada vez a más países.
"Hay que cerrar progresivamente los reactores y no construir nuevos", declara la organización ecologista Greenpeace. "Maldición del átomo", lanzan los Amigos de la Tierra.
"Continuar con lo nuclear, después de lo que ha pasado (en Japón), demuestra una total inconsciencia", declaró el ingeniero atómico Jean-Marie Brom, miembro de una organización que reagrupa a opositores a las plantas nucleares, Réseau Sortir du Nucléaire (Red Salir del Nuclear, RSN).
Según Brom, tras la catástrofe de Chernobyl se podía ocultar la amenaza que representa la energía nuclear diciendo: "No es posible que eso que pasó allí pase aquí, los rusos no saben lo que hacen".
"Pero ahora, con lo ocurrido en Japón, ya no se puede mentir, porque los japoneses son tan capaces como nosotros en cuanto a tecnología", agrega Brom, director de investigaciones en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés).


El debate sobre lo nuclear, que se encendió tras la catástrofe de Three Miles Island en Estados Unidos en 1979 (incidente clasificado 5 en una escala de 7) y Chernobyl (ex URSS) en 1986 (nivel 7), no estaba dormido del todo pero se había atenuado antes del sismo en Japón.
La industria nuclear civil se mostraba segura de sí y crecía, en el contexto del alza del precio del barril de petróleo.
Pero el sismo de Japón ha mostrado que "lo nuclear es un coloso con pies de barro", afirma RSN, que recuerda que los "terremotos no suceden sólo en Extremo Oriente".
Sofia Majnoni, de Greenpeace Francia, coincide en subrayar que el cataclismo en Japón "va a terminar con 25 años de discurso bien rodado sobre la seguridad nuclear, principalmente para Areva", el grupo nuclear francés, uno de los gigantes mundiales en este sector.
"Hace ya tiempo que lanzábamos una llamada de alerta, y lamentamos que haya tenido que producirse una catástrofe como la de Japón para que las autoridades se planteen interrogantes" sobre la energía nuclear, declaró Majnoji a la AFP.
"Y ni siquiera es seguro que se las vayan a plantear en serio", añadió Majnoni, que subrayó que "aún no se sabe la magnitud" de la catástrofe en Japón, "ni cuánto va a durar, ni durante cuánto tiempo la central de Fukishima va a emitir emisiones radiactivas".
Los temores a un desastre nuclear en Japón han provocado además llamados para que los países verifiquen la seguridad de los reactores nucleares en sus territorios.
India anunció el lunes que había ordenado una revisión técnica inmediata de todos los sistemas de seguridad de las centrales nucleares en todo el país.
Y desde Austria a Australia, los militantes ecologistas se han lanzado a la calle, organizando marchas y concentraciones de protesta para alertar de los peligros de la energía nuclear y llamar la atención sobre las lecciones de Fukushima.
En Alemania -donde el movimiento antinuclear se ha fortalecido desde que el gobierno liberal-conservador de Angela Merkel decidió prolongar la explotación de las 17 centrales nucleares, que la anterior administración socialdemócrata quería cerrar en 2021- se formaron el domingo cadenas humanas de decenas de miles de personas en todo el país.
Austria, donde los ecologistas reclaman con frecuencia el cierre de las centrales en las cercanas Eslovenia y Eslovaquia, exigió el domingo la realización de pruebas de resistencia de las centrales nucleares en Europa, para verificar si son "seguras en caso de sismo".
En Estados Unidos, tras el sismo en Japón, algunos legisladores pidieron una moratoria nuclear que ponga freno al desarrollo de la energía nuclear en ese país.
Y en Europa, donde alrededor de un 15% de la energía consumida en la Unión Europea es producida por plantas atómicas, Bruselas ha convocado a una reunión urgente de responsables de seguridad nuclear en la UE y operadores de centrales para evaluar las consecuencias del accidente de Fukushima.
14/3/11
AFP Por Claire Snegaroff

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139