Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

nenecoacosta1

La diligencia presidió el juez del Supremo Tribunal Federal Rodrigo Capez y se realizó en el Juzgado Federal de Campo Grande. / Carlos Jiménez, ABC Color

08 de Mayo de 2015 13:32
Por Osvaldo Cáceres y Rosendo Duarte, enviados especiales
Con el claro objetivo de lograr un asilo político, Vilmar “Neneco” Acosta Marques pidió a la Justicia Brasileña, durante la audiencia pública, que no le extraditen a Paraguay “porque allá me van a matar”.
Neneco se declaró como un perseguido político por parte de liberales. Argumentó que una supuesta disputa de esta naturaleza le costó la muerte de dos hermanos, en el año 2010. También mencionó que una joven de la zona, a quien le habían prestado su camioneta, fue asesinada, al ser confundida por los sicarios. “A mí me querían matar”, afirmó.
Si bien al inicio de la audiencia, a cargo del juez Rodrigo Capez, se presentó como Vilmar Marques González, con identidad brasileña, Neneco no pudo negar que tiene documento paraguayo y que ya fue declarado paraguayo por la Justicia Electoral cuando su candidatura a la intendente municipal fue atacada por su entonces oponente político Julián Núñez por ser supuestamente brasileño.
Dijo, no obstante, que en aquella ocasión fue su partido (el Colorado) el que lo ayudó a convalidar su candidatura. “Ellos se encargaron del proceso, yo ni al abogado que llevó mi caso no le conocía y el juez era de nuestro partidario”, indicó.
También intentó tímidamente hacer entender que Pablo Medina -por cuyo asesinato es buscado por la justicia paraguaya- lo perseguía, asegurando que él es de la ANR y Pablo Medina era liberal. No obstante, aseguró que él no tenía ningún problema personal con el periodista, que no era su enemigo y tampoco le perjudicaba. “Se me involucró como supuesto responsable de su muerte porque yo le había entablado una querella por difamación y calumnia ante la justicia ordinaria”, alegó.
La procuradora Analicia Ortega Hartz le consultó del por qué en su declaración anterior había asegurado que nació en el Hospital de Paranhos y ahora señala que nació en la vivienda familiar, a lo que contestó que se había equivocado.
Respecto a su cédula de identidad paraguaya, dijo que se había hecho a la edad de 12 años, cuando vendía leche por las calles de Ypejhú, y una de sus clientes era la encargada del Registro Civil. “Yo por cuenta propia me había hecho a la edad de 12 años y fue la encargada del Registro quien hizo figurar como fecha de inscripción el año 1978. Yo me inscribí en el año 1988 más o menos”, aseguró.

Neneco también reconoció que la única propiedad que tiene en el Brasil es una moto. No cuenta con ningún inmueble en território brasileño, según señaló. Dijo que a la edad de tres años aproximadamente había venido al Paraguay con sus padres. Luego, en el año 1999, regresó al Brasil, donde se unió en concubinato con una brasilera, con quien tiene una hija. Dos años después, regresó al Paraguay, donde construyó uma casita y se dedicó a transportar madera en un viejo camión, según la historia que presentó ante las autoridades brasileñas.
Reconoció también que entró en la escuela exclusivamente en Paraguay, donde dice que estudió hasta la octava serie, equivalente al actual octavo grado, que en aquella época no existía.
Cuando fue consultado si es cierto que había recibido una llamada de su sobrino Flavio a través del celular de su chofer, negó, señalando que en aquella ocasión él se encontraba repartiendo leche en una comunidad indígena de la zona. También negó que se haya comunicado con su hermano Wilson, a quien le había expresado la frase “beleza pura” cuando le confirmaron la muerte de Medina.
La audiencia se produjo en la dependencia de la quinta Vara Criminal Federal de la Sección Judiciaria del Estado de Mato Grosso do Sul, en Campo Grande.
Antecedentes
Pablo Medina fue brutalmente asesinado junto con Antonia Almada la tarde del 16 de octubre del 2014 y Vilmar Acosta es sindicado como autor moral del doble homicidio.
El exintendente de Ypejhú ordenó la muerte del periodista, molesto por las publicaciones periodísticas en las que se evidenciaba la red de narcopolítica que dirigía desde la Municipalidad de Ypejhú, según datos con que cuentan los investigadores.
En el caso aún se encuentram prófugos los supuestos autores materiales: Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Riveros. Wilson es hermano de Vilmar Acosta Marques, mientras que Flavio es sobrino del exintendente de Ypejhú. Además de Vilmar está detenido, pero en Paraguay, su exchofer Arnaldo Cabrera López.
http://www.abc.com.py/nacionales/neneco-quiere-asilo-politico-en-brasil-1364548.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139