Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

testigocuentaa1

Gustavo Acosta, hijo de Wilson Acosta. / ABC Color

20 de Julio de 2015
DECLARACIÓN ANTE JUEZ DE GARANTÍAS, FISCALA Y DEFENSOR PÚBLICO
Por Osvaldo Cáceres Encina
La testigo del asesinato del periodista de ABC Pablo Medina y de Antonia Almada relató ante el juez de Curuguaty, Carlos Martínez, cómo ocurrió el atentado del 16 de octubre pasado en Villa Ygatimí, Canindeyú. Ruth Almada es la hermana de Antonia. Se salvó milagrosamente y mediante ello pudo reconocer como autor del hecho a Wilson Acosta Marques, hermano del exintendente y supuesto autor intelectual del hecho, Vilmar Acosta Marques. En su declaración cuenta que Pablo exteriorizaba el temor de que lo maten y que siempre apuntó hacia el clan Acosta.
De la declaración en carácter de anticipo jurisdiccional probatorio, participaron además la fiscala Sandra Quiñónez y el defensor público Lázaro Benítez.
La declaración tiene un valor de ser utilizado como elemento probatorio en el juicio oral y público, si es que la víctima por determinado motivo no puede hacerlo.
Ruth contó que ese día, muy temprano, Pablo le buscó a su hermana y a ella para llevarlas a su casa de Villa Ygatimí.
Pablo tenía previsto una cobertura en la colonia Crescencio González, relacionada a plagas que atacaban los cultivos de la zona.
Comentó que un hecho llamativo ocurrió cuando se desplazaban camino a Villa Ygatimí.
Indicó que un Toyota color anaranjado con capot negro les seguía.
Cuando se acercaban a la comisaría de Siete Monte se le acercó totalmente el vehículo y el conductor le pidió disculpas a Pablo, porque se confundió.
A las 9:20 llegaron a la casa de las hermanas y luego fueron a la colonia Crescencio González, donde Pablo realizaron las tomas gráficas de las plagas que atacaban las plantaciones.
A la vuelta Ruth dijo que le llamó la atención que Pablo estaba apresurado. Inclusive no retiró una gallina que le había pedido a la ida, a un policía que era su amigo.
“Pablo conducía más rápido que la ida, estaba más apurado al parecer, las ventanillas de la camioneta, lados conductor y acompañante, estaban a media altura, es decir semiabiertas, porque el aire acondicionado de la camioneta no funcionaba; no nos quedamos en ningún lugar, tampoco se quedó a retirar la gallina que había solicitado al personal de 4 Bocas, inclusive él miró hacia la comisaría pero no se quedó, entonces le pregunté por qué no se quedó a retirar el pedido; Pablo no me respondió nada”, refirió.
Luego Ruth contó el momento del atentado. “Cuando llegamos en el lugar donde fuimos interceptados me di cuenta de que Pablo disminuía la velocidad. Antes de que pare la camioneta Pablo, vi a orilla del camino, lado conductor, a dos personas de ropa militar para para’i (pantalón y camisa)”.
Añadió: “Los dos tenían armas de fuego, tenían su mano en su frente, uno era de estatura alta, robusto, cutis trigueño, el otro era de estatura baja, no petiso, robusto, cutis más moreno que el otro, ahí para la camioneta de Pablo, apagando el motor y estira el freno de mano”.
Continúo: “Se le acercan las dos personas, el más alto le pregunta ‘ndéiko (sos) Pablo Medina. Pablo le contestó ‘sí’. En eso veo que el que le preguntó por su nombre alza el arma de fuego que tenía en su mano y le apunta a la cabeza, al ver esto me tiro detrás del asiento de Pablo, mi cabeza detrás del asiento de Pablo entrando en el espacio que hay en el asiento del conductor y el asiento de atrás, ahí me quedé escuché los disparos y después un silencio”.

Ruth agregó sobre el dramático momento: “Yo atajaba mi respiración, la sangre de Pablo me salpicó. Antes del disparo, escuché que Pablo le dijo a la persona en guaraní anína che ra’a (no, por favor, amigo), en dos o tres minutos terminó todo, no escuché en qué se fugaron”.
“Después de diez minutos, al no escuchar nada salgo de la camioneta, me percato de que Pablo ya estaba muerto y mi hermana Antonia estaba respirando, pero no decía nada. Entonces busqué mi celular para realizar llamada de auxilio pero no lo encontré, agarré el celular de Pablo, lo primero que hice fue llamar al primer número que estaba en su registro de llamadas recientes, este atiende pero no me habla, le dije que Pablo estaba muerto y no me dijo nada, al contestarme cortó la llamada, yo quería manejar la camioneta pero no podía del cuerpo sin vida de Pablo”, explicó.
Luego un motociclista se acercó para ayudar y como otro hecho llamativo agregó que también pasaba por el lugar en una moto una persona de apellido Bernal, que no le quiso prestar el celular, pero que sí hizo una llamada. Esta persona, según Ruth, es cuñado de la hermana o sobrina de Vilmar Acosta. “Como nadie hacía nada por mi hermana herida, mi padre y hermano fuimos hasta la camioneta de Pablo, al ver mi padre a mi hermana Antonia dijo ‘mi hija está viva todavía’, la bajaron de la camioneta y la pasaron en el auto que conducía mi primo. Por el camino se encontraron con la ambulancia, la llevaron primero al Centro de Salud de Villa Ygatimí y luego al hospital de Curuguaty, en donde falleció”.
Vieron a presuntos sicarios
Ruth Almada afirmó que Wilson Acosta Marques, hermano del supuesto autor intelectual Vilmar Acosta Marques, fue el que acabó con la vida de su hermana y la de Pablo Medina.
“Le reconocí a uno de los que dispararon contra nosotros, a Wilson Acosta, quien hizo la para, preguntó si era Pablo Medina, luego el mismo apuntó y disparó”, refirió la testigo presencial del hecho en su declaración testifical.
Añadió en esa parte de la declaración que Wilson Acosta estaba acompañado de otra persona y que ambos utilizaban armas largas y cortas.
Wilson Acosta utilizó un arma larga, conforme al relato de Ruth.
“A Wilson Acosta le reconocí en la audiencia de reconocimiento de personas ante el juzgado penal de Curuguaty. Fue una de las personas que nos interceptaron en el camino y disparó contra los dos, y a la segunda persona solo puedo describirla físicamente”, puntualizó.
Esa diligencia se realizó al día siguiente del asesinato.
La sospecha de los investigadores es que la otra persona fue Flavio Acosta Riveros.
Ruth Almada dijo que al salir de Villa Ygatimí para retornar a Curuguaty con su hermana Antonia y Pablo, no se fijó si eran seguidos.
“Pero después del hecho le contaron a mi tío que un señor de Marqueti vio que una moto nos seguía desde Villa Ygatimí cuando salimos de casa, que se iba detrás de nosotros, que era el sobrino del intendente de Ypejhú, y que la misma moto con el ocupante a nuestra vuelta venía delante de nosotros desde la Colonia 4 Bocas”, refirió en su declaración.
También indicó que en una oportunidad Pablo le mostró una fotografía de Gustavo Acosta, hijo de Wilson y sobrino de Vilmar.
“Pablo le había mostrado a Antonia los trabajos (de investigación) que él hacía, la foto de uno de los sobrinos de Vilmar Acosta (autor intelectual de la muerte de ambas personas) en este caso de Gustavo “Chiqui” Acosta, hijo de Wilson Acosta (autor material del doble crimen)”, corroboró la fiscala Sandra Quiñónez.
Le indicó que el mismo es un sicario y que mató al exintendentable colorado Julián Núñez, hecho ocurrido en agosto pasado.
“Antonia me comentó que Vilmar Acosta Marques (Neneco) aseguró que alguna vez iba a matarle a Pablo Medina”, puntualizó en otro momento Ruth Almada.
“Pablo siempre comentaba de las amenazas pero no decía de quién , solía decir que tenía miedo y que no tenía guardia en ese momento porque no tenía para pagar de su bolsillo”, declaró en otro momento.
“Este anticipo jurisdiccional de prueba hace que en el momento de que vamos a juicio oral y público ingrese directo por su lectura sin exponerle más a ella, teniendo presente que es la hermana de la fallecida Antonia Almada”, explicó la fiscala sobre el valor de la audiencia y de la declaración de la testigo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
testigocuentab1http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/judicial/testigo-cuenta-como-mataron-a-pablo-y-antonia-1389383.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139